Demencia con cuerpos de Lewy

Perspectiva general

La demencia con cuerpos de Lewy es el segundo tipo más común de demencia progresiva después de la demencia por enfermedad de Alzheimer. Los depósitos de proteínas, llamados cuerpos de Lewy, se desarrollan en las células nerviosas de las regiones cerebrales involucradas en el pensamiento, la memoria y el movimiento (control motor).

La demencia con cuerpos de Lewy causa una disminución progresiva de las capacidades mentales. Las personas que padecen demencia con cuerpos de Lewy pueden experimentar alucinaciones visuales y cambios en la lucidez mental y la atención. Otros efectos incluyen signos y síntomas similares a los de la enfermedad de Parkinson, como músculos rígidos, movimientos lentos y temblores.

Síntomas

Los signos y síntomas de la demencia con cuerpos de Lewy pueden incluir los siguientes:

  • Alucinaciones visuales. Las alucinaciones pueden ser uno de los primeros síntomas y a menudo se repiten. Pueden incluir ver formas, animales o personas que no están allí. Las alucinaciones relacionadas con sonidos (auditivas), el olfato (olfativas) o el tacto (táctiles) son posibles.
  • Trastornos del movimiento. Se pueden presentar signos de la enfermedad de Parkinson (signos parkinsonianos), como movimientos lentos, músculos rígidos, temblores o caminar arrastrando los pies. Esto también puede provocar caídas.
  • Mala regulación de las funciones corporales (sistema nervioso autónomo). La presión arterial, el pulso, la sudoración y el proceso digestivo están regulados por una parte del sistema nervioso que a menudo se ve afectada por la demencia con cuerpos de Lewy. Esto puede provocar mareos, caídas y problemas intestinales como el estreñimiento.
  • Problemas cognitivos. Podrías experimentar problemas de pensamiento (cognitivos) similares a los de la enfermedad de Alzheimer, tales como confusión, atención deficiente, problemas visuales-espaciales y pérdida de memoria.
  • Dificultades para dormir. Podrías tener un trastorno de la conducta del sueño con movimientos oculares rápidos (MOR), lo cual puede hacer que tengas sueños vívidos mientras duermes.
  • Atención fluctuante. Los episodios de somnolencia, largos períodos de observación en el espacio, largas siestas durante el día o el habla desorganizada son posibles.
  • Depresión. Podrías presentar depresión en algún momento durante el curso de la enfermedad.
  • Apatía. Podrías perder motivación.

Causas

La demencia con cuerpos de Lewy se caracteriza por la acumulación anormal de proteínas en masas conocidas como cuerpos de Lewy. Esta proteína también está asociada a la enfermedad de Parkinson. Las personas que tienen cuerpos de Lewy en el cerebro también presentan las placas y los ovillos asociados a la enfermedad de Alzheimer.

Factores de riesgo

Algunos factores parecen aumentar el riesgo de desarrollar demencia con cuerpos de Lewy, entre otros:

  • La edad. Las personas mayores de 60 años tienen mayor riesgo.
  • Sexo. La demencia con cuerpos de Lewy afecta más a los hombres que a las mujeres.
  • Antecedentes familiares. Aquellos que tienen un miembro de la familia que padece demencia con cuerpos de Lewy o enfermedad de Parkinson están en mayor riesgo.

Complicaciones

La demencia con cuerpos de Lewy es progresiva. Los signos y síntomas empeoran y causan lo siguiente:

  • Demencia grave
  • Conducta agresiva
  • Depresión
  • Aumento del riesgo de caídas y lesiones
  • Empeoramiento de los signos y síntomas parkinsonianos, como temblores
  • Muerte, en promedio alrededor de ocho años después del comienzo de los síntomas

Diagnóstico

Para que haya un diagnóstico de demencia con cuerpos de Lewy, debe presentarse una disminución progresiva de tu capacidad para pensar, así como dos de los siguientes síntomas:

  • Fluctuación de la lucidez mental y de la función del pensamiento (cognitiva)
  • Alucinaciones visuales reiteradas
  • Síntomas de Parkinson
  • Trastorno del comportamiento del sueño MOR (movimientos oculares rápidos), en el cual las personas actúan sus sueños mientras duermen

La disfunción autónoma, que implica inestabilidad en la presión arterial y la frecuencia cardíaca, mala regulación de la temperatura corporal, sudoración y síntomas relacionados, respalda un diagnóstico de demencia con cuerpos de Lewy.

Ninguna prueba por sí sola puede diagnosticar la demencia con cuerpos de Lewy. En cambio, los médicos diagnostican la afección descartando otras afecciones que pueden causar signos y síntomas similares. Entre los estudios se pueden incluir los siguientes:

Examen neurológico y físico

Tu médico puede revisarte para detectar signos de enfermedad de Parkinson, accidentes cerebrovasculares, tumores u otras afecciones médicas que puedan afectar el cerebro y la función física. El examen neurológico puede analizar lo siguiente:

  • Reflejos
  • Fuerza
  • Forma de caminar
  • Tono muscular
  • Movimientos de los ojos
  • Equilibrio
  • Sentido del tacto

Evaluación de capacidades mentales

Una forma corta de esta prueba, que evalúa la memoria y las habilidades de pensamiento, se puede realizar en menos de 10 minutos en el consultorio de tu médico. Por lo general, no es útil para distinguir la demencia con cuerpos de Lewy de la enfermedad de Alzheimer, pero puede indicar demencia. Los exámenes más largos pueden tomar varias horas, pero ayudan a identificar la demencia con cuerpos de Lewy.

El médico comparará los resultados de tu prueba con los de personas de edad y nivel educativo similar. Esto puede ayudar a distinguir el envejecimiento cognitivo normal del anormal y puede ayudar a diagnosticar la afección.

Análisis de sangre

Los resultados de estos análisis pueden descartar problemas físicos que pueden afectar la función cerebral, como deficiencia de vitamina B12 o una glándula tiroides hipoactiva.

Exploraciones del cerebro

El médico puede ordenar una resonancia magnética o una tomografía computarizada para identificar un accidente cerebrovascular o sangrado y descartar la posibilidad de un tumor. Aunque las demencias se diagnostican con base en los antecedentes médicos y el examen físico, ciertas características de los estudios de diagnóstico por imagen pueden sugerir diferentes tipos de demencia, como el alzhéimer o la demencia con cuerpos de Lewy.

La mayoría de las veces, no necesitarás más escaneos cerebrales. Si el diagnóstico no es claro o si los signos y síntomas no son típicos, el médico puede sugerir algunos exámenes de diagnóstico por imágenes adicionales, incluidos estos que pueden apoyar un diagnóstico de demencia con cuerpos de Lewy:

  • Exploraciones cerebrales mediante tomografía por emisión de positrones (PET) con fluorodeoxiglucosa, que pueden evaluar la función cerebral.
  • Tomografía computarizada por emisión de fotón único o estudio PET, que pueden determinar si la captación del transportador de dopamina se reduce en el cerebro.

El médico puede ordenar una evaluación del sueño para verificar si hay trastorno del comportamiento del sueño MOR (movimientos oculares rápidos) o una prueba de función autónoma para buscar signos de frecuencia cardíaca e inestabilidad de la presión arterial.

Estudio del corazón

El médico también puede pedir un estudio del corazón llamado gammagrafía miocárdica para verificar el flujo sanguíneo hacia el corazón, que puede ser un signo de demencia con cuerpos de Lewy.

Tratamiento

El tratamiento puede resultar desafiante, y no existe ninguna cura para la demencia con cuerpos de Lewy. Los médicos tratan los síntomas individuales.

Medicamentos

  • Inhibidores de la colinesterasa. Estos medicamentos para la enfermedad de Alzheimer, como la rivastigmina (Exelon), el donepezilo (Aricept) y la galantamina (Razadyne), funcionan aumentando los niveles de mensajeros químicos que se consideran importantes para la memoria, el pensamiento y el juicio (neurotransmisores) en el cerebro. Esto puede ayudar a mejorar la lucidez mental y la cognición, y a reducir las alucinaciones y otros problemas de la conducta.

    Los posibles efectos secundarios pueden incluir malestar gastrointestinal, salivación y lagrimeo excesivos, y micción frecuente. El donepezilo no está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos para el tratamiento de la demencia con cuerpos de Lewy.

    En algunas personas con demencia moderada o grave, se puede agregar un antagonista de los receptores de N-metil-D-aspartato, llamado memantina (Namenda), al inhibidor de la colinesterasa.

  • Medicamentos para la enfermedad de Parkinson. Estos medicamentos, como el compuesto carbidopa-levodopa (Sinemet, Rytary, Duopa), pueden ayudar a reducir los signos y síntomas de la enfermedad de Parkinson, como la rigidez muscular y la lentitud de movimientos. Sin embargo, también pueden aumentar la confusión, las alucinaciones y los delirios.
  • Medicamentos para tratar otros síntomas. El médico puede recetarte medicamentos para tratar otros signos y síntomas asociados con la demencia con cuerpos de Lewy, como los problemas del sueño o del movimiento.

Si es posible, evita los medicamentos con propiedades anticolinérgicas, que pueden empeorar la cognición, o los agonistas de la dopamina, que pueden causar alucinaciones.

Los medicamentos antipsicóticos de primera generación, como el haloperidol (Haldol), no deben usarse para tratar la demencia con cuerpos de Lewy. Pueden causar confusión grave, parkinsonismo agudo, sedación y algunas veces incluso la muerte. En muy raras ocasiones, se pueden recetar ciertos antipsicóticos de segunda generación durante un período breve de tiempo en dosis bajas, pero solo si los beneficios superan los riesgos.

Terapias

Debido a que los fármacos antipsicóticos pueden empeorar los síntomas de la demencia con cuerpos de Lewy, podría ser útil probar primero con enfoques no farmacológicos, como los siguientes:

  • Tolerancia de la conducta. Muchas veces una persona que padece de demencia con cuerpos de Lewy no se altera con las alucinaciones. En estos casos, los efectos secundarios de los medicamentos pueden ser peores que las alucinaciones mismas.
  • Modificación del entorno. Reducir el desorden y los ruidos molestos puede hacer que a una persona con demencia le resulte más fácil actuar.
  • Respuestas tranquilizadoras. La respuesta de un cuidador puede empeorar la conducta. Evita corregir e interrogar a una persona con demencia. Tranquilízala y valida sus preocupaciones.
  • Rutinas diarias y tareas simples. Divide las tareas en pasos más fáciles y concéntrate en los logros, no en los fracasos. Las estructuras y rutinas planificadas durante el día pueden ser menos confusas.

Estilo de vida y remedios caseros

Los síntomas y la progresión son diferentes para los que padecen demencia con cuerpos de Lewy. Es posible que los cuidadores deban adaptar los siguientes consejos a situaciones individuales:

  • Habla con claridad y sencillez. Mantén el contacto visual y habla lentamente, con frases sencillas y sin apresurar la respuesta. Presenta solo una idea o instrucción a la vez. Usa gestos y señales, tales como señalar objetos.
  • Fomenta el ejercicio. Algunos de los beneficios del ejercicio son las mejoras en la función física, el comportamiento y los síntomas de depresión. Algunas investigaciones muestran que el ejercicio puede retrasar el declive cognitivo en personas con demencia.
  • Proporciona estimulación mental. La participación en juegos, crucigramas y otras actividades que involucran el uso de habilidades de pensamiento puede ayudar a disminuir el deterioro mental en personas con demencia.
  • Establece un ritual nocturno. Los problemas de comportamiento pueden empeorar durante la noche. Crea rituales tranquilizantes a la hora de acostarse sin la distracción de la televisión, el lavado de los platos y de los miembros activos de la familia. Deja las luces nocturnas encendidas para evitar la desorientación.

Limitar la cafeína durante el día, desalentar las siestas diurnas y ofrecer oportunidades para hacer ejercicio durante el día puede ayudar a prevenir la inquietud nocturna.

Medicina alternativa

La frustración y la ansiedad pueden empeorar los síntomas de la demencia. Las siguientes técnicas pueden ayudar a promover la relajación:

  • Musicoterapia, que implica escuchar música relajante
  • Terapia con mascotas, que involucra el uso de animales para mejorar el estado de ánimo y las conductas en pacientes con demencia
  • Aromaterapia, que utiliza aceites vegetales aromáticos
  • Fisioterapia con masajes

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Las personas con demencia con cuerpos de Lewy a menudo experimentan una mezcla de emociones, como confusión, frustración, ira, miedo, incertidumbre, aflicción y depresión.

Ofrécele apoyo escuchando, asegurándole a la persona que todavía puede disfrutar de la vida, siendo positivo y haciendo todo lo posible para ayudar a la persona a conservar la dignidad y el respeto por sí misma.

Si cuidas a alguien que tiene demencia con cuerpos de Lewy, vigílalo de cerca para asegurarte de que no se caiga, pierda el conocimiento o reaccione negativamente a los medicamentos. Bríndale consuelo durante momentos de confusión, delirios o alucinaciones.

Cuidado personal

Las demandas físicas y emocionales del cuidado pueden ser agotadoras. Puedes experimentar enojo, culpa, frustración, desánimo, preocupación, pena o aislamiento social. Ayuda a prevenir el agotamiento de los cuidadores de estas formas:

  • Pide ayuda a amigos y familiares cuando la necesites. Considera los servicios de salud en el hogar para ayudarte a cuidar a la persona que tiene demencia con cuerpos de Lewy.
  • Haz ejercicio regularmente y mantén una alimentación saludable.
  • Obtén toda la información que puedas sobre la enfermedad. Haga preguntas a los médicos, trabajadores sociales y otros miembros del equipo de atención.
  • Únete a un grupo de apoyo.

Muchas personas que tienen demencia con cuerpos de Lewy y sus familias pueden beneficiarse del asesoramiento o de grupos de apoyo locales. Ponte en contacto con agencias locales de salud o de la tercera edad para conectarte con grupos de apoyo, médicos, recursos, remisiones, agencias de atención domiciliaria, instalaciones de vivienda asistida, una línea telefónica de ayuda y seminarios educativos.

Preparación antes de la cita

Probablemente, primero consultes a tu médico de cabecera por tus síntomas, quien puede derivarte a un médico especialista en demencia; por lo general, un médico especialista en afecciones del cerebro y el sistema nervioso (neurólogo) o en afecciones de salud mental (psiquiatra).

Debido a que las consultas pueden ser breves y a que siempre hay mucho para hablar, es aconsejable ir bien preparado. También puedes pedirle a un familiar que te acompañe. A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la consulta y acerca de qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

Prepárate para la consulta y toma nota de información importante; para ello, asegúrate de hacer lo siguiente:

  • Describe minuciosamente todos los síntomas que tienes.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomas.
  • Anota preguntas para hacerle a tu médico, como qué pruebas o tratamiento podría recomendarte.
  • Lleva a un familiar o amigo a la consulta. Un familiar o un amigo cercano puede contarle al médico sobre síntomas que quizás tú no has notado.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico les haga a ti y a tu cónyuge, pareja o amigo cercano una serie de preguntas acerca de lo siguiente:

  • Cambios en tu memoria, personalidad y comportamiento
  • Alucinaciones visuales
  • Medicamentos que estás tomando
  • Si tienes antecedentes de accidente cerebrovascular, depresión, abuso de alcohol, traumatismo craneal u otros trastornos neurológicos

Last Updated Sep 13, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use