Celulitis

Perspectiva general

La celulitis es una infección cutánea bacteriana común y potencialmente seria. La piel afectada tiene un aspecto inflamado y rojo, y suele ser dolorosa y caliente al tacto.

Por lo general, la celulitis afecta la piel en la parte inferior de las piernas, pero puede presentarse en el rostro, los brazos y otras zonas. Esta enfermedad sucede cuando entran bacterias en la piel a través de una fisura o rotura.

Si no se trata, la infección se puede diseminar a los ganglios linfáticos y al torrente sanguíneo, con rapidez puede poner la vida en riesgo. Por lo general, no se contagia entre personas.

Fotografías de la celulitis

La celulitis suele ser una infección superficial de la piel. Sin embargo, si es grave o si no se trata, se puede expandir hacia tus ganglios linfáticos y torrente sanguíneo. Fotografía de una celulitis leve (izquierda) y una celulitis grave (derecha).

Síntomas

Los signos y síntomas posibles de la celulitis, que suele ocurrir en un lado del cuerpo, incluyen los siguientes:

  • Área roja en la piel que tiende a expandirse
  • Hinchazón
  • Sensibilidad
  • Dolor
  • Sensación de calor
  • Fiebre
  • Manchas rojas
  • Ampollas
  • Piel de naranja

Cuándo debes consultar con un médico

Es importante detectar y tratar la celulitis pronto porque la enfermedad se puede propagar rápidamente en todo el cuerpo.

Busca atención de emergencia si sucede lo siguiente:

  • Tienes un sarpullido rojo, hinchado y sensible al tacto o un sarpullido que cambia rápidamente
  • Tienes fiebre

Consulta a tu médico, preferiblemente ese día si sucede lo siguiente:

  • Tienes un sarpullido rojo, hinchado, sensible al tacto y tibio, que se expande, pero sin fiebre

Causas

La celulitis se produce cuando las bacterias, con mayor frecuencia los estreptococos y estafilococos, ingresan en la piel a través de una grieta o rotura. La incidencia de una infección más grave por estafilococos denominada “Staphylococcus aureus resistente a la meticilina” va en aumento.

Aunque la celulitis puede producirse en cualquier parte del cuerpo, la ubicación más frecuente es la pierna. Es muy probable que las bacterias penetren en zonas afectadas de la piel, como en lugares donde has tenido una cirugía reciente, cortes, heridas punzantes, úlceras, pie de atleta o dermatitis.

Las mordeduras de animales pueden causar celulitis. Además, las bacterias pueden ingresar a través de zonas de piel seca, escamosa o hinchada.

Factores de riesgo

Existen varios factores que aumentan tu riesgo de tener celulitis:

  • Lesiones. Cualquier corte, fractura, quemadura o raspadura es un punto de entrada para las bacterias.
  • Sistema inmunitario debilitado. Las enfermedades que debilitan el sistema inmunitario, como la diabetes, la leucemia y el VIH/SIDA, hacen que seas más susceptible a las infecciones. Ciertos medicamentos también pueden debilitar el sistema inmunitario.
  • Enfermedades de la piel. Algunas enfermedades como eccema, pie de atleta y herpes pueden causar grietas en la piel, que representan un punto de entrada para las bacterias.
  • Hinchazón crónica de los brazos o las piernas (linfedema). Este trastorno a veces aparece después de una cirugía.
  • Antecedentes de celulitis. Haber tenido celulitis anteriormente hace que una persona sea propensa a volver a tenerla.
  • Obesidad. El sobrepeso o la obesidad aumentan el riesgo de padecer celulitis.

Complicaciones

Los episodios recurrentes de celulitis pueden dañar el sistema de drenaje linfático y provocar la hinchazón crónica de la extremidad afectada.

En muy pocas ocasiones, la infección puede expandirse a la capa profunda del tejido que se denomina revestimiento de la fascia. La fascitis necrotizante es un ejemplo de una infección de la capa profunda. Es una emergencia extrema.

Prevención

Si la celulitis reaparece, el médico te puede recomendar antibióticos preventivos. Para ayudar a prevenir la celulitis y otras infecciones, toma estas precauciones cuando tengas una herida en la piel.

  • Lava la herida todos los días con agua y jabón. Hazlo suavemente como parte de tu baño normal.
  • Aplica una crema o un ungüento protector. Para la mayoría de las heridas superficiales, un ungüento de venta libre (Vaseline, Polysporin, otros) brinda la protección adecuada.
  • Cubre tu herida con un vendaje. Cambia los vendajes al menos diariamente.
  • Observa si hay signos de infección. El enrojecimiento, el dolor y las secreciones indican una posible infección y la necesidad de realizar una evaluación médica.

Las personas con diabetes y aquellas que tienen una mala circulación tienen que tomar precauciones adicionales para prevenir una lesión en la piel. Las buenas medidas para el cuidado de la piel incluyen las siguientes:

  • Examina tus pies diariamente. Controla tus pies periódicamente para detectar signos de lesiones a fin de poder abordar la infección a tiempo.
  • Humecta tu piel con frecuencia. Lubricar la piel ayuda a prevenir el agrietamiento y la descamación. No apliques humectante en las llagas abiertas.
  • Córtate las uñas de las manos y los pies cuidadosamente. Ten cuidado de no lastimar la piel alrededor de las uñas.
  • Protégete las manos y los pies. Usa calzado y guantes adecuados.
  • Trata de inmediato las infecciones en la superficie de la piel (superficiales), como el pie de atleta. Las infecciones cutáneas superficiales pueden contagiarse fácilmente de una persona a otra. No esperes para comenzar el tratamiento.

Diagnóstico

Es probable que tu médico pueda diagnosticar celulitis al observar tu piel. En algunos casos, el médico puede sugerirte realizar análisis de sangre u otras pruebas con el fin de descartar otras afecciones.

Tratamiento

El tratamiento de la celulitis generalmente comprende un antibiótico oral recetado. A los tres días de comenzar a tomar el antibiótico, infórmale a tu médico si la infección está respondiendo al tratamiento. Deberás tomar el antibiótico durante el período que indique el médico, generalmente de 5 a 10 días, pero es posible que debas tomarlo hasta 14 días.

En la mayoría de los casos, los signos y síntomas de la celulitis desaparecen luego de algunos días. Es posible que deban internarte para que recibas antibióticos por las venas (vía intravenosa) si sucede lo siguiente:

  • Los signos y síntomas no responden a los antibióticos orales
  • Los signos y síntomas son considerables
  • Tienes fiebre alta

Generalmente, los médicos recetan un medicamento que es eficaz para tratar tanto los estreptococos como los estafilococos. Es importante que tomes el medicamento según te lo indicaron y que termines la totalidad del medicamento, incluso después de que te sientas mejor.

El médico podría recomendar elevar la zona afectada, lo cual puede acelerar la recuperación.

Estilo de vida y remedios caseros

Prueba estos pasos para ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón:

  • Coloca un paño húmedo y frío en la zona afectada según sea necesario para tu comodidad.
  • Pídele a tu médico que te indique un analgésico de venta libre para tratar el dolor.
  • Eleva la parte afectada de tu cuerpo.
  • Pregúntale a tu médico si podría ser útil usar vendas o medias de compresión.

Preparación antes de la cita

Probablemente, lo primero que harás será consultar a tu médico de cabecera o a un profesional general, que pueden derivarte a un médico que se especialice en trastornos de la piel (dermatólogo). Si tienes una infección grave, es posible que primero te examine un médico de la sala de emergencias. También pueden derivarte a un especialista en enfermedades infecciosas.

A continuación, te ofrecemos información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Lo que puedes hacer

  • Haz una lista de tus síntomas, incluidos aquellos que quizás no parezcan estar relacionados con el motivo de la consulta.
  • Haz una lista de la información personal esencial, como cirugías, lesiones, mordeduras de animales o picaduras de insectos que hayas tenido hace poco.
  • Haz una lista de los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que estés tomando y las dosis.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico.

Si preparas una lista de preguntas te asegurarás de cubrir los puntos que son importantes para ti. Para la celulitis, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cómo me contagié esta infección?
  • ¿Qué análisis necesito? ¿Estos análisis requieren alguna preparación especial?
  • ¿Cómo se trata?
  • ¿Cuánto tarda el tratamiento en hacer efecto?
  • ¿Qué efectos secundarios pueden ocurrir con este medicamento?
  • Tengo otras enfermedades. ¿Cómo puedo controlarlas de forma conjunta?
  • ¿Hay alguna alternativa a los antibióticos?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me receta?
  • ¿Cómo puedo prevenir este tipo de infecciones en el futuro?
  • ¿Tiene algunos folletos o recursos impresos que me pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en realizar cualquier otra pregunta.

Qué esperar de tu médico

Es probable que tu médico te haga muchas preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Recuerdas lesiones o picaduras de insectos en esa zona?
  • ¿Cuán intenso es el dolor?
  • ¿Existe algo que haga que tus síntomas mejoren?
  • ¿Eres alérgico o intolerante a algún antibiótico?
  • ¿Has tenido este tipo de infección anteriormente?

Qué puedes hacer mientras tanto

Puedes necesitar un antibiótico recetado para eliminar la infección. De todos modos, hasta que veas al médico, puedes limpiar el área lastimada con agua y jabón y colocar un paño frío y húmedo sobre el área afectada para que se alivie.

Last Updated Feb 6, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use