Síndrome de Ramsay Hunt

Perspectiva general

El síndrome de Ramsay Hunt (herpes zoster oticus) ocurre cuando una erupción de culebrilla afecta el nervio facial cercano a uno de los oídos. Además de la dolorosa erupción cutánea de la culebrilla, el síndrome de Ramsay Hunt puede provocar parálisis facial y pérdida de la audición en el oído afectado.

La causa del síndrome de Ramsay Hunt es el mismo virus que provoca la varicela. Luego de que la varicela se cura, el virus permanece inactivo en los nervios. Puede reactivarse años más tarde. Si el virus se reactiva y afecta los nervios faciales, el resultado es el síndrome de Ramsay Hunt.

Un tratamiento inmediato del síndrome de Ramsay Hunt puede reducir el riesgo de complicaciones, que pueden incluir sordera y debilidad muscular facial permanente.

Nervio facial

El nervio que controla los músculos faciales atraviesa un corredor angosto de hueso hasta llegar a la cara.

Síntomas

Estos son los dos signos principales del síndrome de Ramsay Hunt:

  • Una erupción cutánea roja y dolorosa con ampollas llenas de líquido dentro o alrededor del oído
  • Debilidad o parálisis facial en el lado del oído afectado

Por lo general, la erupción cutánea y la parálisis facial se desarrollan al mismo tiempo. Pero en algunos casos, una de las dos se produce primero. En algunos casos, la erupción cutánea nunca se manifiesta.

Si tienes el síndrome de Ramsay Hunt, también puedes tener:

  • Dolor de oídos
  • Pérdida de la audición
  • Zumbido en los oídos (tinnitus)
  • Dificultades para cerrar un ojo
  • Una sensación de giro o movimiento (vértigo)
  • Cambios en el gusto o pérdida del gusto
  • Boca y ojos secos

Cuándo consultar al médico

Llama al médico si tienes parálisis facial o erupción cutánea tipo herpes zóster en la cara. Si el tratamiento comienza en el término de los tres días posteriores a la manifestación de los signos y síntomas, se pueden evitar complicaciones a largo plazo.

Parálisis facial

La debilidad o parálisis facial puede producir la parálisis de una de las comisuras de la boca. Si tienes debilidad o parálisis facial, es probable que tengas dificultad para cerrar el ojo del lado afectado del rostro.

Causas

El síndrome de Ramsay Hunt ocurre en personas que han tenido varicela. Una vez que te recuperas de la varicela, el virus puede permanecer inactivo en el cuerpo durante años, a veces reactivándose años después para producir culebrilla, una erupción cutánea con ampollas llenas de líquido.

El síndrome de Ramsay Hunt es un brote de culebrilla que afecta el nervio facial próximo a una de tus orejas. Habitualmente también produce distintos grados de parálisis facial de un solo lado y pérdida de la audición.

Factores de riesgo

Cualquier persona que haya tenido varicela puede presentar el síndrome de Ramsay Hunt. No obstante, es más frecuente en adultos mayores, ya que suele afectar a personas mayores de 60 años. El síndrome de Ramsay Hunt es poco frecuente en niños

y no es contagioso. Sin embargo, la reactivación del virus varicela-zóster puede provocar varicela en personas con las que estás en contacto que no hayan tenido varicela antes ni se hayan vacunado contra la varicela. La infección puede ser grave en personas con deficiencias en el sistema inmunitario.

Hasta que las ampollas de la erupción se conviertan en costras, evita el contacto físico con:

  • Cualquier persona que no haya tenido varicela ni se haya vacunado contra la varicela
  • Cualquier persona que tenga un sistema inmunitario débil
  • Recién nacidos
  • Embarazadas

Complicaciones

Las complicaciones del Síndrome de Ramsay Hunt pueden incluir:

  • Pérdida permanente de la audición y debilidad facial. En general, la pérdida de la audición y la parálisis facial asociadas al Síndrome de Ramsay Hunt es temporal. Sin embargo, puede llegar a ser permanente para algunas personas.
  • Daño ocular. La debilidad facial provocada por el Síndrome de Ramsay Hunt te puede causar dificultad para cerrar el párpado. El cierre parcial del párpado puede resultar en un daño en la cúpula protectora de tejido transparente que se encuentra en la parte frontal del ojo (córnea). Este daño puede causar dolor en el ojo y visión borrosa.
  • Neuralgia posherpética. Esta afección dolorosa se presenta cuando una infección por Herpes Zóster lesiona las fibras nerviosas. Los mensajes que envían estas fibras nerviosas comienzan a ser confusos y exagerados; esto causa un dolor que puede persistir por mucho tiempo, incluso cuando otros signos y síntomas del Síndrome de Ramsay Hunt hayan disminuido.

Prevención

En la actualidad, se suele vacunar a los niños contra la varicela, lo que reduce enormemente la posibilidad de que se infecten con el virus natural de la varicela. También se recomienda la vacuna contra la culebrilla para las personas de más de 60 años.

Diagnóstico

Los médicos suelen ser capaces de identificar el síndrome de Ramsay Hunt sobre la base de la historia clínica y una exploración física, además de considerar los signos y síntomas particulares del trastorno. Para confirmar el diagnóstico, el médico podría tomar una muestra de líquido de una de las ampollas de la erupción cutánea del oído para someterla a análisis.

Tratamiento

El tratamiento inmediato del síndrome de Ramsay Hunt puede aliviar el dolor y reducir el riesgo de complicaciones a largo plazo. Los medicamentos pueden incluir lo siguiente:

  • Medicamentos antivirales. Los medicamentos como aciclovir (Zovirax), famciclovir (Famvir) o valaciclovir (Valtrex) ayudan a combatir el virus de la varicela.
  • Corticoesteroides. Un régimen breve de prednisona en dosis altas parece reforzar el efecto de los fármacos antivirales en el síndrome de Ramsay Hunt.
  • Medicamentos contra la ansiedad. Los fármacos como el diazepam (Valium) pueden ayudar a aliviar el vértigo.
  • Analgésicos. El dolor asociado con el síndrome de Ramsay Hunt puede ser grave. Es posible que se necesiten analgésicos recetados.

Estilo de vida y remedios caseros

Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a reducir el malestar generado por el síndrome de Ramsay Hunt:

  • Mantén limpias las zonas afectadas por la erupción cutánea.
  • Aplica compresas frías y húmedas en la erupción cutánea para aliviar el dolor.
  • Toma un analgésico o antiinflamatorio de venta libre, por ejemplo ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros).

Si te resulta difícil cerrar uno de los ojos debido a la debilidad facial, sigue las medidas a continuación para proteger los ojos:

  • Usa gotas lubricantes durante el día si se secan los ojos.
  • A la noche, aplica ungüento en el ojo y mantén el párpado cerrado con cinta adhesiva o utiliza un parche en el ojo.

Preparación antes de la cita

Es probable que empieces por consultar con el médico de cabecera. El médico puede derivarte a un colega que se especializa en trastornos del sistema nervioso (neurólogo) o un otorrinolaringólogo.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, quizás quieras preparar una lista de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué síntomas tienes? ¿Cuándo comenzaron?
  • ¿Sufriste la sensación de que la habitación gira (vértigo)?
  • ¿La audición se vio afectada?
  • ¿Notaste un cambio en el sentido del gusto?
  • ¿Recibiste la vacuna contra la varicela? ¿Cuándo?
  • ¿Tuviste varicela? ¿Cuándo?
  • ¿Recibes tratamiento para alguna afección crónica? Si es así, ¿qué tratamientos recibes?
  • ¿Estás embarazada?

Qué esperar del médico

Durante la exploración física, el médico revisará atentamente tu rostro en busca de evidencias de parálisis unilateral o un sarpullido de culebrilla en tu oído o alrededor de él.

Last Updated Mar 9, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use