Ejercicios isométricos: ¿sirven para el entrenamiento de la fuerza?

Los ejercicios isométricos son tensiones (contracciones) de un músculo o grupo de músculos en particular. Durante los ejercicios isométricos, el músculo no cambia notablemente de longitud. Además, la articulación que participa en el ejercicio no se mueve. Los ejercicios isométricos ayudan a mantener la fuerza. También pueden desarrollar la fuerza, pero no de manera eficaz. Se pueden realizar en cualquier lugar. Algunos ejemplos son la elevación de piernas o la plancha.

Debido a que los ejercicios isométricos se hacen en una posición sin movimiento, mejorarán la fuerza en una sola posición específica. Tendrías que hacer muchos ejercicios isométricos en toda la amplitud de movimiento de tus extremidades para mejorar la fuerza muscular de toda esa amplitud.

Como los ejercicios isométricos se hacen en una posición inmóvil (estática), no ayudan a mejorar la velocidad ni el rendimiento atlético. Sin embargo, los ejercicios isométricos pueden ser útiles para mejorar la estabilización, es decir, mantener la posición de la zona afectada. Estos ejercicios pueden ayudar porque los músculos suelen tensarse sin movimiento para ayudar a estabilizar las articulaciones y el torso.

Es posible que los ejercicios isométricos resulten útiles para alguien que tenga una lesión, lo que podría hacer que el movimiento sea doloroso. Por ejemplo, si te lesionas el manguito rotador, el proveedor de atención médica o el fisioterapeuta pueden recomendarte que hagas ejercicios isométricos. Por ejemplo, pueden proponer ejercicios que afecten al grupo de músculos que ayuda a estabilizar el hombro. Esto puede ayudar a mantener la fuerza del hombro durante la recuperación.

Es posible que el entrenamiento isométrico también resulte útil para alguien que tiene artritis. La artritis podría agravarse al utilizar los músculos para mover una articulación en toda la amplitud de movimiento. A medida que las personas con artritis hacen ejercicios isométricos y mejoran su fuerza, es posible que progresen a otros tipos de fortalecimiento muscular. Es posible que el fortalecimiento muscular ayude a reducir el dolor y mejorar la función física.

Los estudios han demostrado que los ejercicios isométricos también pueden ayudar a reducir y controlar la presión arterial. La actividad física y el entrenamiento de resistencia dinámica también pueden ayudar a reducir la presión arterial. Sin embargo, si tienes presión arterial alta, haz ejercicios a un nivel de intensidad más bajo. El ejercicio a un nivel más alto de intensidad puede causar un aumento drástico de la presión arterial durante la actividad.

Si tienes presión arterial alta o algún problema cardíaco, consulta al proveedor de atención médica antes de comenzar con ejercicios isométricos. Evita contener la respiración y hacer esfuerzos durante cualquier ejercicio de levantamiento de pesas. Es posible que esto provoque un aumento peligroso de la presión arterial.

Last Updated May 18, 2022


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use