Dientes de leche: ¿cuándo comienzan a perderlos los niños?

En general, los dientes de leche (dientes primarios) de un niño comienzan a aflojarse y caerse alrededor de los 6 años para dejar espacio para los dientes permanentes. Sin embargo, a veces, este proceso puede retrasarse hasta un año.

Los primeros dientes de leche que se caen suelen ser los dos dientes frontales inferiores (incisivos centrales inferiores) y los dos dientes frontales superiores (incisivos centrales superiores), seguidos de los incisivos laterales, los primeros molares, los colmillos y los segundos molares.

Los dientes de leche suelen permanecer en su lugar hasta que los dientes permanentes comienzan a empujarlos. Si un niño pierde un diente de leche antes de tiempo debido a caries dentarias o a un accidente, un diente permanente podría desviarse hacia el espacio vacío. Esto puede generar el amontonamiento de los dientes permanentes y hacer que se tuerzan.

Cuando tu hijo comience a perder los dientes de leche, debes reforzar la importancia del cuidado dental adecuado. Por ejemplo:

  • Recuérdale a tu hijo que se cepille los dientes, al menos, dos veces al día. Supervísalo y ayúdalo según sea necesario.
  • Ayuda a tu hijo a usar el hilo dental todos los días.
  • Mantén una alimentación saludable y limita los tentempiés entre comidas, especialmente los que tienen alto contenido de azúcar.
  • Planifica consultas regulares con el dentista para tu hijo.

Con el cuidado adecuado, puedes ayudar a que los dientes permanentes de tu hijo le duren toda la vida.

Last Updated Nov 23, 2017


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use