Carbunco

Perspectiva general

El carbunco es una rara pero grave enfermedad causada por una bacteria que forma esporas, el Bacillus anthracis. El carbunco afecta principalmente al ganado y los animales de caza. Los humanos se pueden infectar a través del contacto directo o indirecto con animales enfermos.

No hay evidencia de que el carbunco se trasmita de persona a persona, pero es posible que las lesiones de la piel por carbunco sean contagiosas por contacto directo. Por lo general, la bacteria del carbunco ingresa al cuerpo a través de una herida en la piel. También puedes infectarte por comer carne contaminada o por inhalar las esporas.

Los signos y síntomas dependerán de la forma en que te infectaste y pueden comprender desde lastimaduras en la piel a vomitar hasta el choque. El tratamiento inmediato con antibióticos puede curar la mayoría de los casos de carbunco. El carbunco por inhalación es el más difícil de tratar y puede ser mortal.

Síntomas

Existen cuatro rutas frecuentes para la infección de carbunco, cada una con distintos signos y síntomas. En la mayoría de los casos, los síntomas se presentan dentro de los siete días de la exposición a la bacteria. La única excepción es el carbunco pulmonar. Después de la exposición al carbunco pulmonar, pueden pasar semanas antes de que aparezcan los síntomas.

Carbunco cutáneo

Una infección de carbunco cutáneo ingresa al cuerpo a través de una cortadura u otra lastimadura en la piel. Esta es indudablemente la ruta más frecuente que toma la enfermedad. También es la forma más leve —con un tratamiento adecuado, el carbunco cutáneo rara vez es mortal—. Los signos y síntomas del carbunco cutáneo comprenden:

  • Una protuberancia que sobresale y da comezón como la picadura de un insecto que rápidamente se transforma en una lastimadura indolora con el centro negro
  • Hinchazón en la lastimadura y ganglios cercanos

Carbuncosis intestinal

Esta forma de infección de carbunco se inicia por comer carne mal cocida de un animal infectado. Algunos de los signos y síntomas son:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre
  • Diarrea sangrienta grave en las etapas finales de la enfermedad
  • Dolor de garganta y dificultad al tragar
  • Cuello hinchado

Carbuncosis pulmonar

La carbuncosis pulmonar se manifiesta cuando inhalas esporas de carbunco. Es la forma más letal de contraer la enfermedad y, aún con tratamiento, suele ser mortal. Los signos y síntomas iniciales de la carbuncosis pulmonar son:

  • Síntomas como los de la influenza, tales como dolor de garganta, fiebre moderada, fatiga y dolores musculares, que pueden durar unas pocas horas o días
  • Malestar leve en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Náuseas
  • Tos con sangre
  • Dolor al tragar

A medida que la enfermedad avanza puedes presentar:

  • Fiebre alta
  • Problemas para respirar
  • Choque
  • Meningitis: una inflamación del cerebro y la médula espinal que puede poner en riesgo la vida

Carbunco por inyección

Esta es la ruta de infección de carbunco más recientemente identificada. Se contrae a través de la inyección de drogas ilegales y solamente se ha dado en Europa hasta el momento. Los signos y síntomas iniciales del carbunco por inyección comprenden:

  • Enrojecimiento del área de la inyección (sin que la zona cambie a negro)
  • Hinchazón considerable

A medida que la enfermedad avanza puedes presentar:

  • Choque
  • Insuficiencia multiorgánica
  • Meningitis

Cuándo consultar al médico

Muchas enfermedades frecuentes comienzan con síntomas parecidos a la influenza. La probabilidad de que tu dolor de garganta y dolores musculares se deban al carbunco es extremadamente remota.

Si crees que puedes haber estado expuesto, por ejemplo, si trabajas en un ambiente en donde el carbunco puede existir, concurre inmediatamente al médico para una evaluación y atención médica. Si padeces los signos y síntomas de la enfermedad después de la exposición a animales o a productos de animales en partes del mundo en donde el carbunco es frecuente, busca atención médica rápida. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son cruciales.

Una úlcera con centro negro, causada por carbunco cutáneo

Puedes contraer ántrax cuando las esporas entran por una herida abierta en tu piel. La infección comienza como una protuberancia elevada, en ocasiones con picazón, similar a una picadura de insecto. Sin embargo, dentro de un día o dos, la protuberancia se desarrolla en una llaga abierta, generalmente indolora, con un centro negro.

Carbunco por inhalación

La ilustración muestra cómo las esporas que causan la inhalación de ántrax, la infección de ántrax más mortal, entran y afectan el cuerpo.

Causas

Las bacterias de carbunco que surgen naturalmente en el suelo de muchas partes del mundo forman esporas de carbunco. Las esporas pueden permanecer inactivas durante años hasta que encuentran la forma de entrar en un huésped. Los huéspedes frecuentes del carbunco comprenden manadas salvajes o rebaños domésticos, como por ejemplo de ovejas, vacas, caballos y cabras.

Si bien es raro en los Estados Unidos, el carbunco todavía es frecuente en todo el mundo en vías de desarrollo, como en Irán, Iraq, Turquía, Paquistán y África subsahariana.

La mayoría de los casos de carbunco en los seres humanos se produce como consecuencia del contacto con animales infectados, su comida o su cuero. En los Estados Unidos, algunas personas se contagiaron carbunco mientras fabricaban tambores africanos tradicionales hechos con las pieles de animales infectados.

Una de las pocas ocasiones conocidas en la que se produjo una transmisión no animal tuvo lugar en los Estados Unidos en 2001, cuando 22 personas contrajeron carbunco después de entrar en contacto con esporas que habían sido enviadas por correo. Cinco de las personas infectadas murieron.

Más recientemente, algunos consumidores de heroína contrajeron carbunco por inyectarse drogas ilegales en Europa. Dieciocho personas murieron por inyectarse carbunco. La heroína que se vende en Europa, probablemente, proviene de zonas donde es más frecuente que el carbunco ocurra naturalmente.

Factores de riesgo

Para contraer carbunco, debes estar en contacto directo con las esporas del carbunco. Esto es más probable si tú:

  • Eres militar y te han enviado a una zona con alto riesgo de exposición al carbunco
  • Trabajas con carbunco en un laboratorio
  • Manipulas cueros, pieles o lana de animales de áreas con una alta incidencia de carbunco
  • Trabajas en medicina veterinaria, especialmente si tratas con ganado
  • Manipulas o aliñas animales de caza (en los Estados Unidos, los brotes estacionales de carbunco son frecuentes entre el ganado y los animales de caza, como los ciervos)
  • Te inyectas drogas ilegales, como la heroína

Complicaciones

La complicación más grave del carbunco es la inflamación de las membranas y del líquido que reviste el cerebro y la médula espinal, que provoca un sangrado masivo (meningitis hemorrágica) y la muerte.

Prevención

Los antibióticos se recomiendan para prevenir la infección en cualquier persona que haya estado expuesta a las esporas. La ciprofloxacina (Cipro), la doxiciclina (Monodox, Vibramycin, otros) y la levofloxacina (Levaquin) están aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) para la prevención ante la exposición al carbunco en adultos y niños.

Vacuna contra el carbunco

Una vacuna contra el carbunco está disponible para humanos. La vacuna no contiene bacterias vivas y no puede producir la infección, pero puede causar efectos secundarios que van desde dolor en el área de la inyección a reacciones alérgicas más graves.

La vacuna no está destinada al público en general. Está reservada, en cambio, para personal militar, científicos que trabajan con carbunco y otras personas con ocupaciones de alto riesgo.

Evita animales infectados

Si vives o viajas a un país en donde el carbunco es frecuente y los animales de rebaño no son vacunados regularmente, evita lo más posible el contacto con el ganado y los cueros de animales. También evita comer carne que no esté bien cocida.

Aún en los países desarrollados, es importante manipular con cuidado cualquier animal muerto y tomar precauciones cuando trabajes con cueros, pieles o lanas importados, o los proceses.

Diagnóstico

En primer lugar, el médico querrá descartar otros trastornos más frecuentes que puedan ser la causa de tus signos y síntomas, como influenza (gripe) o neumonía. Puedes hacerte una prueba rápida de influenza para diagnosticar si tienes la enfermedad. Si otras pruebas son negativas, es posible que debas hacerte más pruebas para detectar específicamente el carbunco, tales como las siguientes:

  • Análisis de la piel. Se puede evaluar en un laboratorio una muestra de líquido de una lesión sospechosa en tu piel o una muestra pequeña de tejido (biopsia) en busca de signos de carbunco cutáneo.
  • Análisis de sangre. Es posible que te extraigan una cantidad pequeña de sangre para evaluar en un laboratorio en busca de bacterias del carbunco.
  • Radiografía de tórax o tomografía computarizada (TC). El médico puede solicitarte una radiografía de tórax o una TC para ayudar a diagnosticar carbunco por inhalación.
  • Análisis de heces. Para diagnosticar el carbunco gastrointestinal, el médico puede analizar una muestra de tus heces en busca de bacterias del carbunco.
  • Punción lumbar (punción espinal). En esta prueba, el médico inserta una aguja en el conducto vertebral y extrae una cantidad pequeña de líquido. Generalmente, la punción lumbar se hace solo para confirmar un diagnóstico de meningitis por carbunco.

Tratamiento

El tratamiento estándar del carbunco consiste en tomar antibióticos durante 60 días, entre ellos, ciprofloxacino (Cipro) o doxiciclina (Monodox, Vibramycin, y otros). El hecho de que un solo antibiótico o la combinación de varios serán más eficaces para ti dependerá de cómo te infectaste con carbunco, tu edad, tu salud en general y otros factores. El tratamiento es más efectivo cuanto antes se inicie.

A pesar de que algunos casos de carbunco responden a los antibióticos, el carbunco pulmonar avanzado puede que no responda. En las etapas tardías de la enfermedad, las bacterias frecuentemente producen más toxinas que las que los medicamentos pueden eliminar.

Desde los ataques del 2001 en los Estados Unidos, se han desarrollado terapias antitoxinas. En lugar de ir tras las bacterias que causan la enfermedad, estos medicamentos ayudan a eliminar las toxinas causadas por la infección. Estos medicamentos aún están en fase experimental.

Algunos casos de carbunco por inyección fueron tratados exitosamente con la remoción quirúrgica del tejido infectado.

Preparación antes de la cita

Los síntomas del carbunco a menudo aparecen repentinamente y pueden ser muy graves. Si has estado en contacto con el carbunco o manifiestas síntomas después de una posible exposición, concurre de inmediato a la sala de urgencias. Si tu situación es menos urgente, pide una consulta con tu médico lo antes posible.

Si cuentas con tiempo, antes de concurrir procede de la siguiente forma:

  • Anota todos los síntomas que tienes, incluso los que parezcan no tener relación con la exposición al carbunco.
  • Anota tu información personal más importante. ¿Viajaste recientemente a alguna parte del mundo donde el carbunco es endémico? ¿Estás en contacto con rebaños, animales de caza o el cuero de animales en tu trabajo o durante tus pasatiempos?
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. A veces, puede ser difícil recordar toda la información que te brindan en el hospital o durante una consulta. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que hayas pasado por alto u olvidado.
  • Anota las preguntas que desees hacerle al médico. Por ejemplo, si te diagnostican carbunco, es probable que quieras informarte sobre la vía de infección, el tratamiento propuesto y su pronóstico.

Last Updated Jun 1, 2017


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use