Erupción por hiedra venenosa

Perspectiva general

La erupción por hiedra venenosa es ocasionada por una reacción alérgica a una resina oleosa llamada «urushiol». Este aceite está en las hojas, en los tallos y en las raíces de la hiedra venenosa, del roble venenoso y del zumaque venenoso.

Lávate la piel de inmediato si tienes contacto con este aceite, a menos que sepas que no eres sensible a este. Quitarte el aceite puede reducir tus posibilidades de tener una erupción por hiedra venenosa. Si tienes una erupción, puede causar mucha picazón y durar varias semanas.

Puedes tratarte los casos de erupción leve por hiedra venenosa en tu hogar con lociones calmantes y baños fríos. Es posible que necesites medicamentos de venta con receta en caso de una erupción grave o extendida, en particular, si está en el rostro o en los genitales.

Fotografía de una erupción cutánea por hiedra venenosa

El roce contra una hiedra venenosa puede generar una erupción roja que causa picazón con hinchazón, protuberancias y ampollas. Con frecuencia, la erupción tiene una forma lineal (como en la esquina superior izquierda de la foto) debido a la manera en la que la planta se desliza sobre la piel.

Síntomas

Los signos y síntomas de una erupción por hiedra venenosa son los siguientes:

  • Enrojecimiento
  • Picazón
  • Hinchazón
  • Ampollas
  • Dificultad para respirar, si has inhalado el humo de la hiedra venenosa en llamas

A menudo, la erupción se parece a una línea recta, debido a la forma en que la planta roza la piel. Pero si entras en contacto con un pedazo de tela o la piel de una mascota que tenga urushiol, la erupción se puede extender. También puedes pasar el aceite a otras partes del cuerpo con los dedos. La reacción, por lo general, se manifiesta de 12 a 48 horas después de la exposición, y dura entre dos y tres semanas.

La gravedad de la erupción cutánea depende de la cantidad de urushiol que entre en contacto con la piel. La parte de la piel con más urushiol puede desarrollar una erupción antes.

La piel debe entrar en contacto directo con el aceite de la planta para que le afecte. El líquido de la ampolla no disemina la erupción.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el médico en estos casos:

  • La reacción es grave o generalizada
  • Inhalas el humo de la hiedra venenosa en llamas y estás teniendo dificultad para respirar
  • La piel sigue inflamándose
  • La erupción afecta la vista, la boca o los genitales
  • Las ampollas están exudando pus
  • Tienes fiebre superior a 100 °F (37,8 °C)
  • La erupción no mejora en unas pocas semanas

Causas

La erupción por hiedra venenosa es un tipo de dermatitis alérgica de contacto causada por una resina oleosa llamada «urushiol». Se encuentra en las hojas, tallos y raíces de la hiedra venenosa, del roble venenoso y del zumaque venenoso. Esta resina es muy pegajosa, por lo que se adhiere fácilmente a la piel, la ropa, las herramientas, los equipos y la piel de las mascotas. Puedes tener una reacción a la hiedra venenosa por lo siguiente:

  • Contacto directo. Si tocas las hojas, los tallos, las raíces o las bayas de la planta, puedes tener una reacción.
  • Tocar objetos contaminados. Si caminas sobre hiedra venenosa y luego tocas tus zapatos, puede que te quede algo de urushiol en las manos, que luego puedes pasar a la cara o el cuerpo al tocarte o frotarte. Si el objeto contaminado no se limpia, el urushiol en él puede causar una reacción en la piel años más tarde.
  • Inhalar el humo de las plantas en llamas. Incluso el humo de la hiedra venenosa, del roble venenoso y del zumaque venenoso en llamas contiene urushiol, y puede irritar o dañar las fosas nasales o los pulmones.

La erupción por hiedra venenosa por sí sola no es contagiosa, el líquido de la ampolla no contiene urushiol y no diseminará la erupción. Tampoco puedes obtener hiedra venenosa de otra persona, a menos que hayas tocado el urushiol que todavía esté en esa persona o su ropa.

Fotografía de una hiedra venenosa

Un hiedra venenosa suele tener tres hojas que se ramifican en un solo tallo. Puede crecer como una planta o arbusto bajo o como enredadera. Las hiedras venenosas bajas se suelen encontrar con otros grupos de malezas y otras plantas.

Fotografía de una hiedra venenosa con bayas

Las hojas de la hiedra venenosa presentan una gran variedad de formas, colores y texturas. Algunas hojas poseen bordes lisos, mientras que otras poseen una apariencia irregular como los bordes de una dentadura. En otoño, las hojas pueden volverse amarillas, naranjas o rojas. La hiedra venenosa produce flores pequeñas y verdosas, y bayas verdes o blancuzcas.

Ilustración de una hiedra venenosa

La hiedra venenosa tiene tres hojas por rama. Crece como enredadera o arbustos bajos en la mayoría de los climas.

Ilustración de un zumaque venenoso

El zumaque venenoso tiene hojas de bordes suaves y puede crecer como un arbusto o como un árbol. A diferencia de la hiedra venenosa y del roble venenoso, no cumple con el patrón de tres hojas por tallo.

Factores de riesgo

Las actividades al aire libre como las siguientes pueden ponerte en mayor riesgo de exposición a la hiedra venenosa, el roble venenoso y el zumaque venenoso:

  • Agricultura
  • Silvicultura
  • Paisajismo
  • Jardinería
  • Extinción de incendios
  • Construcción
  • Campamentos
  • Caza o pesca desde la costa
  • Instalación de cable o de líneas telefónicas

Complicaciones

Si te rascas donde tienes una erupción por hiedra venenosa, las bacterias que están debajo de las uñas pueden hacer que la piel se infecte. Consulta con el médico si comienza a supurar pus de las ampollas. El tratamiento generalmente contiene antibióticos.

Prevención

Para prevenir la erupción por hiedra venenosa, sigue estos consejos:

  • Evita las plantas. Aprende a identificar la hiedra venenosa, el roble venenoso y el zumaque venenoso en todas las estaciones. Al caminar o al participar en otras actividades que puedan exponerte a estas plantas, trata de permanecer en caminos despejados. Si acampas, monta la carpa en una zona donde no haya estas plantas.

    Evita que las mascotas corran por zonas boscosas para que el urushiol no se adhiera accidentalmente a su piel, que luego puedes tocar.

  • Usa ropa de protección. Si es necesario, protégete la piel y usa calcetines, botas, pantalones, mangas largas y guantes de vinilo.
  • Quita o mata las plantas. En el jardín, puedes deshacerte de la hiedra venenosa mediante la aplicación de un herbicida o arrancándola de la tierra, incluso las raíces, usando guantes resistentes. Luego, quítate los guantes y lávalos bien, y también lávate las manos. No quemes hiedra venenosa ni las plantas relacionadas, porque el urushiol puede ser transportado por el humo.
  • Lávate la piel o el pelo de las mascotas. Dentro de los 30 minutos posteriores a la exposición, utiliza agua y jabón para limpiar suavemente la resina perjudicial de la piel. Limpia también debajo de las uñas. Esto puede ayudar a prevenir la erupción. Incluso, lavar después de una hora o más puede ayudar a reducir la gravedad de la erupción.

    Si crees que tu mascota puede estar contaminada con urushiol, ponte unos guantes largos de goma y baña a tu mascota.

  • Limpia los objetos contaminados. Si piensas que has entrado en contacto con hiedra venenosa, lava la ropa rápidamente con detergente, idealmente en un lavarropas. Manipula la ropa contaminada con cuidado para que el urushiol no entre en contacto contigo, con los muebles, los tapetes o los electrodomésticos.

    También lava cualquier otro objeto contaminado, como el equipo de campamento, herramientas de jardinería, joyas, zapatos e incluso cordones de zapatos, lo antes posible. El urushiol puede ser potente durante años. Así que si te sacas una chaqueta contaminada sin lavarla y la usas un año más tarde, el aceite en la chaqueta aún podría causar una erupción.

  • Aplica una crema protectora. Prueba los productos de venta libre que están destinados a actuar como una barrera entre la piel y la resina oleosa que causa la erupción por hiedra venenosa.

Diagnóstico

Por lo general, no necesitarás consultar con el médico por una erupción por hiedra venenosa. Si lo consultas, te podrá diagnosticar una erupción con solo observar. No es necesario realizar más análisis.

Tratamiento

Por lo general, los tratamientos para hiedra venenosa están limitados a métodos de cuidado personal. A menudo, la erupción cutánea se va sola en dos o tres semanas.

Si la erupción cutánea es generalizada o provoca gran cantidad de ampollas, tu médico puede recetarte un corticoesteroide oral, como la prednisona. Si se produce una infección bacteriana en el lugar de la erupción cutánea, tu médico puede recetarte un antibiótico oral.

Estilo de vida y remedios caseros

Una erupción por hiedra venenosa, tarde o temprano, desaparecerá sola. No obstante, la picazón puede ser compleja de enfrentar, ya que dificulta el sueño. Si te rascas las ampollas, pueden infectarse. A continuación, te damos algunas medidas que puedes tomar para ayudar a controlar la picazón:

  • Aplica una crema con corticoesteroides de venta libre durante los primeros días.
  • Aplica una loción de calamina.
  • Toma antihistamínicos orales, como la difenhidramina (Benadryl, otros), que también pueden ayudarte a dormir mejor.
  • Toma baños de agua fría que contengan un producto de baño a base de avena (Aveeno).
  • Coloca compresas frías y húmedas en la zona afectada durante 15 a 30 minutos varias veces al día.

Preparación antes de la cita

Es probable que no necesites tratamiento médico para una erupción por hiedra venenosa, a menos que se disemine ampliamente, persista durante más de unas semanas o se infecte. Si estás preocupado, podrías empezar visitando al médico de atención primaria. Él te puede derivar a un médico que se especialice en trastornos de la piel (dermatólogo).

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, es posible que desees enumerar todos los medicamentos, suplementos y vitaminas que tomas. También, haz una lista de preguntas que te gustaría hacerle al médico sobre la erupción por hiedra venenosa. Por ejemplo:

  • ¿Cuánto durará esta erupción?
  • ¿Es contagiosa?
  • ¿Está bien rascarse?
  • ¿Rascarse puede expandir la erupción?
  • ¿Reventarse las ampollas puede expandir la erupción?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuál me recomiendas?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudar a controlar la picazón?
  • Si la erupción no desaparece o empeora, ¿cuándo consideras que debo consultarte otra vez?
  • ¿Cómo puedo evitar que esto ocurra en el futuro?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Has tenido una erupción similar anteriormente?
  • ¿Has pasado tiempo al aire libre recientemente?
  • ¿Qué medidas de tratamiento ya probaste?

Last Updated Jul 27, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use