Ectropión

Perspectiva general

El ectropión es una afección en la que el párpado se pliega hacia afuera. Esto deja la superficie interna del párpado expuesta y propensa a la irritación.

El ectropión es más frecuente en adultos mayores y generalmente afecta solo el párpado inferior. En casos graves de ectropión, todo el largo del párpado se pliega hacia afuera. En casos más leves, solo un segmento del párpado se hunde lejos del ojo.

Las lágrimas artificiales y los ungüentos lubricantes pueden ayudar a aliviar los síntomas del ectropión. Pero por lo general, se necesita cirugía para corregir el problema.

Ectropión

En el ectropión, el párpado inferior se desprende del ojo. Debido a la flacidez del párpado, el ojo no puede cerrarse completamente al parpadear, lo que puede causar sequedad e irritación en el ojo.

Síntomas

Normalmente cuando parpadeas, tus párpados distribuyen las lágrimas en los ojos de manera uniforme, manteniendo la superficie de los ojos lubricada. Estas lágrimas drenan en pequeñas aberturas del lado interno del párpado (lagrimal).

Si tienes ectropión, el párpado inferior se aleja del ojo y las lágrimas no drenan correctamente en el lagrimal. Entre los signos y síntomas resultantes pueden mencionarse:

  • Ojos llorosos (lagrimeo excesivo). Sin el drenaje adecuado, las lágrimas pueden acumularse y fluir constantemente sobre los párpados.
  • Sequedad excesiva. El ectropión puede hacer que sientas los ojos secos y arenosos.
  • Irritación. Las lágrimas estancadas o la sequedad pueden irritarte los ojos, causando una sensación de ardor y enrojecimiento en los párpados y en la parte blanca de los ojos.
  • Sensibilidad a la luz. Las lágrimas estancadas o los ojos secos pueden irritar la superficie de la córnea y hacer que tengas sensibilidad a la luz.

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta a tu médico si tienes los ojos constantemente llorosos o irritados, o si tu párpado parece estar hundido o caído.

Busca atención médica inmediata si te diagnosticaron ectropión y tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • Aumento rápido del enrojecimiento en los ojos
  • Sensibilidad a la luz
  • Disminución de la visión

Estos son signos y síntomas de úlceras o exposición de la córnea, que puede dañarte la visión.

Causas

Las causas del ectropión pueden ser:

  • Debilidad muscular. A medida que envejeces, los músculos debajo de los ojos tienden a debilitarse y los tendones se estiran. Estos músculos y tendones mantienen el párpado tenso contra el ojo. Cuando estos se debilitan, el párpado puede comenzar a caerse.
  • Parálisis facial. Ciertas afecciones, como la parálisis de Bell, y ciertos tipos de tumores pueden paralizar los nervios y músculos faciales. La parálisis facial que afecta los músculos de los párpados puede provocar el ectropión.
  • Cicatrices o cirugías previas. La piel que ha sido dañada por quemaduras o traumatismos, como la mordedura de un perro, puede afectar la manera en que el párpado se apoya contra el ojo. La cirugía previa de párpados (blefaroplastia) puede causar ectropión, especialmente si se extrajo una cantidad considerable de piel del párpado en el momento de la cirugía.
  • Crecimientos del párpado. Los crecimientos benignos o cancerosos en el párpado pueden hacer que el párpado se voltee hacia afuera.
  • Trastornos genéticos. Rara vez el ectropión está presente al momento del nacimiento (congénito). Cuando lo está, suele estar asociado con trastornos genéticos, como el síndrome de Down.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de tener ectropión incluyen:

  • Edad. La causa más frecuente del ectropión es el debilitamiento del tejido muscular asociado con la edad.
  • Cirugías oculares anteriores. Las personas que se han sometido a cirugías de párpado presentan mayor riesgo de tener ectropión más adelante.
  • Cáncer, quemaduras o traumatismos anteriores. Si tuviste cáncer de piel en el rostro, quemaduras o traumatismos faciales, presentas mayor riesgo de tener ectropión.

Complicaciones

El ectropión deja la córnea irritada y expuesta, lo que la hace más propensa a la sequedad. Como resultado, pueden producirse abrasiones y úlceras en la córnea, lo cual puede poner en riesgo la vista.

Diagnóstico

El ectropión, por lo general, puede diagnosticarse con un examen de vista y un examen físico de rutina. El médico puede tirarte de los párpados durante el examen o pedirte que cierres los ojos con fuerza. Esto le ayuda a evaluar el tono muscular y la rigidez de cada párpado.

Si tu ectropión está causado por una cicatriz, un tumor, una cirugía previa o una radiación, el médico también examinará el tejido circundante.

Comprender cómo otras afecciones causan ectropión es importante al momento de elegir el tratamiento o la técnica quirúrgica correctos.

Tratamiento

Si el ectropión es leve, tu médico podría recomendarte lágrimas artificiales y ungüentos para aliviar los síntomas. Para corregir por completo el ectropión, por lo general se requiere una cirugía.

Cirugía

El tipo de cirugía que te realices depende del estado del tejido que rodea el párpado y de la causa del ectropión:

  • Ectropión causado por la relajación de los músculos y ligamentos debido al envejecimiento. Es probable que el cirujano extirpe una pequeña parte del borde externo del párpado inferior. Cuando el párpado se vuelva a unir, los tendones y los músculos del párpado se tensarán, lo que hará que el párpado se apoye correctamente sobre el ojo. Este procedimiento es, por lo general, relativamente simple.
  • Ectropión causado por tejido cicatricial por lesión o cirugía previa. Es posible que el cirujano tenga que usar un injerto de piel, tomado del párpado superior o detrás de la oreja, para ayudar a sostener el párpado inferior. Si tienes parálisis facial o cicatrices significativas, es posible que necesites un segundo procedimiento para corregir el ectropión completamente.

Antes de la cirugía, te administrarán anestesia local para adormecer el párpado y la zona que lo rodea. Pueden sedarte ligeramente con un medicamento oral o intravenoso para que te sientas más cómodo, según el tipo de procedimiento que se te esté realizando y si se realiza en una clínica quirúrgica ambulatoria.

Es posible que después de la cirugía debas:

  • Utilizar un parche en el ojo por 24 horas
  • Aplicarte un ungüento antibiótico y con esteroides en el ojo varias veces al día durante una semana
  • Usar compresas frías periódicamente para disminuir los moretones y la hinchazón

Después de la cirugía es probable que te ocurra lo siguiente:

  • Hinchazón temporal
  • Moretones en el ojo y alrededor del ojo

Puedes sentir el párpado tenso después de la cirugía. Pero a medida que te recuperes, se sentirá más cómodo. Los puntos se suelen retirar aproximadamente una semana después de la cirugía. Se espera que la hinchazón y los moretones desaparezcan en aproximadamente dos semanas.

Estilo de vida y remedios caseros

Estos consejos para el estilo de vida pueden aliviarte las molestias del ectropión:

  • Usa lubricantes para los ojos. Las lágrimas artificiales y los ungüentos para los ojos pueden ayudarte a mantener la córnea lubricada y a evitar daños que amenacen la visión. Durante la noche, es muy útil usar un ungüento para los ojos y un parche que retenga la humedad.
  • Sécate los ojos con cuidado. Secarse los ojos llorosos de forma constante puede hacer que los tendones y los músculos que están debajo del ojo se estiren aún más, lo que empeora el ectropión. Sécate desde la parte externa del ojo hacia arriba y en dirección a la nariz.

Preparación antes de la cita

Si tienes signos y síntomas de ectropión, es probable que empieces por consultar con tu médico de cabecera. El médico puede derivarte a otro que se especialice en el tratamiento de trastornos oculares (oftalmólogo).

A continuación, encontrarás información útil para prepararte para la consulta:

Qué puedes hacer

Antes de tu consulta, realiza los siguientes pasos:

  • Enumera los síntomas que hayas tenido y aclara la duración.
  • Busca una foto tuya antes de que haya cambiado el aspecto de tu párpado y llévala a la consulta.
  • Anota todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomes, incluso las dosis.
  • Anota tu información personal y médica más importante, incluso cualquier otra afección, cambio de vida reciente y factores de estrés.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico.
  • Pídele a un amigo o a un familiar que te acompañen, para ayudarte a recordar lo que diga el médico.

Para el ectropión, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme? ¿Requieren estas pruebas alguna preparación especial?
  • ¿Esta afección es temporal o duradera?
  • ¿El ectropión me puede dañar la visión?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles, y cuál me recomienda?
  • ¿Cuáles son los riesgos de la cirugía?
  • ¿Cuáles son las alternativas a la cirugía?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Tiene algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, tales como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Te has sometido a alguna cirugía o algún procedimiento de ojos o párpados anteriormente?
  • ¿Te has sometido a radioterapia de cabeza y cuello?
  • ¿Has tenido algún otro problema ocular, como una infección ocular o una lesión?
  • ¿Tomas anticoagulantes en la actualidad?
  • ¿Tomas aspirina en la actualidad?
  • ¿Usas gotas para los ojos?

Last Updated Mar 16, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use