Prurito del nadador

Perspectiva general

El prurito del nadador es una erupción cutánea que produce picazón y que puede presentarse después de ir a nadar o de vadear al aire libre. También conocido como «dermatitis por cercarias», el prurito del nadador es más frecuente en lagos y estanques de agua dulce, pero, a veces, se produce en agua salada.

El prurito del nadador es una erupción causada, por lo general, por una reacción alérgica a parásitos que excavan la piel mientras nadas o vadeas en aguas cálidas.

Por lo general, los parásitos que causan el prurito del nadador se encuentran en las aves acuáticas y en algunos animales. Estos parásitos pueden liberarse en el agua. Los humanos no son huéspedes adecuados, por lo que los parásitos mueren al poco tiempo mientras todavía están en la piel.

El prurito del nadador es molesto, pero suele desaparecer por sí solo en unos pocos días. Mientras tanto, puedes controlar la picazón con medicamentos recetados o de venta libre.

Prurito del nadador

La dermatitis del nadador es una reacción alérgica a los parásitos microscópicos que ingresan en la piel mientras nadas o estás en el agua en el exterior.

Síntomas

El prurito del nadador consta de una erupción cutánea que produce picazón y luce como granos o ampollas rojizas. Puede aparecer minutos o días después de nadar o de meterse en agua infestada.

El prurito del nadador generalmente afecta solo a la piel expuesta, la piel que no está protegida por el traje de baño, el traje de neopreno o las botas de pescador. Los signos y síntomas del prurito del nadador por lo general empeoran con cada exposición a los parásitos.

Cuándo consultar al médico

Habla con tu médico si tienes una erupción después de nadar que dura más de tres días. Si notas pus en el lugar de la erupción, consulta con tu médico. Pueden derivarte a un médico que se especializa en trastornos de piel (dermatólogo).

Causas

Los parásitos que causan el prurito del nadador viven en la sangre de aves acuáticas y en animales que viven cerca de estanques y lagos. Por ejemplo:

  • Gansos
  • Patos
  • Gaviotas
  • Castores
  • Ratas almizcleras

Los huevos del parásito ingresan al agua mediante los excrementos de los huéspedes. Antes de infectar aves, animales o personas, los parásitos que nacen deben vivir por un tiempo dentro de un tipo de caracol. Estos caracoles viven cerca de la costa, lo que explica por qué las infecciones ocurren con más frecuencia en agua poco profunda.

El prurito del nadador no se contagia de persona a persona, por lo que no tienes que preocuparte sobre contraerlo de alguien que tenga esta erupción cutánea que produce picazón.

Factores de riesgo

Los parásitos que causan el prurito del nadador viven en la sangre de aves acuáticas y en animales que viven cerca de estanques y lagos. Cuanto más tiempo permanezcas en el agua infestada, mayor será el riesgo de contraer el prurito del nadador. Los niños corren mayor riesgo, ya que, a menudo, juegan en agua poco profunda y no suelen secarse con una toalla.

Algunas personas son más sensibles al prurito del nadador que otras. Además, tu sensibilidad puede aumentar cada vez que te ves expuesto a los parásitos que causan el prurito del nadador.

Complicaciones

El prurito del nadador casi nunca produce complicaciones, pero la piel se puede infectar si te rascas vigorosamente. Intenta evitar rascarte donde está la erupción cutánea.

Prevención

Los parásitos que causan el prurito del nadador viven en la sangre de aves acuáticas y en animales que viven cerca de estanques y lagos. Para reducir el riesgo de tener el prurito del nadador:

  • Elige los lugares donde nadas con cuidado. Evita nadar en zonas donde el prurito del nadador ya es un problema conocido o donde haya signos que te adviertan de una posible contaminación. Además, evita nadar o vadear en zonas pantanosas donde suela haber caracoles.
  • De ser posible, evita la costa. Si eres un nadador experimentado, dirígete a la zona más profunda para nadar. Tienes más posibilidades de contagiarte el prurito del nadador si permaneces mucho tiempo en aguas más cálidas cerca de la costa.
  • Enjuágate después de nadar. Enjuaga la piel expuesta con agua limpia inmediatamente después de salir del agua y, luego, sécate enérgicamente con una toalla. Lava los trajes de baño a menudo.
  • Evita el pan rallado. No alimentes pájaros en muelles o cerca de zonas de natación.
  • Aplícate protector solar a prueba de agua. Se ha informado que esto protege la piel contra el parásito que causa el prurito del nadador.

Diagnóstico

El diagnóstico del prurito del nadador puede representar un desafío porque la erupción se puede parecer a otros problemas de la piel, como la erupción por hiedra venenosa. No existen pruebas específicas para diagnosticar el prurito del nadador.

Tratamiento

El prurito del nadador suele desaparecer por sí solo en una semana. Mientras tanto, puedes controlar la picazón con antihistamínicos de venta libre o con cremas contra la picazón, como las que contienen calamina. Tu médico puede recetarte algún medicamento si la picazón es grave.

Estilo de vida y remedios caseros

Estos consejos pueden ayudar a reducir la picazón:

  • Aplica una crema o un medicamento.
  • No te rasques.
  • Tapa las zonas afectadas con un paño limpio y húmedo.
  • Toma baños de inmersión con un poco de sulfato de magnesio natural, bicarbonato de sodio o avena.
  • Haz una pasta de bicarbonato de sodio y agua, y después aplícala en las zonas afectadas.

Preparación antes de la cita

Es probable que comiences por consultar al médico de cabecera o a un médico general. O bien, es posible que te deriven de inmediato a un especialista en afecciones cutáneas (dermatólogo).

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, quizás quieras preparar una lista de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Has estado al aire libre nadando o chapoteando últimamente?
  • ¿Alguien más que fue a nadar contigo tuvo una erupción cutánea?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos tomas regularmente?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté mejorando los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?

Last Updated Jul 18, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use