Enfermedad desmielinizante: ¿Qué puedes hacer?

Una enfermedad desmielinizante es cualquier afección que lesiona la cubierta protectora (vaina de mielina) que rodea las fibras nerviosas del cerebro, los nervios que conducen a los ojos (nervios ópticos) y la médula espinal. Cuando la vaina de mielina se daña, los impulsos nerviosos se ralentizan o incluso se detienen, y causan problemas neurológicos.

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es la enfermedad desmielinizante más común del sistema nervioso central. En este trastorno, el sistema inmunitario ataca la vaina de mielina o las células que la producen y mantienen.

Este ataque provoca inflamación y lesiones en la vaina nerviosa y, en última instancia, en las fibras nerviosas que la rodean. El proceso puede dar lugar a varias zonas de cicatrización (esclerosis).

Otras causas

Otros tipos de enfermedades desmielinizantes y sus causas incluyen los siguientes:

  • Neuritis óptica: inflamación del nervio óptico en uno o ambos ojos
  • Trastorno del espectro de la neuromielitis óptica: inflamación y desmielinización del sistema nervioso central, especialmente del nervio óptico y la médula espinal
  • Enfermedad asociada a anticuerpos contra la glucoproteína de los oligodendrocitos de la mielina: trastorno inflamatorio del sistema nervioso central, principalmente del nervio óptico y la médula espinal
  • Mielitis transversa: inflamación de la médula espinal
  • Encefalomielitis aguda diseminada: inflamación del cerebro y la médula espinal

La esclerosis múltiple y otras enfermedades desmielinizantes suelen causar los siguientes síntomas:

  • Pérdida de la visión
  • Debilidad muscular
  • Rigidez muscular y espasmos
  • Pérdida de la coordinación
  • Alteración de la sensibilidad
  • Problemas para caminar
  • Cambios en la función de la vejiga y los intestinos

Tratamiento

No existe cura para las enfermedades desmielinizantes, pero las terapias modificadoras de la enfermedad pueden alterar el avance de la enfermedad en algunos pacientes. Se pueden combinar las terapias modificadoras de la enfermedad con el tratamiento sintomático. Los síntomas y el avance de las enfermedades desmielinizantes varían de un paciente a otro. Es importante realizar un diagnóstico temprano y analizar las opciones de tratamiento. Los objetivos del tratamiento son los siguientes:

  • minimizar los efectos de los ataques;
  • modificar el curso de la enfermedad;
  • controlar los síntomas.

Se recomienda una variedad de terapias farmacológicas según tu trastorno específico. Las estrategias para tratar los síntomas incluyen medicamentos para mejorar la capacidad de caminar, los espasmos, la disfunción de la vejiga, entre otros. La fisioterapia, la terapia ocupacional y la terapia cognitivo conductual también pueden ayudar a controlar los síntomas. Habla con tu médico sobre el mejor tratamiento para tu trastorno específico.

Last Updated Aug 11, 2022


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use