Aspirina durante el embarazo: ¿Es segura?

Generalmente, la aspirina no se recomienda durante el embarazo a menos que tengas ciertas afecciones médicas.

A veces se recomienda una dosis baja de aspirina (60 a 100 miligramos [mg] diarios) para embarazadas con pérdida recurrente del embarazo, trastornos de coagulación y preeclampsia.

Sin embargo, el uso de dosis más altas de aspirina plantea varios riesgos dependiendo de la etapa del embarazo. Durante el primer trimestre, el uso de dosis más altas de aspirina plantea una preocupación por la pérdida del embarazo y los defectos congénitos. Tomar dosis más altas de aspirina durante el tercer trimestre aumenta el riesgo de cierre prematuro de un vaso en el corazón del feto. El uso de altas dosis de aspirina durante largos períodos en el embarazo también aumenta el riesgo de sangrado en el cerebro de los bebés prematuros.

Si necesitas tomar aspirina durante el tercer trimestre del embarazo, es probable que tu proveedor de atención de la salud los controle de cerca tanto a ti como a tu bebé.

La dosis baja de aspirina típica de venta libre es de 81 mg (anteriormente conocida como aspirina para bebés). Si necesitas tomar un analgésico durante el embarazo, habla con tu proveedor de atención de la salud sobre las opciones. Este podría sugerirte el uso ocasional de acetaminofeno (Tylenol, otros) en lugar de aspirina.

Last Updated Jan 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use