Hombro dislocado

Perspectiva general

El hombro dislocado es una lesión de los ligamentos que unen la clavícula con el omóplato. En un hombro levemente dislocado, los ligamentos pueden estar solo estirados. Si la lesión es grave, los ligamentos pueden estar desgarrados.

En la mayoría de las personas, un hombro dislocado, generalmente, no requiere cirugía. En cambio, los tratamientos conservadores, como descanso, hielo y analgésicos, con frecuencia, son suficientes para aliviar el dolor. La mayoría de las personas recuperan la función total del hombro en unas pocas semanas después de habérselo dislocado.

Dislocación del hombro

La dislocación del hombro es una lesión en los ligamentos que unen la clavícula con el omóplato. En una dislocación leve del hombro, es posible que los ligamentos solo estén estirados. En el caso de las lesiones graves, los ligamentos pueden estar desgarrados.

Síntomas

Los signos y síntomas del hombro dislocado pueden ser los siguientes:

  • Dolor de hombro
  • Debilidad del hombro o del brazo
  • Hombro hinchado o con hematomas
  • Movimiento limitado del hombro
  • Un bulto y una inflamación en la parte superior del hombro

Cuándo consultar al médico

Comunícate con el médico si tienes sensibilidad o dolor persistentes cerca del extremo de la clavícula.

Causas

La causa más frecuente de la dislocación de un hombro es un golpe en la punta del hombro o una caída directamente sobre este. La lesión puede estirar o desgarrar los ligamentos que mantienen la clavícula unida al omóplato.

Factores de riesgo

Practicar deportes de contacto, como fútbol americano y hockey, o deportes que pueden implicar caídas, como esquí alpino, gimnasia y vóley, puede aumentar el riesgo de sufrir una dislocación del hombro.

Complicaciones

La mayoría de las personas se recupera completamente de un hombro dislocado con tratamiento conservador. Sin embargo, el dolor de hombro continuo es posible si:

  • Tuviste una dislocación grave que implica un desplazamiento importante o la fractura de la clavícula
  • Padeces artritis en el hombro
  • Otras estructuras alrededor del hombro, como el manguito de los rotadores, presentan daños

Diagnóstico

Un hombro dislocado se suele poder identificar durante una exploración física. A veces, las radiografías pueden confirmar el diagnóstico y determinar la gravedad de la lesión. Sin embargo, en el caso de muchas personas que tienen una dislocación de hombro de grado bajo, hacerse radiografías en forma temprana suele ser normal.

Tratamiento

La mayoría de las personas goza de una recuperación completa después de un tratamiento conservador. Una dislocación menor puede consolidarse en el lapso de unas semanas. La consolidación de una dislocación más grave puede tardar varias semanas o meses. Es posible que siempre tengas un bulto evidente en el hombro afectado; sin embargo, esto no debería alterar tu capacidad para usar ese hombro.

Medicamentos

Los analgésicos de venta libre, como el paracetamol (Tylenol u otros), el ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) y el naproxeno sódico (Aleve), pueden ayudar a aliviar el dolor de hombro.

Terapia

  • Descanso. Evita las actividades que agraven el dolor de hombro, en especial, cruzar el brazo afectado delante del cuerpo. Podrías querer inmovilizar el brazo en forma temporal con un cabestrillo para quitarle presión al hombro y ayudar a la curación.
  • Hielo. El hielo puede reducir el dolor y la hinchazón del hombro. Utiliza una compresa fría de 15 a 20 minutos por vez.
  • Fisioterapia. Los ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento pueden ayudar a recuperar la fuerza y el movimiento del hombro.

Cirugías y otros procedimientos

Si el dolor persiste o si tienes una dislocación grave o una fractura de clavícula, la cirugía podría ser una opción. La cirugía puede volver a conectar los ligamentos desgarrados y reubicar o estabilizar los huesos lesionados.

Preparación antes de la cita

Es probable que primero veas a tu médico de familia o a un médico general. Sin embargo, si la dislocación del hombro es grave, podrían derivarte a un médico que se especialice en huesos y articulaciones.

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas. Incluye todos, aunque parezcan no tener relación con el motivo de tu consulta
  • La información personal más importante, incluidos los accidentes recientes o la participación en deportes de contacto
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomas y también las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe, para que te ayude a recordar la información que recibas.

En el caso de un hombro dislocado, algunas preguntas básicas para hacerle al médico son las siguientes:

  • ¿Qué tan grave es mi lesión?
  • ¿Necesitaré una cirugía?
  • ¿Cuánto tiempo me llevará recuperar la fuerza del hombro?
  • ¿Podré volver al deporte que practico luego de la recuperación?
  • ¿Qué más puedo hacer para proteger el hombro de lesiones futuras?
  • ¿Me recomiendas algún ejercicio en particular para fortalecer el hombro?
  • ¿Tienes folletos o material impreso que me pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas, como las siguientes:

  • En una escala del 1 al 10, ¿cuánto dolor sientes en el hombro?
  • ¿Cuándo comenzó el dolor de hombro?
  • ¿Sientes entumecimiento u hormigueo en el brazo o la mano?
  • ¿Sabes qué desencadenó tus síntomas? Por ejemplo, ¿tuviste una caída o participaste en deportes de contacto recientemente?
  • ¿Te lesionaste el hombro anteriormente?
  • ¿Existe algo que, al parecer, te mejore el dolor?
  • ¿Existe algo que, al parecer, te lo empeore?

Last Updated Apr 16, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use