Pérdida del gusto y el olfato: ¿Es natural con el envejecimiento?

La disminución del gusto y el olfato es normal con el avance de la edad, en especial, después de los 60 años. Sin embargo, otros factores pueden influir en la disminución del gusto y el olfato, entre ellos:

  • Problemas nasales y sinusales, como alergias, sinusitis o pólipos nasales
  • Ciertos medicamentos, incluidos los betabloqueantes e inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA)
  • Problemas dentales
  • Tabaquismo
  • Lesión o tumor en la cabeza o rostro
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Enfermedad de Parkinson

La disminución del gusto y el olfato puede tener un impacto significativo en la calidad de vida, lo que suele tener como resultado menos apetito y nutrición deficiente. Algunas veces, la disminución del gusto y el olfato contribuye a la depresión. La disminución del gusto y el olfato también podría tentarte a condimentar los alimentos con sal o azúcar en exceso para realzar el sabor, lo cual podría ser un problema si tienes presión arterial alta o diabetes.

Si notas una disminución del gusto y el olfato, consulta con tu médico. Aunque no se puede revertir la disminución del gusto y el olfato por la edad, algunas de sus causas son tratables. Por ejemplo, el médico podría cambiar tus medicamentos si están contribuyendo al problema. También se pueden tratar muchas afecciones nasales y sinusales y problemas dentales. Si fumas, dejar de hacerlo puede ayudar a restaurar tu sentido del olfato.

Si es necesario, tu médico podría recomendar la consulta con un alergista, otorrinolaringólogo, neurólogo u otro especialista.

Last Updated Dec 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use