Intoxicación por plomo

Perspectiva general

La intoxicación por plomo ocurre cuando el plomo se acumula en el organismo, a menudo, durante meses o años. Incluso las cantidades pequeñas de plomo pueden provocar problemas de salud graves. Los niños menores de 6 años son especialmente vulnerables a la intoxicación por plomo, que puede afectar gravemente el desarrollo físico y mental. En niveles muy altos, la intoxicación por plomo puede ser mortal.

Las pinturas a base de plomo y el polvo contaminado con plomo en los edificios más antiguos son las fuentes más frecuentes de intoxicación por plomo en los niños. Otras fuentes son el aire, el agua y el suelo contaminados. Los adultos que trabajan con baterías, o que realizan renovaciones en el hogar o trabajos en talleres mecánicos también podrían estar expuestos al plomo.

Si bien existe un tratamiento para la intoxicación por plomo, tomar algunas precauciones simples puede ayudarte a protegerte a ti y a tu familia de la exposición al plomo antes de que se produzcan daños.

Síntomas

Al principio, la intoxicación por plomo puede ser difícil de detectar. Incluso las personas que parecen sanas pueden tener niveles altos de plomo en la sangre. Los signos y síntomas no suelen aparecer hasta que se acumulan cantidades peligrosas.

Síntomas de intoxicación por plomo en los niños

Los signos y síntomas del envenenamiento por plomo en los niños incluyen los siguientes:

  • Retraso en el desarrollo
  • Dificultades de aprendizaje
  • Irritabilidad
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Pereza y fatiga
  • Dolor abdominal
  • Vómitos
  • Estreñimiento
  • Pérdida auditiva
  • Convulsiones
  • Comer cosas, como trozos de pintura, que no son comida (pica)

Síntomas de intoxicación por plomo en los recién nacidos

Los bebés que están expuestos al plomo antes de nacer pueden experimentar lo siguiente:

  • Nacer prematuramente
  • Bajo peso al nacer
  • Retraso en el crecimiento

Síntomas de intoxicación por plomo en adultos

Si bien el riesgo principal lo corren los niños, la intoxicación por plomo también es peligrosa para los adultos. Los signos y síntomas en los adultos pueden incluir:

  • Hipertensión arterial
  • Dolor articular y muscular
  • Dificultades con la memoria o la concentración
  • Dolor de cabeza
  • Dolor abdominal
  • Trastornos del estado de ánimo
  • Reducción del conteo de espermatozoides y espermatozoides anormales
  • Aborto espontáneo, muerte fetal intraútero o nacimiento prematuro en mujeres embarazadas

Causas

El plomo es un metal que aparece naturalmente en la corteza terrestre, pero se ha extendido debido a la actividad humana (la minería, la quema de combustibles fósiles y la industria). El plomo también se usó una vez en la pintura y la gasolina y todavía se usa en baterías, soldaduras, tuberías, cerámica, materiales para techos y algunos cosméticos.

Plomo en la pintura

Las pinturas a base de plomo para hogares, juguetes de niños y muebles domésticos están prohibidas en los Estados Unidos desde 1978. Pero la pintura a base de plomo aún se encuentra en las paredes y en la carpintería de muchas casas y departamentos antiguos. La mayoría de los envenenamientos por plomo en los niños son el resultado de comer trozos de pintura a base de plomo que se está deteriorando.

Tuberías de agua y productos enlatados importados

Las tuberías de plomo, los accesorios de plomería de bronce y las tuberías de cobre soldadas con plomo pueden liberar partículas de plomo en el agua del grifo. La soldadura con plomo en las latas de comida, prohibida en los Estados Unidos, aún se utiliza en algunos países.

Otras fuentes de exposición al plomo

El plomo a veces también se puede encontrar en:

  • Suelo. Las partículas de plomo de la gasolina con plomo o la pintura se asientan en el suelo y pueden durar años. El suelo contaminado con plomo sigue siendo un problema importante alrededor de las autopistas y en algunos entornos urbanos. Algunos suelos cercanos a las paredes de las casas más antiguas contienen plomo.
  • Polvo en el hogar. El polvo en el hogar puede contener plomo que proviene de láminas de pintura a base de plomo o de la tierra contaminada que se trae de afuera.
  • Alfarería. Los esmaltes encontrados en algunas cerámicas, vajillas y porcelanas pueden contener plomo que puede filtrarse en los alimentos servidos o almacenados en la cerámica.
  • Juguetes. A veces, hay plomo en los juguetes y otros productos fabricados en el exterior.
  • Cosméticos. Tiro, un cosmético para ojos de Nigeria, se ha relacionado con el envenenamiento por plomo.
  • Remedios de plantas medicinales o populares. El envenenamiento por plomo se ha relacionado con la greta y el azarcón, las medicinas tradicionales hispanas, así como con algunas de la India, China y otros países.
  • Caramelos mexicanos. El tamarindo, un ingrediente utilizado en algunos dulces hechos en México, podría contener plomo.
  • Balas de plomo. El tiempo que se pasa en los campos de tiro puede llevar a la exposición.
  • Ocupaciones. La gente está expuesta al plomo y puede llevarlo a casa en su ropa cuando trabaja en la reparación de automóviles, la minería, la instalación de tuberías, la fabricación de baterías, la pintura, la construcción y algunos otros campos.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer intoxicación por plomo comprenden:

  • Edad. Los bebés y los niños pequeños son más proclives a la exposición al plomo que los niños más grandes. Pueden masticar láminas de pintura que se desprenden de las paredes y la carpintería, así como contaminarse las manos con polvo que contenga plomo. Los niños pequeños también absorben el plomo con mayor facilidad y es más nocivo para ellos que para los adultos o los niños más grandes.
  • Vivir en una casa antigua. Aunque el uso de pinturas a base de plomo está prohibido desde la década de los setenta, las casas y los edificios más viejos suelen tener residuos de estas pinturas. Las personas que renuevan casas antiguas corren un riesgo mucho mayor.
  • Ciertos pasatiempos. Hacer vitrales y joyas requiere el uso de soldadura con plomo. Restaurar muebles antiguos puede exponerte a capas de pintura a base de plomo.
  • Vivir en países en desarrollo. Los países en desarrollo, a menudo, no tienen reglas tan estrictas en relación con la exposición al plomo comparados con los países desarrollados. Las familias estadounidenses que adoptan a un niño de otro país deberían llevar a analizar una muestra de sangre del niño para verificar si tiene saturnismo. Los niños inmigrantes y refugiados también deberían realizarse un análisis.

El plomo puede ser nocivo para un feto, por lo que las mujeres embarazadas, o que tienen probabilidad de quedar embarazadas, deben procurar evitar la exposición al plomo.

Complicaciones

La exposición incluso a niveles bajos de plomo puede provocar daños con el tiempo, especialmente en los niños. El riesgo principal se presenta en el desarrollo cerebral, donde podrían producirse daños irreversibles. Los niveles más elevados pueden dañar los riñones y el sistema nervioso tanto en los niños como en los adultos. Los niveles muy elevados de plomo pueden provocar convulsiones, pérdida de la conciencia y la muerte.

Prevención

Algunas medidas simples pueden ayudarte a ti y a tu familia a protegerse del saturnismo:

  • Lavar las manos y los juguetes. Lava las manos de tu hijo después de jugar al aire libre, antes de comer y antes de acostarse. De esta manera, el polvo o la tierra contaminados tendrán menos posibilidades de transferirse de la mano a la boca. Lava sus juguetes con regularidad.
  • Limpia las superficies polvorientas. Limpia los pisos con una mopa húmeda y pasa un paño húmedo por los muebles, los marcos de las ventanas y otras superficies polvorientas.
  • Quítate el calzado antes de entrar a casa. Eso te ayudará a mantener la tierra con plomo afuera.
  • Deja correr agua fría. Si tu instalación sanitaria contiene tuberías o accesorios de plomo, deja correr agua fría durante al menos un minuto antes de usarlas. Cuando cocines o prepares la leche maternizada para tu bebé no uses el agua caliente del grifo.
  • Evita que los niños jueguen con tierra. Ofréceles una caja de arena que pueda taparse cuando no se usa. Siembra césped o tapa la tierra con mantillo.
  • Sigue una dieta saludable. Las comidas regulares y una buena nutrición podrían ayudar a reducir la absorción de plomo. Los niños, en particular, necesitan una cantidad suficiente de calcio, vitamina C y hierro en sus dietas para ayudarlos a que no absorban el plomo.
  • Mantén tu hogar ordenado. Si tu casa tiene pintura a base de plomo, revísala de manera periódica en busca de pintura descascarada y soluciona los problemas de inmediato. Intenta no lijar, ya que eso genera partículas de polvo que contienen plomo.

Diagnóstico

El médico de tu hijo puede recomendar que se le realice un análisis para determinar el nivel de plomo durante los exámenes de rutina.

La American Academy of Pediatricians (Academia Estadounidense de Pediatras) recomienda que los médicos y los padres sigan las recomendaciones del departamento de salud estatal o local. Algunas zonas, como las que tienen casas antiguas, tienen un mayor riesgo de exposición al plomo, por lo que podría recomendarse la realización de pruebas más frecuentes a los niños que viven en esas zonas.

Si tu zona no tiene recomendaciones específicas sobre el análisis de plomo, la American Academy of Pediatrics recomienda que se realice el análisis del nivel de plomo cuando tu hijo tenga 1 y 2 años. Los médicos también podrían sugerir el análisis del plomo para los niños mayores que no se hayan hecho el análisis.

Un simple análisis de sangre puede detectar el envenenamiento por plomo. Se toma una pequeña muestra de sangre de un pinchazo en un dedo o de una vena. El nivel de plomo en sangre se mide en microgramos por decilitro (mcg/dL).

No hay un nivel seguro de plomo en la sangre. Sin embargo, se utiliza un nivel de 5 mcg/dL para indicar un nivel posiblemente inseguro para los niños. Los niños cuyos análisis de sangre arrojen esos niveles deben someterse a análisis periódicos. Si los niveles son muy elevados (por lo general, de 45 mcg/dL o más), necesitarán tratamiento.

Tratamiento

La primera medida para el tratamiento de saturnismo es eliminar la fuente de la contaminación. Si no puedes eliminar el plomo de tu entorno, es posible que puedas reducir la probabilidad de que cause problemas.

Por ejemplo, a veces es mejor sellar una vieja pintura con plomo que quitarla. El departamento de salud local puede recomendarte maneras de identificar y reducir el plomo en tu hogar y en la comunidad.

En niños y adultos con niveles relativamente bajos de plomo, solo hay que evitar la exposición al plomo; esto podría ser suficiente para reducir los niveles de plomo en la sangre.

Tratamiento para niveles más elevados

Para casos más graves, tu médico podría recomendarte:

  • Terapia de quelación. En este tratamiento, un medicamento administrado por vía oral se une al plomo para que sea excretado en la orina. La terapia de quelación podría recomendarse para niños con un nivel de 45 mcg/dL o más en la sangre y para adultos con altos niveles de plomo en la sangre o con síntomas de intoxicación por plomo.
  • Terapia de quelación con EDTA. Los médicos tratan a los adultos con niveles de plomo superiores a 45 mcg/dL en la sangre y a los niños que no pueden tolerar el fármaco utilizado en la terapia de quelación convencional, más comúnmente con una sustancia química llamada ácido etilendiaminotetraacético disódico cálcico (EDTA). El EDTA se administra por inyección.

Preparación antes de la cita

Si crees que tú o tu hijo han estado expuestos al plomo, consulta con tu médico o con el departamento de salud pública local. Un análisis de sangre puede ayudar a determinar los niveles de plomo en sangre.

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas de cambios de comportamiento que hayas notado
  • La información personal más importante, incluso dónde vives y si tú o tu hijo han estado cerca de sitios donde hay plomo
  • Todos los medicamentos, vitaminas o suplementos que tomen tú o tu hijo, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

En el caso de intoxicación por plomo, algunas preguntas básicas para hacerle al médico son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa probable de estos síntomas?
  • ¿Qué pruebas se necesitan?
  • ¿Este trastorno suele ser temporal o crónico?
  • ¿Cuál es la mejor forma de proceder?
  • ¿Hay folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te pregunte lo siguiente:

  • ¿Te mudaste recientemente a otra casa o cambiaste de escuela?
  • ¿Cuándo se construyó tu casa? ¿Estás haciendo renovaciones?
  • ¿Tienes un trabajo nuevo que podría exponerte al plomo?
  • ¿Tu hijo tiene un hermano o compañero que haya padecido saturnismo?

Last Updated May 5, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use