Lactancia durante el embarazo: ¿es seguro?

Por lo general, es seguro seguir con la lactancia durante el embarazo, siempre y cuando la madre tenga el cuidado de alimentarse de manera saludable y beber mucho líquido. Sin embargo, la lactancia puede desencadenar contracciones uterinas leves. Si bien estas contracciones no generan preocupación durante un embarazo sin complicaciones, es probable que un proveedor de atención médica no recomiende la lactancia durante el embarazo si la madre tuvo un aborto espontáneo anteriormente o tiene antecedentes de nacimiento prematuro.

Si estás considerando la lactancia durante el embarazo, prepárate para los cambios que tu hijo lactante pueda notar. Aunque la leche materna sigue siendo nutritiva durante todo el embarazo, el contenido de la leche materna cambia y eso podría modificar el sabor de la leche. Además, es probable que la producción de leche disminuya a medida que avance el embarazo. Estos factores podrían generar que un niño lactante deje la lactancia por sí mismo antes de que nazca el bebé.

La comodidad también podría ser una preocupación. Durante el embarazo, es común que haya sensibilidad en los pezones y dolor en las mamas. Las molestias pueden intensificarse en el momento de la lactancia. El cansancio relacionado con el embarazo también puede plantear dificultades.

Last Updated Jun 11, 2022


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use