Contractura de Dupuytren

Perspectiva general

La contractura de Dupuytren es una deformidad de la mano que generalmente se manifiesta con los años. El trastorno afecta una capa de tejido que se encuentra debajo de la piel de la palma de la mano. Se forman nudos de tejido debajo de la piel que eventualmente crean un cordón grueso que puede jalar uno o más dedos a una posición de flexión.

Los dedos afectados no se pueden estirar por completo, lo cual puede complicar las actividades diarias, como colocar las manos en los bolsillos, ponerse guantes o dar la mano.

La contractura de Dupuytren afecta principalmente los dos dedos más alejados del pulgar, y ocurre con mayor frecuencia en hombres mayores con ascendencia del norte de Europa. Existen varios tratamientos para retardar la progresión de la contractura de Dupuytren y aliviar los síntomas.

Una mano con la contractura de Dupuytren

La contractura de Dupuytren es una deformidad indolora de la mano en la que uno o más dedos (en este caso, los dos dedos más alejados del pulgar) están doblados hacia la palma de la mano y no se pueden enderezar completamente. Tiene como consecuencia el engrosamiento y la cicatrización del tejido conectivo debajo de la piel en la palma de la mano y en los dedos.

Síntomas

Normalmente, la contractura de Dupuytren progresa lentamente, con el paso del tiempo. Generalmente, la enfermedad comienza como un engrosamiento de la piel en la palma de la mano. A medida que avanza, la piel de la palma puede parecer arrugada o con hoyuelos. Se puede formar un bulto firme de tejido en la palma de la mano. Dicho bulto puede ser sensible al tacto, pero generalmente no es doloroso.

En las etapas posteriores de la contractura de Dupuytren, se forman cordones de tejido debajo de la piel de la palma de la mano que pueden extenderse hasta los dedos. A medida que se tensan estos cordones, los dedos pueden ser jalados hacia su palma, y a veces, puede tornarse grave.

Los dos dedos más alejados del pulgar son los más afectados, aunque el dedo mayor también puede estar comprometido. Solo en pocas ocasiones se ven afectados el pulgar y el índice. La contractura de Dupuytren puede producirse en ambas manos, aunque una mano generalmente se ve más afectada que la otra.

Causas

Los médicos no saben qué causa la contractura de Dupuytren. No hay evidencia de que las lesiones en las manos ni los empleos que implican vibraciones en las manos causen este trastorno.

Factores de riesgo

Se cree que varios factores aumentan el riesgo de padecer la enfermedad, entre ellos:

  • Edad. La contractura de Dupuytren ocurre con mayor frecuencia después de los 50 años.
  • Sexo. Los hombres tienen mayor probabilidad de desarrollar Dupuytren y de sufrir contracturas más graves que las mujeres.
  • Ascendencia. Las personas de descendencia de Europa del norte tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad.
  • Antecedentes familiares. La contractura de Dupuytren con frecuencia es hereditaria.
  • Consumo de tabaco y de alcohol. El tabaquismo está asociado con un riesgo mayor de padecer la contractura de Dupuytren, tal vez debido a los cambios microscópicos que se producen en los vasos sanguíneos por fumar. El consumo de alcohol también está asociado con la contractura de Dupuytren.
  • Diabetes. Se ha registrado que las personas con diabetes tienen un riesgo mayor de padecer la contractura de Dupuytren.

Complicaciones

La contractura de Dupuytren puede dificultar la realización de ciertas funciones usando tu mano. Ya que el pulgar y el dedo índice no son regularmente afectados, mucha gente no tiene mucho inconveniente o impedimento con actividades motoras finas como la escritura. Pero a medida que la contractura de Dupuytren progresa, puede limitar la habilidad de abrir completamente la mano, agarrar objetos grandes o introducir la mano en espacios reducidos.

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, los médicos pueden diagnosticar la contractura de Dupuytren por el aspecto y el tacto de las manos. Rara vez se necesitan otras pruebas.

El médico comparará tus manos y verificará la presencia de arrugas en la piel de las palmas de las manos. También presionará algunas partes de las manos y de los dedos para comprobar si hay nódulos endurecidos o bandas de tejido.

También es posible que controle si puedes colocar la mano abierta sobre una mesa u otra superficie plana. El hecho de que no puedas estirar los dedos de forma total indica que padeces la contractura de Dupuytren.

Tratamiento

Si la enfermedad avanza lentamente, no provoca dolor y tiene un impacto leve en tu habilidad para usar las manos en las tareas diarias, tal vez no necesites tratamiento. En su lugar, puedes esperar para ver si la contractura de Dupuytren avanza. Puedes seguir el avance con la prueba de la mesa, que puedes realizar tú mismo.

El tratamiento supone eliminar o separar los cordones que llevan los dedos hacia la palma. Se puede hacer de diferentes maneras. La elección del procedimiento depende de la gravedad de los síntomas y otros problemas de salud que tengas.

Punción

En esta técnica se usa una aguja, que se inserta a través de la piel, para punzar y romper el cordón de tejido que contrae el dedo. Las contracturas a menudo reaparecen, pero se puede repetir el procedimiento.

Las principales ventajas de la técnica de punción son que no hay incisión, se puede hacer en varios dedos a la vez y, en general, se necesita poca fisioterapia después. La principal desventaja es que no se puede hacer en algunos lugares del dedo porque podría dañar un nervio o un tendón.

Inyecciones de enzimas

Inyectar un tipo de enzima en el cordón tenso de la palma puede ablandarlo y debilitarlo, lo que permite al médico manipular la mano a fin de romper el cordón y enderezar los dedos. La FDA aprobó la colagenasa de Clostridium histolyticum (Xiaflex) para este propósito. Las ventajas y desventajas de la inyección de enzima son similares a las de la punción.

Cirugía

Otra opción para las personas que padecen la enfermedad avanzada, que tienen una función limitada o cuya enfermedad está avanzando es eliminar quirúrgicamente el tejido de la palma afectado por la enfermedad. La ventaja principal de la cirugía es que tiene como resultado un alivio más completo y duradero que los métodos de la punción y la enzima. Las principales desventajas son que se necesita fisioterapia generalmente después de la cirugía y que la recuperación puede tardar más.

En algunos casos graves, en especial si la cirugía no pudo corregir el problema, los cirujanos eliminan todo el tejido que puede verse afectado por la contractura de Dupuytren, incluso la piel. En esos casos, se necesita un injerto de piel para tapar la herida abierta. Esta cirugía es la opción más invasiva y tiene el mayor tiempo de recuperación. En general, las personas necesitan meses de fisioterapia intensiva.

Estilo de vida y remedios caseros

Si padeces una contractura de Dupuytren leve, puedes protegerte las manos:

  • Evitando tomar herramientas con fuerza si colocas en los mangos aislamiento de tuberías o cinta acolchada
  • Usando guantes muy mullidos cuando tomes elementos pesados

De todos modos, la enfermedad puede continuar o empeorar a pesar de estas precauciones.

Preparación antes de la cita

Aunque, en principio, puedes hablar con tu médico de familia acerca de los síntomas, es posible que te derive a un cirujano ortopédico.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, sería conveniente que hicieras una lista de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Tienes antecedentes familiares de este problema?
  • ¿Qué tratamientos has probado? ¿Fueron útiles?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos tomas habitualmente?

Qué esperar del médico

El médico podría hacerte algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Han empeorado?
  • ¿Te duele la mano?
  • ¿En qué grado interfiere la contractura en tus tareas diarias?

Last Updated Oct 12, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use