Piojos

Perspectiva general

Los piojos son insectos diminutos, sin alas, parásitos que se alimentan de la sangre. Los piojos se diseminan con facilidad, en especial en niños en edad escolar, al tener contacto personal cercano y compartir pertenencias.

Existen tres tipos de piojos:

  • Piojos capilares. Estos piojos se encuentran en el cuero cabelludo. Son los más fáciles de ver en la nuca y sobre las orejas.
  • Piojos del cuerpo. Estos piojos viven en la vestimenta y en la ropa de cama, y se mueven sobre la piel para alimentarse. Los piojos del cuerpo suelen afectar a personas que no se pueden bañar o lavar la ropa con regularidad, como las personas indigentes o sin hogar.
  • Piojos púbicos. Comúnmente denominados ladilla, estos piojos aparecen en la piel y los vellos de la zona púbica y, con menos frecuencia, en vellos corporales gruesos, como el vello del pecho, las cejas o las pestañas.

Las personas pueden tener una higiene personal buena y aún así tener piojos. A menos que se trate de forma adecuada, esta enfermedad puede volverse un problema recurrente.

Pediculosis capilar en el cabello

La pediculosis capilar se produce en el cuero cabelludo y es más fácil de visualizarla en la nuca y por encima de las orejas. Las liendres pequeñas (huevos) similares a capullos de sauce diminutos y de un tamaño similar al de las escamas de la caspa pueden verse en los tallos de los vellos.

Síntomas

Los signos y síntomas de los piojos incluyen los siguientes:

  • Picazón intensa.
  • Sensación de cosquilleo por el movimiento del cabello.
  • Piojos en el cuero cabelludo, el cuerpo, la ropa, el pubis u otro vello corporal. Los piojos adultos pueden tener aproximadamente el tamaño de una semilla de sésamo o un poco más grande.
  • Huevos de piojos (liendres) en el tallo del cabello. Las liendres se parecen a diminutos capullos de sauce blanco. Las liendres se pueden confundir con la caspa, pero, a diferencia de la caspa, no se pueden quitar fácilmente del cabello con el cepillo.
  • Pequeñas protuberancias rojas en el cuero cabelludo, cuello y hombros.

Cuándo debes consultar con un médico

Por lo general, puedes eliminar los piojos tomando medidas de cuidado personal que incluyen utilizar un champú de venta libre que esté formulado específicamente para matar los piojos.

Sin embargo, consulta con el médico en los siguientes casos:

  • El champú de venta libre no mata los piojos: el médico puede indicarte un champú bajo receta más fuerte
  • Estás embarazada: no uses cualquier champú para combatir los piojos hasta que no hables con el médico
  • Rascarte te generó ronchas infectadas o abrasiones en la piel
Liendres en el cabello

Los piojos de la cabeza se alimentan de la sangre del cuero cabelludo. La hembra pone huevos (liendres) que se adhieren a los tallos del cabello.

Causas

Puedes contagiarte con piojos si entras en contacto con los piojos o las liendres. Las liendres se incuban aproximadamente una semana. Los piojos no pueden volar ni caminar por el suelo. Se propagan mediante:

  • El contacto corporal o entre cabezas. Esto puede suceder cuando los niños o sus familiares juegan o interactúan muy cerca unos con otros.
  • Proximidad de las pertenencias guardadas. Si se guardan las prendas de vestir en roperos, armarios o colgadas una al lado de la otra en el colegio; o bien los artículos personales, como almohadas, mantas, peines y juguetes de felpa unos junto a otros en casa; se pueden propagar los piojos.
  • Artículos compartidos entre amigos o familiares. Pueden ser ropa, auriculares, cepillos, peines, accesorios para el cabello, toallas, mantas, almohadas o juguetes de felpa.
  • Contacto con muebles contaminados. Acostarse en una cama o sentarse en algún mueble cubierto con muchas mantas que recién utilizó una persona con piojos puede propagarlos. Los piojos pueden vivir uno o dos días fuera del cuerpo.
  • Contacto sexual. Por lo general, los piojos púbicos se propagan mediante el contacto sexual y afectan más comúnmente a los adultos. Los piojos púbicos en niños pueden ser una señal de abuso o exposición sexual.

Prevención

Es difícil prevenir el contagio de pediculosis capilar entre los niños que asisten a una guardería o la escuela. Hay tanto contacto cercano entre los niños y sus pertenencias que la pediculosis capilar se puede contagiar fácilmente. Esto no es un reflejo de tus hábitos de higiene ni los de tu hijo, y que tu hijo tenga pediculosis capilar no representa una falla tuya como padre.

Algunos productos de venta libre afirman que repelen los piojos, pero se necesitan más investigaciones científicas para comprobar su seguridad y efectividad.

Algunos estudios de poca envergadura han demostrado que los ingredientes de algunos de estos productos (principalmente aceites vegetales, como de coco, oliva, romero y árbol de té) pueden ser útiles para repeler los piojos. Sin embargo, estos productos están clasificados como "naturales", por lo tanto, no están regulados por Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA), y su seguridad y efectividad no se han comprobado en función de los estándares de dicho organismo.

Hasta tanto no se compruebe la efectividad de los productos de prevención de la pediculosis capilar mediante investigaciones adicionales, el mejor enfoque es simplemente tomar medidas rigurosas para eliminar los piojos y sus huevos, de modo que no tengas que lidiar más con ellos.

  • Pídele a tu hijo que evite el contacto con las cabezas de sus compañeros de clase al jugar o realizar otras actividades.
  • Indícale a tu hijo que no comparta pertenencias como sombreros, bufandas, abrigos, peines, cepillos, accesorios para el cabello y auriculares.
  • Indícale a tu hijo que evite espacios compartidos donde se cuelgan o se guardan en armarios los sombreros o las prendas de varios alumnos.

Sin embargo, no es realista esperar que tú y tu hijo eliminen todo tipo de contacto que pueda dar lugar al contagio de piojos.

Tu hijo podría tener liendres en su cabello y no necesariamente tener piojos. Algunas liendres son huevos vacíos. Sin embargo, las liendres que se encuentran a 1/4 de pulgada (6.4 milímetros) del cuero cabelludo se deben tratar, incluso si encuentras una sola, para evitar la posibilidad de eclosión.

Las liendres que se encuentran más alejadas del cuero cabelludo, probablemente, sean de una infestación anterior, pero deben eliminarse para evitar la recurrencia.

Diagnóstico

Durante el examen, el médico puede revisarte para ver si tienes piojos con una lupa y buscar liendres con una luz especial, denominada “lámpara de Wood”, que hace que las liendres se vean de color azul pálido.

Pediculosis capilar

Se puede hacer un diagnóstico de pediculosis capilar después de que se encuentra un piojo joven o adulto vivo en el cabello o cuero cabelludo, o después de que se observan una o más liendres en los tallos del cabello a 1/4 pulgada (6.4 milímetros) del cuero cabelludo.

Si no ves piojos vivos o ves liendres que se encuentran a más de 1/4 pulgada (6.4 milímetros) del cuero cabelludo, la infestación probablemente ya no esté activa. Se deben quitar las liendres para evitar una recurrencia.

Piojos del cuerpo

El diagnóstico de los piojos del cuerpo se puede realizar si se detectan liendres o piojos deslizándose en las costuras de la vestimenta o las ropas de cama. Es posible ver un piojo del cuerpo en la piel si se desliza allí para alimentarse.

Piojos púbicos

Los piojos púbicos se diagnostican cuando se ven piojos moviéndose o liendres en los vellos de la zona púbica o en otras zonas de cabello grueso como el pecho, las cejas o las pestañas.

Tratamiento

Usa los medicamentos para tratar los piojos solo según las indicaciones. Aplicar una cantidad excesiva puede irritar y enrojecer la piel.

Pediculosis capilar

El tratamiento para la pediculosis capilar puede incluir los siguientes:

  • Productos de venta libre. Por lo general, los champús que contienen piretrina (Rid, otros) o permetrina (Nix) son la primera opción utilizada para combatir las infestaciones de piojos. Estos dan un mejor resultado si sigues las instrucciones al pie de la letra.

    En algunas regiones geográficas, los piojos se han vuelto resistentes a los ingredientes de los tratamientos de venta libre contra los piojos. Si las preparaciones de venta libre no dan resultado, tu médico puede recetarte champús o lociones que contengan componentes diferentes.

  • Medicamento oral con receta. Aunque originalmente se desarrolló para tratar enfermedades transmitidas por parásitos, la ivermectina oral trata con eficacia los piojos con dos dosis en un intervalo de ocho días. Por lo general, este medicamento se utiliza para tratar infestaciones que no han respondido a otros tratamientos.

    Los niños deben pesar al menos 33 libras (15 kilogramos) para tomar ivermectina oral. Los efectos secundarios pueden incluir náuseas y vómitos.

  • Medicamentos tópicos con receta. El malatión (Ovide) es un medicamento con receta que se aplica en el cabello y luego se frota por el cabello y el cuero cabelludo. El malatión es inflamable, por lo que debes mantenerlo alejado de las fuentes de calor, como los secadores de cabello, los rizadores eléctricos y los cigarrillos.

    Si estás embarazada o amamantando, habla con tu médico antes de usar malatión. Este medicamento no se recomienda en niños menores de 2 años y no se sabe con exactitud si es seguro para su uso en niños de 2 a 6 años.

    La loción de alcohol bencílico (Ulesfia) es un tratamiento bajo receta que se aplica en el cuero cabelludo y el cabello durante 10 minutos y luego se enjuaga con agua. El tratamiento se repite siete días después.

    Los posibles efectos secundarios incluyen irritación de la piel, el cuero cabelludo y los ojos, además de entumecimiento en el lugar de la aplicación. Este medicamento no se recomienda en niños menores de 6 meses.

    La loción de ivermectina (Sklice) es un tratamiento tópico de una sola dosis para la pediculosis capilar. Se aplica la loción directamente en el cabello y el cuero cabelludo secos durante 10 minutos y luego se enjuaga con agua. No repitas este tratamiento sin antes hablar con tu médico.

    Los posibles efectos secundarios incluyen irritación o enrojecimiento de los ojos, caspa, piel seca y una sensación de ardor en el lugar de la aplicación. Este medicamento no se recomienda en niños menores de 6 meses.

    La suspensión tópica de spinosad (Natroba) es un nuevo tratamiento bajo receta para la pediculosis capilar. Se aplica en el cabello y el cuero cabelludo secos durante 10 minutos y luego se enjuaga con agua. Repite el tratamiento después de siete días solo si aún quedan piojos vivos.

    Los posibles efectos secundarios incluyen enrojecimiento o irritación de los ojos y la piel. Este medicamento no se recomienda en niños menores de 4 años.

    Por último, el lindano es un champú con receta que a veces se indica cuando las demás medidas fallan. Sin embargo, a causa de la creciente resistencia de los piojos a este medicamento y a efectos secundarios neurológicos graves, el lindano ya no se recomienda como tratamiento de primera línea contra la pediculosis capilar.

Piojos del cuerpo

Si tienes piojos en el cuerpo, no necesitas tratamiento. Sin embargo, debes adoptar las mismas medidas de cuidado personal, como el tratamiento de la ropa y de otros objetos, que si tuvieras pediculosis capilar. Si las medidas de cuidado personal no eliminan la pediculosis, es posible que el médico recomiende un tratamiento para la pediculosis capilar de venta libre o con prescripción médica.

Piojos púbicos

Los piojos púbicos se pueden tratar con muchos de los mismos tratamientos con y sin receta que se utilizan para los piojos de la cabeza. Sigue cuidadosamente las instrucciones del envase. Consulta con el médico sobre el tratamiento contra piojos y liendres en las cejas y las pestañas.

Cuidado personal

Ya sea que uses champú de venta libre o con prescripción médica para matar a los piojos, la mayor parte del tratamiento tiene que ver con pasos de cuidado personal que puedes seguir en casa. Estos incluyen el asegurarse de eliminar todas las liendres y descontaminar la ropa, los objetos personales, la ropa de cama y los muebles.

En la mayoría de los casos, matar los piojos que tienes no es difícil. El problema es eliminar todas las liendres y evitar el contacto con más piojos en casa o en la escuela.

Estilo de vida y remedios caseros

Puedes eliminar la pediculosis con un enfoque paciente y cuidadoso que implica la limpieza para ti o tu hijo, y para cualquier pertenencia que pudiera estar contaminada.

Estas medidas pueden ayudarte a eliminar la pediculosis:

  • Verifica la presencia de piojos y liendres en los demás residentes del hogar. Trata a cualquiera que tenga signos de infestación.
  • Usa lociones y champús. Puedes elegir entre una amplia variedad de lociones y champús de venta libre (Nix, Rid u otros) diseñados para matar a los piojos. Aplica el producto según las indicaciones del empaque.

    Es posible que debas repetir el tratamiento con la loción o el champú luego de unos nueve días. Estas lociones y champús no se suelen recomendar para los niños menores de 2 años.

  • Peina el cabello húmedo. Usa un peine fino o para liendres para quitar de forma física los piojos del cabello húmedo. Repite esto cada tres o cuatro días durante al menos dos semanas. Este método se puede combinar con otros tratamientos y se recomienda como tratamiento de primera línea para los niños menores de 2 años.
  • Lava los objetos contaminados. Lava la ropa de cama, los osos de peluche, la ropa y los sombreros con agua caliente y jabón (al menos a 130 °F o 54 °C) y sécalos con calor fuerte durante al menos 20 minutos.
  • Sella los objetos que no se puedan lavar. Colócalos en una bolsa al vacío durante dos semanas.
  • Usa la aspiradora. Aspira los pisos y los muebles.
  • Lava los peines y los cepillos. Usa agua muy caliente (al menos a 130 °F o 54 °C) y jabón para lavarlos, o remójalos con alcohol durante una hora.

No debes preocuparte por las mascotas. Los piojos prefieren a las personas, de manera que las mascotas no necesitan tratamiento para la pediculosis.

Medicina alternativa

Existen ciertos remedios caseros o naturales, como la mayonesa o el aceite de oliva, que se usan para tratar la pediculosis capilar, pero no hay evidencia, o es escasa, sobre su efectividad.

Para aquellos padres que buscan métodos de tratamiento alternativos, hay al menos dos que tienen poca evidencia que respalde su uso; sin embargo, es necesario realizar más investigaciones. El primer método es aplicar el limpiador Cetaphil de venta libre en el pelo y el cuero cabelludo, secarlo con secador de cabello, dejarlo actuar durante la noche y se lava por la mañana. Se debe repetir el tratamiento una vez a la semana durante tres semanas.

El otro método es una máquina especial que utiliza aire caliente para deshidratar los piojos y sus huevos. Esta máquina requiere capacitación especial y solo está disponible en centros de tratamiento profesionales para la pediculosis capilar.

No se puede usar un secador de cabello regular en nuestros hogares porque es demasiado calor y puede quemar el cuero cabelludo. La máquina en las clínicas usa aire que es más frío que el de la mayoría de los secadores de cabello, pero con una mayor velocidad de flujo para matar los piojos secándolos.

Preparación antes de la cita

A menudo, puedes eliminar los piojos con tratamientos de venta libre y al lavar de forma adecuada los artículos del hogar contaminados, como sábanas, toallas y vestimenta. Si estas medidas no funcionan, consulta con tu médico de atención médica primaria.

A continuación incluimos información que te ayudará a prepararte y a saber qué puedes esperar del médico.

Lo que puedes hacer

  • Anota los síntomas que tengas, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Anota tu información personal más importante, como cuándo puedes haber estado expuesto a los piojos, a quién puedes haber expuesto y qué artículos domésticos pueden haberse contaminado.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes.
  • Anota preguntas para hacerle al médico. El tiempo con el médico es limitado, por lo que preparar una lista de preguntas con anticipación puede ayudarte a aprovechar el tiempo al máximo. Enumera las preguntas de la más importante a la menos importante, en caso de que se agote el tiempo.

Sobre los piojos, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cómo puedo tratar los piojos?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me receta?
  • ¿Con qué frecuencia puedo usar el producto de manera segura?
  • ¿Cómo me deshago de los piojos en mis artículos domésticos?
  • ¿A quién debo informar acerca de mi enfermedad?
  • ¿Qué otras medidas debo tomar para evitar volver a infectarme o infectar a otros?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?
  • ¿Debería programar una consulta de seguimiento?

Además de las preguntas que preparaste para hacerle al médico, no dudes en hacerle preguntas durante la consulta cuando no entiendas algo.

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga muchas preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Cómo te expusiste a los piojos?
  • ¿Hay alguien al que hayas expuesto a los piojos?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?

Qué puedes hacer mientras tanto

Si crees que tienes pediculosis, no compartas los objetos personales, la ropa de cama, las toallas o la ropa. Báñate y adopta medidas de cuidado personal que incluyan el lavado de los objetos contaminados con agua caliente.

Si crees o sabes que tienes una infestación de pediculosis en el pubis, evita también las relaciones sexuales hasta haber recibido tratamiento.

Last Updated Nov 20, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use