Apnea central del sueño

Perspectiva general

La apnea central del sueño es un trastorno en el que la respiración se detiene y vuelve a comenzar de forma repetida durante el sueño.

La apnea central del sueño ocurre porque el cerebro no envía las señales adecuadas a los músculos que controlan la respiración. Esta afección es diferente a la apnea obstructiva del sueño, en la que no se produce la respiración normal debido a una obstrucción de las vías respiratorias superiores. La apnea central del sueño es menos común que la apnea obstructiva del sueño.

La apnea central del sueño puede derivar de otras afecciones, como la insuficiencia cardíaca o el accidente cerebrovascular. Otra causa posible es dormir en una gran altura.

Los tratamientos para la apnea central del sueño pueden involucrar el tratamiento de las afecciones existentes, el uso de un dispositivo para ayudar a la respiración o el uso de oxígeno suplementario.

Síntomas

Los signos y síntomas comunes de la apnea central del sueño incluyen los siguientes:

  • Episodios observados de pausas en la respiración o patrones de respiración irregular al dormir
  • Despertar brusco con falta de aliento
  • Dificultad para permanecer dormido (insomnio)
  • Somnolencia diurna excesiva (hipersomnia)
  • Dificultad para concentrarse
  • Cambios de humor
  • Dolores de cabeza por la mañana.
  • Ronquidos

Aunque los ronquidos indican un cierto grado de obstrucción de las vías aéreas, también pueden presentarse en los casos de apnea central del sueño. Sin embargo, los ronquidos de la apnea central del sueño no son tan notorios como los de la apnea obstructiva del sueño.

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta con un profesional médico si presentas, o si tu pareja nota, cualquier signo o síntoma de apnea central del sueño, en particular los siguientes:

  • Falta de aire que te despierta
  • Pausas en la respiración durante el sueño
  • Problemas para mantenerte dormido
  • Somnolencia excesiva en el día, que puede causar que te quedes dormido mientras trabajas, ves televisión o incluso cuando manejas

Pregúntale al médico acerca de cualquier problema del sueño que te deje fatigado, somnoliento e irritable de manera crónica. La somnolencia diurna excesiva puede deberse a otros trastornos, como no dormir lo suficiente por la noche (privación crónica del sueño), ataques repentinos de sueño (narcolepsia) o apnea obstructiva del sueño.

Causas

La apnea central del sueño ocurre cuando el cerebro deja de trasmitir señales a los músculos de la respiración.

La causa de la apnea central del sueño puede encontrarse en algunas afecciones que afectan la habilidad del tronco encefálico (que conecta al cerebro con la columna vertebral y controla funciones como el pulso y la respiración) para controlar la respiración.

La causa es diferente según el tipo de apnea central del sueño que sufras. Los tipos incluyen los siguientes:

  • Respiración de Cheyne-Stokes. Este tipo de apnea central del sueño se asocia en general con la insuficiencia cardíaca congestiva o con accidentes cerebrovasculares.

    La respiración de Cheyne-Stokes se caracteriza por un aumento y una disminución graduales del esfuerzo para respirar y del flujo de aire. Durante el esfuerzo de respiración más débil, se puede producir una falta total del flujo de aire (apnea central del sueño).

  • Apnea causada por medicamentos. Algunos medicamentos como los opioides —que incluyen la morfina (MS Contin, Kadian y otros), la oxicodona (Roxicodone, Oxycontin y otros) o la codeína— pueden provocar que tu respiración se vuelva irregular, que aumente o disminuya en patrones regulares o que se detenga por completo temporalmente.
  • Respiración periódica de gran altitud. Puede haber un patrón de respiración de Cheyne-Stokes si te encuentras a una gran altitud. El cambio de oxígeno a esta altitud causa la respiración rápida (hiperventilación) alternada con una frecuencia respiratoria baja.
  • Apnea central del sueño emergente por tratamiento. Algunas personas que sufren apnea obstructiva del sueño desarrollan apnea central del sueño al usar una máscara de presión positiva continua sobre las vías respiratorias para tratar la apnea del sueño. Esta afección se conoce como apnea central del sueño emergente por tratamiento y es una combinación de apneas del sueño obstructivas y centrales.
  • Apnea central del sueño causada por una afección médica. Varias afecciones médicas, incluidas la enfermedad renal en etapa terminal y el accidente cerebrovascular, pueden dar lugar a apnea central del sueño del tipo no Cheyne-Stokes.
  • Apnea central del sueño idiopática (primaria). Se desconoce la causa de este tipo de apnea central del sueño poco común.

Factores de riesgo

Algunos factores aumentan tus riesgos de tener apnea central del sueño:

  • Sexo. Los hombres tienen más probabilidades de desarrollar apnea central del sueño que las mujeres.
  • Edad. La apnea central del sueño es más común en los adultos mayores, en especial en los mayores de 60 años. Esto puede deberse a que las personas mayores de 60 años tienen probabilidad de tener otras enfermedades o patrones de sueño que se vinculan a la apnea central del sueño.
  • Trastornos cardíacos. Las personas con latidos cardíacos irregulares (fibrilación auricular) o cuyos músculos cardíacos no bombean suficiente sangre para las necesidades del cuerpo (insuficiencia cardíaca congestiva) tienen mayor riesgo de padecer apnea central del sueño.
  • Accidente cerebrovascular, tumor cerebral o una lesión estructural del tronco encefálico. Estas afecciones cerebrales pueden dañar la habilidad del cerebro para regular la respiración.
  • Gran altitud. Dormir a una altitud mayor a la acostumbrada puede aumentar el riesgo de tener apnea del sueño. La apnea del sueño por altitud elevada se resuelve unas semanas después de regresar a una altitud más baja.
  • Uso de opioides. Los medicamentos opioides pueden aumentar el riesgo de sufrir apnea central del sueño.
  • Presión positiva continua sobre las vías respiratorias. Algunas personas que sufren apnea obstructiva del sueño desarrollan apnea central del sueño al usar presión positiva continua sobre las vías respiratorias. Esta afección se conoce como apnea central del sueño emergente por tratamiento. Es una combinación de las apneas obstructiva y central del sueño.

    En algunos casos, la apnea del sueño compleja desaparece con el uso continuo de un dispositivo de presión positiva continua sobre las vías respiratorias. Otras personas reciben tratamientos con otros tipos de terapia de presión positiva sobre las vías respiratorias.

Complicaciones

La apnea central del sueño es una afección médica grave. Algunas de las complicaciones que incluye son las siguientes:

  • Fatiga. El despertar repetido vinculado a la apnea del sueño imposibilita un sueño normal y reparador. Las personas que padecen apnea central del sueño con frecuencia tienen fatiga intensa, somnolencia durante el día e irritabilidad.

    Es posible que tengas dificultades para concentrarte y te duermas en el trabajo, mientras ves la televisión o incluso al conducir.

  • Problemas cardiovasculares. Los descensos repentinos de los niveles de oxígeno en la sangre causados por la apnea central del sueño pueden tener efectos adversos sobre la salud.

    Si hay una enfermedad cardíaca subyacente, estos episodios repetidos de niveles bajos de oxígeno (hipoxia o hipoxemia) empeoran el pronóstico y aumentan los riesgos de tener ritmos cardíacos anormales.

Diagnóstico

El médico podría evaluar tu afección en función de tus signos y síntomas o remitirte a un especialista del sueño en un centro para trastornos del sueño.

Un especialista del sueño puede ayudarte a decidir si necesitas más evaluaciones. Eso podría involucrar el control nocturno de la respiración y de otras funciones corporales en un estudio del sueño que se llama polisomnografía que se realiza durante el sueño.

Durante la polisomnografía, se te conecta a un equipo que controla la actividad del corazón, de los pulmones y del cerebro, los patrones de respiración, los movimientos de los brazos y de las piernas, y los niveles de oxígeno en la sangre mientras duermes. El estudio del sueño puede realizarse durante una noche completa o media noche.

En un estudio del sueño de media noche, se te controla durante la primera mitad de la noche. Si se te diagnostica apnea central del sueño, los miembros del personal podrían despertarte y suministrarte presión positiva sobre las vías respiratorias durante la segunda mitad de la noche.

La polisomnografía puede ayudar al médico a diagnosticar la apnea central del sueño. También puede ayudar al médico a descartar otros trastornos del sueño, como la apnea obstructiva del sueño, los movimientos repetitivos durante el sueño (movimientos periódicos de las extremidades) o los ataques repentinos de sueño (narcolepsia), que pueden causar somnolencia diurna excesiva, pero que requieren un tratamiento diferente.

Médicos capacitados en enfermedades del sistema nervioso (neurólogos), enfermedades cardíacas (cardiólogos) y otros podrían ser parte de la evaluación de tu afección. Podrían hacerte estudios por imágenes de la cabeza o del corazón para buscar afecciones contribuyentes.

Tratamiento

Los tratamientos para la apnea central del sueño pueden incluir lo siguiente:

  • Evaluación de los problemas médicos asociados. Las causas posibles de la apnea central del sueño incluyen otros trastornos cuyo tratamiento puede ayudar con la apnea central del sueño. Por ejemplo, la terapia para la insuficiencia cardíaca puede mejorar la apnea central del sueño.
  • Reducción de los medicamentos opioides. Si la apnea central del sueño tiene origen en los medicamentos opioides, el doctor puede reducir la dosis de forma gradual.
  • Presión positiva continua sobre las vías respiratorias. Este método, que también se usa para tratar la apnea obstructiva del sueño, consiste en usar una máscara sobre la nariz o sobre la nariz y la boca al dormir.

    La máscara está conectada a una pequeña bomba que provee una cantidad continua de aire presurizado para mantener abiertas las vías respiratorias. La presión positiva continua sobre las vías respiratorias puede prevenir el cierre de las vías respiratorias que puede desencadenar la apnea central del sueño.

    De la misma manera que con la apnea obstructiva del sueño, es importante usar el dispositivo tal como te lo recomendaron. Habla con el médico si la máscara es incómoda o si la presión de aire se siente muy fuerte. Hay diferentes tipos de máscaras disponibles. Los médicos también pueden ajustar la presión del aire.

  • Servoventilación adaptativa. Si la presión positiva continua sobre las vías respiratorias no trata efectivamente la afección, se te puede administrar servoventilación adaptativa. Al igual que la presión positiva continua sobre las vías respiratorias, la servoventilación adaptativa suministra aire presurizado.

    A diferencia de la presión positiva continua sobre las vías respiratorias, la servoventilación adaptativa ajusta la cantidad de presión durante la inhalación en función de cada respiración para suavizar el patrón de respiración. El dispositivo también puede suministrar una inhalación automática si no inhalas en cierta cantidad de segundos.

    La servoventilación adaptativa no se recomienda para personas con insuficiencia cardíaca sintomática.

  • Presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias. Al igual que la servoventilación adaptativa, la presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias administra presión cuando inhalas y administra una cantidad distinta de presión cuando exhalas. A diferencia de la servoventilación adaptativa, la presión al inspirar es fija en lugar de variable. La presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias también puede configurarse para ofrecer una inhalación automática en caso de que no inhales dentro de cierta cantidad de segundos.

    La presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias podría empeorar la apnea central del sueño en personas con insuficiencia cardíaca. Habla con el médico acerca de los riesgos potenciales de la presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias si tienes insuficiencia cardíaca.

  • Oxígeno complementario. La administración de oxígeno durante el sueño puede ayudarte cuando tienes apnea central del sueño. Existen varios dispositivos que llevan oxígeno a los pulmones.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos, como la acetazolamida, se usan para estimular la respiración de las personas que padecen apnea central del sueño. Estos medicamentos se pueden recetar para ayudarte a respirar mientras duermes si no puedes tolerar la presión positiva sobre las vías respiratorias.

Cirugía u otros procedimientos

Un tratamiento más reciente para la apnea central del sueño consiste en la estimulación transvenosa del nervio frénico. Un sistema aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (el sistema remed?) envía un impulso eléctrico al nervio que controla el diafragma (nervio frénico) mientras duermes, lo cual hace que respires. Esto implica un generador de impulsos a batería que se implanta debajo de la piel que cubre la parte superior de la caja torácica.

Este sistema, que se usa para la apnea central del sueño moderada a grave, genera un patrón constante de respiración. Es necesario hacer estudios adicionales.

Máscara de presión positiva continua en la vía aérea

Para tratar el síndrome de apnea central del sueño, el médico puede recomendar una máquina de presión positiva en las vías respiratorias. Los dispositivos de presión positiva en las vías respiratorias utilizados para el síndrome de apnea central del sueño incluyen presión positiva continua sobre las vías respiratorias, presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias y servoventilación adaptativa. Estos dispositivos suministran aire presurizado a través de una mascarilla hermética para ayudar a la respiración.

Preparación antes de la cita

Es probable que primero consultes al médico de atención primaria. Luego quizás te deriven a un especialista del sueño.

A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la cita médica.

Lo que puedes hacer

  • Lleva contigo los resultados de estudios del sueño o de otros estudios anteriores, o pide que se los envíen a tu especialista del sueño.
  • Pídele a alguien que te haya visto dormir, por ejemplo a tu cónyuge o tu pareja, que te acompañe a la cita médica. Probablemente ellos puedan darle información adicional al médico.
  • Anota los síntomas que tengas, incluso aquellos que no parezcan estar relacionados con la razón por la cual programaste la cita, y cuándo comenzaron.
  • Anota información personal clave, incluso episodios de estrés importantes o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes, y las dosis.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Para los casos de apnea central del sueño, algunas preguntas básicas para el médico son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme? ¿Estos análisis requieren alguna preparación especial?
  • ¿Esta afección es temporal o crónica?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles y cuál me recomienda?
  • ¿Cómo afectará a mi salud el tratamiento, o la falta de este, para la apnea central del sueño, ahora y en el futuro?
  • Tengo otras enfermedades. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlas en conjunto?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga preguntas como las siguientes:

  • ¿Los síntomas fueron constantes o aparecían y desaparecían?
  • ¿Puedes describir tu horario de sueño típico?
  • ¿Cuánto duermes? ¿Duermes profundamente? ¿Cuántas veces te despiertas durante la noche?
  • ¿Sabes si roncas?
  • ¿Cómo te sientes al despertar? ¿Te falta el aliento?
  • ¿Te duermes fácilmente durante el día?
  • ¿Alguien te dijo que dejas de respirar cuando duermes?
  • ¿Te falta el aliento cuando te despiertas por la noche?
  • ¿Tienes problemas cardíacos? ¿Sufriste un accidente cerebrovascular?

Last Updated Oct 26, 2021


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use