Hipercalcemia

Perspectiva general

La hipercalcemia es una enfermedad en la que el nivel de calcio en la sangre está por encima del normal. Tener demasiado calcio en la sangre puede debilitar los huesos, formar cálculos renales e interferir en el funcionamiento del corazón y el cerebro.

La hipercalcemia suele producirse a causa de la hiperactividad de las glándulas paratiroides. Estas cuatro glándulas diminutas están ubicadas detrás de la glándula tiroides. Otras causas de la hipercalcemia son el cáncer, otros trastornos médicos específicos, algunos medicamentos y el consumo excesivo de suplementos de calcio y vitamina D.

Los signos y síntomas de la hipercalcemia pueden oscilar entre no existentes y graves. El tratamiento depende de la causa.

Glándulas paratiroides

Las glándulas paratiroides, que se encuentran detrás de la tiroides, fabrican la hormona paratiroide, que participa en la regulación de los niveles corporales de los minerales calcio y fósforo.

Síntomas

Es posible que no presentes ningún signo ni síntoma si tienes hipercalcemia leve. Los casos más graves producen signos y síntomas relacionados con las partes del cuerpo afectadas por los niveles altos de calcio en la sangre. Por ejemplo:

  • Riñones. Un exceso de calcio en la sangre significa que los riñones tienen que trabajar más para filtrarlo. Esto puede provocar sed excesiva y necesidad de orinar con frecuencia.
  • Aparato digestivo. La hipercalcemia puede causar malestar estomacal, náuseas, vómitos y estreñimiento.
  • Huesos y músculos. En la mayoría de los casos, el exceso de calcio en la sangre proviene de los huesos, lo cual los debilita. Esto puede causar dolor en los huesos, debilidad muscular y depresión.
  • Cerebro. La hipercalcemia puede interferir en la forma en que funciona el cerebro, lo cual provoca desorientación, letargo y fatiga. También puede causar depresión.
  • Corazón. En raras ocasiones, la hipercalcemia grave puede interferir en la función cardíaca y provocar palpitaciones y desmayos, los cuales constituyen indicios de arritmia cardíaca y otros problemas del corazón.

Cuándo consultar al médico

Comunícate con el médico si presentas signos y síntomas que pueden indicar hipercalcemia, como tener sed extrema, orinar con frecuencia y tener dolor abdominal.

Causas

Además de contribuir al desarrollo de huesos y dientes fuertes, el calcio ayuda a que los músculos se contraigan y a que los nervios transmitan señales. En general, si no hay suficiente calcio en la sangre, las glándulas paratiroides secretan una hormona que provoca lo siguiente:

  • Hace que los huesos liberen calcio en la sangre
  • Hace que el tubo digestivo absorba más calcio
  • Hace que los riñones excreten menos calcio y activen más vitamina D, que cumple un rol fundamental en la absorción de calcio

Este equilibrio sutil entre una cantidad insuficiente de calcio en la sangre y la hipercalcemia puede verse alterado a causa de varios factores. Las causas de la hipercalcemia son:

  • Glándulas paratiroides hiperactivas. La hiperactividad de las glándulas paratiroides (hiperparatiroidismo), que es la causa más frecuente de la hipercalcemia, puede provenir de un pequeño tumor no canceroso (benigno) o del aumento del tamaño de una o más de las cuatro glándulas paratiroides.
  • Cáncer. El cáncer de pulmón y el cáncer de mama, así como algunos tipos de cáncer de la sangre, pueden aumentar el riesgo de padecer hipercalcemia. La diseminación del cáncer (metástasis) a los huesos también aumenta el riesgo.
  • Otras enfermedades. Ciertas enfermedades, como la tuberculosis y la sarcoidosis, pueden elevar los niveles de vitamina D en la sangre, la cual estimula al tubo digestivo para que absorba más calcio.
  • Factores hereditarios. Un trastorno genético poco frecuente, conocido como «hipercalcemia hipocalciúrica hereditaria», causa un aumento del nivel de calcio en la sangre debido a receptores de calcio defectuosos en el organismo. Esta afección no causa síntomas ni complicaciones de la hipercalcemia.
  • Inmovilidad. Las personas que tienen enfermedades que las obligan a permanecer sentadas o acostadas durante mucho tiempo pueden presentar hipercalcemia. Con el paso del tiempo, los huesos que no soportan peso liberan calcio en la sangre.
  • Deshidratación grave. Una causa frecuente de la hipercalcemia leve o transitoria es la deshidratación. Cuando hay menos líquido en la sangre, se elevan las concentraciones de calcio.
  • Medicamentos. Determinados medicamentos, como el litio, que se usa para tratar el trastorno bipolar, podrían aumentar la liberación de la hormona paratiroidea.
  • Suplementos. Con el paso del tiempo, tomar una cantidad excesiva de suplementos de calcio o vitamina D puede aumentar los niveles de calcio en la sangre por encima de lo normal.

Factores de riesgo

Las mujeres de más de 50 años de edad corren un riesgo mayor de tener glándulas paratiroides hiperactivas.

Complicaciones

Las complicaciones de la hipercalcemia pueden comprender:

  • Osteoporosis. Si los huesos continúan liberando calcio en la sangre, puedes padecer osteoporosis, enfermedad que debilita los huesos y que podría dar lugar a fracturas óseas, curvatura de la columna y disminución de la estatura.
  • Cálculos renales. Si la orina contiene demasiado calcio, pueden formarse cristales en los riñones. Con el paso del tiempo, los cristales pueden unirse y formar cálculos renales. Expulsar un cálculo puede ser extremadamente doloroso.
  • Insuficiencia renal. La hipercalcemia grave puede dañar los riñones y restringir su capacidad de limpiar la sangre y eliminar líquido.
  • Problemas del sistema nervioso. La hipercalcemia grave puede dar lugar a desorientación, demencia y coma, la que puede ser mortal.
  • Ritmo cardíaco anormal (arritmia). La hipercalcemia puede afectar los impulsos eléctricos que regulan los latidos del corazón y hacer que el corazón lata en forma irregular.

Diagnóstico

Dado que la hipercalcemia puede causar, de hacerlo, pocos signos o síntomas, es posible que no sepas que tienes el trastorno hasta que los análisis de sangre de rutina muestren un nivel alto de calcio en sangre. Los análisis de sangre también pueden revelar si el nivel de la hormona paratiroidea es alto, lo que indica que tienes hiperparatiroidismo.

Para determinar si tu hipercalcemia está provocada por un problema oculto, tal como cáncer o sarcoidosis, el médico podría recomendarte pruebas de diagnóstico por imágenes de los huesos o de los pulmones.

Tratamiento

Si la hipercalcemia es leve, tú y el médico pueden elegir vigilar y esperar, y controlar los huesos y riñones a lo largo del tiempo para asegurarse de que siguen estando sanos.

Medicamentos

En algunos casos, el médico te puede recomendar lo siguiente:

  • Calcitonina (Miacalcin). Esta hormona del salmón controla los niveles de calcio en la sangre. Las náuseas leves pueden ser un efecto secundario.
  • Calcimiméticos. Este tipo de medicamentos puede ayudar a controlar las glándulas paratiroides hiperactivas. El cinacalcet (Sensipar) se aprobó para controlar la hipercalcemia.
  • Bisfosfonatos. Los medicamentos intravenosos para la osteoporosis, que pueden bajar de manera rápida los niveles de calcio, se usan generalmente para tratar la hipercalcemia provocada por el cáncer. El riesgo asociado a este tratamiento incluye osteonecrosis de la mandíbula y ciertos tipos de fracturas de fémur.
  • Denosumab (Prolia, Xgeva). Este medicamento se utiliza generalmente para tratar a personas con hipercalcemia provocada por el cáncer que no responden bien a los bisfosfonatos.
  • Prednisona. Si la hipercalcemia se debe a niveles altos de vitamina D, el uso a corto plazo de píldoras esteroides, como prednisona, generalmente es útil.
  • Líquidos intravenosos y diuréticos. Los niveles extremadamente altos de calcio pueden ser una emergencia médica. Puede ser necesario que te hospitalicen para brindarte tratamiento con líquidos intravenosos y diuréticos para disminuir de forma inmediata el nivel de calcio a fin de evitar problemas con el ritmo cardíaco o daños al sistema nervioso.

Cirugías y otros procedimientos

Los problemas asociados a las glándulas paratiroides hiperactivas generalmente pueden curarse mediante cirugía para extraer el tejido que está provocando el problema. En muchos casos, solo una de las cuatro glándulas paratiroides de una persona se ve afectada. Una prueba de exploración especial consiste en inyectar una pequeña dosis de material radioactivo para identificar la glándula o las glándulas que no están funcionando adecuadamente.

Preparación antes de la cita

Puedes comenzar por consultar a tu profesional de atención médica primaria. Sin embargo, es posible que te deriven a un médico que se especializa en el tratamiento de trastornos hormonales (endocrinólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, haz una lista con lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluso aquellos que parezcan no estar relacionados, y cuándo comenzaron
  • Información personal clave, incluso factores de estrés importantes o cambios recientes en tu vida, tu historia clínica y antecedentes familiares
  • Todos los medicamentos, vitaminas y otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe, para que te ayude a recordar la información que recibas.

Algunas de las preguntas básicas para hacerle al médico en los casos de hipercalcemia son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuáles me recomiendas?
  • ¿Qué efectos secundarios puedo esperar del tratamiento?
  • ¿Existen alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos en forma conjunta?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te pregunte lo siguiente:

  • ¿Hay algo que mejore los síntomas?
  • ¿Hay algo que esté empeorando tus síntomas?
  • ¿Has tenido cálculos renales, fracturas óseas u osteoporosis?
  • ¿Tienes dolor en los huesos?
  • ¿Bajas de peso sin causa aparente?
  • ¿Tus familiares han tenido hipercalcemia o cálculos renales?

Last Updated Sep 21, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use