Gonorrea

Perspectiva general

La gonorrea es una infección causada por una bacteria de transmisión sexual que infecta tanto a hombres como a mujeres. La gonorrea afecta con mayor frecuencia la uretra, el recto o la garganta. En las mujeres, la gonorrea también puede infectar el cuello de la matriz.

La mayoría de las veces, la gonorrea se transmite durante el acto sexual vaginal, oral o anal. Pero los bebés de madres infectadas pueden infectarse durante la labor de parto. En los bebés, la gonorrea suele afectar los ojos.

Abstenerse de tener relaciones sexuales, usar un preservativo si tienes relaciones sexuales y estar en una relación mutuamente monógama son las mejores maneras de prevenir las infecciones de transmisión sexual.

Síntomas

En muchos casos, la infección de gonorrea no causa síntomas. Sin embargo, los síntomas pueden afectar muchas partes del cuerpo, pero comúnmente aparecen en el tracto genital.

La gonorrea afecta el aparato genital

Los signos y síntomas de la infección de gonorrea en los hombres incluyen:

  • Dolor al orinar
  • Secreción similar al pus de la punta del pene
  • Dolor o hinchazón en un testículo

Los signos y síntomas de la infección de gonorrea en las mujeres incluyen:

  • Aumento del flujo vaginal
  • Dolor al orinar
  • Sangrado vaginal entre períodos, como después de una relación sexual vaginal
  • Dolor abdominal o pélvico

La gonorrea en otras partes del cuerpo

La gonorrea también puede afectar estas partes del cuerpo:

  • Recto. Los signos y síntomas incluyen comezón anal, secreción del recto similar al pus, manchas de sangre de color rojo brillante en el papel higiénico y tener que hacer esfuerzo durante la defecación.
  • Ojos. La gonorrea que afecta los ojos puede causar dolor ocular, sensibilidad a la luz y secreción similar al pus de uno o ambos ojos.
  • Garganta. Los signos y síntomas de una infección de garganta pueden incluir dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello.
  • Articulaciones. Si una o más articulaciones se infectan por bacterias (artritis séptica), las articulaciones afectadas pueden estar calientes, enrojecidas, hinchadas y extremadamente dolorosas, especialmente durante el movimiento.

Cuándo consultar al médico

Pide una cita médica si observas algún signo o síntoma preocupante, como una sensación de ardor al orinar o una secreción similar al pus en el pene, la vagina o el recto.

También pide una cita médica si le han diagnosticado gonorrea a tu pareja. Quizá no tengas signos ni síntomas que te motiven a buscar atención médica. Pero si no te tratas, puedes reinfectar a tu pareja incluso después de haber sido tratada por la gonorrea.

Sistema reproductivo masculino

El sistema reproductivo masculino produce, almacena y mueve el esperma. Los testículos producen esperma. El líquido de las vesículas seminales y glándulas de la próstata se combinan con el esperma para producir semen. El pene eyacula semen durante la relación sexual.

Ubicación de los órganos reproductores femeninos

Los ovarios, las trompas de Falopio, el útero, el cuello del útero y la vagina (canal vaginal) forman el aparato reproductor femenino.

Causas

La causa de la gonorrea es la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Las bacterias de la gonorrea casi siempre se transmiten de una persona a otra durante el contacto sexual, que incluye el sexo oral, anal o vaginal.

Factores de riesgo

Las mujeres sexualmente activas menores de 25 años y los hombres que tienen sexo con hombres tienen mayor riesgo de contraer gonorrea.

Otros factores que pueden aumentar su riesgo incluyen:

  • Tener una nueva pareja sexual
  • Tener una pareja sexual que tiene otras parejas
  • Tener más de una pareja sexual
  • Haber tenido gonorrea u otra infección de transmisión sexual

Complicaciones

La gonorrea no tratada puede producir complicaciones graves, p. ej.:

  • Infertilidad en mujeres. La gonorrea puede propagarse al útero y a las trompas de Falopio, y así producir enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). La enfermedad inflamatoria pélvica puede causar cicatrización de las trompas, mayor riesgo de complicaciones en el embarazo e infertilidad. La enfermedad inflamatoria pélvica requiere tratamiento inmediato.
  • Infertilidad en los hombres. La gonorrea puede causar la inflamación (epididimitis) de un pequeño tubo enrollado en la parte posterior de los testículos donde se encuentran los conductos espermáticos (epidídimo) se inflame. La epididimitis no tratada puede producir infertilidad.
  • Infección que se propaga a las articulaciones y otras áreas del cuerpo. La bacteria que causa la gonorrea puede propagarse a través del torrente sanguíneo e infectar otras partes del cuerpo, incluidas las articulaciones. Fiebre, sarpullido, llagas en la piel, dolor articular, hinchazón y rigidez son algunos de los resultados posibles.
  • Mayor riesgo de contraer el VIH/SIDA. Padecer gonorrea te hace más susceptible a la infección con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el virus que lleva al SIDA. Las personas que tienen tanto gonorrea como VIH pueden transmitir ambas enfermedades más fácilmente a sus parejas.
  • Complicaciones en los bebés. Los bebés que contraen gonorrea de sus madres durante el parto pueden r ceguera, llagas en el cuero cabelludo e infecciones.

Prevención

Para reducir el riesgo de gonorrea, haz lo siguiente:

  • Usa un preservativo si tienes relaciones sexuales. Abstenerse de tener relaciones sexuales es la forma más segura de prevenir la gonorrea. Pero si decides tener relaciones sexuales, usa un preservativo durante cualquier tipo de contacto sexual, incluido el sexo anal, oral o vaginal.
  • Limita el número de parejas sexuales. Estar en una relación monógama en la que ninguna de las dos personas tiene relaciones sexuales con otra persona puede reducir el riesgo.
  • Asegúrate de que tú y tu pareja se hagan la prueba de infecciones de transmisión sexual. Antes de tener relaciones sexuales, háganse la prueba y compartan los resultados entre ustedes.
  • No tengas relaciones sexuales con alguien que parezca tener una infección de transmisión sexual. Si tu pareja tiene signos o síntomas de una infección de transmisión sexual, como ardor al orinar o una erupción o llaga genital, no tengas relaciones sexuales con esa persona.
  • Considera la posibilidad de hacerte exámenes de detección de gonorrea con regularidad. Se recomiendan exámenes de detección anuales para las mujeres sexualmente activas menores de 25 años y para las mujeres mayores con mayor riesgo de infección. Esto incluye a las mujeres que tienen una nueva pareja sexual, más de una pareja sexual, una pareja sexual que tenga otras parejas, o una pareja sexual que tiene una infección de transmisión sexual.

    También se recomienda que los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, así como sus parejas, se sometan a exámenes de detección regulares.

Para evitar contraer gonorrea nuevamente, abstente de tener relaciones sexuales hasta que tú y tu pareja hayan terminado el tratamiento y hasta después de que los síntomas hayan desaparecido.

Diagnóstico

Para determinar si tienes gonorrea, el médico analizará una muestra de células. Las muestras pueden ser recogidas de las siguientes maneras:

  • Análisis de orina. Esto puede ayudar a identificar bacterias en la uretra.
  • Muestras del área afectada. Una muestra de tu garganta, uretra, vagina o recto puede recolectar bacterias que se pueden identificar en un laboratorio.

Para las mujeres, hay disponibles kits de pruebas caseras para la gonorrea. Incluyen hisopos vaginales para el autodiagnóstico que se envían a un laboratorio específico para su análisis. Puedes elegir que se te notifique por correo electrónico o mensaje de texto cuando los resultados estén listos. Puedes ver tus resultados en línea o recibirlos llamando a una línea directa gratuita.

Estudios de otras infecciones de transmisión sexual

El médico puede recomendar exámenes para otras infecciones de transmisión sexual. La gonorrea aumenta el riesgo de estas infecciones, particularmente la clamidia, que a menudo acompaña a la gonorrea.

La prueba del VIH también se recomienda para cualquier persona a quien se le diagnostique una infección de transmisión sexual. Según tus factores de riesgo, también podrían ser beneficiosas otras pruebas para detectar infecciones de transmisión sexual.

Tratamiento

Tratamiento de la gonorrea en adultos

Los adultos con gonorrea se tratan con antibióticos. Debido a las cepas emergentes de Neisseria gonorrhoeae resistente a los medicamentos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que la gonorrea no complicada se trate con el antibiótico ceftriaxona, administrado por inyección, con azitromicina oral (Zithromax).

Si eres alérgico a los antibióticos de cefalosporina, como la ceftriaxona, se te podría administrar gemifloxacina (Factive) oral o gentamicina inyectable y azitromicina oral.

Tratamiento de gonorrea para parejas

Tu pareja también debe someterse a pruebas y tratamientos para la gonorrea, por más que no tenga signos ni síntomas. Tu pareja recibe el mismo tratamiento que tú. Aun si tú has recibido tratamiento para la gonorrea, una pareja que no recibe tratamiento puede volver a contagiarte.

Tratamiento de la gonorrea para bebés

Los bebés nacidos de madres con gonorrea que desarrollan la infección pueden tratarse con antibióticos.

Preparación antes de la cita

Es probable que tengas que consultar a tu médico de familia o a un profesional de la salud generalista. A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para la cita.

Qué puedes hacer

Cuando hagas la cita, pregunta si hay algo que debas hacer por adelantado, p. ej., restringir tu dieta.

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas, si los tienes, incluidos aquellos que parezcan no estar relacionados con la razón por la cual programaste la cita, y cuándo comenzaron
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico

Estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico en relación con la gonorrea:

  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Debo hacerme pruebas para detectar otras infecciones de transmisión sexual?
  • ¿Debería mi pareja hacerse la prueba para detectar gonorrea?
  • ¿Cuánto tiempo debo esperar antes de reanudar la actividad sexual?
  • ¿Cómo puedo prevenir la gonorrea en el futuro?
  • ¿Sobre qué complicaciones de la gonorrea debo estar consciente?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?
  • ¿Necesitaré una visita de seguimiento?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Las preguntas que tu médico probablemente te hará incluyen:

  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuál es la intensidad de los síntomas?
  • ¿Has estado expuesto a infecciones de transmisión sexual?

Qué puedes hacer mientras tanto

Abstente de tener relaciones sexuales hasta que veas a tu médico. Alerta a tus parejas sexuales de que estás teniendo signos y síntomas para que puedan coordinar una consulta con sus médicos para la realización de las pruebas.

Last Updated Mar 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use