Color de la orina

Perspectiva general

El color normal de la orina varía de amarillo claro a ámbar oscuro, y es el resultado de un pigmento llamado «urocromo» y de cuán diluida o concentrada está la orina.

Los pigmentos y otros compuestos presentes en ciertos alimentos y medicamentos pueden cambiar el color de la orina. Las remolachas, las bayas y los frijoles (habas) son algunos de los alimentos que más afectan el color. Muchos medicamentos de venta libre y recetados le dan a la orina tonos vívidos, como rojo, amarillo o azul verdoso.

Un color inusual de orina puede denotar una enfermedad. Por ejemplo, la orina de color rojo oscuro o marrón es una característica que identifica a la porfiria, un trastorno poco frecuente y congénito de los glóbulos rojos.

Síntomas

El color normal de la orina varía según la cantidad de agua que bebas. Los líquidos diluyen los pigmentos amarillos de la orina; entonces, cuánto más bebes, más clara es la orina. Cuando bebes menos, el color se concentra más. La deshidratación grave puede producir orina color ámbar.

Pero el color de la orina puede cambiar mucho más de lo normal, incluso volverse rojo, azul, verde, marrón oscuro y blanco turbio.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica si tienes lo siguiente:

  • Sangre visible en la orina. La orina con sangre es frecuente cuando se padecen infecciones urinarias y cálculos renales. Estos problemas suelen causar dolor. El sangrado indoloro podría indicar un problema más grave, como cáncer.
  • Orina oscura o de color naranja. Si la orina es oscura o de color naranja (especialmente si también las heces te salen claras y tienes la piel y los ojos amarillentos), es posible que el hígado no esté funcionando correctamente.

Causas

Con frecuencia, la causa del cambio de color de la orina se debe a medicamentos, ciertos alimentos o colorantes alimentarios. En algunos casos, sin embargo, los cambios en el color de la orina pueden deberse a problemas específicos de salud.

Las categorías según el color que aquí se indican son aproximadas, ya que lo que puede parecerte rojo a ti podría parecerle anaranjado a otra persona.

Orina de color rojo o rosa

A pesar de su aspecto alarmante, la orina roja no es necesariamente grave. Las causas de la orina roja o rosa pueden ser las siguientes:

  • Sangre. Los factores que pueden provocar sangre en la orina (hematuria) comprenden infecciones urinarias, agrandamiento de la próstata, tumores cancerosos y no cancerosos, quistes renales, carreras de larga distancia y cálculos en los riñones o en la vejiga.
  • Alimentos. La remolacha, las zarzamoras y el ruibarbo pueden tornar la orina de color rojo o rosa.
  • Medicamentos. La rifampicina (Rifadin, Rimactane) es un antibiótico que se usa con frecuencia para tratar la tuberculosis y puede volver la orina de color naranja rojizo, al igual que la fenazopiridina (Pyridium), un medicamento que calma el malestar en las vías urinarias, y los laxantes que contienen sena.

Orina de color naranja

La orina de color naranja puede deberse a lo siguiente:

  • Medicamentos. Los medicamentos que pueden volver la orina de color naranja comprenden el antiinflamatorio sulfasalazina (Azulfidine), la fenazopiridina (Pyridium), algunos laxantes y ciertos medicamentos de quimioterapia.
  • Afecciones. En algunos casos, la orina de color naranja puede indicar un problema en el hígado o las vías biliares, especialmente si también tienes heces de color claro. La deshidratación, que puede hacer que la orina se concentre y tenga un color mucho más intenso, también puede provocar que la orina tome un color naranja.

Orina de color azul o verde

La orina de color azul o verde puede deberse a lo siguiente:

  • Colorantes y tintes. Algunos colorantes alimentarios de color brillante pueden causar que la orina sea de color verde. Los tintes usados en algunas pruebas de la función renal y de la vejiga pueden volver la orina de color azul.
  • Medicamentos. Varios medicamentos producen orina de color azul o verde, como la amitriptilina, la indometacina (Indocin, Tivorbex) y el propofol (Diprivan).
  • Afecciones. La hipercalcemia benigna hereditaria es un trastorno hereditario poco frecuente, que a veces se denomina «síndrome del pañal azul» porque los niños con este trastorno tienen la orina de color azul. La orina de color verde se manifiesta a veces durante las infecciones urinarias provocadas por bacterias pseudomonas.

Orina de color marrón oscuro o amarronado

La orina de color marrón puede deberse a lo siguiente:

  • Alimentos. Comer grandes cantidades de habas, ruibarbo o aloe puede provocar una orina de color marrón oscuro.
  • Medicamentos. Muchos medicamentos pueden oscurecer la orina, como los medicamentos antipalúdicos cloroquina y primaquina, los antibióticos metronidazol (Flagyl) y nitrofurantoína (Furadantin), los laxantes que contienen cáscara sagrada o sena, y el relajante muscular metocarbamol.
  • Afecciones. Algunos trastornos del hígado y los riñones y algunas infecciones urinarias pueden producir orina de color marrón oscuro.
  • Ejercicio extremo. Las lesiones musculares causadas por ejercicios extremos pueden ocasionar daños renales y orina de color rosa o amarronado.

Orina opaca o turbia

Las infecciones de las vías urinarias y los cálculos renales pueden provocar que la orina sea opaca o turbia.

Aparato urinario femenino

El sistema urinario, que comprende los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra, es responsable de eliminar los desechos del cuerpo a través de la orina. Los riñones, que están ubicados hacia la espalda en la parte superior del abdomen, producen orina al filtrar los desechos y líquidos de la sangre. La orina viaja por los uréteres hasta la vejiga, donde se almacena hasta que la puedas eliminar en el momento adecuado.

Aparato urinario masculino

El sistema urinario, que comprende los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra, es responsable de eliminar los desechos del cuerpo a través de la orina. Los riñones, que están ubicados hacia la espalda en la parte superior del abdomen, producen orina al filtrar los desechos y líquidos de la sangre. La orina viaja por los uréteres hasta la vejiga, donde se almacena hasta que la puedas eliminar en el momento adecuado.

Factores de riesgo

El cambio de color en la orina que no es causado por alimentos ni medicamentos podría deberse a una enfermedad que afecta el color de la orina. Los factores que te ponen en riesgo de padecer enfermedades que afectan el color de la orina comprenden los siguientes:

  • Edad. Los tumores en la vejiga y los riñones, que pueden causar sangre en la orina, son más frecuentes en las personas mayores. Los hombres mayores de 50 años a veces tienen sangre en la orina debido a un agrandamiento de la próstata.
  • Antecedentes familiares. Los antecedentes familiares de enfermedades renales o cálculos renales te hacen más propenso a padecer estos problemas. Ambas afecciones pueden causar sangre en la orina.
  • Ejercicios extenuantes. Los corredores de distancias largas afrontan más riesgo, pero todo el que practique ejercicio con vigor puede tener sangrado urinario.

Diagnóstico

Además de hacer una historia clínica completa y realizar una exploración física, el médico podría recomendar ciertas pruebas de diagnóstico:

  • Uroanálisis. El médico usa los análisis de orina para evaluar los glóbulos rojos, los niveles altos de proteína y los minerales excretados en la orina que puedan indicar problemas de riñón o de las vías urinarias. Es probable que en la muestra de orina también se investigue la presencia de bacterias que causan infecciones.
  • Análisis de sangre. Algunos análisis de sangre miden el nivel de creatinina y nitrógeno de urea en sangre, es decir, productos de desecho que se acumulan en el torrente sanguíneo cuando los riñones están dañados y no filtran adecuadamente. El médico también podría evaluar una muestra de sangre para detectar niveles elevados de enzimas hepáticas y enfermedades como la diabetes.

Tratamiento

El tratamiento, si es necesario, dependerá de la afección que cause el cambio de color de la orina.

Estilo de vida y remedios caseros

Cuando estás deshidratado, la orina se vuelve más concentrada y de color más oscuro. Si esto sucede, tal vez necesites más líquido. Asegúrate de beber suficiente líquido todos los días para estar hidratado y mantenerte saludable.

Preparación antes de la cita

Es probable que primero consultes a tu profesional de atención médica primaria. En algunos casos, es posible que te deriven a un médico que se especialice en trastornos de las vías urinarias (urólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Cuando programes la consulta, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación para prepararte para las pruebas de diagnóstico frecuentes. Haz una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas y cuándo comenzaron
  • Información médica importante, como otras enfermedades para las cuales recibes tratamiento, y si tienes antecedentes familiares de enfermedades renales o de la vejiga
  • Todos los medicamentos, vitaminas y otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Con respecto al color de la orina, puedes hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Qué podría estar causando mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Necesitaré tratamiento?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas como las siguientes:

  • ¿De qué color es tu orina?
  • ¿Ves sangre o coágulos de sangre en tu orina?
  • ¿Pasa esto con frecuencia o sólo de vez en cuando?
  • ¿Notas un olor extraño en la orina?
  • ¿Estás orinando con mayor o menor frecuencia que lo habitual?
  • ¿Te duele cuando orinas?
  • ¿Has notado cambios en tu apetito?
  • ¿Tienes más o menos sed de lo habitual?
  • ¿Tuviste algún problema urinario en el pasado?
  • ¿Tienes alergias?

Last Updated Feb 21, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use