Síndrome respiratorio agudo grave

Perspectiva general

El síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés) es una enfermedad respiratoria contagiosa y a veces mortal. El síndrome respiratorio agudo severo apareció por primera vez en China, en noviembre de 2002. En pocos meses, el síndrome respiratorio agudo severo se propagó por todo el mundo, transportado por viajeros desprevenidos.

El síndrome respiratorio agudo severo demostró la rapidez con la que una infección puede propagarse en un mundo altamente móvil e interconectado. Por otra parte, un esfuerzo internacional de colaboración permitió a los expertos en salud contener rápidamente la propagación de la enfermedad. No se conoce ninguna transmisión de síndrome respiratorio agudo severo en el mundo desde el 2004.

Síntomas

Por lo general, el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) comienza con signos y síntomas similares a los de la gripe: fiebre, escalofríos, dolores musculares, dolor de cabeza y, ocasionalmente, diarrea. Después de aproximadamente una semana, los signos y síntomas incluyen:

  • Fiebre de 100,5 °F (38 °C) o más
  • Tos seca
  • Falta de aliento

Cuándo consultar al médico

El síndrome respiratorio agudo severo es una enfermedad grave que puede causar la muerte. Si tienes signos o síntomas de una infección respiratoria, o si tienes signos y síntomas similares a los de la gripe con fiebre después de viajar al extranjero, consulta al médico de inmediato.

Causas

El síndrome respiratorio agudo grave es causado por una cepa del coronavirus, la misma familia de virus que causa el resfriado común. Anteriormente, estos virus nunca habían sido particularmente peligrosos para los seres humanos.

Sin embargo, los coronavirus pueden causar enfermedades graves en los animales, y es por eso que los científicos sospecharon que el virus del síndrome respiratorio agudo grave podría haber pasado de los animales a los seres humanos. Ahora parece probable que el virus haya evolucionado de uno o más virus animales a una nueva cepa.

Cómo se propaga el síndrome respiratorio agudo grave

La mayoría de las enfermedades respiratorias, incluido el síndrome respiratorio agudo severo, se propagan a través de gotitas que entran al aire cuando alguien con la enfermedad tose, estornuda o habla. La mayoría de los expertos piensan que el síndrome respiratorio agudo severo se propaga principalmente a través del contacto personal cercano, como el cuidado de alguien con síndrome respiratorio agudo severo. El virus también se puede propagar a través de objetos contaminados, como las manijas de las puertas, los teléfonos y los botones de los ascensores.

Factores de riesgo

En general, las personas con mayor riesgo de síndrome respiratorio agudo severo son aquellas que han tenido contacto directo y cercano con alguien que está infectado, como miembros de la familia y trabajadores de la salud.

Complicaciones

Muchas personas con síndrome respiratorio agudo severo tienen neumonía, y los problemas respiratorios pueden llegar a ser tan graves que se necesita un respirador mecánico. El síndrome respiratorio agudo severo puede llegar a ser mortal en algunos casos, a menudo debido a una insuficiencia respiratoria. Otras posibles complicaciones incluyen insuficiencia cardíaca y hepática.

Las personas mayores de 60 años, especialmente aquellas con afecciones de fondo como la diabetes o la hepatitis, tienen el mayor riesgo de sufrir complicaciones graves.

Prevención

Los investigadores están trabajando en varios tipos de vacunas contra el síndrome respiratorio agudo severo, pero ninguna ha sido probada en humanos. Si las infecciones de síndrome respiratorio agudo severo reaparecen, sigue estas pautas de seguridad si estás cuidando a alguien que pueda tener una infección de síndrome respiratorio agudo severo:

  • Lávate las manos. Lávate las manos frecuentemente con jabón y agua caliente o usa un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos un 60 % de alcohol.
  • Usa guantes desechables. Si tienes contacto con los fluidos corporales o heces de la persona, usa guantes desechables. Tira los guantes inmediatamente después de usarlos y lávate bien las manos.
  • Usa una máscara quirúrgica. Cuando estés en la misma habitación que una persona con síndrome respiratorio agudo severo, cúbrete la boca y la nariz con una máscara quirúrgica. El uso de anteojos también puede ofrecer cierta protección.
  • Lava los artículos personales. Usa jabón y agua caliente para lavar los utensilios, las toallas, la ropa de cama y la ropa de una persona con síndrome respiratorio agudo severo.
  • Desinfecta las superficies. Usa un desinfectante casero para limpiar cualquier superficie que pueda haber sido contaminada con sudor, saliva, moco, vómito, heces u orina. Usa guantes desechables mientras limpias y tira los guantes cuando termines.

Sigue todas las precauciones durante al menos 10 días después de que los signos y síntomas de la persona hayan desaparecido. Mantén a los niños alejados de la escuela si tienen fiebre o síntomas respiratorios dentro de los 10 días de haber estado expuestos a alguien con síndrome respiratorio agudo severo.

Diagnóstico

Cuando el síndrome respiratorio agudo severo apareció por primera vez, no había pruebas específicas disponibles. Ahora varias pruebas de laboratorio pueden ayudar a detectar el virus. Sin embargo, no se ha producido ninguna transmisión conocida de síndrome respiratorio agudo severo en el mundo desde el 2004.

Tratamiento

A pesar de un esfuerzo mundial concertado, los científicos aún no han encontrado un tratamiento eficaz para el síndrome respiratorio agudo severo. Los medicamentos antibióticos no funcionan contra los virus, y los antivirales no han mostrado muchos beneficios.

Last Updated Mar 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use