Púrpura de Henoch-Schönlein

Perspectiva general

La púrpura de Schoenlein Henoch (también conocida como vasculitis por IgA) es un trastorno que hace que los pequeños vasos sanguíneos de la piel, las articulaciones, los intestinos y los riñones se inflamen y sangren.

La característica más llamativa de esta forma de vasculitis es una erupción de color púrpura, comúnmente en la parte inferior de las piernas y los glúteos. La púrpura de Schoenlein Henoch también puede causar dolor abdominal y en las articulaciones. Es poco frecuente que ocurran daños graves en el riñón.

La púrpura de Schoenlein Henoch puede afectar a cualquier persona, pero es más frecuente en niños de 2 a 6 años. La afección suele mejorar sola. En general, se necesita atención médica cuando el trastorno afecta los riñones.

Púrpura de Henoch-Schonlein

La púrpura de Henoch-Schonlein es una inflamación de los pequeños vasos sanguíneos de la piel, los intestinos y los riñones. Cuando se inflaman los vasos sanguíneos, pueden sangrar en la piel, lo que causa una erupción color roja violácea (púrpura).

Síntomas

Estas son las cuatro características principales de la púrpura de Schonlein Henoch:

  • Erupción cutánea (púrpura). Aparecen manchas de color rojo violáceo que parecen moretones en los glúteos, las piernas y los pies. La erupción también puede aparecer en los brazos, la cara y el tronco, y puede ser peor en áreas de presión, como la línea de los calcetines y la cintura.
  • Articulaciones hinchadas y doloridas (artritis). Las personas con púrpura de Schonlein Henoch a menudo tienen dolor e hinchazón alrededor de las articulaciones, principalmente en las rodillas y los tobillos. El dolor articular a veces aparece una o dos semanas antes que la erupción clásica. Estos síntomas desaparecen cuando la enfermedad se cura y no dejan daños duraderos.
  • Síntomas del sistema digestivo. Muchos niños que tienen púrpura de Schonlein Henoch presentan dolor abdominal, náuseas, vómitos y heces con sangre. Estos síntomas a veces ocurren antes de la aparición de la erupción.
  • Compromiso renal. La púrpura de Schonlein Henoch también puede afectar los riñones. En la mayoría de los casos, se presenta como una proteína o sangre en la orina y posiblemente desconozcas su presencia a menos que te hagas un análisis de orina. Por lo general, esto desaparece una vez que la enfermedad pasa, pero algunas personas desarrollan enfermedad renal persistente.

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta a tu médico si tienes púrpura de Schoenlein Henoch y si este trastorno está causando problemas serios con el tracto digestivo.

Si tu hijo presenta el sarpullido asociado con esta afección, consulta a tu médico lo antes posible.

Causas

En la púrpura de Schonlein Henoch, algunos de los pequeños vasos sanguíneos del cuerpo se inflaman, lo cual puede causar sangrado en la piel, el abdomen y los riñones. No está claro por qué se desarrolla esta inflamación inicial. Puede ser el resultado de la respuesta inapropiada del sistema inmunitario a ciertos desencadenantes.

Casi la mitad de las personas que tienen púrpura de Schonlein Henoch la desarrollaron después de una infección respiratoria superior, como un resfriado. Otros desencadenantes incluyen varicela, faringitis estreptocócica, sarampión, hepatitis, ciertos medicamentos, alimentos, picaduras de insectos y exposición al clima frío.

Factores de riesgo

Entre los factores que aumentan el riesgo de tener púrpura de Schoenlein Henoch se incluyen los siguientes:

  • La edad. La enfermedad afecta principalmente a niños y adultos jóvenes, y la mayoría de los casos se presenta en niños de entre 2 y 6 años de edad.
  • Sexo. La púrpura de Schoenlein Henoch es levemente más común en los hombres que en las mujeres.
  • Raza. Los niños blancos y asiáticos tienen más probabilidades de tener púrpura de Schoenlein Henoch que los niños de raza negra o afroamericana.

Complicaciones

Para la mayoría de las personas, los síntomas mejoran en un mes sin dejar problemas duraderos. Pero las recurrencias son bastante comunes.

Algunas de las complicaciones relacionadas con la púrpura de Schoenlein Henoch son las siguientes:

  • Daño renal. Una de las complicaciones más graves de la púrpura de Schoenlein Henoch es el daño renal. Este riesgo es mayor en los adultos que en los niños. A veces el daño es tan grave que se requiere diálisis o un trasplante de riñón.
  • Obstrucción intestinal. En casos excepcionales, la púrpura de Schoenlein Henoch puede provocar intususcepción, una afección en la cual una parte del intestino se mete dentro de sí mismo como si fuera un telescopio, y esto impide que la materia se mueva por el intestino.

Diagnóstico

El médico podrá diagnosticar la afección como púrpura de Schoenlein Henoch si ve la erupción clásica, el dolor articular y los síntomas del tracto digestivo. Si falta uno de estos signos y síntomas, el médico puede sugerir uno o más de los siguientes exámenes.

Análisis de laboratorio

Ninguna prueba de laboratorio puede confirmar la púrpura de Schonlein Henoch, pero ciertas pruebas pueden ayudar a descartar otras enfermedades y hacer que el diagnóstico de Schonlein Henoch parezca probable. Pueden ser algunos de los siguientes:

  • Análisis de sangre. Se puede analizar la sangre si el diagnóstico no es claro según los signos y síntomas.
  • Análisis de orina. Se puede analizar tu orina para detectar rastros de sangre, proteínas u otras anormalidades y determinar si los riñones están funcionando adecuadamente.

Biopsias

Las personas que tienen púrpura de Schoenlein Henoch a menudo tienen depósitos de cierta proteína, la IgA (inmunoglobulina A), en el órgano afectado. El médico puede tomar una pequeña muestra de piel para poder analizarla en un laboratorio. En los casos de compromiso grave del riñón, el médico puede sugerir una biopsia de riñón para poder orientar las decisiones de tratamiento.

Pruebas de diagnóstico por imágenes

El médico puede recomendarte una ecografía para descartar otras causas del dolor abdominal y controlar posibles complicaciones, como obstrucción intestinal.

Tratamiento

La púrpura de Schoenlein Henoch generalmente desaparece por sí sola en un mes sin efectos adversos duraderos. El reposo, la ingesta de mucho líquido y los analgésicos de venta libre pueden ayudar con los síntomas.

Medicamentos

Los corticosteroides, como la prednisona, pueden ayudar a acortar el tiempo y la intensidad del dolor articular y abdominal. Debido a que estos medicamentos pueden tener efectos secundarios graves, analiza los riesgos y beneficios de usarlos con tu médico.

Cirugía

Si una parte del intestino se ha doblado dentro de sí mismo o se ha desgarrado, es posible que sea necesaria una cirugía.

Estilo de vida y remedios caseros

El cuidado en el hogar se enfoca en mantener cómodas a las personas con púrpura leve de Schoenlein Henoch mientras la enfermedad sigue su curso. El reposo, la ingesta de líquidos en abundancia y los analgésicos de venta libre pueden ayudar.

Preparación antes de la cita

Es probable que tengas que consultar primero con el médico de cabecera o el pediatra de tu hijo por esta afección. Posteriormente, se te puede remitir a un especialista en riñones (nefrólogo) si se presentan complicaciones renales. A continuación, se presenta información que te puede ayudar a prepararte para tu consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la cita, anota las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Aparecieron de repente o de forma gradual?
  • ¿La persona con el sarpullido (tú o tu hijo) estaba enferma antes de que comenzara el sarpullido?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos toma regularmente la persona con la erupción?

Estas son algunas de las preguntas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Qué puede estar causando estos síntomas?
  • ¿Qué pruebas se necesitan para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Esta afección es temporal o crónica?
  • ¿Cómo sé si tengo daño en los riñones? ¿Y si aparece más tarde?
  • ¿Cómo se trata la púrpura de Schoenlein Henoch?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento?
  • ¿Tienes alguna publicación disponible sobre esta afección? ¿Pueden recomendarme un sitio web en el que pueda obtener más información?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Qué apariencia tenía la erupción cutánea cuando apareció por primera vez?
  • ¿La erupción cutánea duele? ¿Pica?
  • ¿Tiene la persona con la erupción otros síntomas, como dolor de estómago o dolores articulares?

Last Updated Dec 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use