Colitis microscópica

Perspectiva general

La colitis microscópica es una inflamación del intestino grueso (color) que provoca diarrea líquida y persistente. El trastorno obtiene su nombre del hecho de que es necesario examinar el tejido del colon bajo el microscopio para identificarlo, ya que el tejido puede parecer normal cuando se hace una colonoscopía o sigmoidoscopía.

Estos son los distintos tipos de colitis microscópica:

  • Colitis colágena, en la cual se desarrollar una capa gruesa de proteína (colágeno) en el tejido del colon
  • Colitis linfocítica, en la cual aumentan los glóbulos blancos (linfocitos) en el tejido del colon
  • Colitis microscópica incompleta, en la cual hay características mixtas de la colitis colágena y la linfocítica.

Los investigadores creen que la colitis colágena y la colitis linfocítica pueden ser distintas fases del mismo trastorno. Los síntomas, los análisis y el tratamiento son los mismos para todos los subtipos.

Colon y recto

El colon, también llamado intestino grueso, es un órgano largo en forma de tubo en el abdomen. El colon transporta los desechos para eliminarlos de tu cuerpo.

Síntomas

Entre los signos y síntomas de la colitis microscópica se pueden incluir los siguientes:

  • Diarrea líquida crónica
  • Dolor abdominal, calambres o inflamación
  • Pérdida de peso
  • Náuseas
  • Incontinencia fecal
  • Deshidratación

Los síntomas de la colitis microscópica aparecen y desaparecen con frecuencia. A veces, los síntomas se solucionan solos.

Cuándo consultar con el médico

Si tienes una diarrea líquida que dura más de unos días, consulta con tu doctor para que tu trastorno sea diagnosticado y tratado adecuadamente.

Causas

No está claro qué causa la inflamación del colon en la colitis microscópica. Los investigadores creen que las causas pueden incluir las siguientes:

  • Medicamentos que pueden irritar el revestimiento del colon.
  • Bacterias que producen toxinas que irritan el revestimiento del colon.
  • Virus que ocasionan la inflamación.
  • Enfermedad autoinmune asociada con la colitis microscópica, como artritis reumatoide, enfermedad celíaca o psoriasis. La enfermedad autoinmune ocurre cuando el sistema inmunitario de tu cuerpo ataca los tejidos sanos.
  • El ácido biliar no se absorbe adecuadamente e irrita el revestimiento del colon.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de la colitis microscópica incluyen:

  • La edad. Es más frecuente en las personas de entre 50 y 70 años de edad.
  • Sexo. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de tener colitis microscópica. Algunos estudios sugieren una asociación entre la terapia hormonal posmenopáusica y la colitis microscópica.
  • Enfermedad autoinmunitaria Las personas con colitis microscópica a veces tienen un trastorno autoinmunitario como la celiaquía, enfermedad de la tiroides, artritis reumatoide, diabetes tipo 1, o psoriasis.
  • Vínculo genético. La investigación sugiere que puede haber una relación entre la colitis microscópica y antecedentes familiares de síndrome de intestino irritable.
  • Tabaquismo. Estudios recientes de investigación han demostrado una relación entre fumar tabaco y la colitis microscópica, especialmente entre las personas de 16 a 44 años.

Algunos estudios de investigación indican que usar ciertos medicamentos puede aumentar el riesgo para colitis microscópica. Pero no todos los estudios coinciden.

Los medicamentos que pueden asociarse con este trastorno incluyen:

  • Analgésicos, como la aspirina, el ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) y el naproxeno sódico (Aleve)
  • Los inhibidores de las bombas de protones, incluyendo lansoprazol (Prevacid), esomeprazol (Nexium), pantoprazol (Protonix), rabeprazol (Aciphex), omeprazol (Prilosec) y dexlansoprazol (Dexilant)
  • Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como sertraline (Zoloft)
  • Acarbose (Precose)
  • Flutamida
  • Ranitidina
  • Carbamazepine (Carbatrol, Tegretol)
  • Clozapina (Clozaril, Fazaclo)
  • Entacapone (Comtan)
  • Paroxetina (Paxil, Pexeva)
  • Simvastatina (Zocor)
  • Topiramato

Complicaciones

La mayoría de las personas reciben tratamientos satisfactorios para la colitis microscópica. La afección no aumenta el riesgo de cáncer de colon.

Diagnóstico

Una historia clínica completa y un examen físico pueden ayudar a determinar si otras afecciones, como la enfermedad celíaca, podrían estar contribuyendo a la diarrea.

El médico también te preguntará acerca de cualquier medicamento que estés tomando, especialmente aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin IB, y otros), naproxeno sódico (Aleve), inhibidores de la bomba de protones e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), los cuales pueden aumentar el riesgo de colitis microscópica.

Pruebas

A fin de confirmar el diagnóstico de colitis microscópica, es posible que te realicen una o más de las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Colonoscopia. Este examen le permite al médico ver todo el colon a través de un tubo delgado, flexible y con luz (colonoscopio) que posee una cámara conectada. La cámara envía imágenes del recto y de la totalidad del colon a un monitor externo, lo que le permite al médico examinar el recubrimiento intestinal. El médico también puede introducir instrumentos a través de un tubo para tomar una muestra de tejido (biopsia).
  • Sigmoidoscopia flexible. Este procedimiento es similar a una endoscopia, pero en vez de mirar la totalidad del colon, esta prueba le permite al médico ver dentro del recto y la mayor parte del colon sigmoide, es decir, alrededor de los 2 últimos pies (61 centímetros) del intestino grueso.

    El médico utiliza un tubo delgado, flexible y con luz (sigmoidoscopio) para examinar el recubrimiento intestinal. Durante la prueba, se puede extraer una muestra de tejido a través del instrumento para examinar.

Dado que los problemas intestinales parecen normales en la colitis microscópica, su diagnóstico definitivo requiere una muestra (biopsia) de tejido del colon que se obtiene durante una colonoscopia o sigmoidoscopia flexible. En ambos subtipos de colitis microscópica, las células del tejido del colon tienen una apariencia distintiva bajo el microscopio, por lo que el diagnóstico es definitivo.

Análisis adicionales

Además de una colonoscopía o una sigmoidoscopía flexible, es posible que debas realizarte una o más de estas pruebas para descartar otras causas de tus síntomas.

  • Análisis de muestra de heces para descartar una infección como la causa de diarrea persistente.
  • Análisis de sangre para buscar signos de anemia o infección.
  • Endoscopia superior con biopsia para descartar enfermedad celiaca. Los médicos utilizan un tubo largo y delgado con una cámara en el extremo para examinar la parte superior del sistema digestivo. Pueden extirpar una muestra de tejido (biopsia) para analizarla en el laboratorio.
Estudio de sigmoidoscopía flexible

Durante un estudio de sigmoidoscopía flexible, el médico inserta un sigmoidoscopio en el recto para identificar la presencia de anormalidades en la parte inferior del colon.

Paciente sometiéndose a una colonoscopia

Durante una colonoscopia, el médico introduce un colonoscopio en tu recto para verificar si hay anomalías en todo tu colon.

Tratamiento

La colitis microscópica puede mejorar por sí sola. Pero cuando los síntomas persisten o son intensos quizás necesites tratamiento para aliviarlos. Los médicos generalmente usan un enfoque gradual, que comienza con los tratamientos más simples y que se toleran mejor.

Hacer dieta y discontinuar el medicamento

Generalmente, el tratamiento comienza con cambios en tu dieta y medicamentos que pueden ayudar a aliviar la diarrea persistente. Tu médico puede recomendarte lo siguiente:

  • Ingerir alimentos con bajo contenido de grasa y fibra. Los alimentos que contienen menos grasa y fibra pueden ayudar a aliviar la diarrea.
  • Discontinuar los productos lácteos, el gluten, o ambos. Estos alimentos pueden empeorar tus síntomas.
  • Evitar la cafeína y el azúcar.
  • Discontinuar cualquier medicamento que podría ser la causa de tus síntomas. Tu médico puede recomendar un medicamento diferente para tratar una afección subyacente.

Medicamentos

Si los signos y síntomas persisten, el médico puede recomendarte lo siguiente:

  • Medicamentos antidiarreicos, como la loperamida (Imodium) o el subsalicilato de bismuto (Pepto-Bismol)
  • Esteroides, como la budesonida (Entocort EC)
  • Medicamentos que bloquean los ácidos biliares (que pueden contribuir a la diarrea), como colestiramina/aspartamo o colestiramina (Prevalite) o colestipol (Colestid)
  • Medicamentos antiinflamatorios, como la mesalamina (Delzicol, Apriso, otros) para ayudar a controlar la inflamación del colon
  • Medicamentos que suprimen el sistema inmunitario para ayudar a reducir la inflamación del colon, como la mercaptopurina (Purinethol) y la azatioprina (Azasan, Imuran).
  • Inhibidores del factor de necrosis tumoral, como el infliximab (Remicade) y el adalimumab (Humira), los cuales pueden reducir la inflamación al neutralizar una proteína del sistema inmunitario conocida como factor de necrosis tumoral (TNF)

Cirugía

Si los síntomas de la colitis microscópica son graves y los medicamentos no son eficaces, es posible que el médico te recomiende realizar una cirugía para quitar todo o una parte del colon. En general, no se necesita cirugía para tratar la colitis microscópica.

Estilo de vida y remedios caseros

Changes to your diet may help relieve diarrhea that you experience with microscopic colitis. Intenta lo siguiente:

  • Bebe mucho líquido. Water is best, but fluids with added sodium and potassium (electrolytes) may help as well. Try drinking broth or watered-down fruit juice. Avoid beverages that are high in sugar or sorbitol or contain alcohol or caffeine, such as coffee, tea and colas, which may aggravate your symptoms.
  • Choose soft, easy-to-digest foods. These include applesauce, bananas, melons and rice. Avoid high-fiber foods such as beans and nuts, and eat only well-cooked vegetables. If you feel as though your symptoms are improving, slowly add high-fiber foods back to your diet.
  • Eat several small meals rather than a few large meals. Spacing meals throughout the day may ease diarrhea.
  • Avoid irritating foods. Stay away from spicy, fatty or fried foods and any other foods that make your symptoms worse.

Preparación antes de la cita

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del doctor.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta, como por ejemplo no ingerir alimentos sólidos el día antes de la consulta.
  • Anota tus síntomas, incluyendo cuándo comenzaron y cómo cambiaron o empeoraron con el transcurso del tiempo.
  • Haz una lista de todos tus medicamentos, vitaminas o suplementos.
  • Anota tu información médica clave, incluidas otras enfermedades diagnosticadas. También menciona si has estado hospitalizado en los últimos meses.
  • Anota tu información personal clave, incluso cualquier cambio reciente o lo que te genera mayor estrés en tu vida, así como también, una descripción detallada de tu dieta diaria típica, incluido si ingieres cafeína o alcohol con frecuencia.
  • Anota preguntas para hacerle a tu médico.

Preguntas para hacerle al médico

Algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico pueden ser las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mi afección?
  • ¿Cree que mi afección es temporal o crónica?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Qué tratamientos pueden ayudar?
  • ¿Existen otros problemas de salud que podría tener asociados a la colitis microscópica?
  • Si necesito cirugía, ¿Cómo será mi recuperación?
  • ¿Debo respetar alguna restricción alimenticia? ¿Los cambios en mi dieta ayudaría?

No dudes en hacer preguntas en cualquier momento si no comprendes algo.

Qué esperar del médico

Prepárate para responder las preguntas que probablemente te haga tu médico:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuántas evacuaciones intestinales blandas estás teniendo por día?
  • ¿Cuán intensos son los otros síntomas, como los cólicos intestinales y las náuseas?
  • ¿Has notado sangre en tus heces?
  • ¿Has perdido peso?
  • ¿Has viajado recientemente?
  • ¿Hay alguien más enfermo con diarrea en tu casa?
  • ¿Te hospitalizaron o tomaste antibióticos en los últimos meses?
  • ¿Hay algo que empeore la diarrea, como algunos alimentos en particular?
  • ¿Qué medicamentos estás tomando actualmente, y comenzaste a tomar algún medicamento en las semanas previas al comienzo de la diarrea?
  • ¿Qué comes en un día normal?
  • ¿Consumes cafeína o alcohol? ¿Qué cantidad?
  • ¿Tienes celiaquía? En ese caso, ¿sigues una dieta libre de gluten?
  • ¿Tienes diabetes o enfermedad tiroidea?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore tus síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore tus síntomas?

Qué puedes hacer mientras tanto

Es posible que alivies la diarrea persistente si realizas algunos cambios en tu dieta:

  • Ingiere comidas blandas y con bajo contenido de grasa.
  • Evita productos lácteos, alimentos picantes, cafeína y alcohol.

Last Updated Oct 23, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use