Síndrome de ovario poliquístico

Perspectiva general

El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno hormonal frecuente en las mujeres en edad reproductiva. Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico pueden tener períodos menstruales con poca frecuencia o prolongados, o niveles excesivos de hormona masculina (andrógeno). Se pueden formar varias acumulaciones pequeñas de líquido (folículos) en los ovarios y estos podrían no liberar óvulos de forma regular.

Se desconoce la causa exacta del síndrome de ovario poliquístico. El diagnóstico y tratamiento tempranos junto con el adelgazamiento pueden reducir el riesgo de tener complicaciones a largo plazo, como diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.

Ovario normal y ovario poliquístico

El síndrome del ovario poliquístico es un trastorno que provoca períodos menstruales poco frecuentes, irregulares o prolongados, y también suele generar niveles excesivos de hormona masculina (andrógeno). Se forman varias acumulaciones pequeñas de líquido, denominadas «folículos», en los ovarios y estos podrían no liberar óvulos de forma regular.

Síntomas

Los signos y síntomas del síndrome de ovario poliquístico se manifiestan en el primer período menstrual durante la pubertad. En ocasiones, el síndrome de ovario poliquístico se manifiesta más tarde, por ejemplo, en respuesta a un aumento de peso importante.

Los signos y síntomas del síndrome de ovario poliquístico varían. El diagnóstico del síndrome de ovario poliquístico se realiza cuando tienes, al menos, dos de estos signos:

  • Períodos menstruales irregulares. Los ciclos menstruales excepcionales, irregulares o prolongados son el signo más frecuente del síndrome de ovario poliquístico. Por ejemplo, podrías tener menos de nueve períodos por año, más de 35 días entre períodos o períodos anormalmente intensos.
  • Exceso de andrógeno. Los niveles elevados de la hormona masculina pueden provocar signos físicos, como exceso de vello facial y corporal (hirsutismo), y, en ocasiones, acné grave y calvicie de patrón masculino.
  • Ovarios poliquísticos. Los ovarios podrían estar dilatados y contener folículos alrededor de los óvulos. En consecuencia, podrían no funcionar correctamente.

Los signos y síntomas del síndrome de ovario poliquístico suelen ser más graves si eres obesa.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el médico si tienes inquietudes sobre tus períodos menstruales, si tienes esterilidad o si tienes signos de andrógeno en exceso, como empeoramiento del hirsutismo, acné y calvicie de patrón masculino.

Causas

Se desconoce la causa exacta del síndrome de ovario poliquístico. Algunos factores que podrían contribuir son:

  • Exceso de insulina. La insulina es la hormona que se produce en el páncreas y que permite que las células usen el azúcar, la principal fuente de energía del cuerpo. Si las células se vuelven resistentes a la acción de la insulina, los niveles de azúcar en sangre pueden elevarse y el cuerpo podría producir más insulina. El exceso de insulina puede aumentar la producción de andrógeno, lo que provoca dificultades en la ovulación.
  • Poca inflamación. Este término se utiliza para describir la producción de sustancias por parte de los glóbulos blancos para combatir la infección. Las investigaciones demostraron que las mujeres con síndrome de ovario poliquístico tienen un tipo de poca inflamación que estimula los ovarios poliquísticos para que produzcan andrógenos, lo cual puede provocar problemas del corazón y de los vasos sanguíneos.
  • Factor hereditario. La investigación sugiere que determinados genes podrían estar vinculados con el síndrome de ovario poliquístico.
  • Exceso de andrógeno. Los ovarios producen niveles anormalmente altos de andrógeno, lo cual deriva en hirsutismo y acné.

Complicaciones

Las complicaciones del síndrome de ovario poliquístico pueden comprender:

  • Esterilidad
  • Diabetes gestacional o presión arterial alta causada por el embarazo
  • Aborto espontáneo o nacimiento prematuro
  • Esteatohepatitis no alcohólica, una inflamación hepática grave causada por la acumulación de grasa en el hígado
  • Síndrome metabólico, un grupo de afecciones que comprende presión arterial alta, nivel de azúcar en sangre alto y niveles anormales de colesterol o de triglicéridos que aumenta considerablemente el riesgo de tener enfermedades cardíacas
  • Diabetes tipo 2 o prediabetes
  • Apnea del sueño
  • Depresión, ansiedad y trastornos de la alimentación
  • Sangrado uterino anormal
  • Cáncer del revestimiento del útero (cáncer de endometrio)

La obesidad está relacionada con el síndrome de ovario poliquístico y puede empeorar las complicaciones del trastorno.

Diagnóstico

No existe ninguna prueba para diagnosticar definitivamente el síndrome de ovario poliquístico. Es probable que el médico comience con un análisis de tu historia clínica, incluso de tus períodos menstruales y cambios de peso. La exploración física consistirá en buscar signos de crecimiento excesivo del cabello, resistencia a la insulina y acné.

Luego, podría recomendarte:

  • Un examen pélvico. El médico revisa de forma visual y manual tus órganos genitales para detectar masas, bultos u otras anomalías.
  • Análisis de sangre. Se puede analizar la sangre para medir los niveles hormonales. Esta prueba puede excluir posibles causas de anomalías menstruales o exceso de andrógenos que son similares al síndrome de ovario poliquístico. Podría realizarte un análisis de sangre adicional para medir la tolerancia a la glucosa y los niveles de colesterol y triglicéridos en ayunas.
  • Una ecografía. El médico examina la apariencia de los ovarios y el espesor del recubrimiento del útero. Un dispositivo con forma de varilla (transductor) se coloca en la vagina (ecografía transvaginal). El transductor emite ondas sonoras que se traducen en imágenes en una pantalla de computadora.

Si te diagnosticaron síndrome de ovario poliquístico, el médico podría recomendarte que te hagas pruebas adicionales para detectar complicaciones. Esas pruebas pueden ser las siguientes:

  • Verificaciones periódicas de la presión arterial, la tolerancia a la glucosa y los niveles de colesterol y triglicéridos
  • Análisis para la detección de depresión y ansiedad
  • Análisis para la detección de apnea obstructiva del sueño
Cómo se hace un examen pélvico

Durante un examen pélvico, el médico inserta dos dedos enguantados dentro de su vagina. Mientras que al mismo tiempo presionando sobre el abdomen, él o ella puede evaluar tu útero, ovarios y otros órganos pélvicos.

Ecografía transvaginal

Durante una ecografía transvaginal, mientras estás acostada de espalda sobre una camilla de exploración, tu médico o un técnico médico introduce en la vagina un dispositivo parecido a una varita mágica llamado «transductor». El transductor emite ondas sonoras que generan imágenes de los órganos pélvicos, entre ellos, los ovarios. En una imagen ecográfica (recuadro), un ovario poliquístico muestra muchos folículos. Cada círculo oscuro en la imagen ecográfica representa un folículo lleno de líquido en el ovario. El médico puede sospechar que tienes síndrome de ovario poliquístico si presentas 20 o más folículos en cada ovario.

Tratamiento

El tratamiento para el síndrome de ovario poliquístico se centra en abordar tus inquietudes individuales, como la esterilidad, el hirsutismo, el acné o la obesidad. El tratamiento específico puede suponer el uso de medicamentos o cambios en el estilo de vida.

Cambios en el estilo de vida

El médico puede recomendarte que adelgaces mediante una combinación de una dieta baja en calorías y actividades físicas moderadas. Incluso una reducción moderada del peso, por ejemplo, bajar el 5 por ciento del peso corporal, podría mejorar la afección. Bajar de peso también puede aumentar la eficacia de los medicamentos que recomienda el médico para el síndrome de ovario poliquístico, además de mejorar la esterilidad.

Medicamentos

Para regular tu ciclo menstrual, tu médico también podría recomendarte:

  • Píldoras anticonceptivas combinadas. Las píldoras que contienen tanto estrógeno como progesterona disminuyen la producción de andrógenos y regulan el estrógeno. Regular las hormonas puede disminuir el riesgo de contraer cáncer endometrial y corregir el sangrado anormal, el crecimiento excesivo de vello y el acné. En vez de las píldoras anticonceptivas, puedes usar un parche cutáneo o anillo vaginal que contiene una combinación de estrógeno y progesterona.
  • Terapia con progesterona. Tomar progesterona de diez a catorce días cada uno o dos meses puede regular tus períodos y protegerte contra el cáncer endometrial. La terapia con progesterona no mejora los niveles de andrógenos ni previene los embarazos. La minipíldora que contiene solo progesterona o el dispositivo intrauterino que contiene progesterona son las mejores opciones si además no quieres quedar embarazada.

Para ayudarte a ovular, tu médico podría recomendarte:

  • Clomifeno (Clomid). Este medicamento oral antiestrógeno se toma en la primera parte del ciclo menstrual.
  • Letrozol (Femara). Este tratamiento para el cáncer de mama puede funcionar para estimular los ovarios.
  • Metformina (Glucophage, Fortamet y otros). Este medicamento oral para la diabetes tipo 2 mejora la resistencia a la insulina y reduce los niveles de insulina. Si no quedas embarazada usando clomifeno, tu médico podría recomendarte que agregues metformina. Si tienes prediabetes, la metformina también puede retrasar la progresión de la diabetes tipo 2 y ayudarte a adelgazar.
  • Gonadotropinas. Estos medicamentos hormonales se suministran mediante inyecciones.

Para disminuir el crecimiento excesivo de vello, tu médico podría recomendarte:

  • Píldoras anticonceptivas. Estas píldoras reducen la producción de andrógenos que provocan el crecimiento excesivo de vello.
  • Espironolactona (Aldactone). Este medicamento bloquea los efectos de los andrógenos en la piel. La espironolactona puede provocar defectos congénitos, por lo cual se requieren métodos anticonceptivos eficaces mientras se toma este medicamento. No se recomienda su uso si estás embarazada o planeas estarlo.
  • Eflornitina (Vaniqa). Esta crema puede retrasar el crecimiento del vello facial en las mujeres.
  • Electrólisis. Se inserta una pequeña aguja en cada folículo piloso. La aguja emite un pulso de corriente eléctrica que daña y, finalmente, destruye el folículo. Es posible que necesites varias sesiones de tratamiento.

Estilo de vida y remedios caseros

Para ayudar a reducir los efectos del síndrome de ovario poliquístico, intenta lo siguiente:

  • Mantener un peso saludable. El adelgazamiento puede reducir tanto los niveles de insulina como de andrógeno y puede restablecer la ovulación. Pregúntale al médico si conoce algún programa para controlar el peso y reúnete periódicamente con un dietista para que te ayude a alcanzar tus objetivos de adelgazamiento.
  • Limitar los hidratos de carbono. Las dietas con bajo contenido de grasa y de hidratos de carbono podrían aumentar los niveles de insulina. Consulta con el médico sobre una dieta con bajo contenido de hidratos de carbono si tienes el síndrome de ovario poliquístico. Elige hidratos de carbono complejos que elevan el nivel de azúcar en sangre más lentamente.
  • Mantente activo. El ejercicio ayuda a reducir el nivel de azúcar en sangre. Si tienes el síndrome de ovario poliquístico, aumentar tu actividad diaria y participar en un programa de ejercicios regulares puede tratar o incluso prevenir la resistencia a la insulina y ayudarte a mantener el peso bajo control y evitar la diabetes.

Preparación antes de la cita

Pueden derivarte a un especialista en medicina reproductiva femenina (ginecólogo), en trastornos hormonales (endocrinólogo) o en el tratamiento de la esterilidad (endocrinólogo reproductivo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Haz una lista de los síntomas que tienes e indica hace cuánto que los tienes
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomas, incluidas las dosis
  • Incluye información médica y personal importante, como otras afecciones, cambios de vida recientes y factores causantes de estrés
  • Prepara preguntas para hacerle al médico
  • Lleva un registro de tus ciclos menstruales

En el caso del síndrome de ovario poliquístico, algunas preguntas básicas para hacerle al médico son:

  • ¿Qué exámenes recomiendas?
  • ¿De qué manera el síndrome de ovario poliquístico afecta mi capacidad para quedar embarazada?
  • ¿Qué medicamentos me recomiendas para mejorar mis síntomas o la capacidad de concebir?
  • ¿Qué modificaciones en el estilo de vida me recomiendas para mejorar mis síntomas o la capacidad de concebir?
  • ¿Cuáles son las consecuencias a largo plazo para la salud del síndrome de ovario poliquístico?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos de manera conjunta?

Durante la consulta, no dudes en hacer otras preguntas a medida que se te ocurran.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Qué signos y síntomas tienes? ¿Con qué frecuencia se producen?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Cuándo comenzó cada uno de los síntomas?
  • ¿Cuándo fue tu último período menstrual?
  • ¿Aumentaste de peso desde que comenzaste a tener el período menstrual? ¿Cuántos kilos aumentaste y cuándo sucedió?
  • ¿Hay algo que mejore o empeore los síntomas?
  • ¿Estás intentando quedar embarazada o deseas quedar embarazada?
  • ¿A tu madre o a tu hermana alguna vez le diagnosticaron síndrome de ovario poliquístico?

Last Updated Aug 29, 2017


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use