Válvula aórtica bicúspide

Perspectiva general

Algunas personas nacen con una válvula aórtica bicúspide, lo cual significa que la válvula aórtica —ubicada entre la cavidad cardíaca inferior izquierda (ventrículo izquierdo) y la arteria principal que transporta sangre al cuerpo (aorta)— tiene solo dos valvas (bicúspide) en lugar de tres. Algunas personas también pueden nacer con una valva (unicúspide) o con cuatro valvas (cuadricúspide), pero no es frecuente.

Una válvula aórtica bicúspide puede ocasionar el estrechamiento de la válvula aórtica del corazón (estenosis de la válvula aórtica). Este estrechamiento impide que la válvula se abra por completo, lo que reduce u obstruye el flujo sanguíneo del corazón al cuerpo. En algunos casos, la válvula aórtica no se cierra bien, lo que provoca que se filtre sangre en sentido inverso hacia el ventrículo izquierdo (insuficiencia valvular aórtica). La mayoría de las personas que tienen una válvula aórtica bicúspide no sufren problemas valvulares hasta llegar a la adultez o, en algunos casos, hasta convertirse en adultos mayores. Es posible que algunos niños con válvula aórtica bicúspide tengan problemas valvulares.

Algunas personas con válvula aórtica bicúspide podrían tener agrandada la aorta, que es el vaso sanguíneo principal que proviene del corazón. También existe un mayor riesgo de padecer disección aórtica.

Válvula aórtica bicúspide con estenosis

Algunas personas nacen con una válvula aórtica que tiene dos valvas (válvula aórtica bicúspide) en vez de tres. Esta válvula puede funcionar como cualquier otra válvula aórtica. Sin embargo, puede provocar un estrechamiento o una obstrucción de la abertura de la válvula aórtica (estenosis de la válvula aórtica), lo cual dificulta el bombeo de sangre del corazón a la aorta. También puede provocar una filtración de sangre que vuelve de la aorta al ventrículo izquierdo (insuficiencia valvular aórtica), lo cual aumenta el volumen de sangre que debe bombear el corazón con cada latido.

Diagnóstico

El médico puede revisar tus signos y síntomas, analizar tu historia clínica y tus antecedentes familiares, y hacerte una exploración física. Es posible que el médico te escuche el corazón con un estetoscopio para determinar si presentas un soplo cardíaco que pueda indicar que tienes una válvula aórtica bicúspide. La válvula aórtica bicúspide también podría diagnosticarse al realizar pruebas para otra afección.

Generalmente, los médicos realizan un ecocardiograma para diagnosticar una válvula aórtica bicúspide. Un ecocardiograma usa ondas sonoras para producir imágenes de video del corazón en movimiento. Los médicos pueden usar esta prueba para evaluar la válvula aórtica, la aorta, las cavidades cardíacas y el flujo sanguíneo a través del corazón.

Es posible que se lleven a cabo otras pruebas de diagnóstico por imágenes si los médicos necesitan información adicional para diagnosticar tu afección.

Tratamiento

Los niños y los adultos con válvula aórtica bicúspide necesitarán controles regulares para detectar cualquier cambio en su afección, como problemas en las válvulas o una aorta agrandada, por parte de médicos especializados en enfermedades cardíacas congénitas (cardiólogos especialistas en enfermedades congénitas).

Con el tiempo, es posible que necesites tratamiento para los problemas de las válvulas cardíacas, como estenosis de la válvula aórtica, insuficiencia valvular aórtica o agrandamiento de la aorta.

En función de tu afección, el tratamiento puede comprender lo siguiente:

Reemplazo de la válvula aórtica

En un reemplazo de válvula aórtica, el cirujano extrae la válvula aórtica dañada y la reemplaza con una válvula mecánica o de tejido de corazón de vaca, de cerdo o humano (válvula de tejido biológico). A veces es posible hacer otro tipo de reemplazo de la válvula con tejido biológico en el que se usa tu propia válvula pulmonar.

Las válvulas de tejido biológico se deterioran con el tiempo y es posible que, a la larga, deban reemplazarse. Las personas con válvulas mecánicas necesitarán tomar medicamentos anticoagulantes de por vida para prevenir la formación de coágulos sanguíneos. El médico hablará contigo acerca de los riesgos y beneficios de cada tipo de válvula y analizará qué válvula puede ser adecuada para ti.

Valvuloplastia con balón

En la valvuloplastia con balón, el médico inserta un catéter con un balón en la punta dentro de una arteria de la ingle y lo conduce hasta la válvula aórtica. Luego, el médico infla el balón, que expande la abertura de la válvula. A continuación, se desinfla el balón y se retira, junto con el catéter. Con este procedimiento, se puede tratar la estenosis de la válvula aórtica en bebés y niños, pero la válvula tiende a volver a estrecharse en los adultos que se someten al procedimiento. Además de alivio de la estenosis, algunas personas pueden presentar un aumento de la regurgitación aórtica después del procedimiento.

Reparación de válvula aórtica

En general, no se realiza una reparación de la válvula aórtica para tratar una válvula aórtica bicúspide. Para reparar una válvula aórtica, los cirujanos podrían separar las aletas (valvas) de las válvulas que se hayan fusionado, o remodelar o eliminar el exceso de tejido de la válvula para que las valvas puedan cerrarse bien.

Cirugía de la raíz aórtica y de la aorta ascendente

En este procedimiento, los cirujanos extraen la sección agrandada de la aorta ubicada cerca del corazón. Luego, la reemplazan por un conducto sintético (injerto), que se cose en el lugar. Durante este procedimiento, también puede reemplazarse o repararse la válvula aórtica.

En algunos casos, los médicos pueden reemplazar la sección agrandada de la aorta y la válvula aórtica permanece en su lugar.

Atención de por vida

Una vez que se haya diagnosticado la válvula aórtica bicúspide, se necesitará atención médica de por vida por parte de cardiólogos pediátricos para los niños y de cardiólogos congénitos para los adultos, además de consultas de seguimiento para detectar cambios en la afección.

La válvula aórtica bicúspide puede ser hereditaria. Por este motivo, los médicos suelen recomendar que todos los familiares de primer grado —padres, hijos y hermanos— de las personas con válvula aórtica bicúspide se realicen un ecocardiograma.

Reemplazo con válvula biológica

En el reemplazo con válvula biológica, una válvula biológica o de tejido reemplaza la válvula dañada.

Reemplazo con válvula mecánica

En un reemplazo con válvula mecánica, se reemplaza la válvula dañada con una mecánica.

Last Updated Aug 2, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use