Cómo curar la piel agrietada en la punta del pulgar

Depende de lo que esté causando la piel seca. Por ejemplo, si lavas los platos con agua caliente con frecuencia, usa guantes. O si a menudo te lavas las manos con jabones fuertes y secantes, cambia a un jabón más suave si es posible y enjuágate bien.

Comienza a sanar las puntas de tus pulgares sellando las grietas con un vendaje líquido e hidratando tus manos varias veces al día, en especial mientras aún están húmedas del lavado. Usa un humectante espeso, como CeraVe, Eucerin o Cetaphil.

También puede ser útil tratar la piel afectada con una crema más espesa a base de aceite o con vaselina (Vaseline, ungüento curativo Aquaphor u otros) mientras duermes. Como parte de tu rutina a la hora de acostarte, aplica el humectante en la piel seca y agrietada de las puntas de los pulgares y cúbrelas con guantes de algodón o gasa asegurada con cinta adhesiva.

Last Updated Jan 23, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use