Pólipos uterinos

Perspectiva general

Los pólipos uterinos son crecimientos adheridos a la pared interna del útero que se extienden hasta la cavidad uterina. El crecimiento excesivo de las células en el revestimiento del útero (endometrio) produce la formación de pólipos uterinos, también conocidos como «pólipos endometriales». Estos pólipos no suelen ser cancerosos (son benignos), aunque algunos sí pueden serlo o, con el tiempo, pueden convertirse en cáncer (pólipos precancerosos).

Los pólipos uterinos varían en tamaño, de varios milímetros (no más grande que una semilla de sésamo) a varios centímetros (del tamaño de una pelota de golf o más grande). Se adhieren a la pared del útero por medio de una base grande o de un tallo delgado.

Puedes tener uno o varios pólipos uterinos. Generalmente, quedan contenidos dentro del útero, pero, en ocasiones, se deslizan por la abertura del útero (cuello uterino) hasta la vagina. Los pólipos uterinos son más frecuentes en mujeres que están transitando la menopausia o que ya se encuentran en esta etapa, sin embargo, las mujeres más jóvenes también pueden tenerlos.

Pólipos uterinos

Los pólipos uterinos se unen a tu útero mediante una base grande o un tallo fino y pueden crecer hasta llegar a medir varios centímetros. Algunos síntomas de pólipos uterinos pueden ser menstruación irregular, menstruación luego de la menopausia, flujo menstrual abundante en exceso o sangrado entre períodos.

Síntomas

Los signos y síntomas de los pólipos uterinos comprenden los siguientes:

  • Sangrado menstrual irregular, por ejemplo, tener períodos frecuentes e impredecibles de duración e intensidad variables
  • Sangrado entre períodos menstruales
  • Períodos menstruales excesivamente abundantes
  • Sangrado vaginal después de la menopausia
  • Esterilidad

Algunas mujeres solo tienen un leve sangrado o manchas; otras no tienen síntomas.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica si tienes lo siguiente:

  • Sangrado vaginal después de la menopausia
  • Sangrado entre períodos menstruales
  • Sangrado menstrual irregular

Causas

Los factores hormonales parecen intervenir. Los pólipos uterinos son sensibles al estrógeno, es decir, crecen en respuesta al estrógeno circulante.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de los pólipos uterinos comprenden los siguientes:

  • Estar en etapa perimenopáusica o posmenopáusica
  • Tener presión arterial alta (hipertensión)
  • Ser obeso
  • Tomar tamoxifeno, medicamento para el cáncer de mama

Complicaciones

Los pólipos uterinos podrían relacionarse con la esterilidad. Si tienes pólipos uterinos y no puedes tener hijos, la extracción de los pólipos podría permitirte quedar embarazada, pero los datos disponibles no son concluyentes.

Diagnóstico

Si el médico sospecha que tienes pólipos uterinos, puede realizar algunas de las siguientes pruebas:

  • Ecografía transvaginal. Se coloca un dispositivo delgado con forma de varilla dentro de la vagina para emitir ondas sonoras y crear una imagen del útero, incluido su interior. Es posible que el médico vea un pólipo claramente presente o identifique un pólipo uterino como una zona de tejido endometrial engrosado.

    Un procedimiento relacionado, conocido como «histerosonografía» y «sonohisterografía», implica inyectar agua salada (solución salina) en el útero a través de un pequeño tubo guiado hasta la vagina y el cuello uterino. La solución salina expande la cavidad uterina, lo que permite al médico ver más claramente el interior del útero durante la ecografía.

  • Histeroscopia. El médico inserta en el útero un telescopio (histeroscopio) delgado, flexible e iluminado a través de la vagina y el cuello uterino. La histeroscopia permite que el médico examine el interior del útero.
  • Biopsia endometrial. Es posible que el médico use un catéter de succión dentro del útero para tomar un espécimen que se analizará en el laboratorio. La presencia de pólipos uterinos puede confirmarse mediante una biopsia endometrial; sin embargo, esta biopsia también puede pasar por alto los pólipos.

En su mayoría, los pólipos uterinos no son cancerosos (son benignos). Sin embargo, algunos cambios precancerosos del útero (hiperplasia endometrial) o casos de cáncer de útero (carcinomas endometriales) aparecen como pólipos uterinos. Es probable que el médico recomiende la extracción del pólipo y envíe una muestra del tejido para análisis de laboratorio a fin de asegurarse de que no tengas cáncer de útero.

Ecografía transvaginal

Durante una ecografía transvaginal, mientras usted está acostada de espalda sobre una mesa de exploración, su médico o un técnico médico introduce en su vagina un dispositivo parecido a una varita mágica llamado transductor. El transductor emite ondas sonoras que generan imágenes de sus órganos pélvicos.

Histeroecografía

Durante la histerosonografía, el médico utiliza una sonda delgada y flexible (catéter) para inyectar agua salada (solución salina) en la parte hueca del útero. Con la ayuda de una sonda ecográfica, tu médico obtiene imágenes del interior de tu útero y controla si hay irregularidades.

Histeroscopia

Durante la histeroscopia, el médico utiliza un instrumento delgado e iluminado (histeroscopio) para observar el interior del útero.

Tratamiento

Para los pólipos uterinos, el médico podría recomendarte:

  • Conducta expectante. Los pólipos pequeños sin síntomas pueden resolverse por sí solos. El tratamiento de los pólipos pequeños es innecesario, a menos que estés en riesgo de contraer cáncer de útero.
  • Medicamentos. Ciertos medicamentos hormonales, como los gestágenos y los agonistas de la hormona liberadora de la gonadotropina, pueden reducir los síntomas del pólipo. Sin embargo, el uso de ciertos medicamentos es, generalmente, una solución a corto plazo en el mejor de los casos, ya que los síntomas suelen regresar una vez que se deja de tomar el medicamento.
  • Extirpación quirúrgica. Durante una histeroscopia, los instrumentos insertados a través del histeroscopio (el dispositivo que utiliza el médico para ver el interior del útero) hacen que sea posible extraer los pólipos. Es probable que este pólipo extraído se envíe a un laboratorio para realizar un examen microscópico.

Si un pólipo uterino contiene células cancerosas, el médico hablará contigo acerca de las medidas posteriores en la evaluación y el tratamiento.

En raras ocasiones, los pólipos uterinos vuelven a aparecer. Si lo hacen, es posible que necesites más tratamiento.

Preparación antes de la cita

Tu primera consulta probablemente sea con el profesional de atención médica primaria o con un ginecólogo.

Qué puedes hacer

  • Anota tus síntomas y cuándo comenzaron. Menciona todos los síntomas, aunque creas que no estén relacionados.
  • Haz una lista de los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomas. Anota las dosis y con qué frecuencia los tomas.
  • En lo posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. La persona que te acompañe puede ayudarte a recordar la información que te brinden.
  • Lleva una libreta o un anotador. Úsalo para anotar la información importante durante tu consulta.
  • Anota preguntas para hacerle al médico. Esto te ayudará a recordar qué es lo que quieres saber.

Para los pólipos uterinos, algunas preguntas básicas son las siguientes:

  • ¿Cuál puede ser la causa de mis síntomas?
  • ¿Qué análisis podría necesitar?
  • ¿Hay medicamentos disponibles para tratar mi afección?
  • ¿Qué efectos secundarios puedo esperar del uso de estos medicamentos?
  • ¿En qué situaciones recomiendas la cirugía?
  • ¿Los pólipos uterinos podrían afectar mi capacidad para quedar embarazada?
  • ¿El tratamiento de los pólipos uterinos mejorará mi fertilidad?
  • ¿Los pólipos uterinos pueden ser cancerosos?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

El médico podría hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Con qué frecuencia presentas estos síntomas?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Hay algo que, al parecer, empeore los síntomas?
  • ¿Te han tratado por pólipos uterinos o pólipos en el cuello uterino anteriormente?
  • ¿Has tenido problemas de fertilidad? ¿Deseas quedar embarazada?
  • ¿Hay alguien en tu familia con antecedentes de cáncer de mama, de colon o de endometrio?

    Last Updated Jan 15, 2019


    Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use