Neumonitis

Perspectiva general

«Neumonitis» es un término general que se refiere a la inflamación del tejido pulmonar. Técnicamente, la neumonía es un tipo de neumonitis porque la infección provoca inflamación. Sin embargo, los médicos suelen utilizar el término «neumonitis» para referirse a las causas no infecciosas de la inflamación pulmonar.

Las causas frecuentes de la neumonitis comprenden la exposición a agentes irritantes presentes en el aire que están en tu trabajo o cuando practicas un pasatiempo. Además, hay algunos tipos de tratamientos oncológicos y decenas de medicamentos que pueden provocar neumonitis.

El síntoma más frecuente de la neumonitis es la dificultad para respirar, muchas veces acompañada de tos seca (improductiva). Se requieren exámenes especializados para hacer un diagnóstico. El tratamiento consiste en evitar los agentes irritantes y reducir la inflamación.

Síntomas

El síntoma más frecuente de la neumonitis es la dificultad para respirar, que puede estar acompañada de tos seca. Si la neumonitis no se detecta o no se trata, puede convertirse gradualmente en neumonitis crónica, que puede producir cicatrización (fibrosis) en los pulmones.

Los signos y síntomas de la neumonitis crónica consisten en:

  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Adelgazamiento involuntario

Cuándo llamar al médico

Llama al médico siempre que tengas dificultad para respirar, sin importar la causa.

Causas

La neumonía aparece cuando una sustancia irritante hace que se inflamen los pequeños sacos de aire (alvéolos) de los pulmones. Esta inflamación dificulta el paso del oxígeno por los alvéolos hacia el torrente sanguíneo.

Muchas sustancias irritantes (desde moho transportado por el aire hasta medicamentos para quimioterapia) se han vinculado a la neumonía. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la sustancia específica que ocasiona la inflamación nunca se identifica.

Algunas causas de la neumonía son:

  • Medicamentos. Varios medicamentos pueden provocar neumonía, entre ellos, algunos antibióticos, varios tipos de medicamentos para la quimioterapia y medicamentos que regulan los latidos del corazón. Una sobredosis de aspirinas puede provocar neumonía.
  • Mohos y bacterias. La exposición repetida a algunos mohos y bacterias puede hacer que los pulmones se inflamen. Las variedades específicas de neumonía causada por moho tienen apodos, como «pulmón de granjero» o «pulmón de tina caliente».
  • Aves. La exposición a plumas o excrementos de ave es una causa frecuente de neumonía.
  • Tratamientos con radiación. Algunas personas que reciben tratamiento con radioterapia en el pecho (por ejemplo, para el cáncer de mama o de pulmón) pueden contraer neumonía. La neumonía también puede aparecer después de una radioterapia en todo el cuerpo, necesaria para preparar a la persona para un trasplante de médula ósea.
Bronquiolos y alvéolos en los pulmones

Dentro de los pulmones, las vías respiratorias principales (bronquios) se ramifican en conductos cada vez más pequeños; los más pequeños de estos, llamados bronquiolos, conducen a pequeñas bolsas llenas de aire (alvéolos).

Factores de riesgo

Profesiones o pasatiempos

Determinadas profesiones y pasatiempos suponen un riesgo mayor de contraer neumonitis, entre ellas:

  • Agricultura y ganadería. Numerosas labores de agricultura exponen a los trabajadores a vapores finos (aerosolizados) y pesticidas. La inhalación de partículas de heno mohoso es una de las causas más frecuentes de neumonitis ocupacional. Las partículas de moho también pueden inhalarse durante la cosecha de grano y heno.
  • Manipulación de aves. Los trabajadores de criaderos de aves de corral y las personas que crían o tienen palomas están, por lo general, expuestos a sus desechos, plumas y demás materiales que provocan neumonitis.
  • Tinas de agua caliente (jacuzzis) y humidificadores. La presencia de moho en tinas calientes o jacuzzis puede provocar neumonitis ya que el burbujeo genera vapores que pueden inhalarse. Los humidificadores domésticos son otro reservorio frecuente de moho.

Tratamiento oncológico

Ciertos medicamentos de quimioterapia pueden causar neumonitis, al igual que la radioterapia en los pulmones. La combinación de ambos aumenta el riesgo de enfermedad pulmonar irreversible.

Complicaciones

La neumonitis que no se detecta ni se trata puede producir daños irreversibles en los pulmones.

Cuando los pulmones están sanos, los sacos de aire se estiran y se relajan con cada respiración. La inflamación crónica del tejido delgado que recubre cada saco de aire provoca cicatrices y hace que pierda flexibilidad. Los sacos se vuelven rígidos como una esponja seca. Esto se llama «fibrosis pulmonar». En los casos graves, la fibrosis pulmonar puede causar insuficiencia cardíaca derecha, insuficiencia respiratoria y la muerte.

Diagnóstico

Durante la exploración física, el médico utilizará un estetoscopio para escuchar atentamente los pulmones mientras respiras. Para diferenciar la neumonitis de otros trastornos pulmonares, seguramente te harás una o más de las siguientes pruebas.

Análisis de sangre

Ciertos análisis de sangre pueden ser útiles para realizar un diagnóstico.

Pruebas de diagnóstico por imágenes

Las pruebas de diagnóstico por imágenes son útiles porque, en la mayoría de los casos, la neumonía solo afecta un sector pequeño y localizado de los pulmones, en tanto que los efectos de la neumonitis no infecciosa, por lo general, se extienden a los cinco lóbulos pulmonares.

  • Radiografía de tórax. Esta prueba indolora supone el paso de una pequeña cantidad de radiación a través del pecho para producir imágenes de los pulmones. Los rayos X solo duran unos pocos minutos.
  • Tomografía computarizada (TC). La tomografía computarizada combina las radiografías tomadas desde distintos ángulos para crear imágenes transversales detalladas. Esta prueba indolora supone recostarse sobre una camilla que se desliza dentro de una máquina grande con forma circular. Por lo general, la tomografía computarizada dura menos de 15 minutos. La tomografía computarizada aporta muchos más detalles sobre los cambios pulmonares que la radiografía de tórax.

Pruebas funcionales respiratorias

La prueba llamada «espirometría» mide la cantidad de aire que inhalas y exhalas durante un determinado período. El médico también puede medir con cuánta eficiencia los pulmones transfieren los gases del aire al torrente sanguíneo durante el ejercicio.

Otra manera de evaluar el funcionamiento de los pulmones es medir el oxígeno en la sangre con un oxímetro, un dispositivo en forma de pinza que se coloca en un dedo sin causar dolor.

Broncoscopia

La broncoscopia es un procedimiento que supone pasar un tubo flexible a través de la garganta para observar las vías respiratorias y tomar muestras de los pulmones.

Durante la broncoscopia, el médico puede lavar una parte de los pulmones con solución salina para obtener células pulmonares y otros materiales. Este procedimiento se conoce como «lavado». El médico también puede insertar un instrumento diminuto a través del endoscopio para tomar una pequeña muestra de células de tejido pulmonar para analizar.

Biopsia quirúrgica pulmonar

En algunos casos, puede que el médico necesite analizar muestras más grandes de tejido de distintos sectores de los pulmones que no son accesibles por medio de la broncoscopia. Posiblemente sea necesario un procedimiento quirúrgico para obtener esas muestras.

Tratamiento

Si tienes hipersensibilidad o neumonitis por sustancias químicas, el médico te recomendará eliminar la exposición al alérgeno o sustancia química que te está irritando los pulmones. Esta medida ayudará a disminuir los síntomas.

En casos graves de neumonitis, el tratamiento también puede comprender:

  • Corticoesteroides. Estos medicamentos actúan inhibiendo el sistema inmunitario, lo que reduce la inflamación en los pulmones. Los corticoesteroides generalmente se toman en forma de tableta. Sin embargo, el uso de corticoesteroides a largo plazo también aumenta el riesgo de contraer infecciones y está asociado con el adelgazamiento de los huesos (osteoporosis).
  • Oxigenoterapia. Si tienes mucha dificultad para respirar, es posible que necesites oxigenoterapia por medio de una máscara o tubo de plástico con puntas que se colocan en los orificios nasales. Algunas personas requieren oxigenoterapia en forma constante, mientras que otras solo la necesitan cuando hacen ejercicio o mientras duermen.

Estilo de vida y remedios caseros

Un diagnóstico de neumonía puede indicar que debes hacer cambios en el estilo de vida que llevas para cuidar tu salud. Tendrás que evitar los desencadenantes en la mayor medida posible.

Por ejemplo, si en el trabajo debes estar expuesto a sustancias que irritan los pulmones, habla con el médico y con tu supervisor en el trabajo para hallar alguna forma de protegerte, como usar una mascarilla contra el polen o una mascarilla de oxígeno contra el polvo. Si la causa del problema es un pasatiempo, tal vez debas buscar otro pasatiempo.

Preparación antes de la cita

Aunque, al principio, puedes hacer una consulta con tu médico de familia, él probablemente te derivará a un médico especializado en trastornos pulmonares (neumólogo).

Qué puedes hacer

Es aconsejable que escribas una lista con lo siguiente:

  • Descripciones detalladas de tus síntomas, incluso cuándo comenzaron y si hay algo que parezca empeorarlos o mejorarlos
  • Una lista detallada de todos los trabajos y exposiciones que podrían haber estado relacionados con estas actividades laborales
  • Información sobre problemas de salud que hayas tenido y sus tratamientos
  • Información sobre problemas de salud de tus padres o hermanos
  • Todos los medicamentos y suplementos dietéticos que tomes o hayas tomado en los últimos años
  • Preguntas que quieras hacerle al médico

Qué esperar del médico

Una historia clínica y una exploración física exhaustivas pueden aportar información importante sobre aquello que puede estar provocando tus síntomas. El médico podría hacerte algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Fumas en la actualidad o alguna vez has fumado tabaco?
  • ¿Qué clase de trabajos o pasatiempos has tenido?
  • ¿Cómo se relaciona la gravedad de los síntomas respiratorios con tus programas de trabajo o pasatiempos?
  • ¿Tienes jacuzzi o humidificador en tu casa?
  • ¿Tienes contacto con palomas o aves de mascota en algún momento?

Last Updated Sep 21, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use