Fase del sueño retrasada

Perspectiva general

La fase de sueño retrasada, conocida oficialmente como «trastorno de la fase retrasada del sueño», es un trastorno del sueño del reloj interno (ritmo circadiano) en el que el patrón de sueño se retrasa dos horas o más en comparación con un patrón de sueño convencional, lo que causa que te duermas y te despiertes más tarde.

Diagnóstico

Para diagnosticar la enfermedad, el médico posiblemente revise tus antecedentes familiares y tu historia clínica, y realice una exploración física. El médico puede solicitar varias pruebas para diagnosticar tu trastorno o cualquier otra enfermedad relacionada, como las siguientes:

  • Actigrafía. En esta prueba, usas un dispositivo pequeño que registra el patrón de sueño-vigilia.
  • Diario del sueño. Es posible que el médico te pida que lleves un diario del sueño en el que registres los horarios diarios en que duermes y en los que estás despierto a fin de que puedas indicar tus patrones de sueño.
  • Polisomnografía. Si el médico sospecha que tienes un trastorno del sueño distinto, es posible que te solicite una polisomnografía. Para realizar esta prueba, debes permanecer en un centro de sueño durante una noche. Se utiliza un polisomnógrafo para supervisar la actividad cerebral, la frecuencia cardíaca, los niveles de oxígeno, los movimientos oculares y la función respiratoria mientras duermes.

Tratamiento

El médico trabajará contigo para crear un plan para tratar tu enfermedad.

Tu plan podría comprender:

  • Mejorar los hábitos de sueño. El médico puede referirse a esto como «higiene del sueño». Una buena higiene del sueño implica mantener un horario regular para dormir, evitar la cafeína y las actividades estimulantes cerca de la hora de acostarte, evitar el tabaco y el alcohol, y solo utilizar tu dormitorio para dormir y tener relaciones sexuales. También es útil hacer ejercicio en la mañana y evitar ejercicios de moderados a intensos cerca de la hora de acostarte.
  • Suplementos a base de melatonina. Los médicos pueden recetarte un suplemento a base de melatonina que deberás tomar al anochecer para ayudar a ajustar tu ritmo circadiano.
  • Fototerapia. Exponerte a la luz de la mañana puede ajustar tu reloj interno del sueño (ritmo circadiano).
  • Cronoterapia. En la cronoterapia, los médicos pueden recetarte un horario de sueño que retrasa tu hora de dormir de 1 a 2,5 horas cada seis días, hasta llegar a alcanzar el horario deseado. Una vez que se establece, debes mantener tu horario de sueño.

Last Updated Feb 5, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use