La infección por el VPH: ¿una causa de cáncer en hombres?

Sí, pero los riesgos específicos son diferentes para los hombres. La infección por VPH es muy común, pero no suele causar ningún signo o síntoma en ninguno de los dos sexos. Sin embargo, algunos tipos de VPH causan verrugas genitales.

Con frecuencia, el sistema inmunitario del cuerpo elimina el virus sin tratamiento en un plazo aproximado de dos años. Pero hasta que el virus desaparezca, puedes contagiar a tus parejas sexuales.

Ciertos tipos de VPH, conocidos como tipos de alto riesgo, pueden causar una infección persistente. Estas infecciones son las que pueden convertirse gradualmente en cáncer. El VPH puede causar cáncer de la vulva, la vagina, el pene, el ano, la parte posterior de la boca y la parte superior de la garganta (orofaringe).

Los hombres que tienen VIH —el virus que causa el SIDA— y los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres tienen un mayor riesgo de cáncer anal, de pene y de garganta en relación con la infección persistente por el VPH. Los cánceres de la orofaringe han aumentado recientemente, en particular en los hombres.

Los hombres pueden prevenir los tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales y el cáncer anal recibiendo una vacuna contra el VPH. Las vacunas contra el VPH fueron aprobadas originalmente por la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos) como una vacuna contra el cáncer de cuello uterino para niñas y mujeres jóvenes, y ahora también están aprobadas para la prevención del cáncer anal, vulvar y vaginal.

Las vacunas se recomiendan para hombres de 9 a 26 años. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos aprobó recientemente el uso de Gardasil 9 para hombres y mujeres de 9 a 45 años de edad. El mejor momento para recibir las vacunas es antes del inicio de la actividad sexual. Aunque estas vacunas aún no están aprobadas para prevenir el cáncer de pene y orofaringe relacionado con el VPH, estudios recientes sugieren que estas vacunas también pueden ser eficaces para prevenir estos cánceres.

También puedes reducir tu riesgo de contraer el VPH usando un condón cada vez que tengas relaciones sexuales, aunque aún puedes contraer una infección por el VPH en áreas que queden expuestas por el condón. Por lo tanto, el uso del condón no se considera un sustituto de la vacuna contra el VPH en las personas que reúnen los requisitos para recibirla.

Last Updated Jan 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use