Dolores de cabeza por punción lumbar

Perspectiva general

Los dolores de cabeza por punción lumbar ocurren en hasta un 40 por ciento de las personas que se someten a una punción en la columna vertebral (punción espinal) o a una anestesia intradural. Ambos procedimientos requieren una punción en la membrana dura que recubre la médula espinal y en la raíz de los nervios lumbares y sacros, que se encuentran en la parte inferior de la columna vertebral.

Durante una punción lumbar, se extrae una muestra de líquido cefalorraquídeo del conducto vertebral. Durante la anestesia intradural, se inyecta un medicamento en el conducto vertebral para insensibilizar los nervios de la mitad inferior del cuerpo. Si el líquido cefalorraquídeo sale por el pequeño sitio de la punción, es posible que padezcas dolor de cabeza por punción lumbar.

La mayoría de los dolores de cabeza por punción lumbar —también denominados «dolores de cabeza post-punción espinal»— se resuelven solos sin ningún tratamiento. Sin embargo, es posible que los dolores de cabeza por punción lumbar intensos que duran más de 24 horas o más necesiten tratamiento.

Síntomas

Los síntomas del dolor de cabeza posterior a una punción lumbar son los siguientes:

  • Dolor sordo y pulsátil cuya intensidad varía de leve a incapacitante
  • Dolor que por lo general empeora cuando te sientas o te pones de pie, y que disminuye o desaparece cuando te recuestas

Los dolores de cabeza posteriores a una punción lumbar suelen estar acompañados de lo siguiente:

  • Mareos
  • Zumbido en los oídos (tinnitus)
  • Pérdida de la audición
  • Visión borrosa o doble
  • Náuseas
  • Rigidez en el cuello

Cuándo debes consultar con un médico

Dile al médico si sientes dolor de cabeza después de someterte a una punción lumbar o de recibir anestesia lumbar, en especial si el dolor de cabeza empeora cuando te sientas o te pones de pie.

Causas

Los dolores de cabeza por punción lumbar son provocados por la pérdida de líquido cefalorraquídeo a través del orificio de punción en la membrana dura (duramadre) que rodea la médula espinal. Esta pérdida disminuye la presión que ejerce el líquido cefalorraquídeo sobre el cerebro y la médula espinal, lo que produce dolor de cabeza.

Los dolores de cabeza por punción lumbar suelen aparecer dentro de las 48 horas posteriores a la punción lumbar o después de la anestesia intradural.

A veces, la anestesia epidural también puede provocar un dolor de cabeza por punción lumbar. Si bien la anestesia epidural se inyecta justo por fuera de la membrana que rodea la médula espinal, es posible que se produzca un dolor de cabeza por punción lumbar si se punza la membrana de manera involuntaria.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de dolores de cabeza por punción lumbar comprenden:

  • Tener entre 18 y 30 años de edad
  • Ser de sexo femenino
  • Someterse a procedimientos donde se utilizan agujas más grandes o varias punciones en la membrana que rodea la médula espinal
  • Tener una masa corporal pequeña

Diagnóstico

El médico te preguntará sobre el dolor de cabeza y hará una exploración física. No olvides mencionar cualquier procedimiento reciente, en especial, una punción lumbar o una anestesia intradural.

A veces, el médico recomienda una resonancia magnética para descartar otras causas del dolor de cabeza. Durante el estudio, un campo magnético y ondas de radio generan imágenes transversales del cerebro.

Tratamiento

El tratamiento del dolor de cabeza posterior a una punción lumbar comienza de forma moderada. Es posible que el médico te recomiende reposo en cama, cafeína y analgésicos por vía oral.

Si el dolor de cabeza no mejora dentro de las 24 horas, el médico podría sugerir un parche de sangre epidural. Inyectar una pequeña cantidad de tu propia sangre en el espacio que está por encima de la punción suele formar un coágulo que sella la perforación, lo que restablece la presión normal en el líquido cefalorraquídeo y alivia el dolor de cabeza. Este es el tratamiento habitual para los dolores de cabeza por punción lumbar persistentes que no se resuelven solos.

Preparación antes de la cita

Si has tenido un procedimiento lumbar recientemente y desarrollas un dolor de cabeza que dura 24 horas o más, el médico te puede ayudar a determinar la gravedad de tu enfermedad. A continuación, presentamos información para ayudarte a prepararte para la consulta y para que sepas qué debes esperar de tu médico.

Lo que puedes hacer

  • Anota los síntomas que presentes, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomes.
  • Pídele a un familiar o un amigo que te acompañe, de ser posible. Según tu enfermedad, es posible que necesites ayuda para llegar a tu consulta. Quizás la persona que te acompaña recuerda información que tú pasaste por alto u olvidaste.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

Elaborar preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo tu tiempo con el médico. Para una cefalea raquídea, entre las preguntas que puedes hacerle se incluyen las siguientes:

  • ¿Qué puede haber causado mis síntomas o mi enfermedad?
  • ¿Existen otras causas?
  • ¿Qué análisis necesito?
  • ¿Mi enfermedad es temporal o crónica?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque que sugiere?
  • Tengo estas otras enfermedades. ¿Cómo puedo controlarlas de la mejor manera?
  • ¿Existen restricciones que tengo que seguir?
  • ¿Debería ver a un especialista?
  • ¿Tiene algún folleto u otro material impreso que me pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomienda?

No tengas miedo de hacer otras preguntas que puedas tener.

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzó el dolor de cabeza?
  • ¿El dolor empeora cuando te sientas, te pones de pie o te recuestas?
  • ¿Tienes antecedentes de dolores de cabeza? ¿De qué tipo?

Last Updated Apr 26, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use