Tricotilomanía (trastorno de arrancarse el pelo)

Perspectiva general

Trichotillomania (trik-o-til-o-MAY-nee-uh), also called hair-pulling disorder, is a mental disorder that involves recurrent, irresistible urges to pull out hair from your scalp, eyebrows or other areas of your body, despite trying to stop.

Hair pulling from the scalp often leaves patchy bald spots, which causes significant distress and can interfere with social or work functioning. People with trichotillomania may go to great lengths to disguise the loss of hair.

For some people, trichotillomania may be mild and generally manageable. For others, the compulsive urge to pull hair is overwhelming. Some treatment options have helped many people reduce their hair pulling or stop entirely.

Síntomas

Signs and symptoms of trichotillomania often include:

  • Repeatedly pulling your hair out, typically from your scalp, eyebrows or eyelashes, but sometimes from other body areas, and sites may vary over time
  • An increasing sense of tension before pulling, or when you try to resist pulling
  • A sense of pleasure or relief after the hair is pulled
  • Noticeable hair loss, such as shortened hair or thinned or bald areas on the scalp or other areas of your body, including sparse or missing eyelashes or eyebrows
  • Preference for specific types of hair, rituals that accompany hair pulling or patterns of hair pulling
  • Biting, chewing or eating pulled-out hair
  • Playing with pulled-out hair or rubbing it across your lips or face
  • Repeatedly trying to stop pulling out your hair or trying to do it less often without success
  • Significant distress or problems at work, school or in social situations related to pulling out your hair

Many people who have trichotillomania also pick their skin, bite their nails or chew their lips. Sometimes pulling hairs from pets or dolls or from materials, such as clothes or blankets, may be a sign. Most people with trichotillomania pull hair in private and generally try to hide the disorder from others.

For people with trichotillomania, hair pulling can be:

  • Focused. Some people pull their hair intentionally to relieve tension or distress — for example, pulling hair out to get relief from the overwhelming urge to pull hair. Some people may develop elaborate rituals for pulling hair, such as finding just the right hair or biting pulled hairs.
  • Automatic. Some people pull their hair without even realizing they're doing it, such as when they're bored, reading or watching TV.

The same person may do both focused and automatic hair pulling, depending on the situation and mood. Certain positions or rituals may trigger hair pulling, such as resting your head on your hand or brushing your hair.

Trichotillomania can be related to emotions:

  • Negative emotions. For many people with trichotillomania, hair pulling is a way of dealing with negative or uncomfortable feelings, such as stress, anxiety, tension, boredom, loneliness, fatigue or frustration.
  • Positive feelings. People with trichotillomania often find that pulling out hair feels satisfying and provides a measure of relief. As a result, they continue to pull their hair to maintain these positive feelings.

Trichotillomania is a long-term (chronic) disorder. Without treatment, symptoms can vary in severity over time. For example, the hormonal changes of menstruation can worsen symptoms in women. For some people, if not treated, symptoms can come and go for weeks, months or years at a time. Rarely, hair pulling ends within a few years of starting.

When to see a doctor

If you can't stop pulling out your hair or you feel embarrassed or ashamed by your appearance as a result of your hair pulling, talk to your doctor. Trichotillomania is not just a bad habit, it's a mental health disorder, and it's unlikely to get better without treatment.

Causas

The cause of trichotillomania is unclear. But like many complex disorders, trichotillomania probably results from a combination of genetic and environmental factors.

Factores de riesgo

These factors tend to increase the risk of trichotillomania:

  • Family history. Genetics may play a role in the development of trichotillomania, and the disorder may occur in those who have a close relative with the disorder.
  • Age. Trichotillomania usually develops just before or during the early teens — most often between the ages of 10 and 13 years — and it's often a lifelong problem. Infants also can be prone to hair pulling, but this is usually mild and goes away on its own without treatment.
  • Other disorders. People who have trichotillomania may also have other disorders, such as depression, anxiety or obsessive-compulsive disorder (OCD).
  • Stress. Severely stressful situations or events may trigger trichotillomania in some people.

Although far more women than men are treated for trichotillomania, this may be because women are more likely to seek medical advice. In early childhood, boys and girls appear to be equally affected.

Complicaciones

Aunque puede no parecer particularmente grave, la tricotilomanía puede tener un enorme impacto negativo en tu vida. Las complicaciones pueden incluir:

  • Angustia. Muchas personas con tricotilomanía declaran sentir vergüenza y humillación. Quizás sufran de baja autoestima, depresión, ansiedad, y consuman alcohol o drogas a causa de su trastorno.
  • Problemas con el trabajo y la actividad social. La vergüenza causada por la pérdida de pelo puede llevar a que evites las actividades sociales y oportunidades de trabajo. Las personas que tienen tricotilomanía quizás usen pelucas, se peinen de modo que disimule las zonas calvas o usen pestañas postizas. Algunas personas pueden evitar las relaciones íntimas por miedo de que se descubra su trastorno.
  • Daño a la piel y al pelo. Arrancarse el pelo constantemente puede causar cicatrices y otros problemas, incluyendo infecciones, a la piel en tu cuero cabelludo o al área específica de donde se arranca el pelo, y puede afectar permanentemente el crecimiento del cabello.
  • Bolas de pelo. Comerte el pelo puede hacer que se forme una gran bola de pelo apelmazado (tricobezoar) en tu tracto digestivo. Después de unos años, la bola de pelo puede causar pérdida de peso, vómitos, obstrucción intestinal y hasta la muerte.

Diagnóstico

La evaluación para determinar si presentas tricotilomanía puede incluir:

  • Examinar cuánto pelo has perdido
  • Hacer preguntas y hablar contigo sobre tu pérdida de pelo
  • Eliminar otras causas posibles de arrancarte el pelo o pérdida de pelo a través de exámenes determinados por tu doctor
  • Identificar cualquier trastorno físico o mental que pueda asociarse con arrancarse el pelo
  • Usar los criterios de diagnóstico en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), publicado por American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría)

Tratamiento

La investigación para el tratamiento de la tricotilomanía es limitada. Sin embargo, algunas opciones de tratamiento han ayudado a muchas personas a reducir o a detener por completo el hábito de arrancarse el pelo.

Terapia

Los tipos de terapia que pueden ser útiles para tratar la tricotilomanía incluyen:

  • Terapia de inversión del hábito. Esta terapia de conducta es el tratamiento primario para la tricotilomanía. Aprendes a reconocer las situaciones en las que tiendes a arrancarte el pelo y cómo sustituir este hábito con otras conductas. Por ejemplo puedes cerrar los puños por un momento para detener tu impulso o dirigir la mano a tu oreja en lugar de llevarla al pelo. Se puede usar otras terapias junto con la terapia de inversión del hábito.
  • Terapia cognitiva. Esta terapia puede ayudarte a identificar y examinar creencias distorsionadas que puedas tener sobre arrancarte el pelo.
  • Terapia de aceptación y compromiso. Esta terapia puede ayudarte a aprender a aceptar tus impulsos de arrancarte el pelo sin tener que actuar de acuerdo a ellos.

Las terapias que ayudan con otros trastornos de salud mental que con frecuencia están asociados con la tricotilomanía, como la depresión, la ansiedad, o el abuso de sustancias, pueden ser una parte importante del tratamiento.

Medicamentos

Aunque no hay ningún medicamento aprobado por Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos) específicamente para el tratamiento de la tricotilomanía, hay algunos que quizás ayuden a controlar ciertos síntomas.

Por ejemplo, tu doctor puede recomendarte un antidepresivo como la clomipramina (Anafranil). Otros medicamentos que la investigación sugiere pueden ser beneficiosos incluyen la N-acetilcisteína, aminoácido que afecta los neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo, y la olanzapina (Zyprexa), que es un antipsicótico atípico.

Habla con tu doctor acerca de cualquier medicamento que sugiera. Los posibles beneficios de los medicamentos siempre deben compararse con los posibles efectos secundarios.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Muchas personas con tricotilomanía informan que se sienten solas en su experiencia de tener el hábito de arrancarse el cabello. Puede ser útil unirte a un grupo de apoyo para personas con tricotilomanía, así puedes conocer a otros con experiencias similares que pueden entender lo que sientes.

Pídele a tu doctor o proveedor de salud mental que te dé una recomendación, o considera buscar un grupo de apoyo para personas con tricotilomanía por Internet.

Preparación antes de la cita

Buscar ayuda es el primer paso del tratamiento de la tricotilomanía. Es probable que primero consultes con tu médico de atención primaria o con tu dermatólogo. Este profesional puede derivarte a un proveedor de salud mental.

Qué puedes hacer

Antes de tu cita médica, prepara una lista de:

  • todos los síntomas que presentes, incluso si no parecen estar relacionados con el hábito de arrancarse el pelo. La tricotilomanía puede causar síntomas tanto físicos como mentales. Nota qué desencadena que te arranques el pelo, cómo has intentado enfrentar el problema, y los factores que lo mejoran o lo empeoran.
  • Información personal clave, incluyendo cualquier estrés importante o cambios recientes en tu vida, y si tienes antecedentes familiares de arrancar el pelo.
  • Todos los medicamentos, vitaminas, hierbas u otros suplementos que estés tomando, incluyendo las dosis y por cuánto tiempo los has estado tomando.
  • Preguntas para hacerle a tu doctor para aprovechar al máximo el tiempo de tu cita médica.

Las preguntas para hacerle a tu doctor pueden incluir:

  • ¿Qué puede haber causado este trastorno?
  • ¿Cómo se diagnostica este trastorno?
  • ¿Es algo que desaparecerá por sí mismo? ¿Hay algo que yo pueda hacer para mejorar mis síntomas?
  • ¿Qué tratamientos me recomienda?
  • Si decido tomar medicamentos, ¿cuánto tiempo llevará para que mejoren mis síntomas?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de los medicamentos que me recomienda?
  • Siendo realista, si sigo el tratamiento que me indica, ¿cuánta mejoría puedo esperar?

No dudes en hacer otras preguntas durante la cita médica.

Qué esperar del médico

Probablemente tu doctor te haga algunas preguntas. Prepárate para responderlas, para ahorrar tiempo y poder dedicarlo a repasar los puntos en los que quieras concentrarte. Quizás el doctorte pregunte:

  • ¿Cuándo comenzaste a arrancarte el pelo?
  • ¿Has intentado dejar de arrancarte el pelo? ¿Cuál fue el resultado?
  • ¿Hay ciertos momentos o situaciones en que es más probable que te arranques el pelo?
  • ¿Qué sentimientos tienes antes y después de arrancarte el pelo?
  • ¿De qué parte del cuerpo te arrancas el pelo?
  • ¿Muerdes, masticas, o tragas el pelo?
  • ¿Cómo se han visto afectados tu trabajo, la escuela, o tus interacciones sociales porque te arranques el pelo ?
  • ¿Te has hecho algún tratamiento (medicamentos o terapia) por arrancarte el pelo o por otros trastornos emocionales?

Last Updated Jul 18, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use