Ojos secos

Perspectiva general

Los ojos secos son una afección frecuente que aparece cuando las lágrimas no pueden lubricar los ojos de forma adecuada. Las lágrimas pueden ser insuficientes por varias razones. Por ejemplo, puedes tener ojos secos si no produces suficientes lágrimas o si produces lágrimas de baja calidad.

Tener ojos secos es molesto. Si tienes ojos secos, es posible que te ardan o que te piquen. Es posible que tengas ojos secos en determinadas situaciones, como en un avión, en una habitación con aire acondicionado, mientras andas en bicicleta o después de mirar la pantalla de la computadora durante algunas horas.

Los tratamientos de los ojos secos pueden ayudarte a que te sientas más cómodo. Estos tratamientos pueden comprender cambios en el estilo de vida y gotas para los ojos. Es probable que tengas que tomar estas medidas de forma indefinida para controlar los síntomas de los ojos secos.

Síntomas

Los signos y síntomas, que suelen afectar ambos ojos, pueden incluir los siguientes:

  • Una sensación de pinchazo, ardor o picazón en los ojos
  • Mucosidad viscosa en los ojos o alrededor de estos
  • Sensibilidad a la luz
  • Enrojecimiento de los ojos
  • La sensación de que tienes algo en los ojos
  • Dificultad para usar lentes de contacto
  • Dificultad para conducir de noche
  • Ojos llorosos, que es la respuesta del cuerpo a la irritación de la sequedad ocular
  • Visión borrosa o fatiga ocular

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta con el médico si has tenido signos y síntomas prolongados de ojos secos, como ojos rojos, irritados, cansados o dolorosos. El médico puede tomar medidas para determinar qué causa las molestias en los ojos, o bien, puede derivarte a un especialista.

Causas

Los ojos secos son causados por la falta de las lágrimas adecuadas. Las lágrimas son una mezcla compleja de agua, aceites grasos y mucosidades. Esta mezcla ayuda a que la superficie de los ojos sea lisa y limpia, y ayuda a proteger los ojos de infecciones.

Para algunas personas, la causa de los ojos secos es la disminución en la producción de lágrimas. Para otras, es una evaporación elevada de las lágrimas y un desequilibrio en la composición de estas.

Menor producción de lágrimas

Los ojos secos pueden ocurrir cuando no tienes la capacidad de producir suficientes lágrimas. El término médico para este trastorno es queratoconjuntivitis seca. Algunas causas frecuentes de una menor producción de lágrimas son las siguientes:

  • Envejecimiento
  • Ciertas enfermedades, como la diabetes, la artritis reumatoidea, el lupus, la esclerodermia, el síndrome de Sjögren, los trastornos de tiroides y la falta de vitamina A
  • Ciertos medicamentos, como los antihistamínicos, los descongestionantes, la terapia de reemplazo hormonal, los antidepresivos y los medicamentos para tratar la presión arterial alta, el acné, los anticonceptivos y la enfermedad de Parkinson
  • Cirugía de ojos con láser, aunque los síntomas de los ojos secos relacionados con este procedimiento generalmente son temporales
  • Daño de la glándula lagrimal por inflamación o radiación

Evaporación excesiva de la lágrima

Entre las causas comunes de la evaporación excesiva de la lágrima se incluyen las siguientes:

  • Viento, humo o aire seco
  • Parpadear con menos frecuencia, lo que suele producirse cuando te concentras, por ejemplo, al leer, conducir o trabajar en la computadora
  • Problemas con los párpados, como párpados doblados hacia afuera (ectropión) o hacia adentro (entropión)

Desequilibrio en la composición de las lágrimas

La película lagrimal tiene tres capas básicas: aceite, agua y mucosidad. Los problemas que se presentan en cualquiera de esas capas pueden causar sequedad ocular. Por ejemplo, la película de aceite producida por pequeñas glándulas en el borde de los párpados (glándulas de Meibomio) podría obstruirse. La obstrucción de las glándulas de Meibomio es más habitual en las personas que presentan inflamación en el borde los párpados (blefaritis), rosácea u otras enfermedades de la piel.

Glándulas lagrimales y conductos lagrimales

Las glándulas lagrimales, ubicadas por encima de cada globo ocular, suministran continuamente líquido lagrimal que pasa por la superficie del ojo cada vez que se pestañea. El exceso de fluido se drena a través de los conductos lagrimales a la nariz.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan la probabilidad de que presentes ojos secos incluyen los siguientes:

  • Ser mayor de 50 años. La producción de lágrimas tiende a disminuir a medida que envejeces. Los ojos secos son más frecuentes en personas mayores de 50 años.
  • Ser mujer. La falta de lágrimas es más frecuente en mujeres, en especial si presentan cambios hormonales debido a embarazo, uso de pastillas anticonceptivas o menopausia.
  • Llevar una dieta baja en vitamina A, que se encuentra en el hígado, las zanahorias y el brócoli, o baja en ácidos grasos omega-3, que se encuentran en pescados, nueces y aceites vegetales
  • Usar lentes de contacto

Complicaciones

Las personas que tienen ojos secos podrían presentar las siguientes complicaciones:

  • Infecciones oculares. Las lágrimas protegen la superficie de los ojos contra infecciones. Sin lágrimas suficientes, es posible que corras un mayor riesgo de sufrir una infección ocular.
  • Daño en la superficie de los ojos. Si no se tratan los casos graves de ojos secos, se puede sufrir inflamación ocular, abrasión de la superficie de la córnea, úlcera corneal y problemas de la visión.
  • Disminución de la calidad de vida. Los ojos secos pueden dificultar las actividades diarias, como la lectura.

Prevención

Si tienes ojos secos, presta atención a cuáles son las situaciones que es más probable que causen los síntomas. Luego busca maneras de evitar estas situaciones a fin de prevenir los síntomas de los ojos secos. Por ejemplo:

  • Evita que el aire te sople en los ojos. No apuntes a los ojos secadores de pelo, calentadores de automóviles, aires acondicionados ni ventiladores.
  • Humedece el aire. En invierno, se puede usar un humidificador para humedecer el aire seco del interior.
  • Considera usar gafas de sol envolventes u otra protección ocular. Se pueden agregar protectores de seguridad en la parte superior y lateral de las gafas para bloquear el viento y el aire seco. Pregunta por los protectores donde compras las gafas.
  • Descansa los ojos durante tareas largas. Si lees o haces otra tarea que requiere concentración visual, descansa los ojos periódicamente. Cierra los ojos durante unos minutos. O pestañea varias veces durante unos segundos para esparcir las lágrimas en forma pareja por los ojos.
  • Ten en cuenta el ambiente. El aire a alturas elevadas, en zonas desérticas y en aviones puede ser extremadamente seco. Si pasas tiempo en esos lugares, puede ser útil cerrar los ojos con frecuencia durante unos minutos para minimizar la evaporación de las lágrimas.
  • Coloca la pantalla de la computadora por debajo del nivel de los ojos. Si la pantalla de la computadora está sobre el nivel de los ojos, deberás abrir más los ojos para ver la pantalla. Coloca la pantalla de la computadora por debajo del nivel de los ojos para que no tengas que abrir tanto los ojos. De esta manera, es más lenta la evaporación de las lágrimas entre parpadeos.
  • Deja de fumar y evita el humo. Si fumas, pídele al médico que te ayude a crear una estrategia para dejar de fumar que sea adecuada para ti. Si no fumas, aléjate de las personas que lo hacen. El humo puede empeorar los síntomas de los ojos secos.
  • Usa lágrimas artificiales periódicamente. Si padeces ojos secos crónicos, usa gotas incluso cuando sientas que los ojos están bien para mantenerlos lubricados.

Diagnóstico

Algunas pruebas y procedimientos que pueden usarse para determinar la causa de tus ojos secos son:

  • Un examen ocular exhaustivo. Un examen ocular que comprenda tus antecedentes completos de salud general y de salud de la vista puede ayudar al médico a diagnosticar la causa de tus ojos secos.
  • Medir el volumen de las lágrimas. El médico puede medir tu producción de lágrimas mediante la prueba de Schirmer. En esta prueba, te colocan tiras de papel secante debajo de las pestañas. Después de cinco minutos, el médico mide la cantidad de las tiras que se humedecieron con tus lágrimas.
  • Determinar la calidad de las lágrimas. Otras pruebas usan tintes especiales en gotas para los ojos a fin de determinar el estado de la superficie de estos. El médico busca patrones de manchas en las córneas y mide cuánto tiempo tardan las lágrimas en evaporarse.

Tratamiento

Para la mayoría de las personas que padecen síntomas ocasionales o leves de sequedad en los ojos, es suficiente usar gotas oftalmológicas de venta libre de manera regular (lágrimas artificiales). Si los síntomas continúan y se agravan, tienes otras opciones. Lo que hagas depende de lo que esté causando la sequedad en los ojos.

Algunos tratamientos se enfocan en revertir o controlar la enfermedad o el factor que esté causando la sequedad en los ojos. Otros tratamientos pueden mejorar la calidad de las lágrimas o evitar que estas se drenen rápidamente.

Tratamiento para la causa de base de los ojos secos

En algunos casos, tratar un problema de salud de base puede ayudar a aclarar los signos y síntomas de los ojos secos. Por ejemplo, si un medicamento te causa sequedad en los ojos, el médico puede recomendarte un medicamento diferente que no cause ese efecto secundario.

Si tiene un trastorno en el párpado, como los párpados que se doblan hacia afuera (ectropión), el médico puede derivarte a un cirujano ocular que se especializa en cirugía plástica de los párpados (cirujano oculoplástico). O, si tienes artritis reumatoidea, el médico puede derivarte a un reumatólogo.

Medicamentos

Entre los medicamentos de venta bajo receta que se usan para tratar el ojo seco se incluyen los siguientes:

  • Medicamentos para reducir la inflamación de los párpados. La inflamación en el borde de los párpados puede impedir que las glándulas sebáceas segreguen los lípidos que forman parte de las lágrimas. El médico puede recomendar antibióticos para disminuir la inflamación. Los antibióticos para el ojo seco generalmente se toman por boca, aunque algunos se administran en forma de gotas oftálmicas o ungüentos.
  • Gotas oftálmicas para controlar la inflamación de la córnea. La inflamación en la superficie de los ojos (córneas) se puede controlar con gotas oftálmicas recetadas que contienen el medicamento inmunodepresor ciclosporina (Restasis) o corticoesteroides. No es conveniente el uso de corticoesteroides a largo plazo, debido a los posibles efectos secundarios.
  • Insertos oftálmicos que funcionan como lágrimas artificiales. Si tienes síntomas de ojo seco moderados a graves, y las lágrimas artificiales no son de utilidad, otra opción para tratar dicho trastorno es un pequeño inserto oftálmico, que tiene el aspecto de un grano de arroz transparente. Una vez por día, te colocas el inserto de hidroxipropilcelulosa (Lacrisert) entre el párpado inferior y el globo ocular. El inserto de disuelve lentamente y libera una sustancia que se usa en las gotas oftálmicas para humedecer el ojo.
  • Medicamentos estimulantes de las lágrimas. Los medicamentos llamados colinérgicos (Pilocarpina, Cevimelina) ayudan a aumentar la producción de lágrimas. Estos medicamentos se encuentran disponibles en forma de pastillas, gel o gotas oftálmicas. Algunos posibles efectos secundarios incluyen la sudoración.
  • Gotas oftálmicas hechas de tu propia sangre. Estas gotas se denominan gotas de suero sanguíneo autólogo. Pueden ser una opción si tienes síntomas graves de ojo seco, que no responden a otro tratamiento. Para elaborar estas gotas oftálmicas, se procesa una muestra de tu sangre para extraer los glóbulos rojos y luego mezclarlos con una solución salina.

Otros procedimientos

Otros procedimientos que se pueden utilizar para tratar los ojos secos incluyen:

  • Cerrar los conductos lacrimales para reducir la pérdida de lágrimas. El médico puede sugerir este tratamiento para evitar que tus lágrimas salgan del ojo demasiado rápido. Esto se puede hacer cerrando de forma parcial o completa los conductos lagrimales, los cuales normalmente sirven para drenar las lágrimas.

    Los conductos lagrimales se pueden bloquear con pequeños tapones de silicona (tapones lagrimales). Estos tapones se pueden extraer. Los conductos lagrimales también pueden taparse con un procedimiento que utiliza calor. Esta es una solución permanente denominada cauterización térmica.

  • Usar lentes de contacto especiales. Pregúntale a tu médico sobre los nuevos lentes de contacto diseñados para ayudar a personas con ojos secos.

    Algunas personas con ojos secos graves pueden optar por usar lentes de contacto especiales para proteger la superficie de los ojos y retener la humedad. A estos se los denomina lentes esclerales o lentes de vendaje.

  • Desbloquear las glándulas que producen aceite. Las compresas tibias y las máscaras para ojos de uso diario pueden ayudar a limpiar las glándulas sebáceas bloqueadas. Un dispositivo de pulsación térmica es otra forma de desobstruir las glándulas sebáceas, pero no está claro si este método proporciona más ventajas que las compresas calientes.
  • Uso de fototerapia y masaje de párpados. Una técnica denominada fototerapia de pulsos intensos seguida de un masaje en los párpados demostró ayudar a las personas con sequedad ocular grave.
Glándulas lagrimales y conductos lagrimales

Las glándulas lagrimales, ubicadas por encima de cada globo ocular, suministran continuamente líquido lagrimal que pasa por la superficie del ojo cada vez que se pestañea. El exceso de fluido se drena a través de los conductos lagrimales a la nariz.

Tapones lagrimales

Un método para tratar la sequedad en los ojos es tapar las aberturas de los conductos lagrimales con pequeños tapones de silicona (tapones lagrimales). Estos tapones cierran los pequeños orificios (punto lagrimal) que tienes en la esquina interior de los párpados superiores e inferiores del ojo. El bloqueo mantiene las lágrimas naturales y las artificiales que hayas añadido.

Estilo de vida y remedios caseros

Es posible que puedas controlar la sequedad ocular lavándote con frecuencia los párpados y colocándote gotas para los ojos de venta libre u otros productos que lubriquen los ojos. Si la enfermedad es a largo plazo (crónica), colócate las gotas para los ojos aunque sientas que tus ojos están bien, de manera tal de mantenerlos lubricados.

Selección y uso de productos de venta libre para los ojos secos

Existe una variedad de productos para los ojos secos que no requieren prescripción médica, como gotas para los ojos (lágrimas artificiales), gel, aplicadores de gel y ungüentos. Habla con tu médico acerca de qué tratamientos podrían ser más eficaces en tu caso.

Las lágrimas artificiales podrían ser lo único que necesitas para controlar los síntomas leves de ojos secos. Algunas personas tienen que colocarse gotas varias veces por día, mientras que otras las usan solamente una vez al día.

Ten en cuenta los siguientes factores al momento de elegir un producto de venta libre:

  • Gotas con conservantes o sin conservantes. Algunas gotas para los ojos tienen conservantes agregados para extender su vida útil. Puedes usar gotas para los ojos con conservantes hasta cuatro veces al día. Sin embargo, el uso de gotas con conservantes con mayor frecuencia puede provocar irritación ocular.

    Las gotas para los ojos sin conservantes se consiguen en paquetes que contienen varias ampollas de uso individual. Después de utilizar una ampolla, deséchala. Si usas gotas más de cuatro veces por día, son seguras las que no tienen conservantes.

  • Gotas o ungüentos. Los ungüentos para lubricar los ojos recubren los ojos, lo cual brinda un alivio más duradero para los ojos secos. Pero estos productos son más espesos que las gotas para los ojos y pueden nublar la vista. Por ese motivo, los ungüentos son más recomendables para usar antes de ir a dormir. Las gotas para los ojos se pueden usar en cualquier momento y no afectan la vista.
  • Gotas que disminuyen el enrojecimiento. Se recomienda evitar estas gotas para tratar los ojos secos, ya que el uso prolongado puede provocar irritación.

Lavado de párpados para controlar la inflamación

En el caso de las personas con blefaritis y otras enfermedades que provocan una inflamación de los párpados que bloquea el flujo de aceite hacia el ojo, puede ayudar el lavado frecuente y delicado de los párpados. Para lavarte los párpados, debes hacer lo siguiente:

  • Aplica un paño tibio sobre los ojos. Humedece un paño limpio con agua tibia. Sostén el paño sobre los ojos durante cinco minutos. Vuelve a humedecer el paño con agua tibia cuando se enfríe. Frota suavemente el paño sobre los párpados (lo cual incluye la base de las pestañas) para aflojar cualquier residuo.
  • Usa jabón suave sobre los párpados. Usa champú para bebé u otro jabón suave. Coloca el producto de limpieza sobre las yemas de los dedos y suavemente masajea los ojos cerrados cerca de la base de las pestañas. Enjuaga bien.

El médico puede recomendarte que lo hagas diariamente, incluso cuando se hayan aliviado los síntomas de ojo seco. Si detienes esta rutina diaria, es posible que regresen los síntomas.

Medicina alternativa

Es necesario realizar estudios adicionales, pero algunos enfoques de medicina alternativa podrían ayudar a aliviar los síntomas de la sequedad ocular. Analiza con el médico los beneficios y los riesgos.

  • Ácidos grasos. La incorporación de ácidos grasos omega 3 a tu alimentación podría ayudar a aliviar los signos y síntomas de la sequedad ocular. Estos ácidos grasos están disponibles en forma de suplementos y en algunos alimentos, como las semillas de lino, el salmón y las sardinas.
  • Gotas para los ojos de aceite de ricino. Estas gotas para los ojos pueden aliviar los síntomas al reducir la evaporación de lágrimas.
  • Acupuntura. Algunas personas han observado que los síntomas de sequedad ocular mejoran después de una terapia de acupuntura.

Preparación antes de la cita

Es probable que primero consultes con tu médico de cabecera. Puede derivarte a un especialista de la vista (oftalmólogo). Debido a que las consultas pueden ser breves, ir bien preparado es buena idea.

Lo que puedes hacer

  • Anota los síntomas que presentes, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Anota la información personal esencial, incluido cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomas.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico.

Si tienes sequedad ocular, estas son algunas preguntas básicas para hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de la sequedad ocular?
  • ¿Tengo que hacerme algunas pruebas?
  • ¿La sequedad ocular puede mejorar por sí sola?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de cada tratamiento?
  • Tengo otras enfermedades. ¿Cómo puedo manejar mejor estas enfermedades en conjunto?
  • ¿Existe un medicamento genérico correspondiente al medicamento que me está recetando?
  • ¿Tiene algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa?
  • ¿Qué sitios web me recomienda?
  • ¿Debo programar una consulta de seguimiento?

Si se te ocurren otras preguntas durante la consulta, no dudes en hacérselas al médico.

Qué esperar de tu médico

El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Puedes describir tus síntomas?
  • ¿Recuerdas cuándo aparecieron por primera vez?
  • ¿Tus síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Tienes algún familiar que padece ojos secos?
  • ¿Probaste con gotas para los ojos de venta libre? ¿Te aliviaron?
  • ¿Tus síntomas empeoran a la mañana o a última hora del día?
  • ¿Qué medicamentos tomas?
  • ¿Te sometiste a algún tratamiento con radiación en la cabeza o el cuello?

Qué puedes hacer mientras tanto

Para aliviar los signos y síntomas mientras esperas tu turno, prueba con gotas para los ojos de venta libre. Elige gotas lubricantes para los ojos (lágrimas artificiales) y evita aquellas que afirman reducir el enrojecimiento ocular. Las gotas para los ojos que reducen el enrojecimiento pueden causar más irritación ocular.

Last Updated Mar 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use