Urticaria y angioedema

Perspectiva general

La urticaria, también denominada sarpullido, es una reacción cutánea que causa ronchas con picazón, cuyo tamaño varía desde manchas pequeñas hasta manchas grandes. La urticaria puede ser provocada por muchas situaciones y sustancias, incluida la exposición a ciertos alimentos o medicamentos.

El angioedema puede surgir con urticaria o solo, y causar hinchazón en las capas más profundas de la piel, a menudo alrededor de la cara y los labios. La urticaria y el angioedema son comunes. La mayoría de las veces, son inofensivos, desaparecen en un día y no dejan marcas duraderas, incluso sin tratamiento.

Por lo general, la urticaria y el angioedema se tratan con medicamentos antihistamínicos. El angioedema puede ser potencialmente mortal si la hinchazón hace que la garganta o la lengua bloqueen las vías respiratorias.

Urticaria en piel clara

La urticaria puede estar acompañada de angioedema, que causa ronchas rojas e hinchadas.

Urticaria en piel oscura

La urticaria son ronchas enrojecidas que pican y que pueden desencadenarse por la exposición a ciertos alimentos, medicamentos u otras sustancias.

Síntomas

Urticaria

Las ronchas asociadas con la urticaria pueden ser:

  • Rojizas
  • Una comezón de leve a intensa
  • Redondas, ovaladas o en forma de gusano
  • Tan pequeñas como una arveja o tan grandes como un plato

En la mayoría de los casos, la urticaria aparece rápidamente y desaparece en 24 horas. La urticaria crónica puede durar meses o años.

Angioedema

El angioedema es una reacción similar a la urticaria que afecta las capas más profundas de la piel. Puede aparecer con urticaria o sola. Los signos y síntomas incluyen los siguientes:

  • Ronchas que se forman en cuestión de minutos a horas
  • Hinchazón y enrojecimiento, especialmente alrededor de ojos, mejillas o labios
  • Dolor o calor en las áreas afectadas

Cuándo debes consultar al médico

Por lo general, los casos leves de urticaria o angioedema se pueden tratar en el hogar. Consulta a tu médico si los síntomas continúan durante más de unos pocos días.

Si crees que la urticaria o el angioedema fueron causados por una alergia conocida a alimentos o medicamentos, los síntomas pueden ser un signo temprano de una reacción anafiláctica. Debes buscar atención de emergencia si sientes que la lengua, los labios, la boca o la garganta están hinchados, o si tienes dificultad para respirar.

Angioedema

El angioedema puede causar ronchas grandes debajo de la superficie de la piel, especialmente en ojos y labios. El angioedema también puede afectar las manos, pies y garganta.

Causas

La urticaria y el angioedema pueden ser causados por:

  • Alimentos. Muchos alimentos pueden desencadenar reacciones en personas con sensibilidad. Los mariscos, el pescado, el maní (cacahuate), los frutos secos, la soja, el trigo, los huevos y la leche son agentes causales frecuentes.
  • Medicamentos. Muchos medicamentos pueden causar urticaria o angioedema. Los agentes responsables comunes incluyen penicilina, aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), naproxeno sódico (Aleve) y medicamentos para la presión arterial.
  • Alérgenos en el aire. El polen y otros alérgenos que inhalas pueden desencadenar la urticaria, algunas veces acompañada de síntomas de las vías respiratorias superiores e inferiores.
  • Factores ambientales. Los ejemplos incluyen la luz solar, la vibración, como por ejemplo al usar una cortadora de césped, duchas o baños calientes, la presión sobre la piel, como por la ropa apretada o al rascarse, el estrés emocional, las picaduras de insectos y el ejercicio.
  • Tratamientos médicos o afecciones preexistentes. La urticaria y el angioedema también ocurren ocasionalmente en respuesta a transfusiones sanguíneas e infecciones provocadas por bacterias o virus como el de la hepatitis y el VIH.

A menudo, no se puede identificar una causa específica, especialmente en el caso de la urticaria crónica.

Factores de riesgo

La urticaria y el angioedema son comunes. Puedes tener un mayor riesgo de urticaria y angioedema si:

  • Has tenido urticaria o angioedema antes
  • Has tenido otras reacciones alérgicas
  • Tienes antecedentes familiares de urticaria, angioedema o angioedema hereditario

Complicaciones

El angioedema grave es potencialmente mortal si la hinchazón de la garganta o de la lengua bloquea las vías respiratorias.

Prevención

Para reducir tu probabilidad de experimentar urticaria o angioedema, toma las siguientes precauciones:

  • Evita los desencadenantes conocidos. Si sabes lo que te provocó la urticaria, trata de evitar esa sustancia.
  • Báñate y cámbiate de ropa. Si el polen o el contacto con animales han desencadenado tu urticaria en el pasado, toma un baño o una ducha y cámbiate de ropa si estás expuesto al polen o a los animales.

Diagnóstico

El médico examinará cualquier roncha o área de hinchazón y analizará con cuidado los antecedentes médicos para identificar las posibles causas de tus signos y síntomas. En algunos casos, se te puede solicitar que te sometas a una prueba cutánea de alergia u otras pruebas.

Tratamiento

Si tus síntomas son leves, es posible que no necesites tratamiento. La urticaria y el angioedema a menudo desaparecen por sí solos. Pero el tratamiento puede ofrecer alivio para el picor intenso, las incomodidades graves o los síntomas que persisten.

Medicamentos

Los tratamientos para la urticaria y el angioedema pueden incluir medicamentos recetados, por ejemplo:

  • Medicamentos contra la picazón. El tratamiento estándar para la urticaria y el angioedema son los antihistamínicos que no producen somnolencia. Estos medicamentos reducen la picazón, la hinchazón y otros síntomas de alergia. Están disponibles sin receta médica o con receta médica.
  • Medicamentos antiinflamatorios. Para la urticaria grave o el angioedema, los médicos a veces pueden recetar un fármaco corticoesteroide oral (como la prednisona) para reducir la hinchazón, el enrojecimiento y la picazón.
  • Medicamentos que suprimen el sistema inmunitario. Si los antihistamínicos y los corticoesteroides son ineficaces, tu médico podría recetarte un medicamento capaz de calmar un sistema inmunitario hiperactivo.

Situaciones de emergencia

En caso de una ataque grave de urticaria o angioedema, es posible que necesites ir a una sala de urgencias para que te den una inyección urgente de epinefrina, un tipo de adrenalina. Si tuviste un ataque grave o si se repiten los ataques a pesar del tratamiento, el médico puede darte un dispositivo similar a una pluma para que lo lleves contigo, que te permitirá autoinyectarte epinefrina ante una urgencia.

Estilo de vida y remedios caseros

Si estás experimentando urticaria leve o angioedema, estos consejos pueden ayudar a aliviar tus síntomas:

  • Evita los factores desencadenantes. Estos pueden incluir alimentos, medicamentos, polen, caspa de mascotas, látex y picaduras de insectos. Si crees que un medicamento te causó la erupción, deja de usarlo y comunícate con tu proveedor de atención primaria.
  • Usa un medicamento contra la picazón de venta libre. Un antihistamínico oral de venta libre, como loratadina (Claritin), cetirizina (Zyrtec Allergy) o difenhidramina (Benadryl Allergy, otros), puede ayudar a aliviar la picazón. Considera si prefieres un tipo que no cause sopor. Pregúntale a tu farmacéutico acerca de las opciones.
  • Aplica un paño frío. Cubrir el área afectada con un paño frío puede ayudar a calmar la piel y evitar rascarse.
  • Toma un baño fresco y confortable. Encuentra alivio para la comezón en una ducha o baño fresco. Algunas personas también se pueden beneficiar al bañarse en agua fría rociada con bicarbonato de sodio o polvo de avena (Aveeno, otros), pero esta no es una solución para el control a largo plazo de la comezón crónica.
  • Usa ropa suelta de algodón de textura suave. Evita usar ropa áspera, apretada, áspera o hecha de lana. Esto te ayudará a evitar la irritación de la piel.
  • Evita el sol. Cuando estés al aire libre, busca sombra para ayudar a aliviar la incomodidad.

Preparación antes de la cita

Es probable que empieces por consultar con el médico de atención primaria. En algunos casos, cuando llamas para programar una consulta, es posible que te deriven de inmediato a un especialista en enfermedades de la piel (dermatólogo) o a un especialista en alergias.

Qué puedes hacer

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a prepararte para la cita.

  • Anota tus signos y síntomas, cuándo ocurrieron y cuánto tiempo duraron.
  • Anota cualquier medicamento que estés tomando, incluidos vitaminas, hierbas y suplementos. Aun mejor, lleva los frascos originales y una lista de las dosis y las instrucciones.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico.

Para la urticaria y el angioedema, estas son algunas de las preguntas que puedes hacer:

  • ¿Qué puede estar provocando los síntomas?
  • ¿Necesito alguna prueba para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles de los síntomas?
  • ¿Es probable que el trastorno sea temporal o crónico?
  • ¿Cuáles serían las mejores medidas para tomar?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que me indican?
  • ¿Necesito medicamentos recetados o puedo usar medicamentos de venta libre para tratar la afección?
  • ¿Qué resultados puedo esperar?
  • ¿Puedo esperar a ver si la afección desaparece sola?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Qué aspecto tenía la reacción de la piel cuando apareció por primera vez?
  • ¿Los síntomas cambiaron con el tiempo?
  • ¿Notaste algo que empeore o mejore los síntomas?
  • ¿Las lesiones en la piel te dan picazón mayormente o te provocan una sensación de escozor, ardor o pinchazos?
  • ¿Las lesiones en la piel desaparecen por completo sin dejar hematomas o marcas?
  • ¿Sabes si tienes alguna alergia?
  • ¿Alguna vez tuviste una reacción de la piel similar?
  • ¿Probaste un alimento nuevo por primera vez, cambiaste de producto para lavar la ropa o adoptaste una mascota nueva?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos recetados y de venta libre estás tomando?
  • ¿Empezaste a tomar algún medicamento nuevo o comenzaste un tratamiento nuevo con un medicamento que ya habías tomado antes?
  • ¿Notaste cambios recientes en tu estado de salud general? ¿Tuviste algún episodio de fiebre o bajaste de peso?
  • ¿Alguien más de tu familia tuvo esta clase de reacción de la piel alguna vez? ¿Sabes si otros familiares tienen alergias?
  • ¿Qué tratamientos caseros utilizaste?

Last Updated Mar 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use