Astigmatismo

Perspectiva general

El astigmatismo es una imperfección frecuente y generalmente tratable en la curvatura del ojo que provoca visión lejana y cercana borrosas.

El astigmatismo ocurre cuando la superficie frontal del ojo (córnea) o el lente, dentro del ojo, tiene curvas irregulares. En lugar de tener una curva como una pelota redonda, la superficie es ovalada. Esto provoca visión borrosa a cualquier distancia.

El astigmatismo a menudo se presenta en el nacimiento y puede manifestarse junto con miopía o hipermetropía. A menudo no es tan grave y no es necesario aplicar una acción correctiva. Cuando sí lo es, las opciones de tratamiento son lentes correctivos o cirugía.

Síntomas

Estos son algunos de los signos y síntomas del astigmatismo:

  • Visión borrosa o distorsionada
  • Cansancio o incomodidad ocular
  • Dolores de cabeza
  • Dificultad con la visión nocturna
  • Ojos entrecerrados

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta con un oftalmólogo si tus síntomas oculares impiden que disfrutes de tus actividades o interfieren en tu capacidad para realizar las tareas cotidianas. Un oftalmólogo puede determinar si tienes astigmatismo y, de ser así, hasta qué punto. Este profesional podrá aconsejarte las opciones para corregir tu visión.

Niños y adolescentes

Es posible que los niños no se den cuenta de que su visión es borrosa, por lo que necesitan que un pediatra, un oftalmólogo, un optometrista u otro profesional capacitado les examine la vista en estas edades e intervalos.

  • En el período neonatal
  • En los controles de rutina de niño sano hasta la edad escolar
  • Durante los años escolares, cada uno o dos años en visitas de niño sano, cuando visite al oftalmólogo o a través de exámenes escolares o públicos

Causas

El ojo tiene dos estructuras con superficies curvas que doblan (refractan) la luz sobre la retina, lo cual produce las imágenes:

  • La córnea, que es la superficie frontal transparente del ojo junto con la película lagrimal
  • El cristalino, que es una estructura transparente dentro del ojo que cambia de forma para ayudar a enfocar los objetos cercanos

En un ojo perfectamente formado, cada uno de estos elementos tiene una curvatura redonda, como la superficie de una bola lisa. Una córnea y un cristalino con esta curvatura doblan (refractan) toda la luz entrante por igual para formar una imagen nítidamente enfocada directamente en la retina, en la parte posterior del ojo.

Defecto refractivo

Si la córnea o el cristalino tienen forma de huevo con dos curvas que no coinciden, los rayos de luz no se doblan de la misma manera, lo que forma dos imágenes diferentes. Estas dos imágenes se superponen o combinan y, como resultado, producen una visión borrosa. El astigmatismo es un tipo de error refractivo.

El astigmatismo ocurre cuando la córnea o el cristalino se curvan más pronunciadamente en una dirección que en otra. Tienes astigmatismo corneal si tu córnea tiene curvas desiguales. Tienes astigmatismo lenticular si tu cristalino tiene curvas desiguales.

Cualquier tipo de astigmatismo puede causar visión borrosa. La visión borrosa puede ocurrir más en una dirección, ya sea horizontal, vertical o diagonalmente.

El astigmatismo puede estar presente desde el nacimiento o puede desarrollarse después de una lesión, enfermedad o cirugía ocular. El astigmatismo no surge de ni empeora por leer con poca luz, sentarse demasiado cerca de la televisión o entrecerrar los ojos.

Otros errores refractivos

El astigmatismo puede ocurrir en combinación con otros errores refractivos, que incluyen lo siguiente:

  • Miopía. Esto ocurre cuando la córnea se curva demasiado o cuando el ojo es más largo de lo normal. En lugar de enfocarse precisamente en la retina, la luz se enfoca delante de la retina, y hace que los objetos distantes parezcan borrosos.
  • Visión larga (hipermetropía). Esto ocurre cuando la córnea se curva muy poco o cuando el ojo es más corto de lo normal. El efecto es lo contrario a la miopía. Cuando el ojo está en un estado relajado, la luz nunca se enfoca en la parte posterior del ojo, y hace que los objetos cercanos parezcan borrosos.
Anatomía simplificada del ojo

En esta ilustración simplificada del ojo, se pueden ver los elementos más afectados por el astigmatismo: la córnea y el cristalino.

Astigmatismo

El astigmatismo es un tipo de error refractivo que ocurre cuando la córnea o el cristalino tienen curvas que no coinciden. Esto hace que tu visión sea borrosa porque hay dos puntos de imagen.

Diagnóstico

El astigmatismo se diagnostica con un examen ocular. Un examen ocular consta de una serie de pruebas para verificar la salud ocular y una refracción, que determina cómo los ojos inclinan (refractan) la luz. Es posible que tu especialista en ojos use varios instrumentos, apunte luces brillantes directamente a tus ojos y te pida que mires a través de distintas lentes. Mediante estas pruebas, el médico examina diferentes aspectos de los ojos y la visión, y determina la prescripción necesaria para que tengas visión clara con anteojos o lentes de contacto.

Tratamiento

La finalidad de tratar el astigmatismo es mejorar la claridad de la visión y brindar alivio a la vista. Los tratamientos son el uso de lentes correctivas o la cirugía refractiva.

Lentes correctivas

El uso de lentes correctivos trata el astigmatismo al contrarrestar las curvaturas desiguales de la córnea y el cristalino.

Los tipos de lentes correctivos comprenden:

  • Anteojos. Los anteojos están hechos con lentes que ayudan a compensar la forma desigual del ojo. Los lentes hacen que la luz se doble en tu ojo correctamente. Los anteojos también pueden corregir otros errores refractivos, como la miopía o la hipermetropía.
  • Lentes de contacto. Al igual que los anteojos, los lentes de contacto pueden corregir la mayoría de los astigmatismos. Están disponibles en una variedad de tipos y estilos, incluidos los desechables blandos, de uso prolongado, rígidos, permeables al gas y bifocales.

    Las lentes de contacto también se usan en un procedimiento llamado ortoqueratología. En la ortoqueratología, usas lentes de contacto rígidos durante la noche mientras duermes hasta que la curvatura de tu ojo se nivela. Luego, usarás los lentes con menor frecuencia para mantener la nueva forma. Si interrumpes este tratamiento, los ojos regresan a su forma anterior y al error refractivo.

    El uso de lentes de contacto durante períodos prolongados aumenta el riesgo de sufrir una infección en el ojo.

    Pregúntale a tu oftalmólogo acerca de las ventajas, las desventajas y los riesgos de los lentes de contacto y qué podría ser mejor para ti.

Cirugía refractiva

La cirugía refractiva mejora la visión y reduce la necesidad de usar anteojos o lentes de contacto. El cirujano ocular utiliza un rayo láser para remodelar las curvas de la córnea, lo que corrige el error de refracción. Antes de la cirugía, los médicos te evaluarán y determinarán si eres un candidato para la cirugía refractiva.

Los tipos de cirugía refractiva para el astigmatismo incluyen lo siguiente:

  • Queratomileusis in situ asistida por láser (LASIK). Con este procedimiento, el cirujano de ojos crea un colgajo articulado delgado en la córnea. Él o ella utiliza un láser excimer para esculpir la forma de la córnea y luego reposiciona el colgajo.
  • Queratectomía subepitelial asistida por láser (LASEK). En lugar de crear un colgajo en la córnea, el cirujano afloja la delgada cubierta protectora de la córnea (epitelio) con un alcohol especial. Él o ella utiliza un láser excimer para cambiar la curvatura de la córnea y luego reposiciona el epitelio aflojado.
  • Queratectomía fotorrefractiva (PRK). Este procedimiento es similar a la cirugía LASEK, excepto que el cirujano extrae el epitelio. Este volverá a crecer naturalmente, adaptándose a la nueva forma de la córnea. Es posible que necesites usar un lente de contacto con vendaje durante unos días después de la cirugía.
  • Epi-LASIK. Esta es una variación de LASEK. El médico utiliza una hoja roma mecanizada especial, en lugar del alcohol, para separar una porción muy delgada de epitelio. Luego utiliza un láser excimer para remodelar la córnea y reposiciona el epitelio.
  • Extracción de lentillas de incisión pequeña (SMILE). Este nuevo tipo de cirugía refractiva remodela la córnea usando un láser para hacer un pedacito de tejido en forma de lente (lentilla) debajo de la superficie de la córnea. Luego, se retira la lentilla a través de una incisión muy pequeña. Por ahora, el procedimiento SMILE solo está aprobado para el tratamiento de la miopía leve.

Otros tipos de cirugías refractivas incluyen la extracción de lentes transparentes y lentes de contacto implantables. No existe un método mejor para la cirugía refractiva, y la decisión solo debe tomarse después de una evaluación completa y una charla a fondo con el cirujano.

Algunas de las posibles complicaciones que pueden aparecer después de la cirugía refractiva son las siguientes:

  • Subcorrección o sobrecorrección del problema inicial
  • Efectos secundarios en la visión, como ver halos o destellos alrededor de las luces
  • Ojo seco
  • Infección
  • Cicatrices en la córnea
  • En raras ocasiones, pérdida de la visión

Analiza con tu oculista los posibles riesgos y beneficios de estos procedimientos.

Preparación antes de la cita

Es posible que encuentres tres tipos de especialistas cuando busques ayuda para tratar trastornos oculares:

  • Oftalmólogo. El oftalmólogo es un especialista en ojos con un título de doctor en medicina o en osteopatía que ofrece atención integral para el cuidado de la vista. Esta atención comprende realizar evaluaciones completas de la vista, recetar lentes correctivos, diagnosticar y tratar trastornos oculares frecuentes y complejos, y realizar cirugía de ojos cuando sea necesario.
  • Optometrista. Un optometrista tiene un título de optometría. Los optometristas están capacitados para realizar exámenes de salud ocular, recetar lentes correctivos y diagnosticar y tratar algunas afecciones oculares.
  • Ópticos. Un óptico es un especialista que ayuda a preparar a las personas para los anteojos siguiendo las prescripciones de oftalmólogos y optometristas. En algunos estados, los ópticos deben tener una licencia. Los ópticos no están capacitados para diagnosticar o tratar enfermedades oculares.

Sin importar el tipo de especialista de la visión que elijas, esta información puede ayudarte a estar listo para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Anota los síntomas que presentes, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Anota tu información personal esencial, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas o suplementos que tomes, incluidas las dosis.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico.

Preparar una lista de preguntas te ayudará a sacar el mayor provecho de tu consulta. Para el astigmatismo, algunas preguntas básicas que se deben hacer son:

  • ¿Qué puede estar provocando mis síntomas?
  • Además de la causa más probable, ¿cuáles serían otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Es probable que mi trastorno sea temporal o crónico?
  • ¿Cuáles serían las mejores medidas para tomar?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que me indica?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿Debería consultar con un especialista en córnea?
  • ¿Mi compañía de seguros pagará los procedimientos quirúrgicos?
  • ¿Tienes folletos u otro material impreso que me pueda llevar a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar del médico

El médico puede preguntarte:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Qué tan graves son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté mejorando los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?

Last Updated Dec 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use