Linfadenitis mesentérica

Perspectiva general

La linfadenitis es una afección en la que los ganglios linfáticos se inflaman. Cuando la afección afecta los ganglios linfáticos de la membrana que conecta el intestino con la pared abdominal (mesenterio), se la llama linfadenitis mesentérica.

Una infección intestinal viral es la causa habitual de la linfadenitis mesentérica, también conocida como adenitis mesentérica. Afecta principalmente a niños y adolescentes.

Esta dolorosa afección puede imitar la apendicitis o una afección en la cual una parte del intestino se mete adentro de otra parte del intestino (invaginación). A diferencia de la apendicitis o la invaginación intestinal, la linfadenitis mesentérica rara vez es grave y generalmente desaparece por sí sola.

Mesenterio

El mesenterio es un pliegue de membranas que une el intestino con la pared abdominal y lo mantiene en su lugar. La linfadenitis mesentérica es una inflamación de los ganglios linfáticos en el mesenterio.

Síntomas

Los posibles signos y síntomas de la linfadenitis mesentérica incluyen:

  • Dolor abdominal, a menudo centrado en la parte inferior derecha, pero el dolor puede ser más generalizado
  • Sensibilidad abdominal general
  • Fiebre
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos mesentéricos

Según de lo que esté causando la enfermedad, los signos y síntomas también podrían incluir:

  • Diarrea
  • Náuseas y vómitos

Cuándo debes consultar con un médico

El dolor abdominal es común en niños y adolescentes, y puede ser difícil saber cuándo requiere atención médica.

Llama al médico de inmediato si tu hijo tiene episodios de:

  • Dolor abdominal intenso y repentino
  • Dolor abdominal con fiebre
  • Dolor abdominal con diarrea o vómitos

Además, llama al médico si tu hijo tiene episodios de los siguientes signos y síntomas que no mejoran en poco tiempo:

  • Dolor abdominal con un cambio en los hábitos intestinales
  • Dolor abdominal con pérdida de apetito
  • Dolor abdominal que interfiere en el sueño

Causas

La causa más común de linfadenitis mesentérica es una infección viral, como la gastroenteritis, a menudo llamada gripe estomacal. Esta infección causa inflamación en los ganglios linfáticos del tejido fino que une el intestino a la parte posterior de la pared abdominal (mesenterio).

Otras causas de linfadenitis mesentérica incluyen infección bacteriana, enfermedad intestinal inflamatoria y linfoma.

Diagnóstico

Para diagnosticar la afección de tu hijo, el médico te preguntará sobre su historia clínica y le realizará un examen. Las pruebas podrían ser:

  • Análisis de sangre. Ciertos exámenes de sangre pueden ayudar a determinar si tu hijo tiene una infección y qué tipo de infección es.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Con frecuencia, se utiliza una ecografía abdominal para diagnosticar la linfadenitis mesentérica. También se puede utilizar una tomografía computarizada del abdomen de tu hijo.

Tratamiento

Los casos leves y sin complicaciones de linfadenitis mesentérica y los causados por un virus generalmente desaparecen por sí solos, aunque la recuperación completa puede tomar cuatro semanas o más.

Para el tratamiento de la fiebre o el dolor, considera darle a tu hijo medicamentos de venta libre para la fiebre y el dolor para bebés o para niños como paracetamol (Tylenol, otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin, otros) como una alternativa más segura a la aspirina.

Ten precaución cuando les des aspirina a niños o adolescentes. Si bien el uso de la aspirina está aprobado en niños mayores de 3 años, los niños y adolescentes que se están recuperando de una varicela o de síntomas similares a los de la gripe nunca deben tomar aspirina. Esto se debe a que la aspirina se ha relacionado con el síndrome de Reye, una enfermedad poco común pero potencialmente fatal, en estos niños.

Se pueden recetar antibióticos para una infección bacteriana de moderada a grave.

Estilo de vida y remedios caseros

Para el dolor y la fiebre de la linfadenitis mesentérica, haz que tu hijo:

  • Descanse mucho. El descanso adecuado puede ayudar a tu hijo a recuperarse.
  • Beba líquidos. Los líquidos ayudan a evitar la deshidratación por fiebre, vómitos y diarrea.
  • Aplique calor húmedo. Una toallita húmeda y tibia aplicada en el abdomen puede ayudar a aliviar la molestia.

Preparación antes de la cita

Si tu niño tiene signos y síntomas frecuentes de la linfadenitis mesentérica, pide una consulta con tu médico de cabecera o un pediatra. La siguiente es información que te ayudará a prepararte para tu primera consulta.

Qué puedes hacer

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas de tu hijo, incluidos los síntomas no abdominales y cuándo comenzaron. Si es posible, toma la temperatura de tu hijo varias veces antes de la consulta y registra los resultados.
  • La información médica clave de tu hijo, incluidas otras afecciones de salud y los nombres de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tu hijo esté tomando, con las dosis. También trae un registro de las vacunas recientes de tu hijo.
  • Preguntas para hacerle al médico.

Para una posible linfadenitis mesentérica, algunas de las preguntas que se deben hacer incluyen lo siguiente:

  • ¿Cuál es la causa probable de la afección de mi hijo? ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas se debe realizar mi hijo?
  • ¿Mi hijo corre riesgo de sufrir complicaciones de esta afección?
  • ¿Mi hijo necesita tratamiento? Si esto se debe a una infección, ¿debe mi hijo tomar antibióticos?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudar a que mi hijo se sienta más cómodo? ¿Qué alimentos debe evitar mi hijo?
  • ¿Qué signos o síntomas deben impulsarme a llamarlo mientras mi hijo se recupera?
  • ¿Mi hijo puede contagiar?
  • ¿Cuándo puede mi hijo volver a la escuela?

Qué esperar del médico

El médico de tu hijo podría preguntarte lo siguiente:

  • ¿Dónde siente el dolor?
  • ¿Se ha movido el dolor de una parte del abdomen de tu hijo a otra parte?
  • ¿Cuán intenso es el dolor? ¿Tu hijo llora de dolor?
  • ¿Qué hace que el dolor sea más intenso?
  • ¿Qué ayuda a aliviar el dolor?
  • ¿Ha tenido tu hijo problemas similares antes?
  • ¿Tienen síntomas similares otros niños en tu familia, en la escuela o en la guardería?

Last Updated Dec 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use