Picazón anal

Perspectiva general

La picazón anal es una enfermedad frecuente. La picazón, ubicada dentro o alrededor del ano, suele ser intensa y puede estar acompañada de un gran deseo de rascar. Puedes sentirte avergonzado o molesto debido a la picazón anal.

También llamado prurito anal, la picazón anal tiene muchas causas posibles, como problemas cutáneos, hemorroides, exceso o falta de higiene.

Si la picazón anal es constante, consulta con un médico. Con un tratamiento adecuado y autocuidado, la mayoría de las personas obtiene un alivio absoluto de la picazón anal.

Síntomas

La picazón anal puede estar asociada al enrojecimiento, ardor e inflamación. La picazón y la irritación pueden ser temporales o más persistentes, dependiendo de la causa.

Cuándo debes consultar con un médico

La mayoría de las picazones anales no requieren atención médica. Consulta al médico en los siguientes casos:

  • El cuadro de picazón anal es continuo o intenso.
  • Tienes sangrado anal o incontinencia fecal.
  • El área anal parece estar infectada.
  • No puedes descubrir la causa de la picazón constante.

La picazón anal constante puede estar relacionada a una enfermedad de la piel o algún otro problema de salud que requiere tratamiento médico.

Causas

En ocasiones, la causa de la picazón anal no es identificable. Las causas posibles de la picazón anal incluyen las siguientes:

  • Agentes irritantes. La incontinencia fecal y la diarrea prolongada (crónica) pueden irritar la piel. La rutina del cuidado de la piel puede comprender productos o comportamientos que irritan la piel, como usar jabones o toallitas húmedas fuertes o lavar la piel de forma demasiado agresiva.
  • Infecciones. Estas incluyen infecciones de transmisión sexual, oxiuros y candidiasis.
  • Enfermedades de la piel. A veces, la picazón anal ocurre debido a una determinada enfermedad de la piel, como la psoriasis o la dermatitis de contacto.
  • Otras enfermedades. Estas incluyen diabetes, enfermedad tiroidea, hemorroides y tumores anales.

Diagnóstico

El médico puede ser capaz de diagnosticar la causa de tu picazón simplemente al preguntarte por tus síntomas, tus antecedentes médicos y tus hábitos de cuidado personal. Si se sospecha la presencia de oxiuros, el médico puede recomendar un examen para determinar su presencia. Puede que también necesites un examen físico, incluso un examen rectal digital.

Si el origen de la picazón no es obvio o no responde al tratamiento inicial, el médico puede derivarte a un especialista de piel (dermatólogo). Es posible que nunca se identifique la causa de la picazón.

Tratamiento

El tratamiento para la picazón en el ano depende de la causa del problema. Puede comprender adoptar medidas de cuidado personal, como usar una crema para la picazón de venta libre o tratar una infección o las hemorroides.

Si los síntomas empeoran de noche, un antihistamínico oral puede ayudar hasta que la crema para la picazón surta efecto.

Con los cuidados adecuados, la mayoría de las personas sienten alivio de la picazón en el ano. Consulta con el médico si la picazón persiste.

Estilo de vida y remedios caseros

La prevención de la picazón anal consiste principalmente en lavar bien y en forma rutinaria la zona y mantenerla limpia, fresca y seca, y evitar que la piel se irrite aún más.

Si ya tienes picazón anal, prueba estas medidas de cuidado personal:

  • Lávate suavemente. Limpia la zona alrededor del ano con agua corriente o jabón suave y un paño suave (que no sea de felpa rizada) una vez al día. No te frotes. Seca la zona con palmaditas suaves o con un secador de cabello en el nivel mínimo.

    Si tienes incontinencia fecal o diarrea, limpia la zona alrededor del ano con bolas de algodón humedecidas o un frasco lavador (piseta) con agua corriente. También puede ser útil aplicar una bola de algodón humedecida o seca por fuera del ano.

  • No te rasques. Al rascarte, la piel se irrita aún más. Puedes sentir alivio al aplicar una compresa húmeda y a temperatura ambiente en la zona o al tomar un baño con agua tibia y avena. Córtate bien las uñas y usa guantes de algodón mientras duermes para evitar que te rasques.
  • Usa ropa interior de algodón suelta. Esto ayuda a mantener seca la zona. Evita usar pantimedias y otras prendas ajustadas porque estas pueden retener la humedad.
  • Evita los irritantes. Evita los baños de burbujas, los desodorantes genitales, los jabones fuertes o perfumados y las toallitas húmedas. Usa papel higiénico blanco y sin perfume.
  • Cambia tu alimentación. Reduce o evita el café, las bebidas cola, el alcohol, los cítricos, el chocolate, los alimentos picantes, los tomates y los alimentos que puedan causar diarrea. Evita el uso excesivo de laxantes.
  • Aplica ungüentos o geles. Protege la piel afectada de la humedad al aplicar una capa delgada de ungüento de óxido de cinc (Desitin, Balmex) o vaselina. Si es necesario, aplica una crema con hidrocortisona al 1 % dos o tres veces al día durante un breve período para aliviar los síntomas.
  • Mantén las deposiciones regulares y sólidas. Si las heces blandas o las deposiciones frecuentes son un problema, puede ser de ayuda agregar fibra a la alimentación de forma gradual. Los suplementos de fibra, tales como el psilio (Metamucil) o la metilcelulosa (Citrucel), también pueden ayudar.

Preparación antes de la cita

A menudo, no es necesario consultar a un médico por la picazón anal. Si la picazón persiste incluso después de tomar medidas de cuidado personal, habla sobre esto con tu médico de atención primaria. El médico puede derivarte a un especialista en piel (dermatólogo) o a un médico que se especialice en el tratamiento de problemas rectales y anales (proctólogo).

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Lo que puedes hacer

Antes de la consulta, prepara una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas que has presentado, incluso aquellos que no parecen estar relacionados con la picazón anal
  • El tiempo transcurrido desde la aparición de los síntomas
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Para la picazón anal, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué análisis necesito?
  • ¿Este problema es temporal?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles? ¿Qué me recomienda?
  • ¿Cree que necesito ver a un especialista?
  • ¿Tiene algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar de tu médico

Es probable que tu médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Los síntomas fueron constantes, o aparecían y desaparecían?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?
  • ¿Has tenido cambios recientes en tus movimientos intestinales, como diarrea?
  • ¿Qué tipo de jabón u otros productos usas en tu cuerpo?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas empeoren?
  • ¿Notaste algún otro cambio en tu salud general?
  • ¿Hay otras personas en el hogar que experimentan una picazón similar?

Qué puedes hacer mientras tanto

Limpia la zona anal con suavidad inmediatamente después de la evacuación intestinal y seque bien. Usa ropa interior de algodón y ropa suelta. Intenta no rascarte.

Last Updated Jan 15, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use