Hirsutismo

Perspectiva general

El hirsutismo es una afección que consiste en el crecimiento de vello no deseado en mujeres, siguiendo un patrón masculino de distribución. El hirsutismo produce cantidades excesivas de vello oscuro y grueso en zonas del cuerpo en las que típicamente crece el vello masculino: rostro, pecho y espalda.

La cantidad de vello corporal que tengas está determinada en gran parte por tu estructura genética. Existe una amplia variedad en la distribución, en el grosor y en el color del vello normal debido a las diferencias hereditarias. Sin embargo, el hirsutismo es una afección que puede manifestarse debido a un exceso de hormonas masculinas llamadas andrógenos, principalmente la testosterona. También puede deberse a un rasgo hereditario o de familia.

Una combinación de auto-cuidados y terapias médicas hace posible el tratamiento para muchas mujeres con hirsutismo.

Imagen del hirsutismo

El hirsutismo es el exceso de vellos por lo general más notorios alrededor de la boca y el mentón de una mujer.

Síntomas

El hirsutismo es el crecimiento de vello corporal duro y oscuro, que aparece en partes del cuerpo en las que las mujeres no suelen tener vello: principalmente el rostro, el pecho y la espalda. Lo que se considera excesivo puede variar según la identidad étnica y la cultura.

Cuando niveles demasiado altos de andrógenos provocan hirsutismo, otros signos pueden aparecer con el tiempo, en un proceso llamado virilización. Los signos de la virilización podrían incluir:

  • Voz más grave
  • Calvicie
  • Acné
  • Disminución del tamaño de los senos
  • Aumento de la masa muscular
  • Agrandamiento del clítoris

Causas

En la pubertad, los ovarios de una niña comienzan a producir una combinación de hormonas tanto femeninas como masculinas, lo que provoca el crecimiento de vello en las axilas y en el pubis. Puede producirse hirsutismo si la combinación se desequilibra con una proporción demasiado alta de hormonas masculinas (andrógenos).

Las posibles causas del hirsutismo incluyen:

  • Síndrome de ovario poliquístico. Se trata de la causa más frecuente del hirsutismo y se debe a un desequilibrio de las hormonas sexuales que puede producir períodos menstruales irregulares, obesidad, esterilidad y, en ocasiones, varios quistes en los ovarios.
  • Síndrome de Cushing. Aparece cuando el cuerpo está expuesto a altos niveles de la hormona cortisol. Puede deberse a que las glándulas suprarrenales producen demasiada cantidad de cortisol o puede manifestarse como consecuencia de tomar medicamentos, como la prednisona, durante un período prolongado.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita. Esta afección hereditaria se caracteriza por una producción anormal de hormonas esteroideas, como el cortisol y los andrógenos, por parte de las glándulas suprarrenales.
  • Tumores. Rara vez, un tumor que produce andrógenos en los ovarios o en las glándulas suprarrenales puede causar hirsutismo.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos pueden causar hirsutismo. Entre estos se incluyen el danazol, que se utiliza para tratar a mujeres con endometriosis, los corticoesteroides sistémicos y la fluoxetina (Prozac), que se utiliza para tratar la depresión.

En ocasiones, el hirsutismo puede presentarse sin ninguna causa identificable. Esto sucede con mayor frecuencia en ciertas poblaciones, como las mujeres de ascendencia mediterránea, de Oriente Medio y de Asia del Sur.

Factores de riesgo

Varios factores pueden estar relacionados con la aparición del hirsutismo, por ejemplo:

  • Antecedentes familiares. Varias afecciones que causan hirsutismo son de familia (hereditarias), por ejemplo, la hiperplasia suprarrenal congénita y el síndrome de ovario poliquístico.
  • Ascendencia. Las mujeres de ascendencia mediterránea, de Oriente Medio y de Asia del Sur tienen mayores probabilidades de tener hirsutismo sin ninguna causa identificable, en comparación con otras mujeres.
  • Obesidad. La obesidad provoca un aumento en la producción de andrógenos, lo que puede empeorar el hirsutismo.

Complicaciones

El hirsutismo puede provocar angustia. Algunas mujeres se sienten acomplejadas por tener vello corporal no deseado. Algunas sufren depresión. Además, aunque el hirsutismo no causa complicaciones físicas, la causa básica del desequilibrio hormonal sí puede provocar complicaciones.

Si tienes hirsutismo y períodos menstruales irregulares, podrías padecer el síndrome de ovario poliquístico, que puede causar esterilidad. Las mujeres que toman medicamentos para tratar el hirsutismo deben evitar quedar embarazadas debido al riesgo de que se produzcan defectos de nacimiento.

Prevención

Por lo general, no es posible prevenir el hirsutismo. Sin embargo, bajar de peso si tienes sobrepeso podría ayudar a reducir el hirsutismo, particularmente si tienes síndrome de ovario poliquístico.

Diagnóstico

Los análisis que miden la cantidad de ciertas hormonas en la sangre, incluida la testosterona u otras hormonas similares a la testosterona, podrían ayudar a determinar si los niveles elevados de andrógenos son los causantes de tu hirsutismo. Si ese fuera el caso, el médico podría recomendar una ecografía o una exploración por tomografía computarizada (TC) para revisar los ovarios y las glándulas suprarrenales en busca de tumores o quistes.

El médico también podría revisarte el abdomen y realizarte un examen pélvico en busca de masas que podrían indicar la presencia de un tumor.

Tratamiento

El tratamiento del hirsutismo a menudo incluye una combinación de terapia para el trastorno oculto, si es que existe, métodos de cuidado personal, depilación y medicamentos.

Medicamentos

Los medicamentos que se toman para tratar el hirsutismo por lo general tardan hasta seis meses, el ciclo de vida promedio de un folículo piloso, antes de que notes una diferencia significativa en el crecimiento del vello. Los medicamentos incluyen:

  • Anticonceptivos orales. Las píldoras anticonceptivas y otros métodos anticonceptivos hormonales que contienen estrógeno y progestina, tratan el hirsutismo causado por la producción de andrógenos. Los anticonceptivos orales son un tratamiento frecuente del hirsutismo para mujeres que no desean quedar embarazadas. Los posibles efectos secundarios incluyen mareos, náuseas, dolor de cabeza y malestar estomacal.
  • Antiandrógenos. Estos tipos de medicamentos (antagonistas) evitan que los andrógenos se unan a sus receptores en el cuerpo. A veces se recetan después de seis meses de tomar anticonceptivos orales si estos últimos no resultan lo suficientemente eficaces.

    El antiandrógeno más utilizado para tratar el hirsutismo es la espironolactona (Aldactone). Debido a que estos medicamentos pueden provocar defectos de nacimiento, es importante que utilices métodos anticonceptivos mientras los tomas.

  • Crema tópica. La crema con eflornitina (Vaniqa) es un producto de venta con receta que se utiliza específicamente para tratar el exceso de vello facial en mujeres. Se aplica directamente al área afectada del rostro y ayuda a retrasar el crecimiento de vello nuevo, pero no elimina el vello existente. Puede usarse con terapia láser para optimizar los resultados.

Procedimientos

Para eliminar el vello no deseado de manera permanente, las opciones incluyen:

  • Electrólisis. Este tratamiento consiste en introducir una aguja diminuta en cada folículo piloso. La aguja emite un pulso de corriente eléctrica para dañar y finalmente destruir el folículo. Es posible que necesites varias sesiones de tratamiento.

    La electrólisis es eficaz, pero puede ser dolorosa. Una crema anestésica aplicada sobre la piel antes del tratamiento podría reducir el malestar.

  • Terapia láser. Un haz de luz altamente concentrada (láser) se pasa por encima de la piel para dañar los folículos pilosos y evitar que el vello vuelva a crecer. Es posible que necesites varias sesiones de tratamiento.

    Podrías presentar enrojecimiento e hinchazón de la piel después de la terapia láser. La terapia láser para eliminar el vello es costosa e implica riesgos de quemaduras y cambios de color de la piel, en especial en personas con piel bronceada o morena.

Estilo de vida y remedios caseros

Los métodos de auto-cuidados para eliminar el vello facial y corporal no deseado incluyen:

  • Depilación con pinzas. Utilizar pinzas es un buen método para eliminar algunos vellos aislados, pero no resulta útil para despejar un área grande de vello.
  • Afeitarse. La afeitada es rápida y económica, pero necesita repetirse regularmente ya que elimina el vello solo en la superficie de la piel.
  • Depilación con cera. La depilación con cera consiste en aplicar cera caliente sobre la piel, en los sitios donde crece vello no deseado. Una vez que la cera se endurece, la arrancas de la piel para eliminar el vello. La depilación con cera elimina el vello de un área grande con rapidez, pero puede causar escozor temporalmente y, a veces, provoca irritación y enrojecimiento de la piel.
  • Productos depilatorios químicos. Generalmente disponibles en forma de geles, lociones o cremas que te aplicas sobre la piel, los productos depilatorios químicos funcionan descomponiendo la estructura de la proteína del vello (queratina). Algunas personas son alérgicas a las sustancias químicas empleadas en los productos depilatorios.

Blanqueamiento

En lugar de eliminar el vello corporal no deseado, algunas mujeres utilizan el blanqueamiento. Este método elimina el color del vello y lo vuelve menos visible. El blanqueamiento puede causar irritación de la piel, así que te recomendamos que primero pruebes el producto blanqueador en un área pequeña. Además, el blanqueamiento puede hacer que el vello resalte sobre piel morena o bronceada.

Preparación antes de la cita

Es probable que empieces por consultar con el médico de cabecera. El médico puede derivarte a otro que se especialice en trastornos hormonales (endocrinólogo) o en enfermedades de la piel (dermatólogo).

Qué puedes hacer

Cuando programes tu consulta, pregunta si debes evitar eliminar el vello no deseado para que el médico pueda evaluar mejor tu afección. Haz una lista de lo siguiente:

  • La información personal importante, incluidas otras afecciones y los cambios en tu ciclo menstrual o en el deseo sexual
  • Todos los medicamentos, las vitaminas y otros suplementos que tomas, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

En caso de hirsutismo, algunas preguntas para hacerle al médico incluyen las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa probable de mis síntomas?
  • ¿Hay otras causas que puedan estar causando mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Esta afección puede ser temporal o crónica?
  • ¿Cuál es el mejor modo de proceder?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que me sugiere?
  • Tengo estas otras afecciones. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlas de manera conjunta?
  • ¿Debería consultar con un especialista?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda darme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas, por ejemplo:

  • ¿Cuándo comenzaron tus síntomas?
  • ¿Notaste cambios en tu ciclo menstrual o dejaste de tener el período?
  • ¿Aumentaste de peso?
  • ¿Tienes acné de aparición reciente?
  • ¿Te cambió el tamaño de los senos?
  • ¿Otras personas han comentado sobre cambios en tu voz?
  • ¿Tienes planes de quedar embarazada pronto?

Last Updated Mar 7, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use