Trastorno de despersonalización-desrealización

Perspectiva general

El trastorno de despersonalización-desrealización sucede cuando sientes en forma persistente o en repetidas oportunidades que te observas a ti mismo desde afuera de tu cuerpo, o sientes que las cosas que te rodean no son reales, o ambos. Las sensaciones de despersonalización y desrealización pueden resultar perturbadoras y es posible que sientas que estás en un sueño.

Muchas personas tienen una experiencia pasajera de despersonalización o desrealización en algún momento de sus vidas. Sin embargo, cuando estas sensaciones siguen apareciendo o nunca desaparecen del todo y afectan tu capacidad de desenvolverte, se considera que padeces un trastorno de despersonalización-desrealización. Este trastorno es más frecuente en personas que han atravesado experiencias traumáticas.

El trastorno de despersonalización-desrealización puede ser intenso e interferir en las relaciones, el trabajo y otras actividades cotidianas. El principal tratamiento para el trastorno de despersonalización-desrealización es la terapia de comunicación (psicoterapia), aunque a veces también se utilizan medicamentos.

Síntomas

Los episodios persistentes y recurrentes de despersonalización o desrealización, o ambos, ocasionan angustia y problemas para rendir en el trabajo, en la escuela o en otras áreas importantes de la vida. Durante estos episodios, estás consciente de que tu sentido de desconexión es solo una sensación y no una realidad.

Es probable que la experiencia y los sentimientos del trastorno sean difíciles de describir. La preocupación por «volverse loco» puede hacer que te preocupes por comprobar si existes y determinar qué es verdaderamente real.

Los síntomas suelen comenzar a mediados o en los últimos años de la adolescencia, o en la primera etapa de la adultez. El trastorno de despersonalización y desrealización es poco frecuente en niños y adultos mayores.

Síntomas de despersonalización

Los síntomas de despersonalización son:

  • Sentimientos de que eres un observador externo de tus pensamientos, sentimientos, tu cuerpo o partes del cuerpo, por ejemplo, como si estuvieras flotando en el aire encima de ti mismo
  • Sensación de que eres como un robot o no tienes control del habla o de los movimientos
  • La sensación de que el cuerpo, las piernas o los brazos parecen distorsionados, agrandados o encogidos, o que la cabeza está envuelta en algodón
  • Entumecimiento emocional o físico de los sentidos o las respuestas al mundo que te rodea
  • Sensación de que los recuerdos carecen de emoción y que pueden o no ser tus propios recuerdos

Síntomas de desrealización

Los síntomas de desrealización comprenden:

  • Sentimientos de estar aislado o no familiarizado con el entorno, por ejemplo, como si estuvieras viviendo en una película o en un sueño
  • Sentirte emocionalmente desconectado de las personas que te importan, como si estuvieras separado de ellas por una pared de cristal
  • Entorno que parece distorsionado, borroso, incoloro, bidimensional o artificial, o una consciencia y claridad intensificadas del entorno
  • Distorsiones en la percepción del tiempo, como sentir que acontecimientos recientes son distantes en el pasado
  • Distorsiones de la distancia, el tamaño y la forma de los objetos

Los episodios del trastorno de despersonalización-desrealización pueden durar horas, días, semanas o incluso meses a la vez. En algunas personas, estos episodios se convierten en sentimientos constantes de despersonalización o desrealización que mejoran o empeoran periódicamente.

Cuándo consultar al médico

Los sentimientos pasajeros de despersonalización o de desrealización son frecuentes y no son necesariamente un motivo de preocupación. Pero los sentimientos constantes o intensos de desconexión y distorsión del entorno son un signo de trastorno de despersonalización-desrealización u otro trastorno físico o de salud mental.

Consulta al médico si tienes sentimientos de despersonalización o de desrealización que tienen estas características:

  • Te alteran o perturban emocionalmente
  • No desaparecen o son recurrentes
  • Interfieren con el trabajo, las relaciones o las actividades diarias

Causas

No se comprende bien la causa exacta del trastorno de despersonalización-desrealización. Algunas personas pueden ser más vulnerables a sufrir despersonalización y desrealización que otras, posiblemente debido a factores genéticos y ambientales. Los estados de estrés y miedo intensificados pueden desencadenar episodios.

Los síntomas del trastorno de despersonalización-desrealización pueden estar relacionados con traumas de la infancia u otras situaciones o sucesos que causan trauma o estrés emocional grave.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de tener trastorno de despersonalización-desrealización comprenden:

  • Ciertas características de la personalidad que hacen que quieras evitar o negar situaciones difíciles, o que te resulte complicado adaptarte a ellas
  • Un trauma grave durante la infancia o la adultez, como sufrir o presenciar un suceso traumático o abuso
  • Estrés intenso, como problemas importantes de pareja, financieros o laborales
  • Depresión o ansiedad, en especial, depresión grave o prolongada, o ansiedad con ataques de pánico
  • Consumo de drogas recreativas, que puede desencadenar episodios de despersonalización o desrealización

Complicaciones

Los episodios de despersonalización o de desrealización pueden ser atemorizantes e incapacitantes. Pueden causar lo siguiente:

  • Dificultad para concentrarse en las tareas o para recordar cuestiones
  • Interferencia con el trabajo y con otras actividades diarias
  • Problemas en la relación con tu familia y con tus amigos
  • Ansiedad o depresión
  • Sensación de desesperanza

Diagnóstico

El médico puede determinar o descartar un diagnóstico de trastorno de despersonalización-desrealización partir de lo siguiente:

  • Exploración física. En algunos casos, lo síntomas de despersonalización o desrealización pueden estar relacionados con un problema de salud físico preexistente, los medicamentos, las drogas recreacionales o el alcohol.
  • Análisis de laboratorio. Algunos análisis de laboratorio pueden ayudar a determinar si los síntomas están relacionados con problemas médicos o de otra índole.
  • Evaluación psiquiátrica. El profesional de salud mental te hace preguntas acerca de tus síntomas, tus pensamientos, tus sentimientos y tus patrones de conducta, lo que puede ayudar a determinar si tienes el trastorno de despersonalización-desrealización u otros trastornos de la salud mental.
  • DSM-5. El profesional de salud mental puede utilizar los criterios para el trastorno de despersonalización-desrealización que se describen en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5) (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5), publicado por la American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría).

Tratamiento

El tratamiento del trastorno de despersonalización y de desrealización es, fundamentalmente, la terapia psicológica. Sin embargo, en ocasiones, pueden agregarse medicamentos al plan de tratamiento.

Psicoterapia

La psicoterapia, también denominada «terapia» o «terapia de conversación», es el principal tratamiento contra los trastornos de adaptación. El objetivo es controlar los síntomas para aliviarlos o hacerlos desaparecer. La terapia cognitiva conductual y la terapia psicodinámica son dos de esas psicoterapias.

La psicoterapia te puede ayudar con lo siguiente:

  • Entender por qué ocurre la despersonalización y la desrealización
  • Aprender técnicas que te distraigan de tus síntomas y te hagan sentir más conectado con tu mundo y sentimientos
  • Aprender estrategias de afrontamiento para lidiar con situaciones estresantes y momentos de estrés extremo
  • Tratar las emociones relacionadas con traumas pasados que hayas experimentado
  • Abordar otras afecciones de salud mental, como depresión o ansiedad

Medicamentos

No hay medicamentos aprobados específicamente para el tratamiento del trastorno de despersonalización y desrealización. Sin embargo, pueden utilizarse medicamentos para tratar síntomas específicos o la depresión y la ansiedad que a menudo están asociadas con el trastorno.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Si bien el trastorno de despersonalización y desrealización puede ser aterrador, darse cuenta de que es tratable puede ser alentador. Para ayudarte a afrontar el trastorno de despersonalización y desrealización:

  • Sigue el plan de tratamiento. La psicoterapia puede suponer la práctica diaria de ciertas técnicas para resolver los sentimientos de despersonalización y de desrealización. Buscar el tratamiento de forma temprana puede mejorar tus posibilidades de utilizar estas técnicas con éxito.
  • Infórmate acerca de la enfermedad. Hay libros y recursos de Internet disponibles que explican por qué se producen la despersonalización y la desrealización, y cómo enfrentarlas. Consulta con el profesional de salud mental para que te recomiende recursos y materiales educativos.
  • Conéctate con otras personas. Mantente en contacto con personas comprensivas y afectuosas, como familiares, amigos, líderes religiosos u otros.

Preparación antes de la cita

Es posible que empieces por ver a tu médico de cabecera, pero, tal vez, te deriven a un médico especializado en enfermedades del cerebro y del sistema nervioso (neurólogo) o un médico especialista en diagnosticar y en tratar trastornos mentales (psiquiatra).

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que hayas pasado por alto u olvidado.

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, haz una lista con lo siguiente:

  • Cualquier síntoma que tengas, incluso los que no parezcan estar relacionados con el motivo de la consulta
  • Tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida
  • Todos los medicamentos, las vitaminas, las hierbas u otros suplementos que estés tomando, incluso las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Estas son algunas preguntas básicas para hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Necesito alguna prueba para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles? ¿Cuál me recomiendas?
  • ¿Existen alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • ¿Debo ver a un especialista?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetas?
  • ¿Hay folletos u otro material impreso que pueda consultar? ¿Qué sitios web me recomiendas?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar preparado para responderlas te ahorrará tiempo que podrás utilizar para repasar los puntos a los que quieras dedicarle más tiempo. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté mejorando los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, los empeore?
  • ¿Tienes algún trastorno de salud a largo plazo (crónico)?
  • ¿Tienes algún problema de salud mental, como ansiedad, depresión o el trastorno de estrés postraumático?
  • ¿Qué medicamentos o suplementos de hierbas tomas?
  • ¿Tomas bebidas alcohólicas o consumes drogas recreativas?

Last Updated May 16, 2017


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use