Enfermedades infecciosas

Perspectiva general

Las enfermedades infecciosas son trastornos que los provocan organismos, como bacterias, virus, hongos o parásitos. Muchos organismos viven dentro y sobre nuestros cuerpos. Normalmente son inofensivos o incluso útiles, pero bajo ciertas condiciones, algunos organismos pueden causar enfermedades.

Algunas enfermedades infecciosas pueden transmitirse de una persona a otra. Algunos se transmiten por picaduras de insectos o animales. Y otros se adquieren mediante la ingesta de alimentos o agua contaminados o por estar expuestos a organismos en el medio ambiente.

Los signos y síntomas varían según del organismo que causa la infección, pero a menudo incluyen fiebre y fatiga. Las infecciones leves pueden responder al reposo y a los remedios caseros, mientras que algunas infecciones potencialmente mortales pueden requerir hospitalización.

Muchas enfermedades infecciosas, como el sarampión y la varicela, pueden prevenirse con vacunas. El lavado frecuente y exhaustivo de las manos también te ayuda a protegerte de la mayoría de las enfermedades infecciosas.

Síntomas

Cada enfermedad infecciosa tiene sus signos y síntomas específicos. Entre los signos y síntomas generales que son frecuentes en muchas enfermedades infecciosas se incluyen:

  • Fiebre
  • Diarrea
  • Fatiga
  • Dolores musculares
  • Tos

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica si:

  • Te mordió un animal
  • Tienes problemas para respirar
  • Tienes tos desde hace más de una semana
  • Tienes dolor de cabeza intenso con fiebre
  • Tienes una erupción cutánea o hinchazón
  • Tienes fiebre prolongada y sin causa aparente
  • Tienes problemas de visión repentinos

Causas

Las causas de las enfermedades infecciosas pueden ser las siguientes:

  • Bacterias. Estos organismos unicelulares causan enfermedades como la amigdalitis estreptocócica, las infecciones de las vías urinarias y la tuberculosis.
  • Virus. Los virus son aún más pequeños que las bacterias, pero pueden causar numerosas enfermedades: desde el resfriado común hasta el SIDA.
  • Hongos. Muchas enfermedades de la piel, como la tiña y el pie de atleta, se producen a causa de los hongos. Hay otros tipos de hongos que pueden infectar los pulmones o el sistema nervioso.
  • Parásitos. La malaria se produce a causa de un parásito diminuto que se transmite a través de las picaduras de mosquitos. Existen otros parásitos que se pueden transmitir a los seres humanos a través de las heces de los animales.

Contacto directo

Una manera sencilla de contraer la mayoría de las enfermedades infecciosas es entrar en contacto con una persona o animal infectado. Hay tres formas en que se propagan las enfermedades infecciosas por contacto directo:

  • De persona a persona. Una forma de propagación frecuente de las enfermedades infecciosas es la transferencia directa de bacterias, virus u otros gérmenes de una persona a otra. Esto sucede cuando un portador de la bacteria o el virus toca o besa a una persona que no está infectada, o tose o estornuda sobre ella.

    Estos gérmenes también se transmiten en las relaciones sexuales, mediante el intercambio de líquidos corporales. Es posible que la persona que contagia el germen no presente síntomas de la enfermedad, sino que sea solo un portador.

  • De animal a persona. La mordedura o el rasguño de un animal infectado —incluso una mascota— te puede enfermar y, en casos extremos, puede resultar mortal. También manipular desechos animales puede acarrear peligros. Por ejemplo, puedes infectarte de toxoplasmosis por limpiar la caja de arena de tu gato.
  • De la madre al feto. Es posible que una mujer embarazada contagie enfermedades infecciosas al feto. Algunos gérmenes atraviesan la placenta. Se pueden transmitir los gérmenes vaginales al bebé durante el parto.

Contacto indirecto

Los organismos causantes de enfermedades también se pueden transmitir por contacto indirecto. Muchos gérmenes permanecen en objetos inanimados, como mesadas, picaportes o llaves de grifo.

Al tocar un picaporte que tocó alguien que, por ejemplo, padecía influenza o resfrío, puedes llevar contigo los gérmenes que dejó esa persona. Si te tocas los ojos, la boca o la nariz antes de lavarte las manos, es posible que te infectes.

Picaduras de insectos

Algunos gérmenes dependen de insectos portadores —como mosquitos, pulgas, piojos o garrapatas— para pasar de un huésped a otro. Estos portadores se llaman «vectores». Los mosquitos pueden transportar el parásito del paludismo o el virus del Nilo Occidental, y las garrapatas del venado transportan la bacteria que causa la enfermedad de Lyme.

Contaminación de alimentos

Otra manera en que los gérmenes causantes de enfermedades te pueden infectar es a través de alimentos o agua contaminados. Este mecanismo de transmisión permite a los gérmenes infectar a muchas personas por medio de una sola fuente. Por ejemplo, E. coli es una bacteria presente en ciertos alimentos, como las hamburguesas poco cocidas o el jugo de fruta no pasteurizado.

Factores de riesgo

While anyone can catch infectious diseases, you may be more likely to get sick if your immune system isn't working properly. This may occur if:

  • You're taking steroids or other medications that suppress your immune system, such as anti-rejection drugs for a transplanted organ
  • You have HIV or AIDS
  • You have certain types of cancer or other disorders that affect your immune system

In addition, certain other medical conditions may predispose you to infection, including implanted medical devices, malnutrition and extremes of age, among others.

Complicaciones

La mayoría de las enfermedades infecciosas solo tienen complicaciones menores. No obstante, algunas infecciones (por ejemplo neumonía, SIDA y meningitis) pueden ser potencialmente mortales. Algunos tipos de infecciones se vincularon con un mayor riesgo de cáncer a largo plazo:

  • El virus del papiloma humano se vinculó con el cáncer de cuello uterino
  • La bacteria Helicobacter pylori se vinculó con el cáncer de estómago y las úlceras pépticas
  • La hepatitis B y la hepatitis C se vincularon con el cáncer de hígado

Asimismo, algunas enfermedades infecciosas se tornan silenciosas y reaparecen en el futuro, a veces décadas más tarde. Por ejemplo, una persona que tuvo varicela puede desarrollar herpes zóster muchos años más tarde.

Prevención

Los agentes infecciosos pueden ingresar al cuerpo mediante:

  • Lesiones o contacto con la piel
  • Inhalación de gérmenes aéreos
  • Ingesta de agua o alimentos contaminados
  • Picaduras de mosquitos o garrapatas
  • Contacto sexual

Toma estas medidas para reducir el riesgo de infección para ti y otras personas:

  • Lávate las manos. Esto es especialmente importante antes y después de preparar comidas, antes de comer y luego de usar el baño. E intenta no tocarte los ojos, nariz o boca con las manos, ya que esta es una manera común de que los gérmenes ingresen al cuerpo.
  • Vacúnate. La inmunización puede reducir considerablemente las posibilidades de contraer muchas enfermedades. Asegúrate de tener al día tus vacunas recomendadas y las de tus hijos.
  • Quédate en tu hogar cuando estés enfermo. No vayas al trabajo si tienes vómitos, diarrea o fiebre. Tampoco envíes a tus hijos a la escuela si presentan estos signos y síntomas.
  • Prepara tus comidas de forma segura. Mantén las mesadas y demás superficies de la cocina limpias mientras preparas comidas. Cocina las comidas con la temperatura adecuada utilizando un termómetro para comidas para comprobar la cocción. En el caso de las carnes molidas, la temperatura debe ser de al menos 160 ºF (71 ºC); en el caso del pollo, 165 ºF (74 ºC); y en el caso de las demás carnes, 145 ºF (63 ºC).

    Asimismo, refrigera las sobras de inmediato: no dejes que las comidas preparadas permanezcan a temperatura ambiente durante períodos extendidos.

  • Ten relaciones sexuales seguras. Siempre debes utilizar preservativos si tú o tu pareja tienen antecedentes de infecciones de transmisión sexual o comportamientos de alto riesgo.
  • No compartas efectos personales. Usa tu propio cepillo de dientes, peine y afeitadora. Evita compartir vasos y utensilios.
  • Viaja de forma segura. Si saldrás del país, habla con tu médico sobre las vacunas especiales que podrías necesitar; por ejemplo, para la fiebre amarilla, el cólera, l afiebre tifoidea o la hepatitis A o B.

Diagnóstico

El médico puede ordenar análisis de laboratorio o pruebas de diagnóstico por imágenes para determinar la causa de los síntomas.

Análisis de laboratorio

Muchas enfermedades infecciosas tienen signos y síntomas similares. Las muestras de tus fluidos corporales algunas veces pueden poner en evidencia el microbio específico que está causando la enfermedad. Esto ayuda a tu médico a definir tu tratamiento.

  • Análisis de sangre. Un técnico obtiene una muestra de sangre mediante la inserción de una aguja en una vena, generalmente de tu brazo.
  • Análisis de orina. Para realizar este análisis indoloro debes orinar en un recipiente. Para evitar una posible contaminación de la muestra, es posible que se te pida que limpies el área genital con una compresa antiséptica y recojas la orina.
  • Hisopado de garganta. Se pueden obtener muestras de tu garganta u otras partes húmedas de tu cuerpo con un hisopo esterilizado.
  • Muestra de heces. Posiblemente se te pida que recojas una muestra de heces para que el laboratorio pueda analizarla para detectar la presencia de parásitos u otros organismos.
  • Punción medular (punción lumbar). Este procedimiento obtiene una muestra de tu líquido cefalorraquídeo mediante una aguja que se inserta cuidadosamente entre los huesos de tu columna lumbar. Comúnmente, se te pedirá que te recuestes sobre tu costado con las rodillas flexionadas hacia el pecho.

Diagnóstico por imagen

Los procedimientos de diagnóstico por imágenes, como las radiografías, las tomografías computarizadas y las resonancias magnéticas, pueden ayudar a determinar diagnósticos y a descartar otras afecciones que pueden estar causando tus síntomas.

Biopsias

En una biopsia, se toma una pequeña muestra de tejido de un órgano interno para examinarla. Por ejemplo, una biopsia de tejido pulmonar se puede examinar para buscar diversos hongos que pueden provocar un tipo de neumonía.

Tratamiento

El doctor podrá elegir el tratamiento adecuado si sabe qué tipo de germen causa tu enfermedad.

Antibióticos

Los antibióticos se agrupan en «familias» de tipos similares. Las bacterias también se separan en grupos de tipos similares, por ejemplo estreptococo o E. coli.

Algunos tipos de bacterias son particularmente susceptibles a determinadas clases de antibióticos. El tratamiento puede adecuarse de forma más precisa si el médico sabe qué tipo de bacteria se debe combatir.

Por lo general, los antibióticos se reservan para combatir infecciones bacterianas, debido a que estos tipos de medicamentos no tienen efecto sobre las enfermedades provocadas por virus. No obstante, a veces es difícil determinar qué tipo de germen hay que combatir. Por ejemplo, algunos tipos de neumonía son causados por virus y otros son provocados por bacterias.

El abuso de antibióticos ha tenido como resultado muchos tipos de bacterias que desarrollan resistencia a una o más variedades de antibióticos. Esto dificulta mucho el tratamiento de las bacterias.

Antivirals

Drugs have been developed to treat some, but not all, viruses. Examples include the viruses that cause:

  • VIH/SIDA
  • Herpes
  • Hepatitis B
  • Hepatitis C
  • Influenza

Antifúngicos

Se pueden usar medicamentos antifúngicos tópicos para tratar las infecciones cutáneas o de uñas causadas por hongos. Algunas infecciones fúngicas, como las que afectan los pulmones o las membranas mucosas se pueden tratar con un antifúngico oral. Las infecciones fúngicas más graves que afectan los órganos internos, especialmente en personas con el sistema inmunitario debilitado, pueden necesitar medicamentos antifúngicos intravenosos.

Antiparasitarios

Algunas enfermedades, incluida la malaria, son provocadas por parásitos pequeños. Si bien hay medicamentos para tratar estas enfermedades, algunas variedades de parásitos han desarrollado resistencia a los medicamentos.

Estilo de vida y remedios caseros

Muchas enfermedades infecciosas, como los resfríos, se resuelven por sí solas. Bebe abundante cantidad de líquidos y descansa mucho

Medicina alternativa

Supuestamente, existe una gran cantidad de productos que ayudan a evitar enfermedades frecuentes, como resfrío o gripe. Si bien muchas de estas sustancias parecían prometedoras en las primeras pruebas, los estudios de seguimiento tuvieron resultados negativos o no concluyentes. Se necesitan más investigaciones.

Algunas de las sustancias que se estudiaron para evitar o reducir la duración de infecciones son las siguientes:

  • Arándanos rojos
  • Echinacea
  • Ajo
  • Ginseng
  • Hidrastis
  • Vitamina C
  • Vitamina D
  • Zinc

Consulta a un médico antes de probar productos que prometen mejorar tu sistema inmunitario o ahuyentar resfríos y otras enfermedades. Algunos de estos productos pueden causar reacciones alérgicas o interactuar de forma adversa con otros medicamentos.

Preparación antes de la cita

Probablemente primero consultarás a tu médico de cabecera. Según la gravedad de la infección y los sistemas afectados por esta, el médico podría derivarte a un especialista. Por ejemplo, un dermatólogo se especializa en afecciones cutáneas, mientras que un neumonólogo se encarga de los trastornos pulmonares.

Qué puedes hacer

Tal vez desees escribir una lista que incluya:

  • Descripciones detalladas de tus síntomas
  • Información sobre problemas de salud que hayas tenido
  • Information about your parents' or siblings' medical problems
  • Todos los medicamentos y suplementos dietéticos que tomas
  • Preguntas que deseas hacerle al médico

Preparar una lista de preguntas te ayudará a aprovechar al máximo tu tiempo con el médico. For infectious diseases, some basic questions to ask your doctor include:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • Is my condition likely temporary or long lasting?
  • ¿Qué tratamiento me recomienda?
  • Tengo estas otras afecciones. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlas de manera conjunta?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetaron?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomiendas?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, por ejemplo:

  • ¿Cuándo comenzaron tus síntomas?
  • ¿Los síntomas aparecen y desaparecen o son constantes?
  • ¿Qué tan graves son los síntomas?
  • ¿Has estado recientemente en contacto con alguna persona enferma?
  • ¿Has sufrido mordeduras o rasguños de algún animal o estado en contacto con heces de animales?
  • ¿Tienes alguna picadura de insectos?
  • ¿Has comido carne poco cocida o vegetales sin lavar?
  • ¿Has salido del país últimamente?

Last Updated Jan 3, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use