Hemangioma

Perspectiva general

Un hemangioma es una marca de nacimiento de color rojo intenso que aparece al nacer o en la primera o segunda semana de vida. Parece una protuberancia gomosa y está compuesta por vasos sanguíneos adicionales en la piel.

Un hemangioma puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero aparece más comúnmente en la cara, el cuero cabelludo, el pecho o la espalda. En general, el tratamiento para el hemangioma de un bebé (hemangioma infantil) no es necesario ya que desaparece con el tiempo. Un niño que tiene esta afección durante la lactancia, por lo general, tendrá poco rastro visible de la protuberancia a los 10 años. Es posible que desees considerar el tratamiento si un hemangioma interfiere en la visión, la respiración u otras funciones.

Hemangioma

Un hemangioma infantil es una marca de nacimiento que consiste en un grupo anormalmente denso de vasos sanguíneos. El hemangioma aparece en la superficie de la piel como una masa esponjosa.

Síntomas

Un hemangioma puede estar presente al nacer, pero aparece con más frecuencia durante los primeros meses de vida. Comienza como una marca plana y roja en cualquier parte del cuerpo, con mayor frecuencia en la cara, el cuero cabelludo, el pecho o la espalda. Por lo general, un niño tiene solo una marca. Algunos niños pueden tener más de uno, particularmente si nacen en un parto múltiple.

Durante el primer año de vida de tu hijo, la marca roja crece rápidamente hasta convertirse en una protuberancia esponjosa y de aspecto gomoso que sobresale de la piel. El hemangioma entonces entra en una fase de reposo y, eventualmente, comienza a desaparecer lentamente.

Muchos hemangiomas desaparecen antes de los 5 años de edad y la mayoría desaparecen antes de los 10 años. Una vez que el hemangioma desaparece, la piel puede quedar ligeramente decolorada o elevada.

Cuándo debes consultar con un médico

El médico de tu hijo controlará el hemangioma durante chequeos de rutina. Ponte en contacto con el médico de tu hijo si el hemangioma sangra, forma una llaga o parece infectado.

Busca atención médica si la afección interfiere en la visión, la respiración, la audición o la eliminación de tu hijo.

Causas

Un hemangioma está formado por vasos sanguíneos adicionales que se agrupan y forman una masa densa. No se sabe qué causa que los vasos se agrupen.

Factores de riesgo

Los hemangiomas se presentan con mayor frecuencia en bebés de sexo femenino, raza blanca y prematuros.

Complicaciones

En ocasiones, un hemangioma puede romperse y formar una llaga. Esto puede causar dolor, sangrado, cicatrices o infección. Según dónde se encuentre el hemangioma, puede afectar la visión, la respiración, la audición o la eliminación de tu hijo, aunque esto es raro.

Diagnóstico

En general, el médico puede diagnosticar un hemangioma a simple vista. No suele ser necesario hacer análisis.

Tratamiento

En general, no es necesario tratar los hemangiomas porque desaparecen por sí solos con el tiempo. Sin embargo, si un hemangioma afecta la visión o causa otros problemas, los tratamientos comprenden medicamentos o cirugía láser:

  • Betabloqueantes. En hemangiomas superficiales pequeños, se puede aplicar un gel que contiene el medicamento timolol en la piel afectada. Un hemangioma infantil grave puede desaparecer si se trata con una solución oral de propranolol. Por lo general, el tratamiento debe continuar hasta aproximadamente 1 año de edad. Los efectos secundarios pueden incluir hiperglucemia, hipotensión arterial y sibilancias.
  • Medicamentos corticoesteroides. Para los niños que no responden a los tratamientos con betabloqueantes o que no pueden usarlos, los corticoesteroides pueden ser una opción. Pueden inyectarse en el nódulo o aplicarse en la piel. Los efectos secundarios pueden incluir crecimiento deficiente y adelgazamiento de la piel.
  • Cirugía láser. Algunas veces, mediante cirugía láser se puede extirpar un hemangioma pequeño y delgado o tratar llagas en un hemangioma.

Si estás considerando el tratamiento para el hemangioma de tu hijo, analiza las ventajas y las desventajas con el médico de tu hijo. Ten en cuenta que la mayoría de los hemangiomas infantiles desaparecen por sí solos durante la infancia y que los tratamientos tienen efectos secundarios potenciales.

Last Updated Sep 13, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use