Dermatitis

Perspectiva general

La dermatitis es un término general que describe una inflamación de la piel. La dermatitis puede tener distintas causas y manifestarse de muchas formas. Generalmente, produce una erupción con comezón sobre la piel enrojecida e inflamada.

La piel afectada por la dermatitis puede formar ampollas, supurar, formar una costra o descamarse. Ejemplos de dermatitis incluyen la dermatitis atópica (eccema), la caspa y las erupciones cutáneas provocadas por el contacto con distintas sustancias, como la hiedra venenosa, los jabones y las joyas con níquel.

La dermatitis es una afección frecuente que no es contagiosa, pero puede hacerte sentir incómodo y cohibido. Una combinación de pasos de autocuidado y medicamentos puede ayudarte a tratar la dermatitis.

Síntomas

Cada tipo de dermatitis puede verse de un modo un poco diferente y suele afectar a distintas partes del cuerpo. Entre los tipos de dermatitis más frecuentes se incluyen los siguientes:

  • Dermatitis atópica (eccema). Esta erupción cutánea rojiza con picazón, que por lo general comienza en la infancia, se localiza en los pliegues de la piel, como en los codos, detrás de las rodillas y la parte de adelante del cuello. Si uno se rasca, la erupción puede despedir líquido y se pueden formar costras. Las personas con dermatitis atópica pueden experimentar momentos de mejora y posteriores exacerbaciones.
  • Dermatitis de contacto. La erupción cutánea se produce en partes del cuerpo que estuvieron en contacto con sustancias que irritan la piel o que provocan una reacción alérgica, como la hiedra venenosa, el jabón y los aceites esenciales. La erupción rojiza puede producir ardor, escozor o picazón. Pueden aparecer ampollas.
  • Dermatitis seborreica. Esta afección produce manchas escamosas, piel rojiza y capa persistente. Por lo general, afecta a las zonas grasosas del cuerpo, como el rostro, la parte superior del pecho y la espalda. Puede tratarse de una afección a largo plazo con períodos de remisión y exacerbaciones. Cuando este tipo de dermatitis afecta a bebés se conoce como «costra láctea».

Cuándo consultar con el médico

Consulta con el médico en los siguientes casos:

  • Te sientes tan incómodo que las horas de sueño y las actividades diarias se ven afectadas
  • Te duele la piel
  • Sospechas que la piel está infectada
  • Has adoptado medidas de cuidado personal y no obtuviste ningún resultado
Dermatitis atópica en las piernas

La dermatitis atópica puede producir pequeñas protuberancias rojas que pueden generar mucha picazón. Cuando se rascan, es posible que las protuberancias liberen líquido y que se forme una costra. La dermatitis atópica por lo general se genera en los pliegues de la piel (en la parte interior de los codos, detrás de las rodillas y en la parte frontal del cuello).

Imagen de una dermatitis por contacto en la muñeca

La dermatitis por contacto puede aparecer como un sarpullido rojo que produce picazón. En esta fotografía, es posible que la irritación se deba a las mallas del reloj o a residuos de jabón atrapados debajo de la malla.

Dermatitis seborreica en el rostro

La dermatitis seborreica produce una erupción roja con escamas amarillentas y un poco grasosas. Además del cuero cabelludo, la dermatitis seborreica puede presentarse en los costados de la nariz, en y entre las cejas, y en otras zonas grasosas.

Causas

Diversas afecciones, alergias, características genéticas y sustancias irritantes pueden provocar diferentes tipos de dermatitis:

  • Dermatitis atópica (eccema). Este tipo de dermatitis probablemente esté relacionada con diversos factores, entre ellos, la piel seca, una variación genética, una disfunción del sistema inmunitario, la presencia de bacterias en la piel y las condiciones ambientales.
  • Dermatitis de contacto. Esta afección aparece como resultado del contacto directo con varias sustancias que irritan la piel o alérgenos, tales como la hiedra venenosa, las alhajas que contienen níquel, los productos de limpieza, los perfumes, los productos cosméticos e, incluso, los conservantes incluidos en cremas y lociones.
  • Dermatitis seborreica. Esta afección puede ser causada por una levadura (hongo) presente en la grasa de la piel. Las personas con dermatitis seborreica pueden experimentar períodos de remisión y de exacerbaciones según la temporada.

Factores de riesgo

Hay diversos factores que pueden aumentar el riesgo de tener determinados tipos de dermatitis. Por ejemplo:

  • Edad. La dermatitis puede producirse a cualquier edad, pero la dermatitis atópica (eccema) generalmente comienza durante la lactancia.
  • Alergias y asma. Las personas con antecedentes personales o familiares de eccema, alergias, rinitis alérgica estacional o asma son más propensas a padecer dermatitis atópica.
  • Ocupación. Los empleos que implican contacto con determinados metales, solventes o insumos de limpieza aumentan el riesgo de dermatitis por contacto. Trabajar en el ámbito sanitario se vincula con el eccema de manos.
  • Enfermedades. Puedes tener un mayor riesgo de dermatitis seborreica si has tenido alguna enfermedad, como insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad de Parkinson o VIH.

Complicaciones

Al rascarte en la zona de picazón asociada con la dermatitis, puedes producirte llagas que se pueden infectar. Estas infecciones de la piel se pueden esparcir y, en casos muy raros, pueden ser potencialmente mortales.

Prevención

Uno de los factores que puede ayudar a prevenir la dermatitis es evitar la piel seca. Estos consejos pueden ayudarte a minimizar los efectos de sequedad de la piel cuando te bañas:

  • Toma un baño o una ducha más cortos. Procura que la ducha o el baño duren entre 5 y 10 minutos. Y usa agua tibia en vez de caliente. El aceite de baño también puede ser útil.
  • Utiliza productos de limpieza que no contengan jabón o jabones suaves. Elige productos de limpieza que no contengan jabón ni fragancia, o jabones suaves. Algunos jabones pueden secar tu piel.
  • Sécate con cuidado. Luego del baño, seca la piel rápidamente rozándola con las palmas de las manos o utiliza una toalla suave y sécate dando palmaditas suaves.
  • Humecta la piel. Mientras la piel sigue húmeda, huméctala con aceite o crema. Prueba distintos productos hasta que encuentres el mejor para ti. Idealmente, el mejor producto para ti será uno seguro, eficaz, accesible y sin perfume.

Diagnóstico

El médico puede diagnosticarte dermatitis después de hablar contigo sobre los signos y síntomas, y de examinarte la piel. También puede sugerir que te realices una biopsia de la piel u otras pruebas a fin de descartar otras afecciones cutáneas.

Prueba del parche

Si el médico considera que tienes dermatitis de contacto, podría realizarte la prueba del parche en la piel. En esta prueba se aplican en la piel diversas sustancias, en pequeñas cantidades, y se cubre la zona con cinta adhesiva.

Luego, durante distintas visitas de control en los días posteriores, el médico te examinará la piel para saber si se ha producido una reacción a alguna de las sustancias aplicadas. Este tipo de prueba es más precisa si se la realiza al menos dos semanas después de que haya desaparecido la dermatitis. Resulta especialmente útil para detectar una alergia de contacto específica.

Tratamiento

El tratamiento de la dermatitis varía según la causa y la manera en que cada persona experimenta la afección. Además de las recomendaciones en cuanto a remedios caseros y cambios en tu estilo de vida, la mayoría de los planes de tratamiento de la dermatitis consisten en una o más de las siguientes opciones:

  • Aplicar cremas con corticoesteroides
  • Aplicar ciertas cremas o lociones que afectan el sistema inmunitario (inhibidores de la calcineurina)
  • Exponer la zona afectada a cantidades controladas de luz natural o artificial (fototerapia)

Estilo de vida y remedios caseros

Estos pasos te pueden ayudar a manejar la dermatitis:

  • Usa productos antiinflamatorios y contra la picazón. La crema de hidrocortisona de venta libre o la loción de calamina pueden aliviar temporalmente la inflamación y picazón. Los antihistamínicos orales, como la difenhidramina (Benadryl, otros) pueden ser útiles si la picazón es intensa. La difenhidramina puede causar mareos y lentitud en el flujo urinario.
  • Aplica compresas húmedas y frías. Esto ayuda a calmar la picazón de la piel.
  • Toma un baño confortablemente tibio. Rocía un poco de avena cruda o avena coloidal (avena finamente molida elaborada para la bañera) en el agua de la bañera. Remójate durante 5 a 10 minutos, seca suavemente y aplica una crema humectante.
  • Toma un baño de lejía. Puede ayudarles a las personas con dermatitis atópica grave al disminuir la cantidad de bacterias en la piel. Agrega 1/2 taza (unos 118 mililitros) de lejía de uso doméstico, no lejía concentrada, a una bañera de 40 galones (alrededor de 151 litros) llena de agua tibia. Las medidas están indicadas para una bañera de tamaño estándar de EE. UU. llena hasta los orificios de drenaje de desbordamiento.
  • Evita frotarte y rascarte. Cubre el área donde tienes la picazón con una compresa si no puedes dejar de rascarte. Córtate las uñas y usa guantes por la noche.
  • Usa ropa de algodón. La ropa de algodón de textura suave puede ayudarte a evitar la irritación del área afectada.
  • Elige un detergente de lavandería suave. Dado que la ropa, las camisetas y las toallas tocan tu piel, elige productos de lavandería suaves y sin perfume.
  • Humecta la piel. El uso cotidiano de crema humectante puede reducir la gravedad de la dermatitis atópica. En el caso de las formas leves de la afección, la crema humectante puede ser la forma de tratamiento principal.
  • Evita los irritantes. En el caso de la dermatitis por contacto especialmente, trata de minimizar el contacto con la sustancia que te causa el sarpullido.
  • Usa técnicas de manejo del estrés. Los estresantes emocionales pueden causar algunos tipos de dermatitis. Las técnicas como la relajación y biorregulación pueden ayudarte.

Medicina alternativa

Muchas terapias alternativas, incluidas las que se mencionan debajo, han ayudado a algunos pacientes a tratar la dermatitis. Sin embargo, la evidencia sobre su eficacia no es concluyente.

  • Suplementos alimentarios, como la vitamina D y los probióticos, contra la dermatitis atópica
  • Caldo de arroz integral (aplicado sobre la piel) contra la dermatitis atópica
  • Aceite de árbol de té, solo o agregado al champú, contra la dermatitis seborreica
  • Suplementos de aceite de pescado contra la dermatitis seborreica
  • Aloe vera contra la dermatitis seborreica

Si estás contemplando tomar suplementos alimentarios o usar otras terapias alternativas, consulta a tu médico sobre las ventajas y desventajas.

Preparación antes de la cita

Es probable que primero le plantees tus inquietudes a tu médico de cabecera. El médico podría derivarte a otro que se especialice en el diagnóstico y tratamiento de afecciones de la piel (dermatólogo).

A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la consulta y saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, anota las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué síntomas tienes y cuándo comenzaron?
  • ¿Existe algo que aparentemente desencadene los síntomas?
  • ¿Qué medicamentos estás tomando, ya sea por boca o en forma de crema o de ungüento para aplicar en la piel?
  • ¿Tienes antecedentes familiares de alergias o asma?
  • ¿Qué tratamientos has probado hasta ahora? ¿Alguno resultó eficaz?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Es buena idea que te prepares para responderlas y de esa manera tendrás tiempo para repasar cualquier punto que quieras tratar en profundidad. Según el tipo de dermatitis que tengas, el médico puede preguntarte:

  • ¿Los síntomas son constantes o aparecen y desaparecen?
  • ¿Con qué frecuencia te duchas o te bañas?
  • ¿Qué productos usas en la piel, incluidos jabones, lociones y cosméticos?
  • ¿Qué productos de limpieza para el hogar utilizas?
  • ¿Estas expuesto a posibles irritantes en el trabajo o en tus pasatiempos?
  • ¿Has estado muy estresado o deprimido recientemente?
  • ¿En qué grado los síntomas afectan tu calidad de vida, incluida tu capacidad para dormir?

Last Updated Jan 3, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use