Consumo excesivo de medicamentos para el dolor de cabeza

Perspectiva general

Los dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos o por efecto rebote son provocados por el uso prolongado y habitual de medicamentos para tratar los dolores de cabeza, como las migrañas. Los analgésicos alivian los dolores de cabeza ocasionales. Pero si los tomas por más de un par de días a la semana, estos pueden desencadenar dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos.

Si tienes un trastorno de dolor de cabeza, cualquier medicamento que tomes para aliviar dicho dolor puede provocar dolores de cabeza por efecto rebote. Los analgésicos administrados regularmente para otras enfermedades, como la artritis, no han demostrado causar dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos en personas que nunca han sufrido un trastorno de dolor de cabeza.

Los dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos suelen detenerse cuando dejas de tomar el medicamento. Es difícil a corto plazo, pero el médico puede ayudarte a vencer los dolores de cabeza por consumo excesivo de medicamentos a largo plazo.

Síntomas

Los signos y los síntomas del dolor de cabeza por uso excesivo de medicamentos pueden variar según el tipo de dolor de cabeza original que se estaba tratando y los medicamentos utilizados. Los dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos tienen las siguientes características:

  • Ocurren todos los días o casi todos los días, y con frecuencia te despiertan temprano en la mañana.
  • Mejoran con analgésicos, pero regresan cuando pasa el efecto de la medicación.

Otros signos y síntomas pueden incluir:

  • Náuseas
  • Inquietud
  • Dificultad para concentrarse
  • Problemas de memoria
  • Irritabilidad

Cuándo debes consultar con un médico

Los dolores de cabeza ocasionales son frecuentes. Pero es importante tomar los dolores de cabeza seriamente. Algunos tipos de dolor de cabeza pueden poner en riesgo la vida.

Busca atención médica inmediata si los dolores de cabeza:

  • Son repentinos e intensos
  • Están acompañados de fiebre, rigidez en el cuello, erupción, desorientación, convulsiones, visión doble, debilidad, entumecimiento o dificultad para hablar
  • Aparecen después de una lesión en la cabeza
  • Empeoran a pesar de descansar y tomar analgésicos
  • Es un dolor de cabeza nuevo y persistente, especialmente si tienes más de 50 años
  • Ocurre con la falta de aire
  • Sucede cuando estás de pie o sentado, pero desaparece cuando te acuestas

Consulta con tu médico en los siguientes casos:

  • Habitualmente tienes dos o más dolores de cabeza por semana
  • Tomas un analgésico para los dolores de cabeza más de dos veces a la semana
  • Para aliviar los dolores de cabeza, necesitas una dosis mayor de analgésicos de venta libre que la dosis recomendada
  • Cambia el patrón de los dolores de cabeza

Causas

Los médicos todavía desconocen exactamente por qué la sobreutilización de medicamentos causa dolores de cabeza por efecto rebote. El riesgo de desarrollar dolor de cabeza por la sobreutilización de medicamentos varía según la medicación, pero cualquier medicamento para el dolor de cabeza agudo tiene el potencial de causar dolores de cabeza por sobreutilización de medicamentos, entre ellos:

  • Analgésicos simples. Los analgésicos comunes como la aspirina y el acetaminofén (Tylenol y otros) pueden contribuir a los dolores de cabeza por sobreutilización de medicamentos, especialmente si se excede la dosis diaria recomendada. Los analgésicos como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve) presentan un bajo riesgo de causar dolores de cabeza por sobreutilización.
  • Combinación de analgésicos. Los analgésicos de venta libre que combinan cafeína, aspirina y acetaminofén (Excedrin y otros) son los responsables más frecuentes.

    Este grupo comprende también medicamentos con receta médica como el Fiorinal, que contiene el sedante butalbital. Los compuestos que contienen butalbital presentan especialmente un alto riesgo de causar dolores de cabeza por sobreutilización, por lo que es mejor no tomarlos para tratar dolores de cabeza.

  • Medicamentos contra la migraña. Diversos medicamentos contra la migraña se asociaron a los dolores de cabeza por sobreutilización, entre ellos, el triptano (Imitrex, Zomig y otros) y algunos medicamentos derivados del cornezuelo de centeno, como la ergotamina (Ergomar y otros). Estos medicamentos poseen un riesgo moderado de provocar dolor de cabeza por sobreutilización. La dihidroergotamina de cornezuelo (D.H.E. 45) parece tener menos probabilidades de provocar este problema.
  • Opiáceos. Los analgésicos derivados del opio o compuestos por opio sintético contienen una combinación de codeína y acetaminofén (Tylenol con codeína n.º 3 y n.º 4, y otros). Estos medicamentos poseen un riesgo alto de provocar dolor de cabeza por sobreutilización.

Las dosis diarias de cafeína presentes en el café, la gaseosa, los analgésicos y otros productos que contienen este estimulante suave también pueden provocar dolores de cabeza por sobreutilización. Lee las etiquetas de los productos para asegurarte de no consumir más cafeína sin darte cuenta.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de padecer dolores de cabeza por abuso de medicamentos incluyen los siguientes:

  • Historia clínica de dolores de cabeza crónicos. Corres riesgo si tienes una historia clínica de dolores de cabeza crónicos, en especial, de migrañas.
  • Consumo frecuente de medicamentos para el dolor de cabeza. El riesgo aumenta si consumes una combinación de analgésicos, ergotamina o triptanes durante 10 o más días en el mes, o si tomas analgésicos simples durante más de 15 días al mes (sobre todo si este consumo regular continúa durante tres meses o más).

Prevención

Para evitar el dolor de cabeza por uso excesivo de medicamentos:

  • Toma los medicamentos para el dolor de cabeza según lo recetado.
  • Si necesitas un medicamento para el dolor de cabeza más de dos veces por semana, comunícate con el médico.
  • Evita los medicamentos que contengan butalbital u opioides.
  • Toma analgésicos de venta libre menos de 15 días al mes.
  • Limita el uso de triptanos o analgésicos combinados a no más de nueve días al mes.

Si te cuidas, puedes prevenir la mayoría de los dolores de cabeza.

  • Evita los desencadenantes de los dolores de cabeza. Si no sabes con exactitud qué provoca los dolores de cabeza, lleva un registro diario con detalles sobre cada dolor de cabeza que tengas. Con el tiempo, observarás un patrón.
  • Duerme lo suficiente. Acuéstate y despiértate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.
  • No saltees comidas. Comienza el día con un desayuno saludable. Almuerza y cena aproximadamente a la misma hora todos los días.
  • Mantente hidratado. Asegúrate de tomar mucha agua u otros líquidos sin cafeína.
  • Haz ejercicio con regularidad. La actividad física hace que el cuerpo libere sustancias químicas que bloquean las señales de dolor enviadas al cerebro. Con la aprobación del médico, elige actividades que disfrutes, como caminar, nadar o andar en bicicleta.
  • Reduce el estrés. Organízate. Simplifica tu agenda y planifica con anticipación. Intenta ser positivo.
  • Baja de peso. La obesidad predispone a sufrir dolores de cabeza, por lo que si debes bajar de peso, busca un programa que sea adecuado para ti.
  • Deja de fumar. Si fumas, consulta con el médico para dejar de hacerlo. El tabaquismo está relacionado con un mayor riesgo de dolor de cabeza por uso excesivo de medicamentos.

Diagnóstico

El médico, generalmente, puede diagnosticar los dolores de cabeza por el consumo excesivo de medicamentos en función de una historia clínica de dolores de cabeza crónicos y el consumo frecuente de medicamentos. Por lo general, el análisis no es necesario.

Tratamiento

Para romper el ciclo de dolores de cabeza por el uso excesivo de medicamentos, deberás restringir la medicación para el dolor. Según el medicamento que estés tomando, el médico puede recomendarte que dejes de tomar el medicamento de inmediato o que reduzcas gradualmente la dosis.

Romper el ciclo

Cuando dejes de tomar el medicamento, debes esperar que empeoren los dolores de cabeza antes de que mejoren. La dependencia de los medicamentos puede ser un factor de riesgo para los medicamentos que causan dolores de cabeza por el consumo excesivo de medicamentos, y es posible que presentes síntomas de abstinencia como los siguientes:

  • Nerviosismo
  • Inquietud
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Insomnio
  • Estreñimiento

Estos síntomas generalmente duran de dos a 10 días, pero pueden persistir durante varias semanas.

El médico te puede recetar varios tratamientos para ayudar a aliviar el dolor de cabeza y los efectos secundarios asociados con la abstinencia de los medicamentos. Esto se conoce como terapia de transición o puente. Los tratamientos pueden incluir medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, corticoesteroides o dihidroergotamina, un alcaloide del cornezuelo de centeno que se puede administrar por vía intravenosa.

Existe un debate sobre la cantidad de beneficios que puede ofrecer la terapia puente, y si un medicamento es más efectivo o no. Los dolores de cabeza por abstinencia tienden a mejorar en menos de una semana.

Hospitalización

En ocasiones, es conveniente que permanezcas en un entorno controlado cuando suspendes el consumo de analgésicos. Tal vez sea recomendable una hospitalización breve si:

  • Tienes otras afecciones, como depresión o ansiedad
  • Estás tomando dosis altas de medicamentos que contienen opiáceos o el sedante butalbital
  • Abusas de sustancias como calmantes, opioides o barbitúricos

Medicamentos preventivos

Los medicamentos preventivos quizás te ayuden a romper el ciclo de dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos. Trabaja con el médico para evitar las recaídas y encontrar un modo más seguro de controlar los dolores de cabeza. Durante el período de abstinencia o después, es posible que el médico te recete alguno de los siguientes medicamentos preventivos de consumo diario:

  • Un anticonvulsivo como el topiramato (Topamax, Qudexy XR y Trokendi XR)
  • Un antidepresivo tricíclico como la amitriptilina o la nortriptilina (Pamelor)
  • Un betabloqueante como el propranolol (Inderal e Innopran XL)
  • Un antagonista del calcio como el verapamilo (Calan, Verelan y otros)

Estos medicamentos te ayudan a controlar el dolor sin correr el riesgo de sufrir dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos. Si eres cuidadoso, tal vez puedas tomar un medicamento diseñado específicamente para el dolor en futuros ataques de dolores de cabeza. Asegúrate de tomar los medicamentos exactamente según lo recetado.

Inyecciones

Las inyecciones de onabotulinumtoxina (Botox) pueden ayudar a reducir la cantidad de dolores de cabeza experimentados al mes, así como la gravedad del dolor de cabeza.

Terapia cognitivo-conductual (TCC).

Con psicoterapia aprenderás a enfrentar tus dolores de cabeza. En la terapia cognitivo conductual, también trabajas para adoptar hábitos de un estilo de vida saludable y para llevar un diario de tus dolores de cabeza.

Medicina alternativa

Para muchas personas, las terapias alternativas o complementarias ofrecen alivio del dolor de cabeza. Sin embargo, no todas las terapias alternativas o complementarias se han estudiado como tratamientos para el dolor de cabeza, y otras requieren más investigación. Analiza con el médico los riesgos y beneficios de la terapia complementaria.

Entre las posibles terapias se incluyen las siguientes:

  • Acupuntura. Esta técnica ancestral emplea agujas delgadas para promover la liberación de analgésicos naturales y otras sustancias químicas del sistema nervioso central. Esta terapia puede ayudar a aliviar los dolores de cabeza.
  • Biorretroalimentación. La biorretroalimentación te enseña a controlar determinadas respuestas del cuerpo que ayudan a reducir el dolor. En una sesión, te conectan a dispositivos que te controlan y suministran información sobre tus funciones corporales, como la tensión muscular, la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Luego, aprendes a reducir la tensión muscular y a desacelerar la frecuencia cardíaca y la respiración para relajarte, lo cual puede ayudarte a afrontar el dolor.
  • Hierbas, vitaminas y minerales. Algunos suplementos nutricionales, como el magnesio, la riboflavina (vitamina B2), la magarza y la coenzima Q10, parecen ayudar a prevenir o tratar algunos tipos de dolores de cabeza, pero aún hay poco respaldo científico para afirmarlo. Si estás considerando usar suplementos, consulta con el médico. Algunos suplementos pueden interferir en otros medicamentos que tomas o tener otros efectos nocivos.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Te puede ser útil hablar a otras personas que hayan tenido la misma experiencia que tú. Pregunta a tu médico si hay algún grupo de apoyo en tu zona, o comunícate con la National Headache Foundation (Fundación Nacional de la Cefalea) en www.headaches.org o al 888-643-5552.

Preparación antes de la cita

Probablemente, lo primero que harás será consultar con tu médico de cabecera o un profesional de la salud general. A continuación, quizás te deriven a un médico que se especialice en trastornos del sistema nervioso (neurólogo).

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Lo que puedes hacer

  • Lleva un diario de las cefaleas. Anota tus síntomas, incluidos aquellos que parezcan no tener relación alguna con las cefaleas. Escribe qué estabas haciendo, comiendo o bebiendo antes de que comenzara la cefalea, cuánto duró y los medicamentos y las cantidades que tomaste para tratar las cefaleas.
  • Anota información personal clave, como situaciones de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico.

Con respecto a la cefalea por uso excesivo de medicamentos, estas son algunas preguntas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cómo es posible que haya causado una cefalea con los medicamentos que tomé para tratar la cefalea?
  • ¿Podría haber otros motivos que causaron las cefaleas?
  • ¿Cómo puedo detener estas cefaleas?
  • ¿Existen alternativas al enfoque que me indica?
  • Si mis cefaleas originales regresan, ¿cómo puedo tratarlas?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que me pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomienda?

No tengas miedo de hacer otras preguntas que puedas tener.

Qué esperar de tu médico

El médico te hará preguntas sobre los dolores de cabeza, como cuándo comenzaron y cómo se sienten. Cuanto más sepa el médico sobre tus dolores de cabeza y los medicamentos que tomas, mejor podrá brindarte su servicio. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Qué tipo de dolor de cabeza tienes regularmente?
  • ¿Tus dolores de cabeza han cambiado en los últimos seis meses?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?
  • ¿Qué medicamentos para el dolor de cabeza tomas? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Has aumentado la cantidad de medicamentos o la frecuencia con la que los tomas?
  • ¿Qué efectos secundarios te han causado los medicamentos?
  • ¿Existe algo que ayude a mejorar los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar tus síntomas?

Qué puedes hacer mientras tanto

Hasta el momento de la consulta, toma los medicamentos según te lo ha indicado el médico y cuídate. Tener hábitos de vida saludables, como dormir lo suficiente, comer muchas frutas y verduras y realizar ejercicio de forma regular, puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza. Evita cualquier factor desencadenante de dolor de cabeza que conozcas.

Un diario donde registres los dolores de cabeza puede ser muy útil para el médico. Haz un seguimiento de cuándo ocurre el dolor de cabeza, su gravedad y su duración, escribe qué estabas haciendo cuando comenzó y cuál fue tu respuesta al dolor de cabeza.

Last Updated Dec 8, 2020


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use