Queratosis pilaris

Perspectiva general

La queratosis pilar es una afección de la piel frecuente e inofensiva que provoca zonas ásperas y bultos diminutos, por lo general en la parte superior de los brazos, en los muslos, en las mejillas y en los glúteos. Los bultos por lo general no duelen ni pican.

La queratosis pilar a menudo se considera una variante de la piel normal. No puede curarse ni prevenirse. Pero puedes tratarla con cremas humectantes o hidratantes, y cremas recetadas para ayudar a mejorar el aspecto de la piel. La afección por lo general desaparece alrededor de los 30 años.

Imagen de la queratosis pilar

La queratosis pilar genera pequeñas protuberancias en la parte superior de los brazos, en las piernas o en los glúteos. Por lo general no causan dolor ni picazón.

Síntomas

La queratosis pilar puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente en niños pequeños. Los signos y síntomas incluyen:

  • Bultos diminutos e indoloros, por lo general en la parte superior de los brazos, en los muslos, en las mejillas o en los glúteos
  • Piel seca y áspera en las áreas con bultos
  • Empeoramiento cuando los cambios estacionales provocan baja humedad del aire y la piel tiende a secarse más
  • Bultos que parecen papel de lija y piel de gallina

Cuándo consultar con el médico

Por lo general, no es necesario ningún tratamiento para la queratosis pilar. Pero si te preocupa el aspecto de tu piel o de la piel de tu hijo, consulta con tu médico de cabecera o con un especialista en enfermedades de la piel (dermatólogo). El médico a menudo puede diagnosticarte tras examinar la piel y los característicos bultos escamosos.

Imagen ampliada de la queratosis pilar

La queratosis pilar le da a la piel una apariencia de piel de gallina o de lija. Por lo general, las manchas son del color de la piel, pero en pieles claras pueden ser rojas y estar inflamadas, como se muestra aquí.

Causas

La queratosis pilar se debe a la acumulación de queratina, una proteína dura que protege la piel contra sustancias dañinas e infecciones. La queratina forma un tapón escamoso que obstruye la abertura del folículo piloso. Por lo general, se forman muchos tapones, lo que causa zonas de piel áspera y desigual.

No se sabe exactamente por qué se acumula la queratina. Pero puede ocurrir en combinación con enfermedades genéticas u otras afecciones de la piel, como la dermatitis atópica. Esta afección tiende a empeorar con la piel seca.

Ilustración del tapón de queratina

La queratosis pilar se manifiesta cuando la queratina forma un tapón escamoso que bloquea la abertura del folículo capilar. Por lo general se bloquean muchos folículos y se forman manchas irregulares y ásperas en la piel.

Diagnóstico

Por lo general, no necesitarás ver al médico por la queratosis pilaris. Si visitas al médico, este será capaz de diagnosticar la enfermedad mediante la observación de la piel afectada. No se necesitan análisis.

Tratamiento

Poco a poco, la queratosis pilaris generalmente desaparece por sí sola. Mientras tanto, puedes utilizar cualquiera de los diversos productos disponibles para ayudar a mejorar la apariencia de la piel afectada. Si la hidratación y otras medidas de cuidado personal no ayudan, el médico puede recetarte cremas medicinales.

  • Cremas para eliminar las células muertas de la piel. Las cremas que contienen alfa hidroxiácidos, ácido láctico, ácido salicílico o urea ayudan a aflojar y eliminar las células muertas de la piel. También hidratan y suavizan la piel seca. Según la intensidad, estas cremas (exfoliantes tópicos) son de venta libre o de venta bajo receta. El médico puede aconsejarte sobre la mejor opción y la frecuencia con la que te la debes aplicar. Los ácidos de estas cremas pueden causar enrojecimiento, escozor o irritación de la piel, por lo que no se recomiendan para niños pequeños.
  • Cremas para prevenir los folículos obstruidos. Las cremas derivadas de la vitamina A (retinoides tópicos) favorecen la renovación celular y previenen la obstrucción de los folículos pilosos. Tretinoína (Retin-A, Renova, Avita) y tazaroteno (Avage, Tazorac) son ejemplos de retinoides tópicos. Estos productos pueden irritar y secar la piel. Además, si estás embarazada o amamantando, el médico puede sugerirte que retrases la terapia con retinoides tópicos o que elijas otro tratamiento.

El uso regular de crema medicinal puede mejorar la apariencia de la piel. Pero si lo detienes, la enfermedad vuelve. E incluso con el tratamiento, la queratosis pilaris tiende a persistir varios años.

Estilo de vida y remedios caseros

Las medidas relacionadas con los auto-cuidados no previenen la queratosis pilar ni la hacen desaparecer. Pero pueden mejorar el aspecto de la piel afectada.

  • Usa agua tibia y limita la duración del baño. El agua caliente y las duchas o los baños prolongados eliminan los aceites naturales de la piel. Limita la duración del baño o de la ducha a unos 10 minutos o menos. Usa agua tibia, no caliente.
  • Trata la piel con suavidad. Evita los jabones potentes o que sequen la piel. Elimina las células muertas de la piel suavemente (exfoliación) con una toalla o con una esponja natural. Restregarse la piel con fuerza o reventarse los folículos pilosos obstruidos puede irritar la piel y agravar la afección. Después de lavarte o bañarte, sécate la piel suavemente con una toalla dando pequeños toques para que quede algo de humedad.
  • Prueba las cremas con medicamentos. Aplica una crema de venta libre que contenga urea (Nutraplus, Eucerin), ácido láctico (AmLactin, Lac-Hydrin), alfahidroxiácido o ácido salicílico. Estas cremas ayudan a aflojar y eliminar las células muertas de la piel. También humectan y suavizan la piel seca. Aplícate el producto antes de la crema humectante o hidratante.
  • Humecta e hidrata la piel. Mientras la piel sigue húmeda después del baño, aplícate una crema humectante o hidratante que contenga lanolina (Lansinoh, Medela), vaselina (Vaseline) o glicerina (Glysolid). Estos componentes alivian la sequedad de la piel y ayudan a conservar la humedad. Las cremas humectantes o hidratantes más espesas funcionan mejor, como Eucerin y Cetaphil. Vuelve a aplicar el producto en la zona de piel afectada varias veces al día.
  • Usa un humidificador. La baja humedad del aire seca la piel. Un humidificador portátil para el hogar o uno que esté acoplado a la caldera puede humedecer el aire dentro de tu casa.
  • Evita la fricción con ropa ajustada. Protege la piel afectada contra la fricción causada por prendas de vestir ajustadas.

Preparación antes de la cita

Es probable que empieces por consultar al médico de cabecera. O bien el médico te puede derivar a un especialista en enfermedades de la piel (dermatólogo). Puedes preparar una lista de preguntas para hacerle a tu médico.

Cuando se trata de queratosis pilaris, algunas preguntas básicas son la siguientes:

  • ¿Qué puede estar causando los síntomas?
  • ¿Hay otras causas que puedan estar causando los síntomas?
  • ¿Esta enfermedad suele ser temporal o crónica?
  • ¿Cuáles serían las mejores medidas para tomar?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetaron?

Qué esperar del médico

Es probable que tu médico te haga varias preguntas. Estar listo para responderlas puede dejar tiempo para repasar los puntos que más te interesa analizar. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
  • ¿Otros miembros de tu familia tienen cambios similares en la piel?
  • ¿Tienen tú o tu hijo antecedentes de asma o rinitis alérgica (fiebre del heno) u otras alergias?
  • ¿Tú o tu hijo tienen eczema actualmente o lo tuvieron alguna vez?

Last Updated Jan 3, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use