Sudoración y olor corporal

Perspectiva general

La sudoración y el olor corporal son comunes cuando haces ejercicio o tienes demasiado calor. También son comunes cuando estás nervioso, ansioso o estresado.

Los cambios inusuales en la sudoración, ya sea la transpiración excesiva (hiperhidrosis) o poca o ninguna transpiración (anhidrosis), pueden ser motivo de preocupación. Los cambios en el olor corporal también pueden indicar un problema de salud.

En otras circunstancias, el estilo de vida y los tratamientos caseros generalmente pueden ayudar a controlar la sudoración y el olor corporal normales.

Síntomas

De forma natural, algunas personas sudan más o menos que otras. El olor corporal también puede variar según la persona. Consulta con el médico si:

  • De repente, comienzas a sudar mucho más o menos de lo habitual
  • La sudoración perturba tu rutina diaria
  • Tienes sudoraciones nocturnas sin razón aparente
  • Notas un cambio en tu olor corporal

Causas

La sudoración y el olor corporal son causados por las glándulas sudoríparas del cuerpo. Los dos tipos principales de glándulas sudoríparas son las glándulas ecrinas y las glándulas apocrinas. Las glándulas ecrinas se encuentran en la mayor parte del cuerpo y se abren directamente sobre la superficie de la piel. Cuando la temperatura corporal aumenta, estas glándulas liberan líquidos que refrescan el cuerpo a medida que se evaporan.

Las glándulas apocrinas se encuentran en áreas donde tienes vello, como las axilas y la ingle. Estas glándulas liberan un líquido lechoso cuando estás estresado. Este líquido es inodoro hasta que se combina con las bacterias de la piel.

Diagnóstico

Para diagnosticar un problema con la sudoración y el olor corporal, tu médico probablemente te preguntará acerca de tu historial médico y te realizará un examen. El médico puede examinar tu sangre u orina. Los exámenes pueden mostrar si el problema es causado por una afección médica, como una infección, diabetes o una tiroides hiperactiva (hipertiroidismo).

Tratamiento

Si te preocupa la sudoración y el olor corporal, la solución puede ser simple: un antitranspirante y desodorante de venta libre.

  • Antitranspirante. Los antitranspirantes contienen compuestos a base de aluminio que bloquean temporalmente los poros sudoríparos, reduciendo así la cantidad de sudor que llega a la piel.
  • Desodorante. Los desodorantes pueden eliminar el olor pero no la transpiración. Por lo general, son a base de alcohol y vuelven la piel ácida, haciéndola menos atractiva a las bacterias. Los desodorantes a menudo contienen fragancias perfumadas destinadas a enmascarar los olores.

Si los antitranspirantes de venta libre no ayudan a controlar la sudoración, el médico puede indicarte un producto recetado. Estas son soluciones fuertes que pueden causar enrojecimiento, inflamación y picazón en la piel de algunas personas.

Estilo de vida y remedios caseros

Puedes hacer una serie de cuestiones por tu cuenta para reducir la sudoración y el olor corporal. Las siguientes recomendaciones pueden ayudarte:

  • Báñate a diario. Bañarse regularmente, en particular, con jabón antibacterial reduce el crecimiento de bacterias en la piel.
  • Elige prendas que se adapten a tus actividades. Para uso diario, elige telas naturales, como el algodón, la lana y la seda. Esas telas permiten que la piel respire. Para realizar actividad física, podrías optar por telas sintéticas desarrolladas para absorber la humedad de la piel.
  • Intenta aprender técnicas de relajación. Considera las técnicas de relajación, como yoga, meditación o biorretroalimentación. Estas prácticas pueden enseñarte a controlar el estrés que provoca la transpiración.
  • Haz cambios en tu dieta. Las bebidas con cafeína y los alimentos condimentados o con olor fuerte pueden hacerte sudar más o tener un olor corporal más fuerte que el habitual. Eliminar esos alimentos puede ayudarte.

Preparación antes de la cita

Es probable que primero veas al médico de atención primaria. En algunos casos, es posible que cuando llames para programar una consulta te deriven a un especialista en enfermedades de la piel (dermatólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Preparar una lista de preguntas te ayudará a sacar el mayor provecho de tu consulta. En el caso de sudoración y olor corporal, algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico son las siguientes:

  • ¿Cuáles son las causas más probables de mis síntomas?
  • ¿Esta afección suele ser temporal o duradera?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuáles podrían ser los más adecuados para mí?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetas?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Con qué frecuencia tienes estos síntomas?
  • ¿Siempre tienes estos síntomas, o van y vienen?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?

Last Updated Mar 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use