Picaduras de abejas

Perspectiva general

Las picaduras de abejas son una molestia frecuente durante las estadías al aire libre. En la mayoría de los casos, las picaduras de abejas solo son molestas, y todo lo que se necesita para aliviar el dolor proveniente de ellas es el tratamiento doméstico. Sin embargo, si eres alérgico a las picaduras de abejas o si te pican muchas veces, es posible que tengas una reacción más grave que requiera tratamiento de urgencia.

Puedes tomar diversas medidas para evitar las picaduras de abejas, así como las picaduras de avispas y avispones, y averiguar cómo tratarlas si te pican.

Síntomas

Las picaduras de abejas pueden producir distintas reacciones que van del dolor pasajero al malestar, pasando por una reacción alérgica grave. Tener un tipo de reacción no significa que siempre tendrás la misma reacción cada vez que sufras una picadura o que la próxima reacción será necesariamente más grave.

Reacción leve

La mayoría de las veces los síntomas de picadura de abeja son menores e incluyen los siguientes:

  • Dolor instantáneo, agudo y quemante en el lugar de la picadura
  • Una roncha rojiza en el lugar de la picadura
  • Leve hinchazón alrededor del lugar de la picadura

En la mayoría de las personas, la hinchazón y el dolor desaparecen al cabo de unas pocas horas.

Reacción moderada

Algunas personas que sufren la picadura de un mosquito u otro insecto tienen una reacción un poco más fuerte, con signos y síntomas tales como:

  • Enrojecimiento extremo
  • Hinchazón en el lugar de la picadura que se agranda durante los dos días posteriores

Las reacciones moderadas tienden a resolverse en cinco a 10 días. Tener una reacción moderada no significa que tendrás una reacción alérgica grave cada vez que sufras una picadura. Pero algunas personas presentan reacciones moderadas similares cada vez que sufren una picadura. Si te ocurre esto, habla con tu médico sobre tratamiento y prevención, especialmente si la reacción es cada vez más intensa.

Reacción alérgica grave

Una reacción alérgica grave (anafilaxis) a las picaduras de abejas es potencialmente mortal y requiere de tratamiento urgente. En un bajo porcentaje de las personas a las que las pica una abeja u otro insecto se producen reacciones anafilácticas rápidas. Los signos y síntomas de anafilaxis incluyen los siguientes:

  • Reacciones cutáneas como urticaria y picazón y palidez o enrojecimiento de la piel, entre otras
  • Dificultad para respirar
  • Inflamación de la garganta y la lengua
  • Pulso débil y rápido
  • Náuseas, vómitos o diarrea
  • Desmayo o mareo
  • Pérdida de conciencia

Las personas que sufren una reacción alérgica grave a una picadura de abeja son un 30 a 60 por ciento más propensas a tener una reacción anafiláctica a la próxima picadura. Habla con tu médico o un especialista en alergias acerca de las medidas de prevención como la inmunoterapia (vacuna antialérgica) para evitar una reacción similar si te vuelve a picar una abeja.

Picaduras múltiples de abejas

Por lo general, los insectos como las abejas y las avispas no son agresivos y sólo pican en defensa propia. En la mayoría de los casos, esto da como resultado una o unas pocas picaduras. En algunos casos, una persona puede atacar una colmena o enjambre de abejas y sufrir múltiples picaduras. Algunos tipos de abejas —como las abejas africanas— son más propensas a formar enjambres que otras abejas y pican en grupo.

Si sufres picaduras más de una docena de veces, la acumulación de veneno puede inducir una reacción tóxica y hacerte sentir bastante descompuesto. Los signos y síntomas incluyen:

  • Náuseas, vómitos o diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de vértigo
  • Convulsiones
  • Fiebre
  • Desmayos o mareos

Las picaduras múltiples pueden ser una emergencia médica en niños, adultos mayores y personas con problemas cardíacos o respiratorios.

Cuándo consultar al médico

En la mayoría de los casos, si te pica una abeja no es necesario que vayas al médico. En casos más graves, requerirás atención inmediata.

Llama al 911 u otro servicio de emergencias si sufres una reacción grave a una picadura de abeja que te haga pensar que puede producirse una reacción anafiláctica, incluso si se trata de apenas uno o dos signos o síntomas. Si te recetan epinefrina autoinyectable (EpiPen, Auvi-Q, others), aplícatela de inmediato como te lo indique el médico.

Busca atención inmediata si te atacó un enjambre de abejas y sufriste múltiples picaduras.

Pide una consulta con el médico si ocurre lo siguiente:

  • Los síntomas de la picadura de abeja no se van en unos pocos días
  • Has tenido otros síntomas de una reacción alérgica a una picadura de abeja

Causas

Para picar, la abeja clava un aguijón con púas en la piel. El veneno de la picadura de abeja contiene proteínas que afectan las células cutáneas y el sistema inmunitario, lo que provoca dolor e inflamación alrededor del lugar de la picadura. En las personas alérgicas a las picaduras de abejas, el veneno de la abeja puede desencadenar una reacción del sistema inmunitario más grave.

Factores de riesgo

Tienes un mayor riesgo de que te pique una abeja en los siguientes casos:

  • Vives en una zona donde las abejas se encuentran especialmente activas o hay colmenas cerca
  • Tu trabajo o tus pasatiempos requieren que pases tiempo al aire libre

Presentas mayor probabilidad de tener una reacción alérgica a las picaduras de abejas si ya has tenido una reacción alérgica a una picadura de abejas anteriormente, aunque haya sido leve.

Las reacciones de los adultos suelen ser más intensas que las de los niños; además, los adultos tienen mayor probabilidad de morir a causa de anafilaxia que los niños.

Prevención

Los siguientes consejos pueden ayudar a disminuir tu riesgo de que te pique una abeja:

  • Ten cuidado cuando tomes bebidas dulces al aire libre. Los vasos anchos y abiertos pueden ser la mejor opción porque puedes ver si hay una abeja en su interior. Inspecciona las latas y pajitas (popote) antes de beber de ellas.
  • Cubre bien los recipientes con alimentos y los botes de basura.
  • Despeja la basura, las frutas caídas y las heces de perros y otros animales (las moscas pueden atraer a las avispas).
  • Usa zapatos de puntera cerrada cuando camines en lugares abiertos.
  • No uses ropa de colores brillantes o estampados florales, que pueden atraer a las abejas.
  • No uses ropa holgada, ya que las abejas pueden quedar atrapadas entre la prenda y la piel.
  • Cuando conduzcas, mantén las ventanas subidas.
  • Ten cuidado cuando cortes el césped o podes las plantas, ya que estas actividades pueden alterar a los insectos de una colmena o un avispero.
  • Encárgale a un profesional la tarea de retirar colmenas o avisperos que estén de tu casa.

Asegúrate de saber qué hacer si estás expuesto a las abejas:

  • Si hay algunas abejas volando a tu alrededor, mantén la calma y aléjate lentamente del lugar. Tratar de matar un insecto puede hacer que te pique.
  • Si te pica una abeja o una avispa, o si varios insectos empiezan a volar cerca de ti, cúbrete de inmediato la boca y la nariz y retírate del lugar. Cuando una abeja pica, libera una sustancia química que atrae a otras abejas. Si puedes, ingresa a un edificio o a un vehículo cerrado.

Diagnóstico

Si has tenido una reacción a una picadura de abeja que sugiera que podrías ser alérgico al veneno de las abejas, tu médico podría indicarte algunas de estas pruebas:

  • Prueba cutánea. Durante la prueba cutánea, se inyecta una pequeña cantidad de extracto del alérgeno (en este caso, veneno de abeja) en la piel del brazo o de la parte superior de la espalda. Esta prueba es segura y no causará ninguna reacción grave. Si eres alérgico a las picaduras de abejas, se te formará un bulto elevado en la piel, en el lugar donde se hizo la prueba.
  • Análisis de sangre de alergia. Un análisis de sangre puede evaluar la respuesta del sistema inmunitario al veneno de la abeja para medir la cantidad de anticuerpos producidos por la alergia en el torrente sanguíneo. Se envía una muestra de sangre a un laboratorio médico, donde se analiza para detectar sensibilidad a posibles alérgenos.

Las pruebas cutáneas y los análisis de sangre de alergia suelen realizarse al mismo tiempo, a fin de diagnosticar la alergia a los insectos. Tu médico también podría hacerte una prueba de alergia a las avispas y los avispones, que pueden producir reacciones alérgicas similares a las de las picaduras de abejas.

Tratamiento

El tratamiento doméstico es suficiente para las picaduras de abejas comunes que no causan reacciones alérgicas. Por otra parte, si sufriste muchas picaduras o tienes una reacción alérgica, se trata de una urgencia médica que requiere tratamiento de inmediato.

Tratamiento de urgencia para reacciones alérgicas

Durante un ataque anafiláctico, un equipo médico de urgencias puede realizar resucitación cardiopulmonar (RCP) si dejas de respirar o tu corazón deja de latir. Podrían indicarte los siguientes medicamentos:

  • Epinefrina (adrenalina) para reducir la respuesta antialérgica de tu cuerpo.
  • Oxígeno para ayudarte a respirar
  • Antihistamínicos intravenosos (i.v.) y cortisona para reducir la inflamación de las vías aéreas y mejorar la respiración
  • Un beta agonista (como el salbutamol) para aliviar los síntomas de la respiración

Autoinyector de epinefrina

Si eres alérgico a las picaduras de abejas, es probable que el médico te recete un autoinyector de epinefrina en caso de urgencia (EpiPen, Auvi-Q y otros). Deberás llevarlo contigo siempre. Un autoinyector es una jeringa con una aguja que se oculta y que inyecta una dosis individual de un medicamento cuando se la presiona contra el muslo. Siempre asegúrate de reemplazar la epinefrina cuando corresponda por la fecha de vencimiento.

Asegúrate de saber cómo usar el autoinyector. También, verifica que las personas más cercanas a ti sepan cómo administrar el medicamento (si se encuentran contigo en una urgencia anafiláctica, podrían salvarte la vida). El personal médico que te asista cuando lo necesites ante una reacción anafiláctica grave también podría administrarte una inyección de epinefrina u otro medicamento.

Considera el uso de un brazalete de alerta que identifique tu alergia a las picaduras de abejas o de otros insectos.

Vacunas contra la alergia

Las picaduras de abejas y de otros insectos son una causa frecuente de anafilaxia. Si tuviste una reacción grave a la picadura o varias picaduras de una abeja, probablemente el médico te derive a un alergólogo para que te realicen pruebas de alergia y consideren colocarte vacunas antialérgicas inyectables (inmunoterapia). Estas vacunas, generalmente se dan de manera habitual durante algunos años, pueden reducir o eliminar la respuesta antialérgica al veneno de las abejas.

Estilo de vida y remedios caseros

Si tú o tu hijo son picados por una abeja, sigue los siguientes consejos.

Tratamiento para reacciones leves

  • Extrae el aguijón tan pronto como puedas, ya que el veneno ingresa en el cuerpo en cuestión de segundos. Trata de sacar el aguijón como puedas, con tus dedos o con unas pinzas.
  • Lava la zona de la picadura con agua y jabón.
  • Aplica una compresa fría.

Tratamiento para reacciones moderadas

A continuación se describen algunas medidas que pueden ayudarte a aliviar la hinchazón y la picazón relacionadas a menudo con reacciones importantes en la zona de la picadura:

  • Extrae el aguijón tan pronto como puedas.
  • Lava la zona afectada con agua y jabón.
  • Aplica una compresa fría.
  • Toma un analgésico de venta libre según lo necesites. Puedes probar con ibuprofeno (Motrin IB, Motrin para niños y otros) para aliviar el malestar.
  • Si la picadura fue en un brazo o una pierna, elévalos.
  • Aplica una crema de hidrocortisona o una loción de calamina para aliviar el enrojecimiento, la picazón o la hinchazón.
  • Si la picazón o la hinchazón son molestos, toma un antihistamínico oral que contenga difenhidramina (Benadryl) o clorfeniramina (Chlor-Trimeton).
  • Evita rascarte en la zona de la picadura. Esto empeorará la picazón y la hinchazón, y aumentará el riesgo de una infección.

Preparación antes de la cita

Las picaduras de abejas y otros insectos son una causa frecuente de la anafilaxia. Si has tenido una reacción grave a una picadura de abejas, pero no procuraste tratamientos de urgencia, consulta con tu médico. Posiblemente te derive a un especialista en alergias (alergista); este último puede determinar si eres alérgico al veneno de las abejas u otros insectos, y puede ayudarte a encontrar modos de evitar reacciones alérgicas en el futuro.

Tu médico o tu alergista te realizará un examen físico exhaustivo y querrá saber lo siguiente:

  • El momento y el lugar de la picadura
  • Los síntomas que presentaste tras recibir la picadura
  • Si habías presentado una reacción alérgica a una picadura de insectos anteriormente, incluso si fue leve
  • La presencia de otras alergias, como rinitis alérgica (fiebre del heno)
  • Los medicamentos que tomas, incluso los remedios a base de hierbas
  • Cualquier problema de salud que tengas

Algunas preguntas que quizás desees hacerle a tu médico incluyen las siguientes:

  • ¿Qué debo hacer si me pican nuevamente?
  • Si tengo una reacción alérgica, ¿debo utilizar un medicamento de urgencia, como un autoinyector de epinefrina (EpiPen, Auvi-Q, otros)?
  • ¿Cómo puedo evitar que esta reacción ocurra nuevamente?

Además, no dudes en hacer otras preguntas.

Last Updated Aug 10, 2017


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use