Entropión

Perspectiva general

El entropión es un trastorno en el que el párpado se dobla hacia adentro y hace que las pestañas y la piel froten contra la superficie del ojo. Esto causa irritación y molestias.

Con el entropión, el párpado puede estar doblado hacia adentro todo el tiempo o solo al parpadear con fuerza o apretar los párpados al cerrarlos. El entropión es más frecuente en los adultos mayores y, en general, afecta solo el párpado inferior.

Las lágrimas artificiales y los ungüentos lubricantes pueden ayudar a aliviar los síntomas del entropión. Sin embargo, habitualmente se requiere una cirugía para corregir por completo el trastorno. Si no se trata, el entropión puede causar daños en la cubierta transparente de la parte frontal del ojo (córnea), infecciones oculares y pérdida de la visión.

Entropión

Entropión es un trastorno en el cual el párpado, por lo general el inferior, se invierte de manera que las pestañas se frotan contra el globo ocular, lo que causa molestia.

Síntomas

Los signos y síntomas del entropión se producen como resultado de la fricción de tus pestañas y el párpado externo contra la superficie del ojo. Podrías sentir lo siguiente:

  • La sensación de que tienes algo en el ojo
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Irritación o dolor en los ojos
  • Sensibilidad a la luz y al viento
  • Ojos llorosos (lagrimeo excesivo)
  • Secreción mucosa y costras en los párpados

Cuándo debes consultar con un médico

Busca atención médica inmediata si recibiste un diagnóstico de entropión y tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • Aumento rápido del enrojecimiento en los ojos
  • Dolor
  • Sensibilidad a la luz
  • Disminución de la visión

Estos son signos y síntomas de lesiones de la córnea, que pueden dañar la visión.

Consulta a tu médico si sientes constantemente que tienes algo en el ojo o si notas que algunas de tus pestañas parecen estar girando hacia el ojo. Si no tratas el entropión durante demasiado tiempo, puede causarte daños permanentes en el ojo. Comienza a usar lágrimas artificiales y ungüentos lubricantes para los ojos para proteger el ojo antes de la consulta.

Causas

El entropión puede producirse a causa de los siguientes factores:

  • Debilidad muscular. A medida que envejeces, los músculos debajo de los ojos tienden a debilitarse y los tendones se estiran. Esta es la causa más frecuente de entropión.
  • Cicatrices o cirugías previas. La piel cicatrizada por quemaduras químicas, traumatismos o cirugías puede distorsionar la curva normal del párpado.
  • Infección ocular. Una infección ocular llamada tracoma es común en muchos países en desarrollo de África, Asia, América Latina, Medio Oriente y las islas del Pacífico. Puede producir la formación de cicatrices en el párpado interno, que puede provocar entropión o incluso ceguera.
  • Inflamación. Una irritación ocular causada por sequedad o inflamación puede hacer que intentes aliviar los síntomas frotándote los párpados o cerrándolos fuerte. Esto puede provocar un espasmo de los músculos del párpado y un volteo del borde del párpado hacia adentro contra la córnea (entropión espástico).
  • Complicaciones del desarrollo. Cuando el entropión está presente al nacer (congénito), puede estar causado por un pliegue adicional de la piel en el párpado que provoca el crecimiento de las pestañas hacia adentro.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de tener entropión incluyen los siguientes:

  • Edad. Las probabilidades de padecer la enfermedad aumentan con la edad.
  • Quemaduras o traumatismos previos. Si has tenido una quemadura u otra lesión en la cara, el tejido cicatricial puede hacer que tengas mayor riesgo de padecer entropión.
  • Tracoma. Dado que el tracoma puede dejar cicatrices en los párpados internos, las personas que han tenido esta infección tienen más probabilidades de padecer entropión.

Complicaciones

La irritación y las lesiones de la córnea son las complicaciones más graves relacionadas con el entropión debido a que pueden provocar la pérdida permanente de la visión.

Prevención

Por lo general, el entropión no puede prevenirse. Tal vez puedas prevenir el tipo causado por la infección llamada tracoma. Si tienes enrojecimiento e irritación en los ojos después de visitar un área donde el tracoma es frecuente, acude a un centro médico de inmediato para que te evalúen y te traten.

Diagnóstico

El entropión por lo general puede diagnosticarse mediante un examen ocular y un examen físico de rutina. El médico puede tirar del párpado durante el examen o pedirte que parpadees o que cierres los ojos con fuerza. Esto lo ayuda a evaluar la posición del párpado con respecto al ojo, así como el tono y la tensión musculares del párpado.

Si el entropión se debe a tejido cicatricial, una cirugía anterior u otras afecciones, el médico también examinará el tejido circundante.

Tratamiento

El abordaje del tratamiento depende de la causa del entropión. Existen tratamientos no quirúrgicos para aliviar los síntomas y proteger al ojo de daños.

Cuando una inflamación o infección activa causa entropión (entropión espástico), el párpado puede volver a su alineación normal al tratar el ojo inflamado o infectado. Pero si se ha producido la cicatrización del tejido, el entropión puede persistir incluso después de que se haya tratado la otra afección.

Por lo general, es necesaria una cirugía para corregir el entropión por completo, pero las soluciones a corto plazo pueden ser útiles si no puedes tolerar la cirugía o si debes retrasarla.

Terapias

  • Lente de contacto blanda. Tu oftalmólogo puede sugerirte que uses un tipo de lente de contacto blanda como una especie de vendaje corneal para ayudar a aliviar los síntomas. Estos están disponibles con o sin una receta refractiva.
  • Bótox. OnabotulinumtoxinA (bótox) inyectada en pequeñas cantidades en el párpado inferior puede voltear el párpado hacia afuera. Puedes recibir una serie de inyecciones, cuyos efectos duran hasta seis meses.
  • Suturas que voltean el párpado hacia afuera. Este procedimiento se puede hacer en el consultorio del médico con anestesia local. Después de adormecer el párpado, su médico realiza varios puntos de sutura en lugares específicos a lo largo del párpado afectado.

    Los puntos de sutura voltean el párpado hacia afuera y el tejido cicatricial resultante lo mantiene en posición incluso después de que se retiran los puntos. Después de varios meses, es posible que el párpado se vuelva hacia adentro. Por lo tanto, esta técnica no es una solución a largo plazo.

  • Cinta para piel. Se puede aplicar cinta transparente especial para piel en el párpado para evitar que se voltee hacia adentro.

Cirugía

El tipo de cirugía que te realices depende del estado del tejido que rodea el párpado y de la causa del entropión.

Si tu entropión está relacionado con la edad, es probable que el cirujano extirpe una pequeña parte del párpado inferior. Esto ayuda a tensar los tendones y músculos afectados. Te darán puntos de sutura en la esquina exterior del ojo o justo debajo del párpado inferior.

Si tienes tejido cicatricial en el interior del párpado o has tenido un traumatismo o cirugías previas, el cirujano puede realizar un injerto de membrana mucosa utilizando tejido del techo de la boca o fosas nasales.

Antes de la cirugía, te administrarán anestesia local para adormecer el párpado y la zona que lo rodea. Pueden sedarte ligeramente para que te sientas más cómodo, según el tipo de procedimiento que se te esté realizando y si se realiza en una clínica quirúrgica ambulatoria.

Es posible que después de la cirugía debas:

  • Usar una pomada antibiótica en el ojo durante una semana
  • Usar compresas frías periódicamente para disminuir los moretones y la hinchazón

Después de la cirugía es probable que te ocurra lo siguiente:

  • Hinchazón temporal
  • Moretones en el ojo y alrededor del ojo

Puedes sentir el párpado tenso después de la cirugía. Pero a medida que te recuperes, se sentirá más cómodo. Los puntos se suelen retirar aproximadamente una semana después de la cirugía. Se espera que la hinchazón y los moretones desaparezcan en aproximadamente dos semanas.

Estilo de vida y remedios caseros

Para aliviar los síntomas del entropión hasta el momento de la cirugía, puedes probar con lo siguiente:

  • Lubricantes para los ojos. Las lágrimas artificiales y los ungüentos para los ojos te ayudan a proteger la córnea y a mantenerla lubricada.
  • Cinta adhesiva para la piel. Puede aplicarse en el párpado una cinta adhesiva transparente, especial para la piel, para evitar que el párpado se doble hacia adentro. Coloca un extremo de la cinta cerca de las pestañas inferiores, tira suavemente hacia abajo y pega el otro extremo de la cinta en la parte superior de la mejilla. Pídele a tu médico que te muestre la técnica y la colocación adecuadas de la cinta adhesiva.

Preparación antes de la cita

Si tienes signos y síntomas de entropión, es probable que empieces por consultar con tu médico de cabecera. El médico puede derivarte a otro que se especialice en el tratamiento de trastornos oculares (oftalmólogo).

A continuación, encontrarás información útil para prepararte para la consulta:

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, prepara una lista de lo siguiente:

  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Todo síntoma que hayas tenido y su duración
  • Otras afecciones oculares, lesiones o cirugías que hayas tenido
  • Las preguntas para hacerle al médico

Para el entropión, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme? ¿Requieren estas pruebas alguna preparación especial?
  • ¿Esta afección es temporal o duradera?
  • ¿El entropión me puede dañar la visión?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles, y cuál me recomienda?
  • ¿Cuáles son los riesgos de la cirugía?
  • ¿Cuáles son las alternativas a la cirugía?
  • Tengo otros trastornos de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Tiene algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Has tenido alguna cirugía o procedimiento en los ojos o los párpados?
  • ¿Has tenido algún otro problema en los ojos, tales como una infección o lesión ocular?
  • ¿Estás tomando anticoagulantes?
  • ¿Estás tomando aspirina?
  • ¿Estás usando alguna gota para los ojos?

Last Updated Mar 16, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use