Dientes de leche: ¿cuándo comienzan a perderlos los niños?

Por lo general, los dientes de leche de un niño (primeros dientes) comienzan a aflojarse y a caerse aproximadamente a los 6 años para hacer espacio para los dientes permanentes. Sin embargo, a veces puede retrasarse hasta un año.

Los primeros dientes de leche que se caen suelen ser los dos dientes frontales inferiores (incisivos centrales inferiores) y los dos dientes frontales superiores (incisivos centrales superiores), seguidos por los incisivos laterales, primeros molares, caninos y segundos molares.

Normalmente, los dientes de leche permanecen en su lugar hasta que los dientes permanentes los empujan. Si un niño pierde un diente de leche antes de tiempo por una caries dentaria o un accidente, un diente permanente podría ocupar el espacio vacío. Esto puede amontonar los dientes permanentes y hacer que se tuerzan.

Es importante comenzar a practicar buenos hábitos de higiene bucal tan pronto como salga el primer diente de leche de tu hijo. Cuando tu hijo empiece a perder los dientes de leche, insiste en la importancia del cuidado dental adecuado. Por ejemplo:

  • Recuérdale a tu hijo que se cepille los dientes por lo menos dos veces al día. Supervisa y ofrece ayuda según sea necesario.
  • Ayuda a tu hijo a limpiarse entre los dientes todos los días.
  • Sigue una dieta saludable y limita los alimentos y las bebidas con azúcar.
  • Programa visitas regulares al dentista para tu hijo.

Con el cuidado adecuado, puedes ayudar a que los dientes permanentes de tu hijo duren toda la vida.

Last Updated Jan 5, 2022


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use