Testículo retráctil

Perspectiva general

Un testículo retráctil es un testículo que puede moverse de un lado a otro entre el escroto y la ingle. Cuando el testículo retráctil se encuentra en la ingle, se lo puede guiar fácilmente durante un examen físico con la mano hasta su posición adecuada en el escroto, la bolsa de piel que cuelga detrás del pene. Una vez liberado, el testículo permanecerá en la posición adecuada al menos temporalmente.

Para la mayoría de los niños, el problema de un testículo retráctil desaparece en algún momento antes o durante la pubertad. El testículo se mueve a su ubicación correcta en el escroto y permanece allí permanentemente.

A veces, el testículo retráctil permanece en la ingle y ya no se puede mover. Cuando esto sucede, la afección se denomina testículo ascendente o testículo no descendido adquirido.

Síntomas

Los testículos se forman en el abdomen durante el desarrollo fetal. Durante los últimos meses de desarrollo, los testículos descienden gradualmente hacia el escroto. Si este descenso no se completa al nacer, el testículo generalmente desciende en unos pocos meses. Si tu hijo tiene un testículo retráctil, el testículo originalmente descendió como debería, pero no permanece en su lugar.

Los signos y síntomas de un testículo retráctil incluyen los siguientes:

  • El testículo se puede mover con la mano desde la ingle hasta el escroto y no se retira de inmediato a la ingle.
  • El testículo puede aparecer espontáneamente en el escroto y permanecer allí por un tiempo.
  • El testículo podría desaparecer espontáneamente de nuevo por un tiempo.

El testículo retráctil es diferente del testículo no descendido (criptorquidia). Un testículo no descendido es un testículo que nunca entró en el escroto.

Cuándo debes consultar con un médico

Durante los controles periódicos para el bienestar del bebé y los controles anuales de la infancia, el médico de tu hijo examinará los testículos para determinar si descienden y se desarrollan adecuadamente. Si crees que tu hijo tiene un testículo retráctil o ascendente o si tienes otras preocupaciones sobre el desarrollo de los testículos, consulta al médico. El médico te dirá con qué frecuencia debes programar los controles para monitorear los cambios en el trastorno.

Causas

El músculo hiperactivo hace que el testículo se convierta en un testículo retráctil. El músculo cremáster es un músculo delgado en forma de bolsa en el que descansa el testículo. Cuando se contrae el músculo cremáster, tira del testículo hacia arriba. El reflejo del cremáster se puede estimular al frotar un nervio en el muslo interno y por medio de las emociones, como el miedo y la risa. El cremáster también se activa debido a un ambiente frío.

Si el reflejo es lo suficientemente fuerte, puede resultar en un testículo retráctil, sacar el testículo del escroto y hacer que suba a la ingle.

Complicaciones

Los testículos retráctiles generalmente no están asociados con complicaciones, además de un mayor riesgo de que el testículo se convierta en un testículo ascendente.

Diagnóstico

Si tu hijo tiene un testículo que no se encuentra en el escroto, el médico determinará la ubicación en la ingle. Una vez que esté ubicado, el médico intentará guiarlo suavemente hacia su posición correcta en el escroto.

Tu hijo puede estar acostado, sentado o de pie durante este examen. Si tu hijo es un niño pequeño, el médico puede hacer que se siente con las plantas de los pies juntas y las rodillas hacia los costados. Estas posiciones hacen que sea más fácil encontrar y manipular el testículo.

Si el testículo es un testículo retráctil, se moverá con relativa facilidad y no volverá a ascender de inmediato.

Si el testículo de la ingle se retira inmediatamente a su ubicación original, es muy probable que sea un testículo que no descendió.

Tratamiento

Los testículos retráctiles no requieren cirugía u otro tratamiento. Es probable que un testículo retráctil descienda por sí mismo antes o durante la pubertad. Si tu hijo tiene un testículo retráctil, el médico controlará cualquier cambio de la posición del testículo en las evaluaciones anuales para determinar si permanece en el escroto, permanece retráctil o se convierte en un testículo ascendente.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Si tu hijo tiene un testículo retráctil, puede mostrarse susceptible con respecto al aspecto. Para ayudar a tu hijo a enfrentar la situación, haz lo siguiente:

  • Explícale en términos simples qué es un testículo retráctil.
  • Recuérdale que no hay nada malo en él.
  • Explícale que la posición del testículo es algo a lo que tú, tu hijo y el médico prestarán atención y corregirán, en caso de ser necesario.
  • Ayúdalo a practicar una respuesta si se burlan o le preguntan sobre el trastorno.

Preparación antes de la cita

Generalmente, el médico de tu hijo puede diagnosticar un testículo retráctil. Sin embargo, si existe alguna duda sobre el diagnóstico o la necesidad de un tratamiento inmediato, es posible que lo deriven a un médico que se especializa en trastornos urinarios y problemas de los genitales masculinos en niños (urólogo pediátrico).

Prepárate para responder las siguientes preguntas en nombre de tu hijo o para ayudarlo a responder las siguientes preguntas:

  • ¿Se identificaron previamente ambos testículos como descendientes en un control pediátrico o anual?
  • ¿Cuándo notaste la ausencia del testículo en el escroto?
  • ¿Has observado esto antes?
  • ¿Tu hijo ha experimentado algún dolor en los testículos o en la ingle?
  • ¿Alguna vez trataron a tu hijo por una hernia?
  • ¿Tu hijo ha experimentado algún trauma en los genitales o la ingle?

Last Updated Feb 5, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use