Enfermedad de Raynaud

Perspectiva general

La enfermedad de Raynaud causa que algunas zonas del cuerpo (por ejemplo, los dedos de los pies y de las manos) se sientan dormidas y frías en respuesta a temperaturas frías o al estrés. En la enfermedad de Raynaud, las arterias pequeñas que irrigan la piel se estrechan, limitando la circulación de la sangre a las zonas afectadas (vasoespasmo).

Las mujeres son más propensas que los hombres a padecer la enfermedad de Raynaud, también conocida como «Raynaud», «fenómeno de Raynaud» o «síndrome de Raynaud». Al parecer, es más frecuente en personas que viven en climas fríos.

El tratamiento de la enfermedad de Raynaud depende de su gravedad y de si tienes otras enfermedades. Para la mayoría de las personas, la enfermedad de Raynaud no es incapacitante, pero puede afectar la calidad de vida.

Síntomas

Los signos y síntomas de la enfermedad de Raynaud son:

  • Dedos de las manos y de los pies fríos
  • Cambios en el color de la piel en respuesta al frío o al estrés
  • Entumecimiento, sensación de hormigueo o ardor al calentarse o aliviar el estrés

Durante un ataque de Raynaud, la piel de las zonas afectadas, por lo general, primero se torna blanca. Luego, se suelen tornar azules y se sienten frías, así como entumecidas. A medida que entras en calor y mejora la circulación, las zonas afectadas pueden tornarse rojas, palpitar, picar o hincharse.

Pese a que la enfermedad de Raynaud afecta, con mayor frecuencia, los dedos de las manos y de los pies, también puede afectar otras zonas del cuerpo, como la nariz, los labios, las orejas e incluso los pezones. Después de entrar en calor, el regreso del flujo sanguíneo normal a la zona puede demorar 15 minutos.

Cuándo consultar al médico

Consulta inmediatamente al médico si tienes antecedentes de enfermedad de Raynaud grave y presentas lastimaduras o una infección en uno de los dedos afectados de la mano o del pie.

Manos afectadas por la enfermedad de Raynaud

La enfermedad de Raynaud es un trastorno vascular que provoca interrupciones intermitentes del flujo sanguíneo hacia las extremidades. La parte del cuerpo afectada puede volverse blanca o azul, y puede enfriarse o entumecerse hasta que la circulación mejora.

Causas

Los médicos aún no saben la causa de los ataques de Raynaud (fenómeno de Raynaud), pero los vasos sanguíneos de las manos y de los pies parecen reaccionar en exceso a las temperaturas frías o al estrés.

Espasmo de los vasos sanguíneos

En un episodio de Raynaud (Fenómeno de Raynaud), las arterias de los dedos de las manos y de los pies entran en un vasoespasmo cuando se exponen al frío o al estrés, estrechando los vasos y limitando temporalmente la provisión de sangre. Con el tiempo, estas pequeñas arterias pueden engrosarse un poco, lo que restringe aún más el flujo de sangre.

Las temperaturas frías son las que más probablemente desencadenen un ataque. La exposición al frío, como meter las manos en agua fría, sacar algo de un congelador o estar en un entorno de aire frío, es el detonante más probable. En algunas personas, el estrés emocional puede desencadenar un episodio.

Raynaud primario vs. secundario

Existen dos tipos principales de este trastorno.

  • Raynaud primario. Esta forma más frecuente, también llamada «enfermedad de Raynaud», no se produce a causa de una afección asociada. Puede ser tan leve que muchas personas con Raynaud primario no buscan un tratamiento. Además, es posible que se resuelva solo.

  • Raynaud secundario. También llamado fenómeno de Raynaud, esta forma es causada por un problema no diagnosticado. A pesar de que el Raynaud secundario es menos frecuente que la forma primaria, tiende a ser más grave.

    Por lo general, los signos y síntomas del Raynaud secundario aparecen alrededor de los 40 años, más tarde que los del Raynaud primario.

Las causas del Raynaud secundario son:

  • Enfermedades del tejido conjuntivo. La mayoría de las personas que tiene una rara enfermedad que conduce a la formación de endurecimientos y cicatrices en la piel (esclerodermia) tiene Raynaud. Otras enfermedades que aumentan el riesgo de Raynaud son el lupus, la artritis reumatoide y el síndrome de Sjögren.
  • Enfermedades de las arterias. Estas comprenden la acumulación de placas en los vasos sanguíneos que alimentan al corazón (ateroesclerosis), el trastorno en el que los vasos sanguíneos de las manos y de los pies se inflaman (enfermedad de Buerger) y un tipo de presión arterial alta que afecta las arterias de los pulmones (hipertensión pulmonar primaria).
  • Síndrome del túnel carpiano. Esta afección ejerce presión sobre un nervio principal de la mano que causa entumecimiento y dolor, lo que hace que la mano sea más sensible a temperaturas bajas.
  • Acciones repetitivas o vibraciones. Escribir con un teclado, tocar el piano o hacer movimientos similares durante largos períodos y operar herramientas que vibran, como taladros, pueden provocar lesiones por uso excesivo.
  • Fumar. Fumar contrae los vasos sanguíneos.
  • Lesiones en las manos o los pies. Estas comprenden fracturas, cirugía o congelación de la muñeca.
  • Ciertos medicamentos. Estos comprenden betabloqueantes, que se usan para tratar la presión arterial alta, medicamentos para la migraña que contienen ergotamina o sumatriptán, medicamentos para el trastorno de déficit de atención con hiperactividad, algunos agentes quimioterapéuticos y medicamentos que causan que los vasos sanguíneos se contraigan, como algunos medicamentos de venta libre para los resfríos.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo del fenómeno de Raynaud primario son:

  • Sexo. Se ven afectadas más mujeres que hombres.
  • Edad. A pesar de que cualquiera puede padecer este trastorno, el fenómeno de Raynaud primario frecuentemente aparece entre los 15 y los 30 años de edad.
  • Clima. Este trastorno también es más frecuente en personas que viven en climas fríos.
  • Antecedentes familiares. Un familiar de primer grado, como un padre, un hermano, una hermana o un hijo, que padezca la enfermedad también parece aumentar el riesgo de tener el fenómeno de Raynaud primario.

Los factores de riesgo del síndrome de Raynaud secundario son:

  • Enfermedades asociadas. Estas comprenden enfermedades como la esclerodermia y el lupus.
  • Determinadas ocupaciones. Estas comprenden empleos que causan traumatismos reiterados, como el uso de herramientas que vibran.
  • La exposición a ciertas sustancias. Esto comprende fumar, tomar medicamentos que afectan los vasos sanguíneos y estar expuesto a ciertas sustancias químicas, como el cloruro de vinilo.

Complicaciones

Si el fenómeno de Raynaud secundario es grave, lo cual es raro, la disminución del flujo sanguíneo a los dedos de las manos o de los pies podría provocar daños a los tejidos.

La obstrucción total de una arteria puede provocar la formación de llagas (úlceras de la piel) o tejido muerto (gangrena); dos afecciones que pueden ser difíciles de tratar. Rara vez, los casos extremos no tratados podrían requerir la extracción de la parte afectada del cuerpo (amputación).

Prevención

Para ayudar a prevenir los ataques de Raynaud (Fenómeno de Raynaud), haz lo siguiente:

  • Abrígate cuando estés a la intemperie. Cuando haga frío, ponte un gorro, una bufanda, calcetines y botas, y dos pares de guantes antes de salir. Usa un abrigo con puños ceñidos que envuelvan los guantes para evitar que el aire frío llegue a las manos.

    Usa calentadores químicos de manos. Usa orejeras y una máscara facial si la punta de la nariz y los lóbulos de las orejas son sensibles al frío.

  • Enciende la calefacción de tu automóvil. Enciende la calefacción del automóvil durante unos minutos antes de conducir en el clima frío.

  • Toma precauciones en tu casa. Ponte calcetines. Cuando saques alimentos del refrigerador o del congelador, usa guantes o manoplas de horno. Algunas personas encuentran útil ponerse guantes y calcetines para irse a dormir durante el invierno.

    Debido a que el aire acondicionado puede desencadenar ataques, ajusta tu aire acondicionado a mayor temperatura. Usa vasos con aislación térmica.

Diagnóstico

El médico te preguntará sobre los síntomas y la historia clínica, y te hará una exploración física. El médico también podría realizar pruebas para descartar trastornos médicos que pueden provocar signos y síntomas similares.

Explicación del fenómeno de Raynaud primario en comparación con el secundario

Para distinguir entre el fenómeno de Raynaud primario y el secundario, el médico puede realizar una prueba denominada «capilaroscopia del pliegue ungueal». Durante la prueba, el médico examina la piel en la base de las uñas con un microscopio o una lupa en busca de deformidades o agrandamiento de los vasos sanguíneos diminutos (capilares).

Si el médico sospecha que existe otra afección, como una enfermedad autoinmunitaria o del tejido conjuntivo, además del fenómeno de Raynaud, es probable que solicite análisis de sangre, por ejemplo:

  • Prueba de anticuerpos antinucleares. Un análisis positivo de la presencia de estos anticuerpos, producidos por el sistema inmunitario, podría indicar que este se encuentra estimulado, lo cual es frecuente en las personas que tienen enfermedades del tejido conjuntivo u otros trastornos autoinmunitarios.
  • Velocidad de eritrosedimentación. Este análisis de sangre determina la velocidad a la que los glóbulos rojos se depositan en el fondo de un tubo. Una velocidad mayor que lo normal podría indicar una enfermedad autoinmunitaria o inflamatoria de fondo.

Ninguna prueba puede diagnosticar el fenómeno de Raynaud. Es probable que el médico solicite otras pruebas, como las que descartan enfermedades de las arterias, para ayudar a individualizar un trastorno que podría asociarse con el fenómeno de Raynaud.

Tratamiento

Vestirse en capas para el frío y usar guantes y calcetines gruesos, por lo general, es efectivo para contrarrestar los síntomas leves de Raynaud. Hay medicamentos disponibles para tratar las formas más graves de la enfermedad. Los objetivos del tratamiento son:

  • Reducir el número de ataques
  • Evitar daños en los tejidos
  • Tratar la enfermedad o afección oculta

Medicamentos

Según la causa de los síntomas, los medicamentos pueden ayudarte. Para ensanchar (dilatar) los vasos sanguíneos y mejorar la circulación, el médico puede recetar:

  • Bloqueantes de los canales de calcio. Estos medicamentos relajan y dilatan los pequeños vasos sanguíneos en las manos y en los pies, lo que disminuye la frecuencia y gravedad de los ataques para la mayoría de las personas con Raynaud. Estos medicamentos también pueden ayudar a cicatrizar las úlceras en la piel de los dedos de las manos y de los pies. Algunos ejemplos son la nifedipina (Afeditab CR, Procardia y otros), la amlodipina (Norvasc), la felodipina y la isradipina.

  • Vasodilatadores. Estos medicamentos, que relajan los vasos sanguíneos, comprenden la crema de nitroglicerina aplicada en la base de los dedos de las manos para ayudar a cicatrizar las úlceras de la piel. Otros vasodilatadores comprenden el medicamento losartán (Cozaar) para la presión arterial alta, sildenafilo (Viagra, Revatio) para la disfunción eréctil, medicamentos antidepresivos, como la fluoxetina (Prozac, Sarafem y otros) y una clase de medicamentos llamados «prostaglandinas».

Cirugías y procedimientos médicos

Para algunos de los casos de Raynaud graves, estos procedimientos podrían ser opciones de tratamiento:

  • Cirugía de nervio. Los nervios simpáticos de las manos y de los pies controlan tanto la contracción como la dilatación de los vasos sanguíneos de la piel. Cortar estos nervios interrumpe las respuestas exageradas.

    A través de pequeñas incisiones en las manos o en los pies afectados, el médico desprende estos diminutos nervios que rodean los vasos sanguíneos. Si resulta exitosa, esta cirugía (simpatectomía) podría reducir la frecuencia y la duración de los ataques.

  • Inyección de sustancias químicas. Los médicos pueden inyectar sustancias químicas tales como anestesia local u onabotulinumtoxina tipo A (Botox) para bloquear los nervios simpáticos en las manos y los pies afectados. Probablemente, necesites repetir el procedimiento si los síntomas persisten o regresan.

Estilo de vida y remedios caseros

Existen varias medidas que puedes tomar para disminuir los ataques y sentirte mejor.

  • Evita fumar. El tabaquismo activo o pasivo hace que la temperatura de la piel baje debido a la contracción de los vasos sanguíneos, lo que puede provocar un ataque.
  • Haz ejercicio. Los ejercicios pueden aumentar la circulación, entre otros beneficios para la salud. Si tienes el fenómeno de Raynaud secundario, habla con el médico antes de hacer ejercicios al aire libre en el frío.
  • Controla el estrés. Aprender a reconocer y evitar situaciones estresantes podría ayudar a controlar la cantidad de ataques.
  • Evita cambios de temperatura bruscos. Trata de no ir de un ambiente caluroso a uno con aire acondicionado. De ser posible, evita las secciones de los alimentos congelados en las tiendas de comestibles.

Qué hacer durante un ataque

Entíbiate las manos, los pies u otras zonas afectadas. Para entibiar los dedos de las manos y de los pies suavemente:

  • Ve adentro o a una zona más cálida
  • Mueve los dedos de las manos y los pies
  • Pon las manos bajo las axilas
  • Haz círculos amplios (molinos) con los brazos
  • Haz correr agua tibia (no caliente) sobre los dedos de las manos y de los pies
  • Masajéate las manos y los pies

Si el estrés desencadena un ataque, sal de la situación estresante y relájate. Practica alguna técnica para reducir el estrés que te sirva, y calienta las manos o los pies en agua para ayudar a disminuir el ataque.

Medicina alternativa

Los cambios en el estilo de vida y los suplementos para mejorar la circulación pueden ayudar a controlar el fenómeno de Raynaud. Sin embargo, las pruebas de su eficacia no son claras, por lo que se necesitan más estudios. Si estás interesado en el tema, consulta con tu médico acerca de lo siguiente:

  • Aceite de pescado. Tomar suplementos de aceite de pescado podría ayudar a mejorar la tolerancia al frío.

  • Ginkgo. Los suplementos de ginkgo podrían ayudar a reducir la cantidad de ataques del fenómeno de Raynaud.

  • Acupuntura. Esta práctica aparentemente mejora el flujo sanguíneo, por lo que puede ser útil para aliviar los ataques de Raynaud.

  • Biorretroalimentación. Usar la mente para controlar la temperatura corporal podría ayudar a disminuir la gravedad y la frecuencia de los ataques. La biorretroalimentación comprende visualización guiada para aumentar la temperatura de las manos y de los pies, respiración profunda y otros ejercicios de relajación.

    El médico puede sugerirte un terapeuta para que te ayude a aprender las técnicas de biorretroalimentación. También hay libros y DVD sobre el tema.

Consulta con el médico antes de tomar cualquier suplemento. El médico te avisará si hay posibles interacciones con los medicamentos o efectos secundarios con los tratamientos alternativos.

Preparación antes de la cita

Tu médico de cabecera o médico general, probablemente, podrá diagnosticar la enfermedad de Raynaud a partir de tus signos y síntomas. En algunos casos, puede que te derive a un médico especializado en trastornos de las articulaciones, los huesos y los músculos (reumatólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Prepara una lista que comprenda:

  • Tus síntomas, cuándo aparecieron y qué parece provocarlos
  • Otras afecciones médicas que tú y tu familia tengan, en especial, el trastorno del tejido conjuntivo y las enfermedades autoinmunitarias
  • Todos los medicamentos, las vitaminas y otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Si es posible, lleva a un familiar o a un amigo que te ayude a recordar la información que recibes.

Algunas preguntas que puedes hacerle a tu médico son:

  • ¿Qué puede estar provocando mis signos y síntomas?
  • Si tengo enfermedad de Raynaud, ¿es primaria o secundaria?
  • ¿Qué tratamiento recomiendas?
  • ¿Cómo puedo reducir el riesgo de sufrir un ataque de Raynaud?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de manera conjunta?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas, entre ellas:

  • Durante un ataque de Raynaud, ¿los dedos de las manos y de los pies cambian de color, están entumecidos o te duelen?
  • ¿Tienes algún familiar al que le hayan diagnosticado enfermedad de Raynaud?
  • ¿Fumas?
  • ¿Cuánta cafeína consumes a diario?
  • ¿A qué te dedicas y qué actividades recreativas haces?

Last Updated Oct 31, 2017


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use